@CConfesante también por la radio para #Cuba

 

Teniendo en cuenta que el libre acceso a internet en Cuba es todavía una quimera para muchos amplié el formato de transmitir las ideas que se diseminan en mi blog Cubano Confesante al formato de audio y cada miércoles y jueves 9:15pm llego también con mi voz al interior de la isla a través del espectro de la  onda corta (SW) a través de los 9490 KHZ, banda de 31m, cada miércoles y jueves 9,15 PM por Radio República.

La vida es como bumerán. Me parece que era ayer cuando el oyente era yo desde el interior de Cuba de mensajes como los del P. Francisco Santana en sus programas “El cubano y su fe” por Radio Martí 1180 AM, o “Cuba, tu esperanza” por EWTN; del pastor Lenier Gallardo, en su “Ayer, hoy y siempre” por WQBA, las predicaciones del pastor Javier Sotolongo a través de Radio Luz o de la programación de Radio República por donde ahora se transmite mi segmento semanal.

Por muchos años fue la onda corta radial la única ventana al mundo que tuvimos los cubanos. Entre los recuerdos de mi primera infancia en aquellas noches oscuras en Cuba –porque no tuvimos electricidad en mi casa hasta que cumplí los 9 años- sobresale “Yankee Doodle”, la melodía de intervalo de la VOA que salía de las bocinas de aquel radio VEF con baterías también soviéticas y que mi padre sintonizaba noche tras noche para enterarnos de lo que sucedía en el mundo.

Según Oscar Luis López en su libro La Radio en Cuba, en fecha tan temprana como septiembre de 1934 ya existían tres programas religiosos. Estos proliferaron paulatinamente creciendo en número y espacio, hasta que en 1962 el régimen monopolizó TODAS las emisoras. Según la Revista Radio Guía Nacional e Internacional, también desaparecida, los programas religiosos más relevantes que existieron en Cuba antes de 1962 fueron: ¨La Torre del Vigía¨, por CMK, CMQ y COCQ; ¨La Hora Hebrea¨, por CMCF; ¨La Hora Evangelista¨, por CMCI; ¨Treinta minutos con tu Biblia¨, por CMQ; ¨La Hora Fundamentalista Cristiana¨, por CMBC; ¨La Hora Bautista¨, por CMBN; ¨La Hora Católica¨, por CMCF y CMW; ¨La Hora Teosófica¨, por COCH; ¨Federación Católica¨, por CMOX; ¨La Hora Evangélica¨, por CMCJ; ¨La Iglesia de Dios¨, por CMCJ; ¨Asociación Evangélica de Cuba¨, por COCH; ¨Discursos Evangélicos¨, por CMDA; y ¨El Divino Protector¨, por CMCA.

De 1962, hasta los años 90, la programación confesional cubana fue totalmente nula a pesar de ser anhelo de todas las confesiones religiosas cubanas, que constantemente lo daban a conocer en las reuniones a las que eran emplazados por la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba. Fue en la década de los 90, en línea con la falsa imagen que el régimen necesitó dar en aquellos momentos, que se concedió un corto espacio en la emisora cultural CMBF «Radio Musical Nacional » al Consejo de Iglesias de Cuba (CIC). En un principio, consistía en dos emisiones especiales al año en ocasión del Domingo de Resurrección y en Navidad. A fines de esa década, se permitió que el programa, denominado ¨El Evangelio en Marcha¨, se transmitiera veinte minutos el primer domingo de cada mes a las 8.00 am, con retransmisión ese mismo día a las 10.00 pm, como continúa haciéndolo hasta la actualidad.

Aunque veinte minutos al mes constituyen un avance para quienes nada tenían, puede afirmarse que la programación evangélica en Cuba sigue brillando por su ausencia, ya que por más que el régimen lo procure, el CIC representa sólo un segmento insignificante de las denominaciones evangélicas cubanas. Encima de esto, la migaja de programa concedido al CIC tiene una frecuencia de salida tan mínima que no contribuye a fomentar ningún hábito de audiencia.

En los últimos años, adicionalmente, los creyentes evangélicos de la isla lamentan el abandono de la onda corta por parte de emisoras confesionales internacionales que llenaban el vacío de su espacio radiofónico puesto que ahora, como es lógico, el mundo prefiere la calidad del Real Audio de la internet o de las emisiones satelitales, que lamentablemente no son accesibles en Cuba. Aplaudo los esfuerzos como Radio Martí o Radio República, y espero que mi programa Cubano Confesante pueda iluminar vidas, como en su momento me sucedió a mí. Para quienes pueden acceder por internet les comparto el link de mi página en #SoundCloud donde pueden escuchar todas las emisiones: http://bit.ly/2EYEepd

Creyentes cubanos sin radio y sin internet

Una de las áreas más activas de nuestro viaje por USA ha sido la radio. Agradezco a www.cubanet.org.- la publicación del presente post cuyo tema es precisamente la radio:

En el aire por la 1450 AM

En el aire por la 1450 AM

Cuba fue pionera en la introducción de la radio en Latinoamérica; no obstante, jamás ha tenido una emisora netamente evangélica, ni de ningún otro tipo de confesión religiosa. Sólo puede hablarse en la pobre historia de la radio confesional cubana de algunos programas.

Según Oscar Luis López en su libro La Radio en Cuba, en fecha tan temprana como septiembre de 1934 ya existían tres programas religiosos. Estos proliferaron paulatinamente creciendo en número y espacio, hasta que en 1962 el régimen monopolizó TODAS las emisoras. Según la Revista Radio Guía Nacional e Internacional, también desaparecida, los programas religiosos más relevantes que existieron en Cuba antes de 1962 fueron: ¨La Torre del Vigía¨, por CMK, CMQ y COCQ; ¨La Hora Hebrea¨, por CMCF; ¨La Hora Evangelista¨, por CMCI; ¨Treinta minutos con tu Biblia¨, por CMQ; ¨La Hora Fundamentalista Cristiana¨, por CMBC; ¨La Hora Bautista¨, por CMBN; ¨La Hora Católica¨, por CMCF y CMW; ¨La Hora Teosófica¨, por COCH; ¨Federación Católica¨, por CMOX; ¨La Hora Evangélica¨, por CMCJ; ¨La Iglesia de Dios¨, por CMCJ; ¨Asociación Evangélica de Cuba¨, por COCH; ¨Discursos Evangélicos¨, por CMDA; y ¨El Divino Protector¨, por CMCA.

De 1962, hasta los años 90, la programación confesional cubana fue totalmente nula a pesar de ser anhelo de todas las confesiones religiosas cubanas, que constantemente lo daban a conocer en las reuniones a las que eran emplazados por la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.

Fue en la década de los 90, en línea con la falsa imagen que el régimen necesitó dar en aquellos momentos, que se concedió un corto espacio en la emisora cultural CMBF «Radio Musical Nacional » al Consejo de Iglesias de Cuba (CIC). En un principio, consistía en dos emisiones especiales al año en ocasión del Domingo de Resurrección y en Navidad. A fines de esa década, se permitió que el programa, denominado ¨El Evangelio en Marcha¨, se transmitiera veinte minutos el primer domingo de cada mes a las 8.00 am, con retransmisión ese mismo día a las 10.00 pm, como continúa haciéndolo hasta la actualidad.

Aunque veinte minutos al mes constituyen un avance para quienes nada tenían, puede afirmarse que la programación evangélica en Cuba sigue brillando por su ausencia, ya que por más que el régimen lo procure, el CIC representa sólo un segmento insignificante de las denominaciones evangélicas cubanas. Encima de esto, la migaja de programa concedido al CIC tiene una frecuencia de salida tan mínima que no contribuye a fomentar ningún hábito de audiencia.

En los últimos años, adicionalmente, los creyentes evangélicos de la isla lamentan el abandono de la onda corta por parte de emisoras confesionales internacionales que llenaban el vacío de su espacio radiofónico ya que ahora, como es lógico, prefieren la calidad del Real Audio de la internet o de las emisiones satelitales, no accesibles en Cuba.

Periplo radial estadounidense

En el viaje que realizamos por USA, como invitación de Solidaridad Cristiana Mundial (CSW), mi esposa la misionera Yoaxis Marcheco, y yo, pastor bautista Mario Félix Lleonart, nos hacemos acompañar de treinta preguntas realizadas al régimen en La Habana que demuestran que las supuestas libertades religiosas en la isla son falsas.

La sexta interrogante dice precisamente: ¿Por qué continúa negando el acceso a los medios de difusión masiva a todas las agrupaciones religiosas? Mientras compartimos dichas preguntas por dondequiera que vamos, lo que nos continúa vedado dentro de la isla, ha estado contrastantemente a nuestra disposición desde el mismo inicio de nuestro viaje.

En Washington DC la poderosa radio satelital SIRIUSXM nos ofreció la primicia, en exclusiva con el talentoso Mauricio Claver-Carone. Luego, en La Florida, perdemos la cuenta entre variados programas de Radio Multicultural ¨UnaVisión¨ 1450 AM, Radio Luz 1360 AM, La Poderosa 670 AM y, por supuesto, Radio Martí, que ya desde Cuba nos había dado la voz mediante constantes llamadas telefónicas. Visitar los estudios de la radio cristiana on line CVC ¨La Voz¨ fue toda una lección de lo que significa la radio de estos tiempos. Ocurrió justo el 19 de noviembre cuando era añadida a su enorme red continental la afiliada N° 463, ¨Radio Gospel¨, de Lima, Perú.

Si llegamos a los Estados Unidos con el ruego a radio emisoras evangélicas para que recuperasen sus emisiones de onda corta para adaptarse al atraso de Cuba, a nuestra isla volveremos para exigir el acceso a las radios satelitales, vedado totalmente a los cubanos; así como la conexión sin restricciones a una internet libre para, además de todas sus bondades, poder también escuchar la radio on line. Y por supuesto, a reclamar nuestro derecho de volver a acceder a los medios, desde los cuales un día también nos uniremos con emisoras afiliadas a cadenas continentales como la de CVC ¨La Voz¨.