Una oficina que sobra, y que nunca debió estar (II)

En enero 2010 esta Oficina utilizó sus redes y voceros para interferir mi traslado como pastor de la iglesia en Taguayabón a la iglesia bautista en Bejucal, entonces provincia Habana, ahora Mayabeque. Según el vocero que utilizaron para comunicarse con el pastor Iván Elio García Muñoz quien me invitaba con el apoyo de esta congregación a ser su copastor: «En Taguayabón se le ha tolerado, pero no lo harán en Bejucal». Lo cual constituyó toda una amenaza e intimidación al libre ejercicio de la libertad religiosa a la iglesia bautista en Bejucal. Ante esta coacción yo mismo dirigí carta de agradecimiento a dicha iglesia por tenerme en cuenta pero respondí que ante las amenazas referidas yo rehusaba a su invitación para evitarles las presiones anunciadas.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *