En Cuba también es tiempo de creer

La cruzada del 7 de diciembre en el monumento Nacional a la Bandera en la ciudad de Rosario, Argentina

La cruzada del 7 de diciembre en el monumento Nacional a la Bandera en la ciudad de Rosario, Argentina

Tiene lugar por estos días la Campaña Nicky Cruz Argentina bajo el slogan: ¨Tiempo de creer¨. Comenzó el 30 de noviembre en el Estadio Vicente Polimeni, Las Heras, Mendoza; continuó en San Juan el 1 y 2 de diciembre; Córdoba, 4 y 5 de diciembre; Rosario, 7 y 8 de diciembre, en pleno ‎Monumento Nacional a la Bandera y concluirá el 9 de diciembre en Buenos Aires en el Estadio Centenario Ciudad de Quilmes. Las visitas de Nicky Cruz a la Argentina se iniciaron desde 1980, la anterior a la que ahora ocurre se realizó en 2008. En cada visita el expandillero devenido en conferencista llena estadios y deja una secuela de menos pandilleros, menos narcotraficantes, menos drogadictos, y más personas con sentido en la vida, y esperanza aún para la vida venidera.

Actualmente Nicky es el líder del exitoso ministerio “Nicky Cruz Outreach” especializado en ayudar a adolescentes con problemas, posee sucursales en EE.UU, América Latina y Europa, también ha fundado varios centros de rehabilitación para los drogadictos. Su relevancia le incluyó en el Comité Honorario de The Presidential Prayer Team. Pero nada de esto hubiese sido realidad sin su trascendental conversión cuando no era más que el jefe de la temible pandilla neoyorkina de los Mau-Maus. Todo se inició cuando el predicador David Wilkerson decidió ir a compartir el evangelio entre las pandillas. Wilkerson fue quien escribió el best-seller “La Cruz y el Puñal” (The Cross and the Switchblade) donde narra la experiencia transformadora que tuvo lugar en Nicky. En 1970 esta historia fue llevada al cine en una cinta homónima donde Pat Boone representa al Reverendo David Wilkerson y Erik Estrada a Nicky Cruz. En febrero del 2000 la serie televisiva titulada “Corre Nicky, corre” se presentó en EE.UU. En coproducción con Art Linkletter, Nicky también realizó el documental “No need to Hide” . Además del best-seller de Wilkerson otros muchos libros han sido escritos sobre este caso, entre los que sobresale “The Gangster Who Cried: The story of Nicky Cruz”, de R.J. Owens. El propio expandillero tiene varios libros de su propia autoría además de ser coautor del libro, “The Magnificent Three”, con Charles Paul Conn.

Sin poner un pie en Cuba, a pesar de procurarlo y desearlo mucho, Nicky también tiene su parte en la obra de evangelización en la isla. La referida película “La Cruz y el Puñal” ha viajado de oriente a occidente promovida por las iglesias, aún desde la época de los videos ß  y ha acompañado de esa forma muchas campañas evangelisticas donde millares de personas han tenido una transformación al estilo de Nicky. Ministerios como el de ¨Alcance Victoria¨ que lidera el pastor Abel Pérez Hernández ha sido en buena medida inspirado por el ministerio de Nicky y ha recibido su respaldo: https://youtu.be/OiLPpUz2S_8 .

Junto a Nicky Cruz en su Campaña 2015 en Argentina

Junto a Nicky Cruz en su Campaña 2015 en Argentina

A pesar  de que la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba no ha concedido el permiso para que Nicky Cruz en persona pueda visitar la isla y realice cruzadas como las que ahora tienen lugar en Argentina, como mismo las ha negado a famosos evangelistas, como a los argentinos Luis Palau y Alberto Mottesi; ¡nadie podrá evitar que las vidas se sigan transformando! Por otro lado, luego de los trascendentales cambios políticos que han ocurrido en las últimas semanas  en Argentina y Venezuela se abren caminos de transformaciones  radicales para Cuba que seguramente Dios usará para poner fin a las violaciones a la libertades que ahora mismo ocurren, y para que el propio Nicky, admirado y querido por muchos cubanos desde la distancia, pueda ir a contarles en persona las grandes cosas que Dios hace. Y es que en Cuba, como para Argentina, también es tiempo de creer.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *