Una oficina que sobra, y que nunca debió estar (III)

Desde 2007 mi esposa Yoaxis Marcheco y yo fungimos también como profesores adjuntos del Seminario Teológico Bautista «Luis Manuel González Peña» de la iglesia Bautista «La Trinidad» de la ciudad de Santa Clara. A esto también se opone la magnánima Oficina, y no solo lo ha dado a conocer verbalmente, sino que lo evidencia desde hace meses mediante la inoperatividad de la cuenta bancaria de esta como cliente No. 287 en el Banco Financiero Internacional (BFI). Se trata de la cuenta en divisas de alrededor de 27000 USD que permanecen inaccesibles bajo el No. de cuenta 030000000028738. Por supuesto, aquí las sanciones políticas también son compartidas con el Reverendo Homero Carbonell, rector de este Seminario, y quien por más de veinte años fuera pastor de dicha iglesia, y también contra su familia que comparte sus ministerios; históricamente ellos también han sido objeto de presiones que ya en su momento denunció el Rev. Homero al jubilarse el 31 de octubre de 2011 mediante su «Carta abierta a quienes aman a nuestro Señor Jesucristo». Ahora con la cercanía del Congreso del CLAI este mes en Cuba y en un enorme arranque de hipocresía de repente la cuenta se hace operable, parece ser una gracia por el CLAI, pero ya advirtieron que solo será operativa por ocho meses. ¿PUEDE ADMITIRSE TAMAÑO DESCARO?

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *