Una espera que actúa: bosquejo de mi sermón en Waldorf, domingo 12 de marzo

Lectura Devocional: 2 Tesalonicenses 2.1-12

Texto para sermón: 2 Tesalonicenses 3:6-15

INTRODUCCIÓN: Para hermanos de la iglesia en Tesalónica que tendían a la vagancia las palabras de Pablo en la primera carta, malinterpretadas, vinieron a servir como una excusa para justificar su pecado. Fue necesario que Pablo escribiese esta segunda carta en la que además de hacer aclaraciones escatológicas refuerza el mensaje que ya había dado en la primera carta de la necesidad de trabajar.

  1. ¿EN QUÉ CONSISTE NUESTRA  ESPERANZA?: 2 Tesalonicenses 2.1-12 (Romanos 8:23-24, 2 Pedro 3:13) Cristo murió, resucitó, está a la diestra del Padre donde intercede por nosotros, y viene por nosotros. Dos palabras relacionadas: 1 Corintios 16:22, Maranatha; 1 Tesalonicenses 4:15, Parusía.
  2. ¿CÓMO EJERCEMOS NUESTRA ESPERANZA?: (Proverbios 26:13, Hebreos 12:12, Juan 6:27) La esperanza genuina no es pasiva, por el contrario, mientras más fuerte más activa.

CONCLUSIÓN: Encontrar el equilibrio entre nuestra esperanza futura y nuestra necesidad de actuar aquí y ahora es uno de los retos del cristiano. Vivir con los ojos en el cielo pero con los pies bien puestos en la tierra es algo que no siempre conseguimos. Sin embargo esa esperanza y esa realidad no están reñidas. Entendamos y vivamos a plenitud en este Ya, aunque Todavía No.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *