En Cuba también es tiempo de creer

La cruzada del 7 de diciembre en el monumento Nacional a la Bandera en la ciudad de Rosario, Argentina

La cruzada del 7 de diciembre en el monumento Nacional a la Bandera en la ciudad de Rosario, Argentina

Tiene lugar por estos días la Campaña Nicky Cruz Argentina bajo el slogan: ¨Tiempo de creer¨. Comenzó el 30 de noviembre en el Estadio Vicente Polimeni, Las Heras, Mendoza; continuó en San Juan el 1 y 2 de diciembre; Córdoba, 4 y 5 de diciembre; Rosario, 7 y 8 de diciembre, en pleno ‎Monumento Nacional a la Bandera y concluirá el 9 de diciembre en Buenos Aires en el Estadio Centenario Ciudad de Quilmes. Las visitas de Nicky Cruz a la Argentina se iniciaron desde 1980, la anterior a la que ahora ocurre se realizó en 2008. En cada visita el expandillero devenido en conferencista llena estadios y deja una secuela de menos pandilleros, menos narcotraficantes, menos drogadictos, y más personas con sentido en la vida, y esperanza aún para la vida venidera.

Sigue leyendo

Continúan las violaciones a la libertad religiosa en Cuba

Los cristianos en Cuba agradecemos el monitoreo de Solidaridad Cristiana Mundial que constantemente realiza sobre violaciones a la libertad religiosa en nuestro país. Gracias al Washington post por hacerse eco esta vez al igual que otras organizaciones como Anajure en Brasil. En particular muchas gracias por tener en cuenta el robo del terreno de nuestra iglesia bautista en Yaguajay donde otrora funcionó nuestro colegio bautista, en los tiempos en que también podíamos contribuir a la educación:

http://www.washingtonpost.com/opinions/still-a-long-way-from-religious-freedom-in-cuba/2015/06/18/1250c49c-0ef1-11e5-a0fe-dccfea4653ee_story.html

Pregunta 21 de 30: ¿Por qué cuando la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos concede su aprobación a las visitas de religiosos desde el extranjero limita tanto el movimiento de los visados exigiéndoles un rígido y extremadamente exclusivo y vigilado itinerario?

Caridad Diego Bello, actual Jefa de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos. Al fondo la foto del ¨dios¨ y la religión cuyos asuntos realmente representa.

Caridad Diego Bello, actual Jefa de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos. Al fondo la foto del ¨dios¨ y la religión cuyos asuntos realmente representa.

En nuestras treinta preguntas formuladas en 2013 referidas a evidentes violaciones a la libertad religiosa en Cuba: http://cubanoconfesante.com/?p=733, la número 21 aborda el problema del otorgamiento de visas religiosas. No resulta simple conseguir este tipo de visa para cualquier hermano en el mundo que desee visitar a Cuba con el fin de participar activamente en cualquier culto. Quienes las soliciten deberán ser los anfitriones en Cuba, generalmente homólogos del invitado dentro de la isla. En todos los casos, deberán cumplirse las condiciones de Caridad Diego Bello, Jefa de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista, y que ella resume muy bien en su frase a los líderes religiosos que se lo solicitan: “Si te portas bien”, lo cual se traduce en, al menos, no rosar ni con el petalo de una rosa al poder político adueñado de todo en la isla y cuyos asuntos son los que ella realmente representa. De quienes no han logrado legalizar su status, o sea, los que no están reconocidos por el Registro de Asociaciones del Ministerio de Justicia ni soñar con invitar a alguien.

Hay casos emblemáticos como el del reconocido evangelista internacional Alberto Motessi a quien ha sido negada cuatro veces este tipo especial de visa, a pesar de que la última vez tomaron común acuerdo para solicitarlo cuatro denominaciones evangélicas con el privilegio de encontrarse legalmente registradas. Pero aquellos que logran conseguir tal permiso especial no deberán apresurarse en cantar victoria. Por el contrario, deberán venir dispuestos a no traspasar las reglas del juego con las que su anfitrión en Cuba ha quedado comprometido con el poder polîtico. Las limitaciones en cuanto al tiempo u espacios a visitar son extremas y serán verificadas a través de diversos mecanismos dispuestos para ello. En el caso de mi denominación, por ejemplo, esto es algo tan sencillo como la advertencia de: “No se le ocurra ni acercarse al pastor fulano de tal”, de lo cual en lo personal podría contar decenas de penosas anecdotas.

De esto ni siquiera escapan las visitas papales, por el contrario. Nadie tiene dudas acerca del papel de la jerarquía católica en colocar barreras al papel que pudo ejercer Benedicto XVI en consonancia a las ansias de libertad de un pueblo esclavo, y que por ende resultó en beneficios al régimen (aquí muchos como yo más bien todavía estamos denunciando, hayando oídos sordos hasta en el Vaticano, la ola represiva desatada entonces), muy diferente al legado de Juan Pablo II. Es la razón por la que poco espera el pueblo, y si mucho el régimen, de la cercana visita del papa Francisco. Resulta obvio que ya todo al respecto está cuadrado entre los poderes político y religioso con sus bochornosos concordatos habituales.

Pregunta 18 de 30: ¿Por qué intenta aislar a determinados líderes religiosos impidiendo por todos los medios el acceso a ellos, como lo evidencia la detención e incluso deportación de extranjeros que intentan visitarles, y el sacerdote católico José Conrado es un vivo ejemplo de ello?

Escribo este post mientras visito, como parte de un fraternal encuentro con los pastortes bautistas de la provincia de Cienfuegos, Cuba, la centenaria Iglesia Bautista Emmanuel de Cruces, en la cual tengo el honor de servir como uno de los profesores de su Filial del Seminario de La Habana. Su cuota de persecución no cesó en 1965 cuando la Primavera Negra Bautista, de la cual estamos conmemorando por estos días el aniversario 50, ni en los duros años ’70 y ’80 cargados de exclusiones. Sus tribulaciones llegan mucho más acá del cambio de letra en la Constitución en 1992 cuando el Estado dejó de ser confesionalmente Ateo para declararse Laico pero continuó violando libertades. El pastor Vladimir Cabrera Vasallo ya no está al frente de esta iglesia pues recientemente se trasladó para pastorear la Iglesia Bautista en La Víbora, La Habana, quiera Dios que allí pueda realizar tan buen trabajo pastoral como el que desarrolló en Cruces, pero sin las presiones, acosos y vigilancias constantes desde unos sucesos en 2010 que tanto él como está iglesia todavía conservan muy frescos y que involucró la triste deportación de unos visitantes. Pero dejemos que sea uno de esos propios hermanos deportados, en carta que escribió posteriormente a Vladimir quien nos lo cuente. Las secuelas de ese triste incidente persiguieron a Vladimir hasta el día en que hace apenas unos meses abandonó Cruces, permaneció todo el tiempo ¨marcado¨. Agradecezco a Vladimir compartir esta carta que conserva celosamente en sus archivos y omitimos a petición suya los nombre de los visitantes. Cualquier comentario directamente a Vladimir puede hacerse a su correo: pastor.vladimir777@gmail.com

La carta (traducción al español):

Espero que usted y su flia estén bien. P.y yo estamos preocupados por el bienestar de usted y su familia. Fue evidente para nosotros que ustedes eran el blanco de la persecución mientras estábamos allá, aunque también fue una experiencia de persecución religiosa de primera mano.

Yo me alarmé cdo el oficial del gobierno se presentó y pidió nuestros pasaportes a las 6:30 AM. P. estaba todavía durmiendo y yo estaba en piyamas, no tuve tiempo de cambiarme ni para abrir la puerta. Estaba tan alarmada que no pude encontrar mi pasaporte, encontré el de P. y se lo di al oficial mientras buscaba el mío. Se lo di al oficial. Él me preguntó por los amigos que viajaron con nosotros y yo traté de cooperar con él respondiendo a sus preguntas. Tan pronto él se fue comprendí que iba directamente (inmediatamente) a la casa de ustedes.

Yo no entiendo por qué tomaron nuestros pasaportes! Para su registro y el nuestro, esto ocurrió el martes 26 de enero de 2010. Nosotros creemos que no hicimos nada malo. Tratamos de tener las visas religiosas que necesitábamos y no entendemos por qué el gobierno no nos la concedió. Apreciamos el hecho que usted nos instruyera acerca qué podíamos y qué no podíamos hacer si no teníamos visa religiosa. Los oficiales nos dijeron que no podíamos ir a un templo sin visa religiosa y que no podíamos ir a adorar. Yo hablé con personas que viajan frecuentemente a Cuba y con cubanos y me dijeron que esto no es cierto. A P. le dijeron que él no podía pararse en el culto para dar un saludo y que nosotros habíamos ido muchas veces al templo el domingo y el lunes. Como usted sabe, ambos asistimos el domingo a los servicios de la mañana y la noche, el 24 de enero de 2010. Nosotros no oramos ni enseñamos en ninguno de ellos, solamente dimos un saludo, lo cual creíamos que era permitido hacer. Además visitamos a nuestros amigos el domingo y lunes por la tarde, como hacemos usualmente cdo estamos allá. El lunes 24 de enero , usted recordará que todo el pueblo de Cruces estaba sin agua. Yo aprecio que usted buscara una pipa de agua para hacer más confortable nuestra estancia. Recuerdo que era tarde cdo usted terminó este trabajo y que la falta de agua en el pueblo causó que la cena estuviera más de lo planificado. Por esa razón nuestros amigos no se quedaron esa noche en Cienfuegos.

Me preocupé cdo usted fue citado a la estación de Policía el martes 26. Si recuerdo correctamente, ustedes dijeron que estuvo allí a las 10 AM. No recuerdo cuánto tiempo usted fue interrogado, yo creo que usted estuvo allá al menos una hora y tal vez hora y media. Estuve horrorizada que ustedes fueran multados con 1000 CUC, conociendo que podría ser imposible para ustedes tener esta cantidad de dinero. P. y yo estábamos temerosos que usted fuera puesto en prisión si no pagaba la multa. También temíamos que esto fuera usado como una razón para ser castigado por el gobierno.

Agradecí cdo usted regresó a la iglesia. Aprecio que usted nos dijera que se necesitaba que fuéramos a Cienfuegos para ser interrogados por oficiales de inmigración. Fue un poco menos intimidante oírlo de usted que del oficial que tomó nuestros pasaportes. Aprecio que tomara tiempo para explicar que seríamos interrogados individualmente, esto me ayudó a saber qué esperar. Aprecio además que usted fuera con nosotros a Cienfuegos junto a nuestro intérprete. Esto me hizo estar menos temerosa, sabiendo que ustedes estaban con nosotros y que abogaban por nosotros. Sé que este fue un sacrificio suyo porque estaba enfermo y casi no podía hablar.

Los oficiales de inmigración …, pero el interrogatorio fue intimidante. Yo lloré mucho. Pensé que era muy extraño que me preguntaran por mis hijos. Estaba tan confundida por la pregunta que no pude pensar una respuesta así que le mostré una foto de toda la familia, esto satisfizo su curiosidad por el momento. Habían 4 hombres en interrogándome, 3 de ellos en uniforme y el otro en ropa ordinaria.

Durante el interrogatorio los oficiales repetidamente me preguntaron por usted. Hicieron preguntas como ¿el pastor les dijo esto o no les dijo aquello? Ellos me preguntaron sobre lo que usted hizo cuando nosotros estábamos con usted en la iglesia. Ellos me dijeron ¿en qué tipo de actividades usted participó el domingo? ¿cuántas veces usted fue el domingo y el lunes a la iglesia? ¿estás segura? Todas las preguntas me condujeron a creer que el interrogatorio era en realidad sobre usted aunque ellos me acusaron formalmente de tener una visa impropia y me hicieron firmar un papel en el que decía que yo entendía los cargos. Pregunté si nosotros podíamos comprar las visas, pero uno de los oficiales me dijo que hablaríamos sobre eso más tarde. Se me dijo que podíamos regresar a Cuba, pero debíamos tener las visas apropiadas para hacerlo.

Agradecí que usted nos dijera que se nos permitía regresar a Cruces para recoger nuestras cosas y despedirnos de todos. Fue un poquito menos doloroso oírlo de un amigo y hermano en Cristo. Sin embargo, fue un castigo doloroso y me dolió mucho. No siento que el castigo fue apropiado para la ofensa. Traté de hacerlo todo tan honestamente como sabía. Es difícil trabajar dentro de la estructura de dos gobiernos desconociendo cada ley y requerimiento pero trato de hacer lo que puedo.

Aprecio el tiempo que tuvimos para la cena de despedida. Significa mucho para mí que algunos hermanos vinieran par decirnos adiós. Valoro la experiencia de amor y el compañerismo que tuvimos en la iglesia bautista Emmanuel y espero que seamos capaces de regresar una vez más. Aunque se nos dijo que podíamos regresar con la visa apropiada, por alguna razón me pregunto si… Uno de los oficiales de inmigración que no sería bueno para nosotros si regresáramos y que podíamos estar en problemas.

Los oficiales mandaron un ómnibus por nosotros a las 10 PM y nos llevaron a una casa de turismo en Cienfuegos el martes 26. Al llegar P. sacó dinero para pagar al conductor. El viento se llevó uno de los billetes de las manos de P.. Cuando él trató de retenerlo, su acción me causó un desmayo. ..

Estuve agradecida que usted explicara qué debíamos esperar de nosotros mientras estábamos. Nunca antes yo había estado en una casa de arresto. Además yo quiero agradecerle que usted le preguntara a los oficiales si nosotros podíamos ir a Rancho Luna a visitar a Anita y Eduardo. Aunque solo nos permitieron estar 3 horas para ir hasta allá y regresar a la casa de turismo, estoy agradecida por el tiempo que tuvimos. El miércoles por la noche Anita vino a cenar con nosotros. Le informamos a la mujer de la casa de alquiler que cenaríamos en el Jazz Club de Cienfuegos. Mientras estábamos allí un agente vino y se sentó detrás de P. y yo. Al igual que D. y Pt., él solamente ordenó un vaso de agua. Él nos observó y escuchó nuestra conversación.

No dormí bien el miércoles 27. Recuerdo que los oficiales de inmigración nos recogieron a las 6 AM el jueves 28 para llevarnos a La Habana donde nos encontraríamos con los oficiales de inmigración. No entiendo por qué nos llevaron a inmigración en La Habana. Yo entendí que íbamos a ser deportados y me causó admiración de por qué no fuimos directamente al aeropuerto.

Gracias por ir a encontrarse con nosotros en la mañana del 28 de enero. Yo sé que fue un sacrificio de su parte manejar hasta Cienfuegos a las 5:30 AM. Su presencia me confortó y agradezco que fuera a despedirnos al aeropuerto y ayudarnos con el equipaje.

Dos oficiales de inmigración nos recogieron en la casa de alquiler y de allí nos llevaron a La Habana. Viajamos a través de pequeños pueblos, por la carretera. Yo disfruté las vistas. Después de haber viajado un tiempo, paramos y recogimos a otro oficial de inmigración, el cual se sentó detrás de nosotros. Yo noté que él llevaba nuestros pasaportes. Nosotros fuimos escoltados por 3 oficiales y sentí que éramos tratados como criminales aunque ellos nos habían dicho que nuestra única ofensa o delito era no tener las visas apropiadas. En este punto comencé a llorar. P. me preguntó por qué estaba llorando y yo no pude contestar solamente permití que mis lágrimas rodaran por mi cara. Me preguntaba si este sería nuestro último viaje a Cuba y todo lo que pude hacer fue llorar.

Estoy segura que usted se preguntará qué pasó con nosotros cuando estábamos en La Habana. Fuimos llevados a un complejo del gobierno. Yo estoy suponiendo que esto tenía que ver con inmigración. No estoy segura de si usted podía acompañarnos, pero los oficiales nos dijeron que era un área restringida. Fuimos llevados a una celda de hormigón fuera del complejo. Aunque esta tenía una puerta de hierro en cada lado, los oficiales no podían vernos. Creemos que esta era una cárcel o una celda de detención. Los guardias nos observaban desde lejos y también detrás de una ventana. Nosotros nos sentamos en un banco y esperamos pacientemente. No nos dieron ninguna comida o agua y no nos permitieron ir a ninguna casa de descanso sin escolta. Estuvimos allí desde las 9:30 AM hasta la 1:30 PM, cuando 2 oficiales de inmigración nos explicaran que debían llevarnos al aeropuerto y acompañarnos hasta que abordáramos el avión. Pagamos el boleto y el impuesto de salida y fuimos llevados a la puerta por uno de los oficiales de inmigración. El permaneció con nosotros hasta que abordamos al avión, solamente entonces él nos dio nuestros pasaportes.

Me sentí tan contenta al verlo cuando llegamos al aeropuerto! Supe que usted estaría esperando por nosotros! Usted nunca nos abandonó. Incluso cuando perdimos la conexión y llegamos muchas horas más tarde e incluso cdo llegamos después de medianoche, usted siempre estuvo allí para cuidar de nosotros. Agradezco por su amistad y lealtad. Quiero que sepa que P. y yo agradecemos todo lo que usted hizo para interceder por nosotros. Sé que usted pasó mucho tiempo con los oficiales alegando a nuestro favor hasta el punto de la exasperación… Por esa razón estoy preocupada por la seguridad de usted y su familia. Tengo miedo que el gobierno continúe presionándolo personalmente y que imponga multas que usted no puede pagar. Temo que usted sea asediado ( o acosado) o puesto en prisión. Estoy preocupada por Glenda y los niños sabiendo que ellos también están sintiendo el estrés de la situación. Me doy cuenta que este estrés perjudicial para su matrimonio. P. y yo solamente sufrimos un malestar temporal mientras estuvimos allá, pero usted y su familia deben soportar estas cosas corrientemente (habitualmente). Sean fuertes y valientes. Oraremos por ustedes.

No sé si regresaremos a Cruces. Fue una experiencia de primera mano de persecución religiosa que ustedes deben soportar. P. y yo oramos por estos problemas. Por favor escriba pronto.

La Primavera Negra Bautista de 1965

Este mes de marzo fui uno de los 750 delegados que participó en la 105 Asamblea Anual de la Convención Bautista de Cuba Occidental a la que las dos iglesias bautistas en las que trabajo en Cuba se encuentran afiliadas. En general puedo resumir desde mi punto de vista que fue una buena asamblea y aplaudo la reelección de mis colegas pastores, Juan Carlos Rojas como su presidente, y Dariel Llanez como vicepresidente. Considero que el tiempo durante el cual ellos han estado presidiendo a estupendo para el crecimiento de la Obra, y en lo personal agradezco mucho  sus oraciones.

El momento más emotivo para mí fue en la mañana del viernes 13 de marzo cuando antes de su oportuna predicación, el hermano Alberto González dirigió un homenaje dedicado a nuestros hermanos pastores condenados a largas penas de prisión en abril de 1965. Hace unos días recordamos la Primavera Negra de 2003 cuando 75 periodistas independientes y opositores políticos fueron encarcelados. Los bautistas cubanos también tuvimos nuestra Primavera Negra en abril de 1965 aunque la historia no hable tanto de ella.

El pastor e historiados Marcos Antonio Ramos ha relatado estos sucesos en sus escritos: ¨Antes de 1965 los bautistas habían protestado por confiscaciones de iglesias en Buenavista, Taguayabón y Vueltas y las misioneras norteamericanas Ruby Miller y Lucille Kerrigan, que se habían negado a abandonar el país, fueron expulsadas en 1963. De los bautistas extranjeros, sólo permanecieron en Cuba el doctor Herbert Caudill, representante en el país de la Junta de Misiones Domésticas (nacionales) de los bautistas del Sur de Estados Unidos, su esposa, y su yerno David Fite, profesor de Griego en el Seminario Bautista en La Habana y su esposa. En 1965 se radicó una causa contra 48 pastores y algunos laicos, acusados de diversionismo ideológico, actividades contrarrevolucionarias, vínculos con la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y sobre todo de tráfico de divisas. La acusación más importante parece haber sido la de utilizar fondos denominacionales para cambio de moneda americana por cubana, contraviniendo disposiciones vigentes. Algunos de los detenidos, al ser juzgados, fueron condenados a largas condenas de prisión, lo cual obligó a la obra bautista de la parte occidental de Cuba a reorganizarse ante la falta de clero. El doctor Caudill perdió la vista en prisión y logró finalmente abandonar el país acompañado por Fite. Nunca antes en la historia de Cuba se había puesto en prisión por períodos tan prologados a tantos clérigos.¨ (http://www.cubancenter.org/uploads/40years10.html).

A sus 50 años el homenaje que rendimos en la 105 Asamblea Anual a nuestros hermanos en tribulación en 1965 era una obligación. El mayor homenaje que podemos rendir a ellos y a todos los que ahora mismo sufren en algún oscuro rincón de este mundo, como nuestros mártires en el Estado Islámico, es cumplir con nuestro deber cada minuto, hasta que Dios nos llame. Como una contribución les dejo con la filmación que rendimos en La Habana tomada de mi propio móvil: http://youtu.be/iNUf8JoJiXw

Pregunta 17 de 30: ¿Por qué arbitrariamente sanciona a iglesias históricamente  establecidas cuando estas adoptan alguna posición que choque con alguna de sus excluyentes e injustas posiciones políticas negándoles derechos que por ley debían corresponderles?

En 8 Aniversario de la Iglesia Bautista Resurrección en Rosalía

En 8 Aniversario de la Iglesia Bautista Resurrección en Rosalía

Febrero fue el mes de los aniversarios de fundación de las dos iglesias que pastoreo en el centro de Cuba. La Iglesia Bautista Ebenezer en Taguayabón cumplió el 2 de febrero setenta y seis años, y el 13 de febrero la Iglesia Bautista Resurrección en Rosalía celebró el octavo. Ambas están afiliadas a la Asociación Convención Bautista de Cuba Occidental desde sus fundaciones y como tales participan esta semana en su 105 Asamblea Anual. Esta Asociación de las que forman parte se encuentra legalmente registrada en Cuba desde 1905 y con las treinta y tres nuevas iglesias que se han afiliado en el marco de esta Asamblea alcanza la cifra de trescientas cuarenta y siete iglesias.

En 76 aniversario de la Iglesia Bautista Ebenezer en Taguayabón

En 76 aniversario de la Iglesia Bautista Ebenezer en Taguayabón

Sin dudas resulta un privilegio tener status «legal» para nuestras dos iglesias en un país donde tantas otras organizaciones religiosas llevan años tocando las puertas del Registro de Asociaciones del Ministerio de Justicia para conseguirlo y la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba lo ha bloqueado. Afortunadamente nuestra Asociación ya estaba allí cuando se aferró al poder el Partido único y teníamos la suficiente membresía para sobrevivir tantos años de persecución abierta. Sin embargo, tal status de «legal» no lo significa todo.

76 Aniversario de la Iglesia Bautista Ebenezer en Taguayabón

76 Aniversario de la Iglesia Bautista Ebenezer en Taguayabón

Los miembros más antiguos de la Iglesia Bautista Ebenezer en Taguayabón todavía recuerdan aquel sello oficial que bloqueó la puerta de su templo entre el 30 de noviembre de 1963 y el 31 de diciembre de 1964. Por ese mismo tiempo las vecinas iglesias bautistas de Vueltas y de Buenavista también sufrieron semejante afrenta. En el caso de la iglesia en Taguayabón la advertencia era clara: mientras el pastor Adalberto Cuellar fuera el pastor de la iglesia el sello permanecería en su lugar. Afortunadamente la iglesia no cambió a su pastor por el sello en una puerta. Pero el pastor Adalberto, todavía recordado con mucho amor por los lugareños, no soportó «afectar» a tantos hermanos y se marchó a otros campos misioneros.

El momento actual no proporciona al mismo régimen, todavía en el poder, el lujo de antaño de colocar a su antojo sellos en las puertas de los templos, pero de todas formas echa mano de otras alternativas para boicotear y presionar con tal de conseguir semejantes objetivos como el remover a «pastores incómodos». Las dos amadas iglesias han soportado durante mis años de pastorado toda clase de boicots y presiones provenientes directamente desde la cúpula de la onerosa Oficina en el Comité Central del Partido Único y llevados a cabo por los brazos de la denominada «Seguridad del Estado» de Cuba. Sean cuales sean los caminos por donde transite en el futuro nunca olvidaré el estoicismo con el que mis congregaciones me apoyaron y hago suyos cada éxito nuestro. Los ejemplos llenarían una larga lista pero baste citar solo en los dos meses y medio que transcurren de 2015 la «Operación Reyes Magos» mediante la cual se intentó frustrar, en franca violación a las libertades religiosas, estas tradicionales celebraciones en ambas iglesias a principios de enero, aunque solo consiguieron resaltarlas. O tómese nota de la falta de respuesta ante la solicitud de la imperiosa reconstrucción del techo de la iglesia en Taguayabón a pesar de haberse cursado siguiendo los procedimientos establecidos desde hace prácticamente un año y medio. Como en los años sesenta, cuando el pastor Cuellar respecto al sello en la puerta, parecería escucharse con claridad ahora: «Mientras el pastor Mario esté allí, ¡olvídense del techo!, preferimos les caiga encima a todos», como ya algunos han insinuado.

Y estamos hablando de iglesias «legales». ¿Qué podemos esperar para las clasificadas como ilegales?

El recibimiento en el aeropuerto de La Habana

En el Palacio Presidencial en Varsovia

En el Palacio Presidencial en Varsovia

Luego de dos semanas inolvidables en Polonia regresé a Cuba y como es propio de un país tomado por una dictadura totalitaria me estaban esperando en el aeropuerto. Agradezco al Diario #14YMedio por publicar mis declaraciones al respecto: 14ymedio.com/nacional/Interrogatorio-aeropuerto-Habana

Con Lech Walessa

Con Lech Walessa

Sin careta

Muestro publicaciones de UHR que promueven los DD.HH.

Muestro publicaciones de UHR que promueven los DD.HH.

Con Jeovany Hernández a su salida del Aeropuerto tras severa requicia

Con Jeovany Hernández a su salida del Aeropuerto tras severa requicia

Este sábado 30 de agosto arribó por el Aeropuerto “Abel Santamaría” de Santa Clara Jeovany Hernández, el último de los feligreses que formó parte de nuestra pequeña delegación que visitó USA este verano con el objetivo de unirnos a un convoy que visitará a Israel en próximos meses. Nuestro hermano fue sometido a un severo escrutinio y finalmente le ocuparon en calidad de retención un sobre con documentos enviados por la prestigiosa organización “Unidos por los Derechos Humanos” (UHR, por sus siglas en inglés). Según consta en el Acta de la Aduana tal retención se realiza con el objetivo de investigar pues se presume que el contenido sea “contrarrevolucionario”. Esto no sorprende puesto que en Cuba la simple mención de la frase “Derechos Humanos”, como en este caso, se asocia enseguida a subversión a consecuencia de que el sistema imperante ha violado los derechos elementales de los ciudadanos por décadas, y aunque se trate de un supuesto Estado firmante de la Declaración Universal, su verdadera naturaleza es contraria al espíritu de la Carta Internacional de Derechos Humanos. No en vano su reticencia a firmar los Pactos de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.

Mi ministerio como pastor bautista en Cuba incluye defender los DD.HH de mis conciudadanos, forma parte irrenunciable de mis roles, a nombre del Creador que nos dotó a todos “con ciertos derechos inalienables”. Por ello mi iglesia y la Convención Bautista de Cuba Occidental a la que nos afiliamos pertenecen a la Alianza Bautista Mundial (AWB) cuyos objetivos se encuentran bien identificados: Evangelización, Unidad de sus miembros, Ayuda a los necesitados, Educación Teológica y Defensa de los DD.HH. Es en el marco del último de estos objetivos que sostengo loables relaciones con organizaciones como “United for Human Rights” (UHR), de donde proceden los documentos retenidos. UHR se fundó en el 60 Aniversario de la Declaración Universal de DD.HH de la ONU y se dedica a ayudar y a unir a individuos, profesores, organizaciones y cuerpos gubernamentales para implementarla a nivel local, regional, nacional e internacional. Una de sus primordiales funciones es la educativa con el fin de procurar en la mayor medida posible una comprensión total de los DD.HH.

No sorprende que tales objetivos, tanto de la AWB como de la UHR, resulten sospechosos en cualquier país donde quienes ocupan el poder político y militar violan reiteradamente los derechos de sus ciudadanos, como sucede en Cuba. La retención de documentos provenientes de UHR cuyo tema exclusivo son los DD.HH. es lógica de parte de quienes reiteradamente los violan. Estaremos reportando tanto del tiempo de la retención como de los resultados de la investigación de estos documentos. Tal hecho, además de constituir otra violación en sí mismo, delata la naturaleza de un sistema que finge ante la ONU pero que en su territorio hace todo lo contrario burlándose constantemente de la dignidad de los cubanos. Le deja sin careta.

¡Que nadie enseñe nada, yo solo puedo enseñar!: Pregunta 7 de 30: ¿Por qué mantiene el monopolio de la educación en sus manos sin permitir abrir planteles educativos a los grupos religiosos a pesar de reconocer la necesidad imperiosa que posee el pueblo de Cuba de una educación moral y cívica que reconstruya valores que identificaban a los cubanos en el mundo y que hoy están ausentes?

El educador y filósofo cristiano José de la Luz y Caballero, pilar de la nación cubana, echa por tierra con su pensamiento el sistema de educación cubano actual.

El educador y filósofo cristiano José de la Luz y Caballero, pilar de la nación cubana, echa por tierra con su pensamiento el sistema de educación cubano actual.

Desde semanas antes al lunes 1 de septiembre cuando comience en Cuba el nuevo curso escolar, en todos sus medios el régimen hace alarde y se erige autoalabanzas por “sus bondades” al garantizar la educación desde preescolar y hasta noveno grado a todos los niños cubanos. Lo que no explicará a nadie es el porqué de tanta bondad y de seguro se sobrarán en el mundo, como suele ocurrir, ingenuos que se presten a creer, o que aparenten creer la supuesta santidad del sistema cubano. Un fenómeno de masas reciente como lo es la película “Conducta” de Ernesto Daranas ya se introdujo en este san Benito y lo deshizo.

Pero hay más aparte de las limitaciones en todo sentido del Ministerio de Educación en Cuba: a pesar de que demostrado está que el señor feudal no puede cargar con esta responsabilidad de enseñar a nuestros hijos, porque lo está haciendo mal (de educar ni hablemos, como en la salud,  no quiere perder su hegemonía en esta área. Y es que sabe que le va el hilo que le queda de vida en ello. A pesar de los más de cincuenta años de desastres transcurridos y de tejer la leyenda que en los sesenta años anteriores no hubo nada bueno, no han conseguido borrar el aporte de la enseñanza privada y en especial el de los colegios religiosos a lo largo y ancho del país. Hoy muchas instituciones religiosas dispuestas estarían, no a echar una mano, sino a ocupar incluso las riendas de la educación en Cuba. Pero como sucede con otras áreas “priorizadas” el régimen “no quiere soltar”.

Algunas iglesias incluso han ido más allá de decirlo y ofrecerlo y han intentado hacer para recibir a cambio todo tipo de ataques, acosos y prohibiciones. Pregúntesele a iglesias como las bautistas de Camajuaní o Vueltas qué sucedió con sus kindergártenes y se obtendrán amplios testimonios del por qué tuvieron que cerrarlos, o a la primera iglesia bautista de Placetas todas las odiseas para mantener abierto el suyo contra viento y marea. También en Placetas pregúntese al pastor Israel Martin Lemus por todas las peripecias que ha tenido que pasar su Iglesia Evangélica Independiente para llevar adelante su flamante proyecto de Escuela Cubana de Estudios Teológicos (ECETE) que incluye lo que me atrevo a declarar como el primer embrión de otra vez un colegio religioso en Cuba y se sabrá de qué estamos hablando. Y solo estoy poniendo ejemplos cercanos a mí geográficamente.

Cuando este próximo 1 de septiembre se escuche gritar a los niños cubanos: “Pioneros por el comunismo, ¡Seremos como el Ché!” o cuando en el acto por la apertura del nuevo curso sean leídos los mamotretos de “comunicados” dando loas a espías y posiblemente dando vivas a Hamás, entonces es probable que algunos ingenuos, si prestan atención, comiencen a entender el porqué de tanta bondad. Y toda esta carga ideológica y este absurdo adoctrinamiento político aun antes de que nuestros niños comiencen a escribir o a leer. Cuando José de la Luz y Caballero dijera su famosa frase: “Enseñar puede cualquiera, educar solo quien sea un evangelio vivo” no utilizó casualmente la palabra evangelio sino con toda intención y sentido literal. En cuanto al régimen ya hasta enseñar se le va haciendo difícil. Es hora de que “suelten” y concedan a quienes realmente pueden y quieren hacerlo toda la educación y la enseñanza. Por ello dedicamos la séptima de un total de treinta preguntas (http://cubanoconfesante.com/?p=733) que presentamos el año pasado en Washington cuestionando las supuestas libertades religiosas en Cuba invitados por Solidaridad Cristiana Mundial (CSW).

El sentido de nuestro regreso

Junto a ABeC

Junto a ABeC

En pleno concieto de ABeC

En pleno concieto de ABeC

En pleno concierto

En pleno concierto

Ya el verano terminó, y la cosecha llegó a su fin, pero nosotros seguimos sufriendo (Jeremías 8.20, Traducción en Lenguaje Actual).

Contra muchos pronósticos la pequeña delegación de nuestra iglesia que visito USA por un mes aterrizaba de vuelta a Cuba el pasado 6 de agosto. En verdad no podemos dárnoslas de superhéroes. Éramos conscientes de que nuestra acción de volver se equiparaba a descender a los infiernos mismos: para empezar nos aguardaba el calor asfixiante sin los oasis de los aires acondicionados, comenzando por el aeropuerto “Abel Santamaría” de Santa Clara; las enfermedades como dengue o cólera en su apogeo, y el ebola amenazante; las carencias de todo tipo, la desidia casi generalizada, el desorden y falta de higiene reinantes, la corrupción evidente comenzando por quienes debían combatirla, la mentira como discurso oficial a través de una propaganda tan abundante como ridícula, como para acentuar el “dime de qué alardeas y te diré de qué careces”, la desconexión a internet y los obstáculos, censura y espionajes a cualquier modo de comunicación … Todo esto, y más, lo hemos sufrido, junto al resto de nuestro pueblo cubano, mientras es harto conocido que la elite que desgobierna vive a sus anchas en sus propias mansiones, vacacionando en hoteles de lujo en escenarios paradisiacos como su fastuosa cayería norte, o en cualquier rincón del planeta, jugando golf o disfrutando de sus yates, sus áreas reservadas y sus cotos de caza, por supuesto con total protección contra las epidemias que azotan a la plebe y con una alimentación de reyes. Es la triste y contrastante realidad en este archipiélago donde un feudo lo controla todo, ahora en su peor fase, la de intentar transmutar, con ayuda de cuanto cómplice sea posible en el mundo.

Cuando trato de explicarme a mí mismo el por qué de nuestro regreso no titubeo en explicarlo más que nada en que se trata de un acto de fe y de obediencia a Dios, una ofrenda en sacrificio vivo a El que nos dio el ejemplo a través de la kenosis (encarnación) de Jesús, quien por cierto, detrás de su vida terrena, su vía crucis y su crucifixión, según las Sagradas Escrituras, descendió literalmente a los infiernos para predicar a los espíritus encarcelados. Además de la palabra empeñada a quienes nos extendieron la visa, compromisos de trabajo, relaciones afectivas, y todo lo demás que no negamos que también, a pesar de todo, nos atrae como un imán, es el ejemplo dado por Dios mismo, y el compromiso con El, el más interesado en que esta torcida realidad se transforme, lo que logró el milagro de nuestro regreso. Y debo decir que sí, que a pesar de toda esta zozobra que sufrimos, hemos sentido en muchas ocasiones por estos días la indecible satisfacción de estar y actuar paleando la miseria en esta absurda realidad. Dos escuelas de verano y dos días de festivales juveniles, auspiciados todos por el Instituto Patmos en el que trabajamos en el centro de la isla, lo han conseguido. Los escenarios han sido las comunidades donde se enclavan las iglesias bautistas “Resurrección” y “Eben Ezer”, en Rosalía y Taguayabón, respectivamente. En ello se ha ido la mayor parte de nuestras energías y recursos.

El 18 y 19 de agosto tuvo lugar la escuela de verano en Rosalía, y del 21 al 24 en Taguayabón. En Rosalía el tema principal y nuestra oración fue la paz en el Medio Oriente, especialmente en Jerusalén, y además del estudio de la Biblia en textos centrales como el Salmo 122 y Mateo 23.37, utilizamos como materiales auxiliares el documental “Bridge over the Wadi” del proyecto de cine de la “Rabinovich Foundation” producido por Heymann Brothers Films (Tomer y Barak Heymann), anuncios públicos de los treinta artículos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y el video musical “United” producidos por “Youth for Human Rights” y “United for Human Rights”, materiales del Centro Simon Wiesenthal, y la música usada proveniente totalmente de los tres álbumes “Israel” producidos por los hermanos Alejandro y Arturo Allen para Luz Records, incluyendo el video clip del tema “Amén” de Jonathan Settel con la participación de Marcos Vidal en el papel del mesías, dirigido por Boris Dedenev y producido también por Arturo Allen. Tan intensas fueron nuestras oraciones y estudios que no nos sorprende que judíos y palestinos hayan firmado ahora una tregua duradera. Por supuesto pensar en el conflicto israelo-palestino no nos evadió de nuestras propias realidades y también fue por ello que oramos con intensidad por Cuba precedidos por algunos fragmentos de la película “Conducta”, contundente y reciente fenómeno de masas en la isla que descarnadamente nos desnuda. Era conectar los dos puntos geográficos conectados y hacer honor a la predica que me había conducido por USA unas semanas atrás: “De lo último de la tierra a Jerusalén”. En Taguayabón durante el día compartíamos estos mismos materiales a todos los que nos visitaban, incluyendo personas de lugares tan distantes como Guayos, en Sancti Spiritus, o Camagüey, o de más cercanos como Vueltas, especialmente de su agrupación “Cristianos por Cuba”; y durante la noche, especialmente para niños, se implementó, de Life Way, y de la “Alianza Pro evangelización del Niño” la escuela bíblica “Buscadores del Tesoro Perdido” con enorme acogida por los niños del pueblo que además fueron participes de diversiones, obsequios y meriendas, que en muchos casos fue el suceso más significativo en sus hastiadas vacaciones.  

Cerrando cada una de las escuelas de verano celebramos los festivales juveniles, el miércoles 20 en Rosalía y el domingo 24 en Taguayabón. En Rosalía se incluyó una tarde especial que incluyó servicio de bautismos en uno de los pocos riachuelos que no están contaminados por la zona, aunque se encontraba afectado por la sequía, y tras una comida fraternal se cerró con broche de oro la noche con un concierto de la agrupación de rap cristiano “ABeC”. A pesar de ser una comunidad rural la asistencia al concierto fue de 150 personas. En Taguayabón el cierre fue rotundo, teniendo mejores condiciones para celebrar el concierto, y con la asistencia de todos los integrantes del grupo, que no pudieron asistir a Rosalía, se celebró lo que no exageraríamos si tildásemos de superconcierto de “ABeC” desde el portal de la iglesia, en franco desafío hacia la calle adonde llegaron a congregarse unas 300 personas, especialmente jóvenes. Además de las canciones provenientes de los cuatro álbumes de la agrupación: “Vamo’ a comenzar a ministrar”, “Cambio”, “Adonai” y “A que me levanto”, se expusieron videos promocionales, se anuncio para el invierno el lanzamiento del que será su quinto disco: “La Estocada” y tuve la bendición de llevar al pueblo un breve sermón de unos 10 minutos donde expuse mi esperanza en que la juventud aglomerada tuviese mucho que ver en un viraje fundamental en los destinos de nuestro país, en buena medida si obtiene primero la libertad individual, que por experiencia propia yo recibí de Jesucristo. El líder de la agrupación, Omar Leiva Suárez, y la solista Liz Mary Benítez, además del desafío que encierra cada uno de sus cantos, dedicaron también palabras a la multitud que estoy seguro encontraron abundante eco entre los presentes que luego de disputarse sus discos, ahora los dejan escuchar en cualquier lugar y momento por la zona.      

Sin hablar de lo que nos queda por delante, porque ahora viene la etapa más difícil, la de recoger el fruto de tanto esfuerzo, y a pesar de la miseria, el calor, las epidemias, el desgobierno , etc, etc, etc, nos sentimos satisfechos del regreso y de tener como sus primeros frutos estas dos escuelas de verano y los dos festivales juveniles. Nos alegramos por un lado de la tregua duradera alcanzada por judíos y palestinos, a pesar del terrorismo de Hamas, contra los judíos, pero en primerísimo lugar contra su propio pueblo, y de que sabemos que tal tregua es solo una victoria parcial; pero nos llena de dolor fecundo que a pesar de sentir que hacemos algo de lo mucho necesario en medio de tanta penuria, los amigos de Hamas en Cuba, los que desgobiernan la isla a la que pisotean como su feudo, incluyendo a los derechos de todos los cubanos, de dentro y fuera de la isla, todavía se mantienen en el poder y no tenemos menos que clamar con el profeta Jeremías: “Ya el verano terminó, y la cosecha llegó a su fin, pero nosotros seguimos sufriendo (Jeremías 8.20, Traducción en Lenguaje Actual) ”.