¡Aquí está mi libro Cubano Confesante!

Al hermano en Cristo, evangélico escritor norteamericano, que con el seudónimo de Karl Barth recibía en EE.UU. los primeros escritos que con el seudónimo de Dietrich Bonhoeffer le envíaba yo desde la oscuridad de Cuba y que él me publicaba en Cubano Confesante.

Durante los últimos siete años de mi vida me acompaña por el mundo un medio que constituye uno de mis modos inseparables de expresión: mi blog personal «Cubano Confesante». Nació de la combinación de esa necesidad innata que todos traemos a este mundo -imagen y semejanza de Dios como somos, de comunicar ideas y pensamientos- con el contexto propicio que me tocó vivir en Cuba de aquel boom de la blogosfera cubana independiente con tanto de sabor a prohibido y por ende con más atractivo todavía, y con desafíos tan sugestivos como el blog Generación Y, de Yoani Sánchez.

Precisamente en el séptimo año de mi publicación ininterrumpida en «Cubano Confesante» nace un hijo del blog, la primera selección de sus escritos compilados en un libro impreso y editado por el sello editorial de Neo Club Ediciones, ese proyecto que tantas letras ha rescatado de la censura, fruto del talento y el amor por Cuba de esa pareja tan especial que son Idabell Rosales y Armando Añel. Como todo libro que no pierde la ocasión de celebrar su nacimiento «Cubano Confesante» tendrá su lanzamiento oficial en el Miami Hispanic Cultural Arts Center como parte del Festival Vista que auspicia precisamente Neo Club Ediciones. Dios mediante el domingo 16 de julio a las 7pm, y con la presentación de honor que me harán seres entrañables que han sido parte, entre muchos otros, de estos siete años apasionantes de mi vida y de mi blog: María WerlauYoaxis Marcheco Suárez y Lincoln Diaz Balart.

Quienes asistan tendrán la oportunidad de adquirir ejemplares de «Cubano Confesante» que más que permitirles conocer un poco más de mi vida personal espero les propicie indagar desde el punto de vista de mi subjetividad en esa realidad cubana que nos rebaza y trasciende y en la que en definitiva, como en todo, tendrá al fin y al cabo Dios la última palabra, y de los cual sencillamente soy un cubano confesante. Quienes no puedan asistir, sin duda la mayoría de mis amigos, hermanos, y aún enemigos, dispersos por el mundo, tendrán la oportunidad de adquirirlo también gracias a esa enorme librería que es Amazon:

 http://amzn.to/2uWGVCI

Ah, por favor, y no dejen de contarme sus impresiones, tanto positivas como negativas, todas serán bienvenidas y de todas se nutrirá la experiencia de la que resultará mi próximo libro y de la cual de esa forma, de una u otra manera participarán todos, y que espero estar lanzando en una próxima edición del Festival Vista, sin censura, en Cuba.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *