DECLARACIÓN DE SAN JUAN

En el plano organizativo, los reunidos se limitaron a elegir, por votación libre, una comisión Coordinadora de enlace por un término de seis meses formada por cinco delegados residentes en Cuba: Guillermo Fariñas, Saylí Navarro, Juan Carlos González Leiva, René Gómez Manzano y el Pr. Mario Félix Lleonart; y cuatro del exilio: Guillermo Toledo, Sylvia iriondo, Ana Carbonell y Rosa María Payá. Tomando en cuenta el destacado papel que desempeñó en la preparación y celebración del Encuentro, fue escogido como coordinador el licenciado Guillermo Toledo. La organización de los contactos entre quienes residen en Cuba recayó en el Pr. Mario Félix Lleonart.

En el plano organizativo, los reunidos se limitaron a elegir, por votación libre, una comisión Coordinadora de enlace por un término de seis meses formada por cinco delegados residentes en Cuba: Guillermo Fariñas, Saylí Navarro, Juan Carlos González Leiva, René Gómez Manzano y el Pr. Mario Félix Lleonart; y cuatro del exilio: Guillermo Toledo, Sylvia iriondo, Ana Carbonell y Rosa María Payá. Tomando en cuenta el destacado papel que desempeñó en la preparación y celebración del Encuentro, fue escogido como coordinador el licenciado Guillermo Toledo. La organización de los contactos entre quienes residen en Cuba recayó en el Pr. Mario Félix Lleonart.

Entre los días 13 y 15 de agosto del 2015, sesionó en San Juan, Puerto Rico, el primer Encuentro Nacional Cubano.  
Participaron 23 organizaciones del Archipiélago y 32 del exilio, debidamente representadas por más de un centenar de sus dirigentes.  El evento fue organizado por Cubanos Unidos de Puerto Rico.
Nos animaba el propósito de buscar vías para conciliar la labor de las fuerzas pro-democráticas con el compromiso de restaurar la soberanía a los ciudadanos cubanos y todos sus derechos fundamentales.  A esos efectos,  afirmamos que, para lograr la libertad plena del pueblo cubano y un genuino estado de derecho, no son negociables ninguno de los siguientes principios:
-La libertad incondicional de todos los presos políticos y la derogación de  todas las leyes que atenten contra las libertades fundamentales;
-La libertad de expresión, de prensa, de asociación, de reunión, de manifestación pacífica, de profesión y religión; y
-La participación del pueblo en toda decisión de la nación, la legalización de todos los partidos políticos y las elecciones libres y pluripartidistas.
El Encuentro Nacional Cubano también acordó:
1) Trabajar en la campaña por un plebiscito vinculante en favor de las elecciones libres, justas y plurales, bajo condiciones democráticas, que garanticen la soberanía de los ciudadanos.
2) Respaldar y suscribir el Acuerdo por la Democracia en Cuba, de 1998. 
3) Promover la estrategia de la lucha no-violenta,  facilitando  la capacitación de los luchadores pro-democráticos en las metodologías de la desobediencia civil.
4) Trabajar para derrumbar el muro cibernético en Cuba y esforzarse para que la oposición interna tenga los recursos tecnológicos con los que continuar la movilización ciudadana.
Se expusieron varios trabajos enfocados hacia el progreso material y espiritual de la Nueva Cuba, los que serán definidos en un segundo Encuentro Nacional Cubano.
Se estableció una Comisión Coordinadora de Enlace, por un término de seis meses, cuya tarea fundamental será dar seguimiento a los puntos aquí acordados y comunicárselos a todas las organizaciones, en el espíritu de unir la oposición interna y externa.
Para nosotros tiene hoy más vigencia que nunca la frase martiana que nos proponemos cumplir: “Juntarnos es la palabra de orden”.
San Juan, Puerto Rico, 15 de agosto de 2015.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *