Deplorable panorama de la libertad religiosa en #Cuba

(Agradezco al Semanario Católico ¨Alfa y Omega¨ @alfayomegasem de la Fundación San Agustín, Arzobispado de Madrid, por publicarme este artículo sobre la situación actual de las libertades religiosas en Cuba tomando como referencia el recién concluido año 2017: http://www.alfayomega.es/142019/deplorable-panorama-de-la-libertad-religiosa-en-cuba ; y en especial a su director Ricardo Benjumea de la Vega por la entrevista que me realizara y publicara bajo el título «La mano de La Habana es larga»: http://www.alfayomega.es/142515/la-mano-de-la-habana-es-larga )

Antes de 1992, año en que la Constitución cubana cambió su carácter de atea a laica por cuestiones estratégicas de sobrevivencia del propio sistema, el estalinismo había sido el modelo que se seguía para reprimir la fe. Luego del parteaguas de ese año, cuando muchos fueron engañados al considerar que por fin vendrían nuevos tiempos, sin percatarse de que el cambio era más en la letra que en el espíritu de la Carta Magna, lo que sucedió es que prácticamente se hizo una copia al calco del sistema chino para la represión religiosa que se ha ido sofisticando hasta hoy. Dos instituciones homólogas lo demuestran: si China tiene su Administración del Estado para las Atenciones Religiosas (SARA), Cuba tiene su Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos (OAAR); si China tiene su Three-Self Patriotic Movement (TSMP) Cuba tiene su Consejo de Iglesias de Cuba (CIC).

Dada su preocupación por el fenómeno del crecimiento de prácticas religiosas China aplica lo que denomina como su Operación Disuasión mediante la cual intenta «guiar» a los creyentes que asisten a iglesias no autorizadas a las que el Estado controla y manipula. Similar operación llevan a cabo los órganos de la Seguridad del Estado de Cuba que intentan mantener bajo su control a todas las manifestaciones de la vida religiosa, intentando coaccionar y chantajear a quienes poseen reconocimiento legal en el Registro de Asociaciones del Ministerio de Justicia (MINJUS), manipulado por ellos para conseguir lo mismo que intenta el Partido Comunista chino en su contexto; entre tanto hace todo lo posible por frenar, reprimir, e incluso, si fuese posible, destruir, a los movimientos religiosos que no pueden controlar (equivalentes a las iglesias denominadas Shouwang de China).

Las autoridades políticas, tanto de China como de Cuba, tienen fuertes razones para mirar y tratar con recelo a los movimientos religiosos que crecen en sus poblaciones y en considerarlos una verdadera amenaza. Sin hablar del papel relevante de la religión, para bien o para mal, a lo largo de toda la historia, lecciones del pasado reciente en experiencias similares a las suyas, como en Europa del Este, desde la Polonia católica con el ejemplo emblemático del sindicato libre Solidaridad liderado por el laico católico Lech Walessa y sacerdotes como Jerzy Popieluszco, hasta Rumania con el ejemplo del pastor protestante Laszlo Tokes, son tomados en cuenta por quienes a toda costa intentan mantener los status quo de los regímenes comunistas que sobreviven a aquellas experiencias.

La presencia de instituciones similares a las de China en Cuba, unido a la ausencia de una ley de libertad religiosa (ni siquiera podemos hablar de una rudimentaria ley de culto), genera un sinnúmero de violaciones a la vida religiosa de los cubanos que van más allá de la ausencia total de participación en el sistema educativo del país; de la falta de ausencia total en los medios (todos bajo el estricto control como maquinaria de monopolio propagandístico) y de las muchas trabas impuestas para limitar las acciones sociales de las iglesias. Las tendencias en 2017 demuestran que la represión religiosa se dirige contra todas las manifestaciones de fe sin discriminar ni confiarse de ninguna.

Represión contra iglesias… y las logias

Todos los domingos del 2017 al grupo femenino conocido como Damas de Blanco se le impidió asistir a Misa. Las mujeres que integran este grupo son detenidas, muchas veces de manera violenta, al salir de sus casas, constantemente vigiladas; o en algún punto antes de llegar a las iglesias. Esto constituyó una de las mayores violaciones religiosas de carácter sostenido a lo largo de todo el año y merece toda la atención y repudio de parte de los organismos a nivel internacional que velan por las libertades religiosas. Algunas de sus representantes, incluyendo a su principal líder, Berta Soler, han sido impedidas de salir de Cuba en varias ocasiones. El 5 de junio la activa joven católica y también dama de blanco Sayli Navarro fue impedida de abordar un avión para viajar a Bruselas donde condenaría ante el Parlamento Europeo violaciones como estas, invitada por el grupo Alliance of Liberals and Democrats for Europe (ALDE).

La represión religiosa en Cuba prioriza a quienes con todo derecho intentan vivir su fe también en el ámbito político (no olvidemos que en el mundo de hoy es precisamente la teología política la especialidad de mayor desarrollo en la que se considera como madre de todas las ciencias). Organizaciones que dentro de la isla o en el mundo se especializan en condenar las violaciones a libertades religiosas deberían tomar en cuenta también esta categoría e incluir casos como el de la pastora Joanna Colombie Grave de Peralta, egresada del Seminario Evangélico de Teología (SET) de Matanzas y cuya iglesia independiente en su propia casa en Céspedes, Camagüey, fue objeto de toda clase de censuras. Su decisión de ejercer el liderazgo al frente de la Academia 1010 del movimiento político Somos + como resultado de un compromiso con su propia fe cristiana práctica fue causa de numerosas detenciones arbitrarias. Como una vulgar delincuente esta honorable mujer de fe estuvo encerrada en un calabozo en la prisión del Vivas durante ocho días (viernes 26 de mayo a viernes 2 de junio) al término de los cuales fue humillantemente deportada dentro de su propio país, de la capital La Habana a Camagüey, y amenazada de ser procesada judicialmente de atreverse a regresar a la capital del país. También fue impedida de volar fuera de Cuba en varias ocasiones, como el 17 de junio cuando se le impidió abordar un avión rumbo a Perú.

La OAAR incluye como asociaciones de carácter religioso en Cuba a organizaciones de índole fraternal como las logias masónicas, de All fellows, Caballeros de la Luz, etc. Razón por la cual, ya sea que las consideremos o no como instituciones religiosas, corresponde estar atentos también a tratamientos violatorios que reciben; de lo cual sobresalen los reportes realizados por el masón Armando Antonio Pérez Pérez. Líder de la logia masónica “Urania – Dr. Mortera” de Zulueta, provincia de Villa Clara.

El propio señor Armando Antonio ha sido objeto constante de vigilancia y acoso como parte de lo cual fue expulsado del trabajo en que durante años se desempeñó como ingeniero de la industria azucarera cubana. También permaneció arbitrariamente entre el 22 y el 23 de julio sin recibir atención médica no obstante de ser un paciente severo por insuficiencias renales. La detención ocurrió luego de realizarle un registro exhaustivo en su hogar en el que le incautaran ejemplares de materiales religiosos como la revista juvenil evangélica Nota del Cielo y de la revista de inspiración cristiana Convivencia, que forman parte de varias publicaciones tipo samizdat que circulan clandestinamente dentro de la isla.

No hay dudas de que la OAAR concede igual o peor tratamiento que al resto de las instituciones religiosas cubanas a estas sociedades fraternales. Muestra de ello fue la revelación en 2010 de que José Manuel Collera Vento, Grado 33° del REAA y Gran Maestro de la Gran Logia de Cuba, era un agente infiltrado por la policía de Cuba, que generó una crisis entre muchos masones cubanos hasta hoy. Este método de sembrar agentes encubiertos, ya sea para espiar como para generar conflictos internos, constituye una práctica que el régimen utiliza no solo contra movimientos políticos de oposición o de disidentes, sino contra todos los grupos religiosos sin excepciones y más bien diríamos que con total prioridad y a niveles tan altos como lo hizo en el caso de Gran Logia de Cuba.

También durante todo 2017 fue significativo el acoso contra el Centro de Estudios Convivencia, think tank de inspiración católica, dirigido por el reconocido laico Dagoberto Valdés, cuya sede, que era también vivienda de una de sus líderes, la católica Karina Gálvez, fue expropiada perdiendo por segunda vez este proyecto su local de reunión (ya en 2009 recibieron un atentado similar). Esta vez resultado de un viciado proceso judicial iniciado el 11 de enero cuando Karina permaneció detenida durante una semana en la Dirección Técnica de Investigación Criminal de su provincia Pinar del Río, para sancionarla en septiembre a tres años de privación de libertad, sanción que fue ratificada en noviembre luego que ella interpusiera un recurso de apelación. Otros miembros del CEC también fueron citados por la policía y recibieron advertencias. El CEC organiza cursos de formación para la ciudadanía y la sociedad civil y en una reciente declaración pública sus miembros aseguraron que no se irán de Cuba ni de la Iglesia y que seguirán «trabajando por el país».

La prisión desde noviembre de 2016 del activo laico católico Dr. Eduardo Cardet Concepción, líder del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), condenado a 3 años de prisión y declarado por Amnistia Internacional como prisionero de conciencia, es otra muestra de los excesos a los que puede llegar un régimen represivo como el de Cuba. En los últimos días de 2017 trascendió que lejos de ser escuchadas las peticiones de diversas organizaciones internacionales en favor del Dr. Cardet, más bien le trasladaron a una prisión más severa donde fue expuesto a golpizas de parte de reclusos comunes, que no tenemos dudas han sido instruidos para ello como parte de las torturas que se infringen contra este virtuoso católico.

Practicantes de religiones afrocubanas fueron blanco también de violaciones a las libertades religiosas, específicamente por no aceptar los excesivos mecanismos de control a los que se les pretende someter. Es el caso concreto de la agrupación Yorubas Libres de Cuba creada en junio del 2010. Entre las violaciones sus integrantes han denunciado: desvinculación laboral de sus miembros; desalojos, detenciones arbitrarias,… Esta represión especialmente se evidenció contra algunos practicantes de la región central de Cuba en Santa Clara y Placetas a mediados de 2017. Sacerdotes yorubas como Junier Rodríguez Riverol, Loreto Hernández García y Alexei Mora Montalvo han sufrido tales tipos de acosos. El 28 de septiembre de 2017 se realizó un registro a la vivienda del sacerdote yoruba Alexei Mora Montalvo en la ciudad de Placetas, luego de lo cual fue detenido y amenazado con abrirle una causa judicial. Esto sucedió una semana después de que este sacerdote yoruba participase de talleres sobre libertad religiosa en Brasil impartidos por la Asociación Nacional de Juristas Evangélicos de Brasil (ANAJURE). La mayor prueba de la constancia de tales violaciones está en un comunicado de prensa recientemente publicado por Solidaridad Cristiana Mundial (CSW, por sus siglas en inglés): http://www.csw.org.uk/2018/01/09/press/3798/article.htm

El 14 de diciembre, fue interrumpida la peregrinación que Luis Manuel Otero Alcántara realizaba al Santuario de San Lázaro, según informó su esposa Yanelys Núñez Leyva. Otero Alcántara fue detenido por órdenes de la Seguridad del Estado de Cuba, instancia que reiteradamente incurre en violaciones a las libertades religiosas y de creencia. El arresto ocurrió en la dirección de Carlos III y Belascoaín, alrededor de las 10:30 pm, y fue llevado a la estación policial de Aguilera, en Lawton, luego que iniciara su práctica religiosa que tenía como objetivo trasladarse penitentemente hasta ese lugar de culto para la tradicional festividad que se celebra cada 17 de diciembre. Es evidente que su arbitraria detención tuvo como propósito mantenerlo encerrado durante el transcurso de la celebración.

Sin duda, uno de los hechos que manifiesta el deplorable estado en que se encuentra la situación de las libertades religiosas en la isla es en relación a la Oficina de la Junta de Misiones de la Asociación Convención Bautista de Cuba Occidental (ACBCOcc) ubicada en los altos de J #555, Vedado, Habana. El 6 de julio, con total impunidad fue ocupada por habitantes ilegales de otros apartamentos del tercer piso quienes rompieron la pared entre ambos apartamentos y clausuraron la puerta de entrada con un pestillo. La propiedad y todos los bienes muebles que estaban dentro de esta, incluyendo caja fuerte, computadoras, y documentos permanecen también en sus manos hasta el momento. El pastor Karell Lescaille, director de la Junta Misionera, se personó allí en las primeras horas del viernes 7 de julio, y al intentar abrir la puerta de la oficina descubrió que estaba obstruida desde adentro, siendo imposible abrirla. Los vecinos se negaron a dejar entrar al pastor alegando que ellos habían ocupado dicho apartamento pues era usado por la ACBCOcc para «fines no pertinentes». Los mecanismos nacionales lejos de dar algún resultado solo han demostrado durante seis meses de ocupación el total respaldo a la impunidad.

El 17 de diciembre, las pastoras cubanas Dayexy Avila Herrera y Cristina María Rodríguez fueron impedidas de abordar un avión en el aeropuerto José Martí de Ciudad de La Habana cuando se proponían volar a Colombia para participar en un taller sobre la mujer y la violencia de género invitadas por la Corporación de Investigación Social y Económica (CIASE). Estas pastoras son las líderes del ministerio evangélico Mi Viña con sede en la ciudad de Santa Clara y llevan adelante un proyecto de ayuda especialmente enfocado en temas como la mujer y violencia de género enfocadas en dar consejería y apoyo espiritual a quienes acudan a ellas. Cristina María es además la directora para Cuba del ministerio evangélico internacional De Mujer a Mujer.

El Instituto Patmos

El Instituto Patmos, fundado en Cuba el 2 de febrero de 2013, y uno de cuyos objetivos primordiales consiste en monitorear el respeto a las libertades religiosas en Cuba publica informes semestrales donde recopila casos como los mencionados. También por vez primera ha enviado un informe especial al Alto Comisionado de Derecho Humanos de la ONU en Ginebra para el Examen Periódico Universal al cual deberá enfrentarse cuba en mayo de 2018. Este Informe ha tenido importantes repercusiones como las del muy conocido y consultado blog “Rossoporpora” que publica el prestigioso vaticanista Giuseppe Rusconi: http://www.rossoporpora.org/rubriche/vaticano/746-cuba-liberta-religiosa-di-la-da-venire.html

El Instituto Patmos no ha estado exento en sí mismo de represalias por intentar sacar a la luz violaciones como las reportadas. Leonardo Rodríguez Alonso, coordinador en el centro de Cuba, también fundador del Instituto, ha sido objeto de presiones, detenciones y amenazas; el 6 de noviembre pasado sufrió uno de tales arrestos, una semana después de que el activista entregará el Premio Patmos 2017 a Dagoberto Valdés, una distinción anual que entrega la organización a creyentes comprometidos con su fe religiosa en Cuba, lo cual hace pensar en represalias.

Durante 2017, la familia de Leonardo sufrió diversos perjuicios, uno de los más conocidos fue la expulsión del magisterio de su hija, Dalila Rodríguez González quien se desempeñó como profesora de la Universidad Central Marta Abreu de la provincia de Villa Clara por diez años. Su hijo Leonardo Rodríguez González quien también era profesor en otra de las facultades de la misma universidad también quedó fuera de la institución. Tales violaciones fueron denunciadas tanto en el Informe del Primer Semestre de 2017 del IP como en el enviado al EPU.

Félix Llerena López, también coordinador del Instituto en el occidente de Cuba en mayo de 2017, reportó su expulsión como estudiante de la Universidad de Ciencias Pedagógicas de La Habana, y el 17 de junio fue impedido de viajar fuera de la isla.

Yiorvis Bravo Denis quien fungía como coordinador del Instituto en el oriente de Cuba, y cuya propiedad en Camagüey se encuentra amenazada de confiscación y desalojo desde 2013, actualmente se encuentra en un proceso de petición de asilo en Estados Unidos.

Raudel García Bringas, actual coordinador en Miami se acogió a la Ley de Ajuste Cubano, tras sufrir tres años de prisión en Cuba (su testimonio puede leerse en su libro Entre la aceptación y el rechazo: El reto de vivir en Cuba: http://amzn.to/2tgAnhb).

Los fundadores del Instituto, la misionera Yoaxis Marcheco Suárez y el pastor bautista Mario Félix Lleonart, actualmente coordinadores generales desde el exilio, fueron acogidos como Refugiados por el gobierno de EE.UU. debido al elevado grado de represión en su contra (sus testimonios pueden leerse en sus libros publicados por Neo Club Ediciones: Isla Interior (http://amzn.to/2ugjSpx ) y Cubano Confesante (http://amzn.to/2ugmVxH).

Lejos del pasado oscuro

Las violaciones constantes a las libertades religiosas en Cuba no es cuestión de casos aislados, como recientemente sugiriera a la agencia Associated Press (AP) Joel Ortega Dópico, presidente del CIC (que proviniendo de esta fuente históricamente incondicional al sistema constituye una reveladora confirmación), según un reportaje de Andrea Rodríguez de AP publicado el 27 de marzo bajo el título de Lejos del pasado oscuro, evangélicos crecen en Cuba, sino que más bien pareciera ser la norma en el panorama religioso cubano que puede resumirse en dos tristes palabras que golpean a todas las confesiones cubanas: auto represión o represión.

Con el objetivo de distorsionar tan preocupante realidad representantes de la OAAR, además de ejercer sus labores de control interno a todos los aspectos de la vida religiosa nacional con frecuencia viajan al exterior para presentarse como garantes de los derechos religiosos en la isla, todo lo contrario a lo que realizan. En mayo de 2016 una delegación de esta Oficina visitó instituciones religiosas en New York seguramente no bien informadas de la responsabilidad de la OAAR en flagrantes violaciones a la libertad religiosa en Cuba. Probablemente el objetivo de esta delegación haya sido contactar al Sr. Ahmed Shaheed, Relator de las Naciones Unidas (ONU) para la Libertad de Religión y Credo precisamente investido en funciones en 2016.

Como admite la Pastoral La esperanza no defrauda, dada a conocer en 2013 por la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, cuyas palabras conservan toda su vigencia, se imponen en la isla cambios políticos, y el cambio político fundamental para que por fin existan auténticas libertades religiosas en la isla es que quienes detentan el poder por casi seis décadas, y que poseen un amplio, escandaloso y sistemático historial en violaciones a la libertad religiosa cedan su fracasado sitio a otros que en democracia sean capaces de posibilitar y respetar tales derechos. Ha sido ya demasiado tiempo sin libertad.

Caminando por La Plata

Ya estuve en La Plata, Argentina, y volveré, porque dejé allí muchos y muy buenos amigos. Pero no es La Plata, Argentina, por donde Yoaxis y yo anduvimos caminando hoy. Es La Plata, Maryland. ¡La comunidad con nombre hispano sede del condado Charles, en el sur de Maryland! No sé si al Presidente Donald Trump le dará por cambiarle el nombre, pero así en español lo nombró el Coronel Samuel Chapman cuando regresó de un viaje por América Central y América del Sur junto a su hijo George que tenía tuberculosis y a quien había llevado en busca de una cura. Como me pasó a mí durante mi visita a Argentina en 2015, durante el viaje, el Coronel quedó impresionado con el Río La Plata y decidió nombrar igual, en homenaje al río, los 6000 acres de tierra que tenía por acá y donde finalmente en 1895 fue fundado el pueblo. Y de Sur a Norte, como el recorrido del Coronel, es por La Plata del Norte por donde caminamos hoy.

Quedamos tan entusiasmados con la caminata de oración el pasado sábado en la cercana comunidad de Waldorf donde pastoreamos, que hoy, como cosa nuestra salimos a hacerlo por La Plata. Y fue fascinante pasar dejando nuestra estela de oración, saludando, y siempre que fue posible evangelizando a los lugareños. Aunque uno de ellos nos conminó en un inglés que no entendí que esta era su maldita tierra y que nos largáramos a la nuestra, pero cuando me lo tradujeron ya no tenía tiempo para responderle, aunque más bien me resultó una excepción y no la regla del lugar, más bien interesante, tranquilo y amable.

Ahora en la noche, cuando no ando caminando, vuelvo sobre mis pisadas para orar otra vez por la tierra del Coronel Sam, por la gente que vi y saludé, especialmente por quien nos conminó a marcharnos, y también allá en el Sur, por la otra Plata, y su río inolvidable, por donde volveré.

@FestivalVista: Lanzamiento de mi libro #CubanoConfesante

Este domingo 16 de julio de 2017 realizaré la primera presentación de mi libro Cubano Confesante a las 7pm en el Miami Hispanic Cultural & Arts Center, 111 SW 5 Ave, 33130. El lanzamiento es parte del Festival Vista, loable iniciativa cultural de Neo Club Ediciones, el sello editorial de mi libro, fruto del talento y el amor por Cuba de Idabell Rosales y Armando Añel. Presentarán mi libro tres personas excepcionales: María WerlauYoaxis Marcheco Suárez y Lincoln Diaz Balart. Si vives en Miami todavía estás a tiempo de asistir y adquirir tanto mi libro, como el de Yoaxis, Isla Interior, ya presentado anteriormente.

Para quienes no puedan acudir, por no vivir en Miami, o no disponer del tiempo necesario, todavía tendrán la posibilidad de adquirir ambos libros a través de Amazon: http://amzn.to/2vrmfms y  http://amzn.to/2uWGVCI

Patmos Institute Bi-Annual Report: January-June 2017, Violations of Religious Freedom in Cuba

Introduction

In spite of the religious persecution which has been ongoing for almost six decades, first openly (before the change to the constitution in 1992), later in more covert forms during what some call a period of religious tolerance (after the constitutional change in 1992 the official state religion was changed from atheist to secular); the various religious denominations in Cuba experienced a boom in the 1990s, and have enjoyed sustained growth since then. In the present day, of the estimated 11.5 million citizens of Cuba, 35% consider themselves Catholic, 30% practice popular religions, including the four principal variants of Afro-Cuban religions and other types of Spiritism, 20% identify as atheists, and 10% as Evangelicals. The remaining 5% includes approximately 100,000 Jehovah’s Witnesses, who have been banned since 1976, 15,000 Muslims, and 1400 Jews. The Jewish community has registered the slowest growth since the great emigration of the 1960s. Of these smaller religious communities, the last group to formally declare a presence on the island was the Church of Jesus Christ of Latter Day Saints, known as Mormons, who, with the announcement of the creation of their first district in the country, planted their flag with their first 100 members after a decade of mission.

The Evangelicals, a group of 1.2 million believers which some estimate to be closer to 1.8 million if those that are not formally affiliated are considered, are the most diverse group and have the greatest potential for growth. The largest denominations are the Assemblies of God Evangelical Pentecostal Church of Cuba (Iglesia Evangélica Pentecostal de Cuba), with 500,000 believers; the Eastern Baptist Convention (Convención Bautista Oriental de Cuba), with 100,000 believers; the Methodist Church of Cuba (Iglesia Metodista de Cuba), with 70,000 believers; the Western Baptist Convention (Convención Bautista de Cuba Occidental), with 60,000 believers; the Cuban Evangelical League (Liga Evangélica de Cuba) and the Seventh-Day Adventists of Cuba (Adventistas del Séptimo Día de Cuba), with 50,000 believers each; the Open Bible (Biblia Abierta), Good News (Buenas Nuevas), and Free Baptists (Bautistas Libres), with 30,000 believers each; and the New Pines (Pinos Nuevos) with 20,000 believers. 55 denominations are included in the Ministry of Justice’s (MINJUS) registry of associations, but many others, especially those identified with neo-Evangelical movements such as the Apostolic Movement, have not been legalised. Others, such as the Baptist Berean Mission Church (Iglesia Bautista Misión Bereana), and the Jehovah’s Witnesses, have remained proscribed since 1976. These non-legally recognised groups represent 12% of the Cuban Evangelical population, they are made up of approximately 90 denominations which have appeared in Cuba over the course of the last 58 years. Some of these denominations have existed for over 30 years, it is likely that some have 30,000 members or more. Without legal recognition it is possible for the government to openly persecute them.

8% of the Evangelical population, approximately 30 denominations, are affiliated with the Cuban Council of Churches (CCC), an organisation which complies with the political system and is associated with the World Council of Churches. 80% of Evangelical denominations are associated with the World Evangelical Alliance, but their application for the legal recognition of the Cuban Evangelical Alliance has been refused. The Cuban Evangelical Alliance already exists unofficially; its primary opponent is the Office for Religious Affairs (ORA) of the Central Committee of the Cuban Communist Party, which has invalidated all attempted applications. The ORA looks unfavourably on the leaders of the denominations and tries to prevent them from holding prayer or fellowship meetings among themselves. Despite this, leaders collaborate and maintain as much contact as possible.

 

The situation in the six months from January to June 2017

The first six months of 2017 sadly represented a continuation of the violations of freedom of religion or belief (FoRB) which have held a consistent place in Cuba for almost six decades.

The ORA remained untouched and continued to respond to political interests, making all decisions in relation to religious affairs in Cuba. Some of its representatives and border control workforce travelled to the USA where they were received by institutions which had been previously contacted by the Cuban Embassy in Washington as guarantors of religious rights on the island. An example of this can be seen in a tweet published on 9 May by @CUBAONU, the Twitter account for the Permanent Mission of the Republic of Cuban to the United Nations. During their stay in the USA, this delegation visited religious institutions in New York which remain uninformed of the role played by the ORA in the blatant violations of FoRB in Cuba. It is likely that the objective of this delegation was to contact Mr. Ahmed Shaheed, the recently elected UN Special Rapporteur on FoRB. Our coordinators in Washington D.C. were able to contact Mr. Shaheed on 3 April 2017.

Various Cuban institutions and religious leaders have requested the creation of a Law of Worship, but this remains absent from Cuban legislation. Between January and June 2017, there was no indication that there would be advances in this area, nor was there any sign of changes in the near future if one considers the fact that the approval of a new electoral law (which has been unchanged since 1992) remains pending. Despite the fact that this was announced by state press at the beginning of 2015, a date to debate this in parliament remains unconfirmed, regardless of the fast approaching parliamentary elections, (municipal elections are due to take place on 22 October).

None of the multiple religious properties confiscated during the period of open persecution were returned in the first half of 2017; nor did any of the organisations affected receive any form of compensation. The situation regarding this violation has been static during this period, remaining unsettled without correction or compensation. There are many cases of this, but a symbolic example one could use is that of the land adjacent to the Baptist Church in Yaguajay (Calle Quintín Banderas #15, Yaguajay, Sancti Spiritus, 65100; pastored by Yuri Castellano Pérez, Emails: ycastellanos75@gmail.com, yuriyyamilka@cbcocc.co.cu, Landline: +5341553204, Mobile: +5353419904) which used to be home to a prestigious Baptist College. Despite the legal procedures undertaken by the Western Baptist Convention, the property owner, nothing has changed. This specific case irrefutably demonstrates the state’s abuse of power, not only is the land not being returned to those it belongs to, but the state has built offices on it for some of its companies, ignoring the exhaustive appeals made by members of this religious denomination.

Properties used by religious groups who haven’t received legal recognition have continued to be threatened with decommission and/or demolition. Many of these cases from the first six months of 2017 are publicly known, such as:

  • King of Glory (Rey de Gloria) church, pastored by Juan Carlos Nuñez (Calle Maceo No.20, E/ J. Agüero y A. Guardia Rpto Primera, Las Tunas, Cuba, CP 751000).
  • Fire and Dynamism (Fuego y Dinámica) church, pastored by Bernardo de Quesada in Camagüey (Email: bernardo65@nauta.cu, bernardoquesada@yahoo.es, Mobile: +5352931429, +5353135111, Landline: +5332213034).
  • Paths of Justice (Sendas de Justicia) church, pastored by Alain Toledano Valiente in Santiago de Cuba (Email: alaintoledano2007@gmail.com, Mobile: +5353388566)
  • Strong Winds (Viento Recio) church, pastored by Mario Travieso in Las Tunas (Email: adri6409@nauta.cu, Mobile: +5353949392).
  • Establishing the Kingdom of God (Estableciendo el Reino de Dios) church, pastored by Marcos Antonio Perdomo Silva in Santiago de Cuba (Email: pastormarcos60@gmail.com, Mobile: +5353630754).
  • The Baptist Berean Mission Church (Iglesia Bautista Misión Bereana) church, pastored by Daniel Josué Pérez Naranjo (Arroyón, Chaparra, Las Tunas, Email: josuedaniel88@nautu.cu, Mobile: +5353137732, +5352225874).

Many of these had already suffered violations in past months, but new attacks can occur at any moment. Many other pastors, including those of legally recognised churches, report similar threats but have asked to remain anonymous for fear of greater reprisals.

The first half of 2017 also showed no sign of the recognition of some of the religious organisations, including those mentioned above, that had requested legal inscription from the MINJUS Registry of Associations. Some of these organisations have been waiting for this for decades. These unrecognised groups report the greatest number and widest range of violations of FoRB, as the legal ‘limbo’ they find themselves in prevents them from enjoying impunity.

The CCC has a 20 minute radio programme ‘Evangelism on the March’ (El Evangelio en Marcha) which is transmitted exclusively on CMBF Radio Musical Nacional on the first Sunday of every month at 8am. The regime uses this to claim that Cuban religious organisations have access to the media, however, apart from this programme, no other space has been given to religious organisations on radio or television, which are under exclusive state monopolies.

Education has remained completely in state hands over the past six months; religious groups have not been permitted to open any schools at any levels of education, including preschools and kindergartens. This constitutes a blatant and ongoing violation of the rights of thousands of families who would prefer to send their children to non-state schools and colleges, as state schools use educational programmes and subjects which contradict the teachings and principles of religious organisations. Teaching in state schools can often be ideological or politicised. This also constitutes a violation for religious organisations who are in the position to contribute to Cuban society by providing educational institutions but are refused the right to do so.

In relation to this violation, one pastor in eastern Cuba received reprisals after he chose to act against the system. This case is ongoing and refers to Pastor Ramón Rigal who resides in Guantánamo (Church of God in Christ (Iglesia de Dios en Cristo), Calle Luz Caballero #1075, entre Mármol y Varona, Guantánamo; Email: ramonrigal@nauta.cu, Mobile: +5358551607). This religious leader, representing the feelings of millions of Cuban parents, decided to home-school his children with support from prestigious institutions such as the Home School Legal Defense Association in the USA. For this reason, the pastor and his wife Adya were arrested on 21 February and accused of “acting against the normal development of a minor”. Later, on 25 April, they were put on trial without guarantees and Pastor Rigal was sentenced to a year in prison and his wife to a year of house arrest. The final decision will be given at an oral hearing on 6 July as a response to the pastor’s appeal.

In the first six months of this year, cases of students and professors being excluded from university premises for religious or political reasons have been reported. One well-known and documented case is that of the expulsion of Dalila Rodríguez González for religious reasons (Email: dalilarod83@gmail.com, Mobile: +5353236152). Dalila is an active youth leader at the Good News church associated with the Calvary Chapel in Camajuaní. After over ten years of successful work, this brilliant young woman, who is only 33 years old, was disqualified as a professor and suspended from the doctorate she was studying. On 11 April, Dalila was dismissed from her position in the Faculty of Humanities by the rector, Andrés Castro Alegría. The rector invoked article 74 of the regulation for the application of teachers of higher education. On 2 June, the Ministry for Higher Education ratified this decision in response to an appeal Dalila had made with the help of a lawyer.

With further regard to education in the first half of the year, the Ministry for Higher Education continued to refuse to recognise all biblical and theological seminaries in the country, despite the fact that they have been recognised by their associations. There are also no theological faculties in any of the universities in Cuba. While this affects all theological seminaries, a symbolic case one could refer to is that of the Cuban University of Pentecostal Theology (Universidad Teológica Pentecostal de Cuba), which belongs to the Assemblies of God church and was founded in 1939. The university’s buildings were confiscated in 1963, despite this, the university has created an education system on 17 campuses (affiliated campuses or centres of theological studies) across all provinces in Cuba. In the present day, the university is involved in the training of approximately 7000 pastors with great interdenominational influence. A more recent example one could refer to is that of the Luis Manuel González Peña Baptist Theological Seminary which is owned by the Trinity Baptist Church of Santa Clara. Both of these institutions are recognised by the Caribbean Evangelical Theological Association, which is linked to the International Council for Evangelical Theological Education, however their requests for accreditation from the Ministry for Higher Education have been repeatedly refused.

The Jehovah’s Witnesses have also been the object of attention in the first half of 2017, who were declared illegal in Russia on 20 April by the Supreme Court after an intense legal battle. This brought to mind the vicissitudes this same group suffered in Cuba in 1976. Since then, the idea of identifying their places of worship with a ‘Kingdom Hall’ sign has been unthinkable, even though this would be normal in any country with respect for religious freedoms. Other organisations were also proscribed in 1976, such as the Baptist Berean Mission Church, and have remained in the same legal state during the past six months as they have for over 40 years.

On every Sunday of 2017, the women’s group known as the Ladies in White (Damas de Blanco) have been prevented from attending mass. This is a continuation of the same from 2016. There have now been a total of 105 Sundays on which these violations have taken place. The women belonging to this group are arrested, often in a violent way, as they leave their houses, which are under constant surveillance, or at some point before arriving at their churches. This constitutes one of the largest violations of FoRB that has been ongoing throughout the entire first half of the year and deserves complete attention and condemnation from international organisations that work for religious freedom. Some of the representatives of the Ladies in White, including their leader, Berta Soler, have been prevented from leaving Cuba on various occasions in the past six months. On 5 June, Sayli Navarro, a young Catholic who is a member of the Ladies in White, was prevented from boarding a plane to Brussels where she was going to condemn violations such as these in front of European Parliament. She had been invited by the Alliance of Liberals and Democrats for Europe.

Religious repression in Cuba prioritises those that try and live by their faith in the political arena, national and international organisations that specialise in violations of FoRB should take this category into account and consider cases such as that of Pastor Joanna Colombie Grave de Peralta (Emails: joannacolumbie@yahoo.es, joannacolumbie@nautu.cu, Mobile: +5354247379). Pastor Peralta is a graduate of the Evangelical Theological Seminary of Matanzas; she has an independent church which meets in her own home in Céspedes, Camagüey, and has been the object of a wide range of censorship in the past. Her decision to practice leadership at Academia 1010, organised by the movement Somos + due to her commitment to her Christian faith resulted in her being arbitrarily detained on numerous occasions. This also led to her being held in a cell in Vivas prison for 8 days (from Friday 26 May to Friday 2 June). After this she was humiliatingly deported within her own country, from La Habana to Camagüey, and threatened with judicial prosecution if she attempt to return to the capital. Pastor Peralta has also been prevented from flying out of Cuba on various occasions this year, the most recent of which was on 17 June when she attempted to travel to Peru.

The ORA also considers brotherhoods to be religious associations in Cuba, such as the freemasons, All Fellows, and Gentlemen of the Light. For this reason, the Patmos Institute is committed to paying attention to violations that these institutions suffer as well. An example of this was reported by the mason Armando Antonio Pérez Pérez, who leads the ‘Urania – Dr. Mortera’ Masonic Lodge in Zulueta, Villa Clara. Mr. Pérez Pérez reports constant censorship and limitations to his work in his lodge. (Emails: armandoantonio.perez@nauta.cu, amandaamalia0103@gmail.com, Mobile: +5353502039).

Other situations which took place in 2016 that the Patmos Institute finds highly concerning are:

  • The abuse of the Centre of Co-existence Studies (Centro de Estudios Conviviencia), a Catholic organisation directed by the well-known layman Dagoberto Valdés (Emails: dagoberto@convivienciacuba.es, dagocuba@nauta.cu, Mobile: +5352636146) whose headquarters, the home of Karina Gálvez, remains occupied. The members of this centre, including Dagoberto and Karina, have been subject to constant citations and threatened with pre-arrest warrants in military units.
  • The imprisonment of the active Catholic layman Dr. Eduardo Cardet Concepción, leader of the Christian Liberation Movement and resident of Velasco, Holguín (Mobile: +5353192883). He was sentenced to three years in prison for his leadership of the movement and for his Christian inspirations. Amnesty International have declared him a prisoner of conscience.

Many other cases were reported during the first half of 2017 and can be clearly classified as violations of FoRB within Cuba. Some are similar to the situations described in this report, others take different forms, but their victims have requested that these cases are not made public at present for fear of greater repression, which many have been threatened with, or to protect other people or institutions in general. Nonetheless, the Patmos Institute possesses the information and does not rule out the possibility of sharing it in private with organisations that defend human rights that promise not to publish it until the necessary authorisation is given by those involved.

Conclusion

According to the above evidence, which is not exhaustive, religious freedoms remain the object of a wide range of violations, as do the other civil rights of Cubans. These violations continue to take similar forms despite the death of Fidel Castro, the election of Donald Trump and his recent speech on Cuba on 16 June which announced a change in the politics of the US government, the Venezuelan crisis, and the approaching 2018 elections, which will be controlled.

Perhaps the greatest evidence of all of these violations it the widespread fear which can be observed in legally recognised groups and in those that are not registered but are still relatively well tolerated. Although this sentiment may not apply to all religious groups under totalitarianism, reactions such as these in the interest of the survival and preservation of small spaces and concessions are repeatedly observed in totalitarian regimes. This has the effect of silencing reports of the blatant violations suffered in the places people are ministering in. Those that don’t practice self-censorship and remain faithful to the values of their religions as antidotes to their fear receive the same treatment as political dissidents and are accused by the regime of interfering in politics, as though it is not politics that is directly responsible for reducing their freedom.

These are not isolated cases, as suggested in the Associated Press report ‘Far from the dark past, Evangelicals grow in Cuba’ (Lejos del pasado oscuro, evangélicos crecen en Cuba) written by Andrea Rodríguez on 27 March. The source for this report was Joel Ortega Dópico, the president of the CCC, an organisation which has historically been a staunch supporter of the system. In reality, it seems that the situation for all Cuban religions can be summarised in two sad words: self-repression or repression.

Note: The organisation which authored this report, the Patmos Institute, was founded in Cuba on 2 February 2013. One of its primary objectives is to monitor religious freedoms in Cuba, because of this, the organisation itself has suffered reprisals for trying to bring violations such as those reported to light. Leonardo Rodríguez Alonso, the institute’s founder and co-ordinator for central Cuba, has been subject to pressures, arrests and threats. Dalila Rodríguez González, his daughter, is mentioned in this report, demonstrating the abuse his family is subjected to. Similarly, Félix Llerena López, the co-ordinator for Western Cuba, was expelled from his studies at the University of Pedagogical Sciences in May, and was prevented from leaving the island on 17 June. Raudel García Bringas, a co-ordinator based in Miami, was welcomed to the US under the Cuban Adjustment Act, after spending three years in prison in Cuba (his testimony can be found in his book ‘Entre la aceptación y el rechazo: El reto de vivir en Cuba’, which is available on Amazon: ttp://amzn.to/2tgAnhb . The founders of the Institute, the missionary Yoaxis Marcheco Suárez and Baptist pastor Mario Félix Lleonart, both of whom are general co-ordinators, were received as refugees by the US government, in response to the high levels of repression they were faced with (their testimonies are available in their books, ‘Isla Interior’ and ‘Cubano Confesante’, published by Neo Club Ediciones and also available on Amazon: http://amzn.to/2ugjSpx and http://amzn.to/2ugmVxH).

  • Patmos Institute: institutopatmos@gmail.com
  • Blog: institutopatmos.wordpress.com
  • Twitter: @ForoPatmos
  • P. O. Box 65378, Washington DC, 20035-5378
  • Washington D.C., 5 July 2017

Informe Semestral Enero a Junio, 2017 sobre violaciones a la Libertad Religiosa en Cuba elaborado por el Instituto Patmos

INTRODUCCIÓN

A pesar de la persecución religiosa que se ha mantenido por casi seis décadas, primero en variante abierta (antes del cambio constitucional de 1992) o en variante velada o que algunos denominan como de tolerancia religiosa (luego del cambio constitucional que en 1992 hizo un cambio en la declaración de la Constitución de confesionalmente atea a laica); las diferentes confesiones religiosas en Cuba primero vivieron un boom en los años ´90 y luego, desde entonces, un crecimiento sostenido. En cifras esto podría traducirse en que en el presente año 2017 de la población total de Cuba que se estima en 11 500 000 habitantes el 35 % es nominalmente católico; 30% profesante de religiones populares: que incluye cuatro variantes principales de religiones afrocubanas y diferentes tipos de espiritismo; 20 % autodefinida atea, 10% evangélicos y un restante 5% podría contarse en comunidades que podrían incluir a los Testigos de Jehová (proscriptos desde 1976 y hasta la actualidad)  con alrededor de 100 000 afiliados, el Islam con 15 000 musulmanes, los judíos (que es la comunidad que menor crecimiento ha registrado desde su enorme emigración ocurrida en la década del ´60) con 1400 miembros actuales; de estas comunidades de fe religiosas más pequeñas el último grupo en reportar su presencia formal en la isla ha sido el de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (conocidos como mormones) que con el anuncio el domingo 18 de junio de la creación de su primer distrito plantó bandera con sus primeros 100 miembros luego de misionar por una década.

El 10% de evangélicos, 1200000 de creyentes que algunos estiman en 1800000 tomando en cuenta a los formalmente no afiliados resulta el grupo más diverso y a la vez el de mayor potencial de crecimiento. Las denominaciones más representativas son la Iglesia Evangélica Pentecostal de Cuba (Asambleas de Dios), con 500000 creyentes; la Convención Bautista Oriental de Cuba, con 100000 creyentes; la Iglesia Metodista de Cuba, con 70000 creyentes; la Convención Bautista de Cuba Occidental, con 60000 creyentes;  la Liga Evangélica de Cuba y los Adventistas del Séptimo Día de Cuba, ambas con 50000 creyentes; La Biblia Abierta, las Buenas Nuevas y los Bautistas Libres, con 30000 creyentes cada una; y los Pinos Nuevos con 20000 creyentes. En el Registro de Asociaciones del Ministerio de Justicia (MINJUS) se incluyen 55 denominaciones, pero otras tantas, especialmente identificadas con movimientos neo evangélicos como los del mover apostólico no han sido legalizadas; otras, como los de Iglesia Bautista Misión Bereana (como en el caso de los Testigos de Jehová) permanecen proscriptos desde 1976. Estos grupos no reconocidos legalmente representan el 12% de la feligresía evangélica cubana, formadas por unas 90 diferentes denominaciones surgidas a lo largo de los últimos 58 años en Cuba y algunas de ellas con una historia ya de más de 30 años. Es probable que algunas alcancen ya feligresías de 30 000 miembros o más. Su carencia de legalidad jurídica posibilita que el mismo gobierno que se las niega les persiga abiertamente.

El 8% de los evangélicos, unas 30 denominaciones, están afiliadas al Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), organización políticamente comprometida con el sistema; que tiene como referente al Concilio Mundial de Iglesias (CMI). Otro 80% de las denominaciones evangélicas simpatiza con la Alianza Evangélica Mundial (AEM) pero ha visto negado sus intentos de fundar con reconocimiento legal la Alianza Evangélica Cubana (AEC) que le tendría como referente, y que ya en la práctica existe extraoficialmente; su principal oponente es Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos (OAAR) del Comité Central (CC) del Partido Comunista de Cuba (PCC) que ha invalidado todo intento de solicitud; e incluso ve con malos ojos y obstaculiza que los líderes de estas denominaciones evangélicas celebren reuniones de oración o de confraternidad entre ellos, a pesar de lo cual sus líderes colaboran y mantienen todo contacto posible.

SITUACIÓN REFLEJADA EN EL SEMESTRE ENERO-JUNIO DE 2017

El semestre enero-junio de 2017 representó apenas una continuación de las violaciones a la libertad religiosa que constantemente tienen lugar en Cuba desde hace casi seis décadas.

No solo continúo incólume la OAAR que respondiendo a intereses políticos toma toda decisión en Cuba en relación a asuntos religiosos, sino que algunos de sus representantes además de sus labores de control interno viajaron durante este semestre a USA donde fueron recibidos, por instituciones previamente contactadas por la Embajada de Cuba en Washington, como garantes de los derechos religiosos en la isla. Como un ejemplo de esto puede citarse la noticia respecto a la cual informaba el pasado 9 de mayo @CUBAONU, la cuenta en Twitter de la Misión Permanente de la República de Cuba ante la Organización de Naciones Unidas. Durante su estancia en USA esta delegación visitó instituciones religiosas en New York que tal vez no están bien informadas de la responsabilidad de la OAAR representada por los visitantes en flagrantes violaciones a la libertad religiosa en Cuba. Probablemente el objetivo de esta delegación haya sido contactar al Sr. Ahmed Shaheed, Relator de las Naciones Unidas (ONU) para la Libertad de Religión y Credo recién investido en funciones en 2016 y con quien el 3 de abril nuestros coordinadores en Washington DC pudieron contactar.

La Ley de Culto, solicitada por diversas instituciones y líderes religiosos cubanos continúo ausente de la legislación cubana. Entre enero y junio de 2017 no existió señal alguna de que hubiese algún avance al respecto, pero tampoco se avistaron cambios para un futuro cercano si se tiene en cuenta que continúa pendiente la aprobación de una nueva Ley Electoral (la vigente data de 1992), a pesar de que esto se anunció en la prensa estatal desde principios de 2015 sigue sin anunciarse fecha para debatirse en el Parlamento no obstante a la cercanía ya de las elecciones parlamentarias, (las elecciones municipales han sido fijadas para el próximo 22 de octubre).

Ninguna de las múltiples propiedades religiosas confiscadas durante los años de la persecución abierta fue devuelta en la primera mitad del 2017; ni tampoco ninguna de las organizaciones afectadas recibió ningún tipo de indemnización. De modo que el actual período evaluado resultó estéril respecto a esta violación que continúa pendiente en el tiempo, sin correcciones ni compensaciones. Son muchos los casos pero podría mencionarse como ejemplo simbólico el terreno contiguo a la Iglesia Bautista en Yaguajay (calle Quintín Banderas #15, Yaguajay, Sancti Spiritus, 65100; pastoreada por Yuri Castellano Pérez, E-mails: ycastellanos75@gmail.com, yuriyyamilka@cbcocc.co.cu; Teléfono Fijo: +5341553204; Móvil: +5353419904) donde en el pasado se ubicó un prestigioso Colegio Bautista, a pesar de los trámites legales emprendidos por la Asociación Convención Bautista de Cuba Occidental, propietaria del mismo, nada se consiguió. Este caso específico constituye una muestra fehaciente del abuso de poder del Estado que impunemente no solo no devuelve terrenos que no le pertenecen sino que construyó oficinas para algunas de sus empresas ignorando todos los recursos agotados que fueron agotados por esta denominación religiosa.

Lo que sí ha sucedido es que propiedades que usan grupos religiosos cuyo reconocimiento legal no ha sido concedido han sido amenazadas con nuevos decomisos y/o demoliciones. Muchos casos que han vivido esta tensión en estos seis primeros meses de 2017 son de conocimiento público, tales como:

  • “Rey de Gloria” pastoreada por Juan Carlos Núñez (Calle Maceo No.20, E/ J. Agüero y A. Guardia Rpto Primero, Las Tunas, Cuba, CP 75100).
  • “Fuego y Dinámica” pastoreada por Bernardo de Quesada en Camagüey (bernardo65@nauta.cubernardoquesada@yahoo.es, Móvil: +5352931429, +5353135111 y Fijo: +5332213034)
  • “Sendas de Justicia” pastoreada por Alain Toledano Valiente en Santiago de Cuba; (alaintoledano2007@gmail.com, Móvil: +5353388556)
  • “Viento Recio”, pastoreada por Mario Travieso en Las Tunas (E-mail: adri6409@nauta.cu, Móvil: +5353949392)
  • “Estableciendo el Reino de Dios”, pastoreada por Marcos Antonio Perdomo Silva (E-mail: pastormarcos60@gmail.com, Móvil: +5353630754) en Santiago de Cuba.
  • “Iglesia Bautista Misión Bereana”, pastoreada Daniel Josué Pérez Naranjo, (Arroyón, Chaparra, Las Tunas; E-mail: josuedaniel88@nauta.cu, Móvil: +5353137732, +5352225874).

Muchos de ellos ya sufrieron este tipo de violaciones en meses pasados, pero nuevos ataques pueden ocurrir en cualquier momento. Muchos otros pastores, incluyendo incluso iglesias legalmente reconocidas, denuncian amenazas de este tipo pero solicitan mantenerse en el anonimato por temor a mayores represalias.

Tampoco en el primer semestre de 2017 se conoció del reconocimiento legal de alguna de las organizaciones religiosas que han solicitado su inscripción legal (incluyendo a las mencionadas anteriormente) al Registro de Asociaciones del MINJUS, algunas de las cuales llevan décadas en tal espera. De estos grupos sin reconocimiento proviene precisamente el mayor número y diversidad de denuncias de violaciones a la libertad religiosa, puesto que el limbo ilegal al que se les condena propicia la impunidad.

Excepto veinte minutos para el programa radial El Evangelio en Marcha del CIC que se transmitió exclusivamente cada primer domingo de mes a las 8:00am a través de la emisora CMBF Radio Musical Nacional; con lo cual el régimen justifica el acceso a los medios de difusión de las organizaciones religiosas cubanas; ningún otro espacio ha sido permitido en ningún otro medio radial o televisivo, la totalidad de los cuales es monopolio exclusivo del Estado.

El 100% de la educación continúo en este semestre en manos estatales; ningún plantel educativo se permitió abrir a ningún grupo religioso en ninguno de los niveles de enseñanza incluyendo modalidades preescolares como la de los kindergártenes. Esto constituye una flagrante violación continuada a millares de familias que preferirían, si fuese posible, enviar a sus hijos a otro tipo de colegios o escuelas que no fuesen la estatales por incluir estas en sus programas educativos materias contrarias a las enseñanzas y principios transmitidos por las organizaciones religiosas y en extremo ideologizados y politizados. Y también constituye una violación a las organizaciones religiosas que están en disposición de contribuir a la sociedad cubana aportando instituciones educativas que constituirían un gran aporte, pero cuyo derecho se les niega. Lo que si sucedió en este semestre en relación a esta violación fue que un pastor del oriente de Cuba que se atrevió a manifestarse según este criterio de millones de familias recibió represalias que se encuentran en proceso de desarrollo.

Se trata del pastor Ramón Rigal quien radica en Guantánamo (Iglesia de Dios en Cristo; calle Luz Caballero #1075, entre Mármol y Varona, Guantánamo; E-Mail: ramonrigal@nauta.cu, Móvil: +5358551607). Este líder religioso, recogiendo el sentir de millones de padres cubanos, decidió educar a sus hijos en casa  con el apoyo de organizaciones tan prestigiosas como lo es en EE.UU. Home School Legal Defense Association (HSLDA). Por tal razón, él y su esposa Adya fueron arrestados el pasado 21 de febrero acusados de “actuar contra el normal desarrollo de un menor” y posteriormente, el 25 de abril fueron juzgados en un juicio sin garantías donde Rigal fue condenado a un año de prisión y su esposa a un año de arresto domiciliario. La decisión final espera por la vista oral que tendrá lugar el 6 de julio como respuesta a su solicitud de apelación.

Casos de exclusiones de predios universitarios ya fuera en calidad de alumnos o profesores, y por motivos ideológicos de índole política o religiosa tuvieron lugar también en estos primeros seis meses del año. Por causa religiosa resultó notorio y totalmente documentado el caso de Dalila Rodríguez González ( E-mail: dalilarod83@gmail.com, Móvil: +5353236152) activa líder juvenil de la Iglesia de las Buenas Nuevas asociada a Calvery Chapel en Camajuaní, Villa Clara. Luego de más de 10 años de exitoso trabajo esta brillante joven de 33 años fue inhabilitada como profesora y suspendido el doctorado que realizaba. El 11 de abril Dalila recibió una orden de despido de su puesto en la Facultad de Humanidades, emitida por el rector Andrés Castro Alegría y en la que se invoca el artículo 74 del Reglamento para la aplicación de las Categorías Docentes de la Educación Superior. El 2 de junio el MES ratificaba tal decisión como respuesta a la apelación que con asistencia de un abogado Dalila realizó.

También relacionado con la educación durante este primer semestre de 2017 el Ministerio de Educación Superior (MES) continúo sin reconocer a la totalidad de los seminarios bíblicos y teológicos del país, a pesar de estar reconocidos por sus asociaciones, y en ninguna de las universidades del país existen facultades teológicas. Aunque esto afecta a la totalidad de los seminarios teológicos puede citarse a modo simbólico el caso de un antiguo seminario, como la Universidad Teológica Pentecostal de Cuba, perteneciente a las Asambleas de Dios fundada en 1939 y cuyas instalaciones fueron confiscadas en 1963, a pesar de lo cual ha diseñado un sistema de estudios en 17 campus (filiales o Centros de Estudios Teológicos) en todas las provincias del país y forma actualmente a unos 7000 pastores en toda Cuba, con gran influencia interdenominacional. Podría mencionarse también el ejemplo más reciente del Seminario Teológico Bautista ¨Luis Manuel González Peña¨ bajo el auspicio de la Iglesia Bautista ¨La Trinidad¨ de la ciudad de Santa Clara. Ambas instituciones están acreditada por Caribbean Evangelical Theological Association, articulada con International Council for Evangelical Theological Education, sin embargo sus solicitudes de acreditación ante el MES han sido reiteradamente negadas.

También en el recién finalizado primer semestre de 2017, al ser objeto de atención la agrupación Testigos de Jehová en Rusia que tras una intensa batalla legal fueron declarados ilegales el 20 de abril de 2017 por el Tribunal Supremo; volvió a pensarse por asociación en las vicisitudes que sufre en Cuba desde 1976 este mismo grupo; y desde lo cual la simple identificación de sus clandestinos lugares de culto con un cartel de ¨Salón del Reino¨, normal en cualquier país donde medianamente sean respetados las libertades religiosas, constituye algo impensable. Otras organizaciones que en ese mismo año 1976 también fueron proscriptas, como la Iglesia Bautista Misión Bereana, continuaron en este primer semestre en ese mismo estado legal en el cual permanecen por más de 40 años.

Todos los domingos del 2017 al grupo femenino conocido como Damas de Blanco se le impidió asistir a misa, una continuación del 2016, con lo cual suman 105 domingos de estas violaciones. Las mujeres que integran este grupo son detenidas, muchas veces de manera violenta, al salir de sus casas, constantemente vigiladas; o en algún punto antes de llegar a las iglesias. Esto constituyó una de las mayores violaciones religiosas de carácter sostenido a lo largo de todo el semestre y merece toda la atención y repudio de parte de los organismos a nivel internacional que velan por las libertades religiosas. Algunas de sus representantes, incluyendo a su principal líder, Berta Soler, han sido impedidas de salir de Cuba en varias ocasiones en este primer semestre del año. El 5 de junio la activa joven católica y también dama de blanco Sayli Navarro fue impedida de abordar un avión para viajar a Bruselas donde condenaría ante el Parlamento Europeo violaciones como estas, invitada por el grupo Alliance of Liberals and Democrats for Europe (ALDE).

La represión religiosa en Cuba prioriza a quienes intentan vivir su fe también en el ámbito político y organizaciones que dentro de la isla o en el mundo se especializan en condenar las violaciones a libertades religiosas deberían tomar en cuenta también esta categoría e incluir casos como el de la pastora Joanna Colombie Grave de Peralta (E- mails: joannacolumbie@yahoo.es, joannacolumbie@nauta.cu Móvil: +5354247379), egresada del Seminario Evangélico de Teología (SET) de Matanzas y cuya iglesia independiente en su propia casa en Céspedes, Camagüey, fue objeto en el pasado de toda clase de censuras. Su decisión de ejercer el liderazgo al frente de la Academia 1010 del movimiento Somos + como resultado de un compromiso con su propia fe cristiana práctica fueron causa de numerosas detenciones arbitrarias. Como causa de esto estuvo encerrada en un calabozo en la prisión del Vivas durante ocho días (viernes 26 de mayo a viernes 2 de junio) al término de los cuales fue humillantemente deportada dentro de su propio país, de La Habana a Camagüey, y amenazada de ser procesada judicialmente de atreverse a regresar a la capital del país. También ha sido impedida este año de volar fuera de Cuba en varias ocasiones, la última de las cuales fue el pasado 17 de junio cuando se le impidió volar a Perú.

La OAAR incluye como asociaciones de carácter religioso en Cuba a organizaciones de índole fraternal como las logias masónicas, de All fellows, Caballeros de la Luz, etc. Razón por la cual nos corresponde estar atentos también a tratamientos violatorios que reciben estas instituciones; de lo cual constituyen un ejemplo los reportes realizados por el masón Armando Antonio Pérez Pérez.  Líder de la LOGIA MASÓNICA «Urania – Dr. Mortera» de Zulueta, provincia de Villa Clara; que reporta constantes censuras y limitaciones al trabajo de su logia (E-mail: armandoantonio.perez@nauta.cu y amandaamalia0103@gmail.com. Móvil: +5353502039).

Otras situaciones que vienen desde 2016 y que nos resultan altamente preocupantes son:

El acoso al Centro de Estudios Convivencia, de inspiración católica, y dirigido por el reconocido laico Dagoberto Valdés (Emails: dagoberto@convivenciacuba.esdagocuba@nauta.cu; móvil: +5352636146) cuya sede, vivienda de Karina Gálvez, permanece ocupada; y cuyos miembros, incluyendo a Dagoberto y Karina, han sido constantemente citados y amenazados mediante actas de advertencia en unidades militares.

La prisión del activo laico católico Dr. Eduardo Cardet Concepción. Activo laico católico, líder del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), residente en Velasco, Holguín (Móvil: +5353192883). Por su liderazgo, por su inspiración cristiana, en el MCL fue condenado a 3 años de prisión y Amnistia Internacional le ha declarado prisionero de conciencia.

Muchos otros casos fueron reportados durante este primer semestre de 2017 y pueden clasificar netamente como violaciones a las libertades religiosas dentro de Cuba en situaciones similares a las descritas, a en otras modalidades, pero sus víctimas han solicitado no hacerlo público por el momento por aumentar las posibilidades de represión -muchos han sido amenazados de esto- o por afectar a segundas o terceras personas, o a instituciones en general. No obstante poseemos la información y no descartamos la posibilidad de compartirlo en privado con organizaciones defensoras de los derechos religiosos que se comprometan a no publicarlo hasta que no recibamos la debida autorización de las fuentes.

CONCLUSIÓN

Según las evidencias anteriores, no exhaustivas, al igual que el resto de los derechos civiles de los cubanos las libertades religiosas continúan siendo objeto de un variado número de violaciones en la misma medida en la que el régimen recrudece su represión tras factores tales como: la muerte de Fidel Castro, la victoria electoral de Donald Trump y sus recientes palabras dedicadas a Cuba del 16 de junio anunciando oficialmente un nuevo cambio de política del gobierno de USA, la crisis venezolana y la cercanía de elecciones de 2018, estás últimas que aunque van dirigidas .

Tal vez la mayor evidencia de todas estas violaciones es el miedo es el miedo generalizado que puede percibirse tanto en los grupos legalmente reconocidos, como de los que no lo están pero que resultan relativamente tolerados. Aunque este sentimiento no encaja mucho cuando se habla de personas o grupos que profesan algún tipo de fe religiosa, en todos los regímenes totalitarios se repiten este tipo de reacciones que expresan el sentido de supervivencia con el fin de preservar reducidos espacios o concesiones, al punto de callar no solo las flagrantes violaciones contra los pueblos a los que ministran. Quienes no se autocensuran y permanecen fieles a los valores de sus religiones como antídotos ante el miedo reciben el mismo trato de los disidentes políticos y son precisamente acusados por el régimen de entrometerse en política; como si no fuera precisamente la política la que afecta sus libertades.

No se trata de casos aislados, como recientemente sugiriera a la agencia Associated Press (AP) Joel Ortega Dópico, presidente del CIC (que proviniendo de esta fuente históricamente incondicional al sistema constituye una reveladora confirmación), según un reportaje de Andrea Rodríguez  publicado el 27 de marzo bajo el título de Lejos del pasado oscuro, evangélicos crecen en Cuba, sino que más bien pareciera ser la norma en el panorama religioso cubano que puede resumirse en dos tristes palabras que golpean a todas las confesiones cubanas: autorepresión o represión.

NOTA: La organización que presenta este informe, el Instituto Patmos, fundada en Cuba el 2 de febrero de 2013, y uno de cuyos objetivos primordiales consiste en monitorear el respeto a las libertades religiosas en Cuba, no ha estado exenta en sí misma de represalias por intentar sacar a la luz violaciones como las reportadas. Leonardo Rodríguez Alonso, coordinador en el centro de Cuba, también fundador del Instituto, ha sido objeto de presiones, detenciones y amenazas; y su propia hija, Dalila Rodríguez González es uno de los reportes de este informe, como muestra del acoso a que se encuentra sometida su familia. Igual sucede con Félix Llerena López, coordinador en el occidente de Cuba, quien en mayo 2017 reportó haber sido expulsado como estudiante de la Universidad de Ciencias Pedagógicas de La Habana, y el 17 de junio fue impedido de viajar fuera de la isla. Raudel García Bringas, actual coordinador en Miami se acogió a la Ley de Ajuste Cubano, tras sufrir tres años de prisión en Cuba (su testimonio, disponible en Amazon: http://amzn.to/2tgAnhb puede leerse en su libro Entre la aceptación y el rechazo: El reto de vivir en Cuba).Y los fundadores del Instituto, la misionera Yoaxis Marcheco Suárez y el pastor bautista Mario Félix Lleonart, actualmente coordinadores generales, fueron acogidos como Refugiados por el gobierno de EE.UU. debido al elevado grado de represión en su contra (sus testimonios pueden leerse en sus libros publicados por Neo Club Ediciones: Isla Interior y Cubano Confesante, también disponibles en Amazon: http://amzn.to/2ugjSpx y http://amzn.to/2ugmVxH).

  • Instituto Patmos: institutopatmos@gmail.com
  • Blog: institutopatmos.wordpress.com
  • Twitter: @ForoPatmos
  • P. O. Box 65378, Washington DC, 20035-5378

¡Aquí está mi libro Cubano Confesante!

Al hermano en Cristo, evangélico escritor norteamericano, que con el seudónimo de Karl Barth recibía en EE.UU. los primeros escritos que con el seudónimo de Dietrich Bonhoeffer le envíaba yo desde la oscuridad de Cuba y que él me publicaba en Cubano Confesante.

Durante los últimos siete años de mi vida me acompaña por el mundo un medio que constituye uno de mis modos inseparables de expresión: mi blog personal «Cubano Confesante». Nació de la combinación de esa necesidad innata que todos traemos a este mundo -imagen y semejanza de Dios como somos, de comunicar ideas y pensamientos- con el contexto propicio que me tocó vivir en Cuba de aquel boom de la blogosfera cubana independiente con tanto de sabor a prohibido y por ende con más atractivo todavía, y con desafíos tan sugestivos como el blog Generación Y, de Yoani Sánchez.

Precisamente en el séptimo año de mi publicación ininterrumpida en «Cubano Confesante» nace un hijo del blog, la primera selección de sus escritos compilados en un libro impreso y editado por el sello editorial de Neo Club Ediciones, ese proyecto que tantas letras ha rescatado de la censura, fruto del talento y el amor por Cuba de esa pareja tan especial que son Idabell Rosales y Armando Añel. Como todo libro que no pierde la ocasión de celebrar su nacimiento «Cubano Confesante» tendrá su lanzamiento oficial en el Miami Hispanic Cultural Arts Center como parte del Festival Vista que auspicia precisamente Neo Club Ediciones. Dios mediante el domingo 16 de julio a las 7pm, y con la presentación de honor que me harán seres entrañables que han sido parte, entre muchos otros, de estos siete años apasionantes de mi vida y de mi blog: María WerlauYoaxis Marcheco Suárez y Lincoln Diaz Balart.

Quienes asistan tendrán la oportunidad de adquirir ejemplares de «Cubano Confesante» que más que permitirles conocer un poco más de mi vida personal espero les propicie indagar desde el punto de vista de mi subjetividad en esa realidad cubana que nos rebaza y trasciende y en la que en definitiva, como en todo, tendrá al fin y al cabo Dios la última palabra, y de los cual sencillamente soy un cubano confesante. Quienes no puedan asistir, sin duda la mayoría de mis amigos, hermanos, y aún enemigos, dispersos por el mundo, tendrán la oportunidad de adquirirlo también gracias a esa enorme librería que es Amazon:

 http://amzn.to/2uWGVCI

Ah, por favor, y no dejen de contarme sus impresiones, tanto positivas como negativas, todas serán bienvenidas y de todas se nutrirá la experiencia de la que resultará mi próximo libro y de la cual de esa forma, de una u otra manera participarán todos, y que espero estar lanzando en una próxima edición del Festival Vista, sin censura, en Cuba.

La represión en Cuba prioriza a quienes intentan vivir su Fe también en el ámbito político

Mario LLeonart y Misionera Yoaxis Marcheco en visita realizada a la pastora Joanna Columbié en la sede de su iglesia en su propia casa en Céspedes, Camagüey

Desafortunadamente para muchos creyentes, sea cual fuere la religión que se profese, existe una diferencia entre lo que se cree y lo que se vive. Es lo que algunos sociólogos en el ámbito cristiano denominan como esquizofrenia espiritual. Con razón declara Carlos Scott, Mentor en Mision GloCal y Miembro Asociado de la Comisión de Misiones en World Evangelical Alliance en El movimiento iberoamericano y las iglesias: reflexiones sobre nuestra misionología:

«… ser cristiano se entiende exclusivamente en categorías religiosas y cúlticas. Esto significa el conocimiento de prácticas, credos, observancia del Domingo, membresía, asistencia, la frecuencia de los cultos, el apoyo a la Iglesia, etc. Hemos tenido mucho éxito: “logramos retirar a los cristianos del mundo”. Con más de 80.000.000 de creyentes en Iberoamérica parece que no pudimos permear la sociedad con los valores del Reino de Dios…Debemos afirmarnos en que tanto la evangelización como la acción social son componentes de la misión. La evangelización y la acción social no son componentes o partes separadas de la misión, sino más bien dimensiones de la misión única e indivisible de la Iglesia…Por lo tanto hablar de Misión es hablar de un mensaje integral de salvación que no conoce fronteras de ningún orden y que está dirigido a todo ser humano y considera toda la realidad de la persona: lo físico, lo moral, lo espiritual, lo intelectual, lo social o lo político…La encarnación es el modelo para la misión de la Iglesia. En su encarnación, Jesús se identificó con la humanidad pecadora, se solidarizó con ella en sus aspiraciones, angustias y debilidades y la dignificó como criatura hecha a imagen de Dios. La Iglesia está llamada a encarar su misión al estilo de Jesús.»

Son precisamente aquellos creyentes que comprenden en Cuba que la Fe cristiana no es para vivir en solitario o para aislarse en guetos, sino precisamente para involucrarse y participar social y políticamente en transformar a la nación y así ayudar a que salga del caos en el que se encuentra, quienes se convierten in so facto en el blanco principal de la represión; y reprimir a alguien solo por intentar vivir y llevar a la práctica lo que cree tiene que ser calificado también como lo que es: violaciones a las libertades religiosas fundamentales. Aunque los ejemplos abundan cada vez más y provienen de todas las confesiones religiosas, fundamentalmente en sus bases, lejos de los intereses de las jerarquías, la pastora evangélica Joanna Columbié Grave de Peralta, adicionando el significativo hecho de ser una mujer, constituye un vivo ejemplo de ello.

no solo es una cristiana comprometida, sino una pastora egresada del Seminario Evangélico de Teología de Matanzas y cuyo ministerio primero el sistema atacó, de lo cual es un ejemplo la iglesia independiente en su propia casa que Joanna estuvo pastoreando en la localidad de Céspedes en la provincia de Camaguey. Precisamente por su compromiso cristiano Joanna aceptó la propuesta de Somos + para dirigir su Academia. ¡Todo un honor para los evangélicos cubanos! – por cierto no es ni la única cristiana comprometida ni la única pastora que en su libre albedrío ha decidido integrarse a Somos +, otros muchos que desean, como buenos cristianos, auténticas libertades y pluralidad para Cuba también lo están haciendo.

Según las últimas noticias el régimen anuncia que ¡DEPORTARÁ! a Joanna a su lugar de origen en el interior de la isla. Quienes defienden todavía lo indefendible: al sistema diabólico cubano deben saber que ese régimen deporta a sus propios ciudadanos en el interior de la isla según los guettos que ha diseñado para controlar a la población. La Seguridad del Estado también anuncia que abrirá una causa contra Joanna para intentar aislarla y cercenarla aún más.

Joanna no es un caso aislado, lamentablemente, pero es un caso real y tangible de este momento. No quedemos de brazos cruzados acatando tanta impunidad…

Joanna no solo es una cristiana comprometida, sino que es también una pastora egresada del Seminario Evangélico de Teología de Matanzas y cuyo ministerio pastoral siempre fue importunado por el sistema, de lo cual podrían atestiguar sus feligreses en la iglesia independiente que funcionó en su propia casa en la localidad de Céspedes en la provincia de Camagüey. Precisamente por su compromiso cristiano fue que Joanna aceptó la honorable propuesta del movimiento político Somos + para convertirse en la directora de su Academia 1010. ¡Todo un honor para los evangélicos cubanos! – por cierto no es ni la única cristiana comprometida ni la única pastora que en su libre albedrío ha decidido integrarse a Somos +, otros muchos que igual desean auténticas libertades y pluralidad para Cuba también lo están haciendo.

Pero ello ha tenido un alto precio para Joanna en un país donde se penaliza la discrepancia política y donde solo el Partido Comunista posee el privilegio exclusivo, no solo de ser reconocido legalmente, sino inclusive de dirigir a su antojo los destinos de toda la nación. Y un Partido que posee por cierto una entidad dedicada por completo a controlar todo cuanto tenga que ver con religión, la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central, dirigida por la Sra. Caridad Diego Bello. Basta solo googlear brevemente con el nombre de la activista para advertir las numerosas violaciones a múltiples de sus derechos de las que ha sido objeto tan solo en el último año.

En el momento en que se escriben estas letras Joanna permanece arbitrariamente recluida en una celda desde el viernes 26 de mayo en la cárcel del Vivac en La Habana. Según las últimas noticias sus carceleros anuncian que ¡DEPORTARÁN! a Joanna a su lugar de origen en el interior de la isla, no sin antes procesarla judicialmente vaya usted a saber con cuales cargos. Quienes defienden todavía lo indefendible deben saber que en Cuba el sistema llega al extremo de deportar a sus propios ciudadanos en el interior de la isla según los guetos que ha diseñado para controlar a la población.

Las organizaciones que dentro de la isla o en el mundo se especializan en condenar las violaciones a libertades religiosas deberían tomar en cuenta casos como el de Joanna y por supuesto la situación específica de esta pastora reprimida en Cuba. Libertad religiosa va mucho más allá de tener un templo en el cual reunirse y poder hacerlo determinados días en determinados horarios de la semana, y ya se sabe que tan solo en estos términos existen cuantiosas violaciones en Cuba; pasa por supuesto también por los derechos de todas las organizaciones religiosas de poder registrarse legalmente y adquirir con ello todas las obligaciones y derechos que debería concederles una Ley de Culto que por cierto brilla por su ausencia en la isla; pero llega incluso al derecho inalienable de cada individuo no solo de creer, sino de profesarla y ejercerla; especialmente si se trata de preceptos tan justos y dignos como los del credo de Joanna.

Recordando mi detención, a un año de la visita del expresidente Barack Obama a Cuba

Este 20 de marzo se conmemora un año de la visita del entonces presidente norteamericano Barack Obama a Cuba. El video que vuelvo a compartir ahora fue parte de mi vivencia personal de entonces. Durante los tres días de esa histórica visita mi lugar fue la sucia celda No.19 en la Unidad Provincial de Investigaciones Criminales de Villa Clara donde fui el prisionero 380. No fue mi primera detención, ni tampoco fue la última. Antes de liberarme, un oficial de la Seguridad del Estado, custodiado de dos fornidos militares con caras de pocos amigos me advirtió en serio que ¨me iban a ir con todo¨. Aunque no me explicaron que querían decir con esa frase, fue fácil comprenderlo. A buen entendedor pocas palabras bastan. Y especialmente conociendo su historial de casi seis décadas de terror en el poder.

En todo este año sobran los ejemplos de lo que me anunciaban. El Dr. Eduardo Cardet, coordinador en Cuba del Movimiento Cristiano Liberación, lleva más de tres meses preso y en espera del veredicto de una vista injusta cuya petición fiscal fue de tres años de privación de libertad, con su esposa e hijos inmersos en una verdadera pesadilla. Las Damas de Blanco, y sus familiares, tienen  centenares de historias que contar, cuál de ellas más terrible.  Karina Gálvez, del Centro de Estudios Convivencia, sigue con su vivienda ocupada y en espera de juicio, mientras muchos de sus colegas, incluyendo a su líder Dagoberto Valdés cuentan de citaciones constantes y de amenazas como la que me hicieran. El asalto a la sede de Cubalex y la prisión desde entonces del abogado Julio Ferrer. La Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) lleva la cuenta de alrededor de cincuenta de estos asaltos a viviendas de sus activistas y algunos de ellos, como mis amigos Arcelio Rafael Molina (Chely), o Hamell Santiago Más Hernández, ya no están porque murieron ya fuera por acción directa o indirecta del régimen… por supuesto, hay mucho más.

Yo no puedo contar lo mismo pues apenas cuatro meses después puse a salvo a mi familia lejos de esa pesadilla. Lamento por aquellos que aman las historias demártires que tal vez no me incluyan en la lista, lo cual constituiría un privilegio demasiado grande para mí. Aunque tampoco me siento confiado conociendo también lo que estos regímenes son capaces de hacer a larga distancia, como hace apenas unos días demostró Corea del Norte, aliado de La Habana. Mientras, intento seguir una lucha en la que creo que puedo hacer más vivo y suelto, que muerto o preso. Pero sufriendo, como muchos otros cubanos, vivir físicamente lejos de mi tierra. Que no deja de ser también otra forma de castigo, de prisión o de muerte.

Les dejo con el video tomado entonces por mi esposa Yoaxis, acompañada de mi pequeña hija Rachel, que son quienes merecen los honores:

https://youtu.be/4yd8Cu3DNSg

Un feliz Día de los Enamorados

Puede que alguien crea que pasar el día trabajando en una factoría, o en cualquier otro sitio, no es una buena manera de pasar el Día de los Enamorados. Si así fuese este no habría sido un día feliz para millones de enamorados en el mundo…

Quiero desmentir esto para afirmar que en primer lugar tener trabajo es ya en sí una bendición que muchos enamorados en el mundo quisieran tener, y no tienen. Ya eso aporta un 25% de felicidad. Si a ello agregamos que los enamorados trabajan juntos, en el mismo sitio, entonces podemos adicionar otro 25%, que ya suma 50%. Si los enamorados poseen salud y deseos de trabajar; y el trabajo aporta otra ocasión y circunstancia en sus vidas para amarse puede sumarse otro 25% para alcanzar 75% de felicidad.

Pero si a ello se agrega que este trabajo forma parte de la exitosa compañía Unifirst que sirve en 275,000 localidades de clientes en Estados Unidos y Canadá equipando más de 1.5 millones de trabajadores en uniformes cada día satisfaciendo a sus clientes desde 1936, entonces puede afirmarse que Yoaxis Marcheco y Mario Lleonart tuvimos un Día del Amor 100% feliz. ¡Y de hecho así fue!