Mi discurso en evento del 10 de diciembre de 2015 convocado por «United for Human Rights» por el 67 Aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos

Enviando palomas mensajeras en el parque José Martí al final del evento convocado en Tampa por «United for Human Rights» por 67 Aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos

Enviando palomas mensajeras en el parque José Martí al final del evento convocado en Tampa por «United for Human Rights» por 67 Aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos

Luego de treinta y ocho años de mi vida sin poder abordar un avión y solo contemplándolos en el azul celeste, tan lejanos como las posibilidades que consideraba de abordarlos. Repentinamente esa realidad cambió, y por más de dos años los vientos de Dios me han ido llevando por el mundo y a este lugar tan especial aquí en Tampa, uno de mis sitios predilectos, donde recordamos a aquel otro discursante quien también viajó mucho por el mundo y manifestó especial predilección también por Tampa y por este lugar. Por lo menos se calcula que estuvo acá veinte veces en un período de tres años. No en balde la cantidad de homenajes que por esta ciudad le recuerdan, identificados al menos: una estatua, dos bustos, doce indicadores de lugares históricos, un mural, una calle, un centro de ayuda mutua, y el Cementerio de Tampa Oeste que muchos nombran todavía con su nombre. A pesar de tanto viajar su corazón vivía anclado a un sueño, un sueño de democracia para su tierra esclavizada. ¡José Martí, el héroe y poeta nacional cubano y su sueño de una patria con todos y para el bien de todos! ¡José Martí y su sueño de una Cuba libre y democratica!

Sigue leyendo

CUBAN PASTOR TO TESTIFY AT CONGRESSIONAL HEARING

e8316016415c07caf5befd958fbab698The field hearing in Miami will focus on serious and ongoing violations of human rights in Venezuela and Cuba.

Sigue leyendo

Palabras del P. José Conrado en respuesta al Premio Patmos recibido en su 2da edición el 31 de octubre de 2015 en el templo de la Iglesia Bautista Eben Ezer en el poblado de Taguayabón, en Villa Clara, Cuba:

P. Jose Conrado en su discurso de agradecimientoSi cuando yo era adolescente en la Parroquia de San Luis me hubieran dicho que un día iba a estar en una iglesia bautista recibiendo un premio, y que me lo daban mis hermanos en la fe, la verdad es que me hubiera sorprendido un poco. Pero entonces no habíamos tenido el Concilio Vaticano II que ha sido tan importante para la Iglesia, y personalmente también para mí, aunque era un niño cuando se realizó esta extraordinaria reunión entre los obispos católicos en el Vaticano, II Vaticano, por segunda vez en el Vaticano. En aquellos tiempos no nos llevábamos tan bien (Risas).

Sigue leyendo

SEGUNDA EDICION DEL PREMIO PATMOS

Entrega Premio Patmos a P. Jose Conrado (2)El pasado 31 de octubre, Día De la Reforma Protestante, a 498 años desde que Martin Lutero protestase con sus 95 tesis clavadas en la iglesia del castillo de Wittenberg; en el templo bautista del poblado de Taguayabón, en Villa Clara, el Instituto Patmos entregó por segunda ocasión el Premio Patmos.

Sigue leyendo

¿Dóde están los ladrones?

Los han visto por ahí
Los han visto en los tejados
Dando vueltas en Paris
Condenando en los juzgados

(Luis Fernando Ochoa)

acuse de recibo de nuestra denuncia de la cual nunca recibimos respuesta, aunque como bien se aclara en el propio acuse tenían 60 dias para responder.

Acuse de recibo de nuestra denuncia en Fiscalia General de la Republica el 17 de septiembre de 2014 de la cual nunca recibimos respuesta, aunque como bien se aclara en el propio acuse tenían 60 dias para responder.

El pasado domingo 21 de junio, día de los padres, hizo un año ya del asalto policial del que fuimos víctimas mi esposa Yoaxis Marcheco y yo. Fuimos detenidos durante dos horas, entre 3.40 y 5.40pm, tiempo durante el cual se procedió a la ocupación de nuestras laptops y de mi memoria flash de 32 Gb. En todo momento la policía intentó dar la apariencia de un normal proceder y así se reflejó en las actas de ocupación: «por motivo de un hecho que investiga la PNR». Nuestra perdida fue mucho mayor que el costo del hardware ocupado. La totalidad de nuestro patrimonio digital acumulado hasta esa fecha nos fue arrebatado. A partir de allí debimos comenzar prácticamente de cero. No solo bibliotecas personales que minuciosamente compilamos durante años, que incluían colecciones de fotos familiares por décadas, o toda la música y sus diapositivas para el uso en nuestras iglesias, sino que toda nuestra creación literaria, fotográfica y académica fue ocupada. Incluyendo además diversos artículos, muchos de ellos inéditos, toda mi poesía, nuestros dramas de navidad, nuestra correspondencia y la de las dos iglesias que pastoreamos. En el plano académico el efecto fue letal. Cursos que nos había llevado años ir conformando, libros que confeccionábamos para el Seminario Teológico Bautista de Santa Clara (tres tomos de los cursos de Nuevo Testamento, prácticamente a la mitad cada uno de ellos) todo regresó al estado de cero.

Ya en 2013, en el Café Literario de Santa Clara, en circunstancias muy extrañas, me fue robada mi mochila con variadas pertenencias en un intento evidente de ocupar mi laptop que afortunadamente aquel día no llevaba conmigo, limitándose solo la perdida a cámara de video y memorias flash. Extremé medidas a partir de ese momento para no volver a ser víctima de esos actos de rapiña. Lo inconcebible para mi esposa y para mí fue que quienes debieran existir para cuidarnos -si hubiésemos vivido en un país normal, que evidentemente no es el caso, como confirma este hecho- fueron quienes nos arrebataron nuestras dos laptops personales, en un operativo dirigido por el Mayor Fermín quien fungía como Jefe de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) en Camajuaní. A lo largo de este año esta estación policial se ha visto envuelta en actos de corrupción, tan propios cada vez más de estas “fuerzas del orden”. Los escándalos no han sido pequeños y han desembocado hasta en suicidios como el del capitán Amaury Carmenate (http://www.14ymedio.com/nacional/se-suicida-oficial-policia-participo-en-asalto-en-Camajuani_0_1670232967.html#.VGYiw6ElaR0.twitter …), el último rumor que circula entre la vox populi es que fue asesinado por otros policías que temían revelase hasta donde estaban implicados ellos también. Ya ni el Mayor Fermín se encuentra en esta estación pues según se dice, también fue removido por sus malos manejos.

Pero el peor atentado no fue haber sido atracados por estos ladrones sino el extremo estado de indefensión del que hemos sido objeto todo este año, ni siquiera hemos recibido respuestas solicitadas hace meses a instancias tales como: Ministerio de Justicia, Minint Nacional, Fiscalía General… Todo indica que los peores ladrones no son ellos…

Acta de ocupación de mi laptop y de mi memory flah de 32G

Acta de ocupación de mi laptop y de mi memory flah de 32G

Acta de ocupación de la laptop a mi esposa Yoaxis Marcheco. ¨Por un hecho que investiga la PNR¨

Acta de ocupación de la laptop a mi esposa Yoaxis Marcheco. ¨Por un hecho que investiga la PNR¨

No perdonaron ni a la Agenda

Portada Agenda, de Maximino Cerezo Barredo, foto de José María Concepción

Portada Agenda, de Maximino Cerezo Barredo, foto de José María Concepción

Entre mis libros que quedaron retenidos hace un mes en el Aeropuerto “Abel Santamaría” de Santa Clara y acerca de los cuales aún no he recibido respuesta uno de los mas sospechosos resultó ser mi ejemplar de la “Agenda Latinoamericana Mundial 2015” http://latinoamericana.org/2015/info . Fue retenida a pesar de ser la edición cubana, lo cual señalamos a los inspectores de aduana llamándoles la atención a cerca de la torpeza que cometían, publicada por el Centro Memorial Dr. Martin Luther King Jr. de Cuba en colaboración con la Fundación Sueca para los Derechos Humanos. Puesto que se trata de un “manual de compañía” la llevé conmigo al despegar desde ese mismo aeropuerto el 16 de marzo y a mi regreso doce días después me la arrebataban.

Este anuario que viene publicándose desde hace veinticuatro años escogió para este año un tema controversial en Cuba: ¡Derechos Humanos! Y como ya en otra oportunidad uno de los abogados de la Aduana nos explicó: “En Cuba nada que sea drogas, pornografía, armas o derechos humanos es admitido”. Una admisión como esta confirma lo que Julio Antonio Fernández Estrada, profesor Titular de la Universidad de La Habana, afirma en uno de los artículos incluidos precisamente en esta Agenda, “La Cultura de los Derechos Humanos en Cuba”, (página 220) al decir: “… quedó vedado el tema de los derechos humanos, no se divulgaba la declaración universal, y todo lo que sonara a derechos humanos parecía cosa de la contrarrevolución. Todavía hoy es posible que en una discusión cualquiera se identifique al otro con una posición dudosa solo alineándolo con los derechos humanos, como si “ser de los derechos humanos” significara estar frente al sistema y no dentro de él”. No en balde el revuelo que ocasionó en el aeropuerto por lo cual nos tuvieron varias horas retenidos a mi esposa y a mí que durante nuestro dilatado requiso vimos llegar e irse varios vuelos y éramos observados con curiosidad por todos cual si hubiesen descubierto a unos auténticos narcotraficantes.

Portada del libro editado especialmente para la celebracion de 15 de mi hija Rocío. De no devolvernoslos seran quemados por Aduana de Santa Clara

Portada del libro editado especialmente para la celebracion de 15 de mi hija Rocío. De no devolvernoslos seran quemados por Aduana de Santa Clara

Si bien yo poseo mis propias críticas a la Agenda, parece que los aduaneros las tenían mayores que yo. Por ejemplo, a mi me resaltó que todavía no se anuncia el 20 de marzo como Día Internacional de la Felicidad, a pesar de ser este el tercer año ya en que se celebra, tras la Resolución de la ONU del 12 de julio del 2012. Me chocó también que en las efemérides de cada día Cuba brilla por su ausencia, a pesar de que se toma nota rigurosa de cada violación a los derechos humanos ocurrida en el pasado en el resto de la Patria Grande. Yo esperaba encontrar por ejemplo en el 7 de abril la nota de que se cumplían cincuenta años exactos del encarcelamiento de cincuenta y tres pastores bautistas que en 1965 fueron condenados a largas penas de prisión. O más cercano en el tiempo esperaba encontrar que el 23 de febrero se cumplían cinco años de la muerte del huelguista Orlando Zapata Tamayo en la prisión Cerámica Roja, de Camagüey, tras de haberse cometido la crueldad de negarle el agua por dieciséis agónicos días; cuatro años del fallecimiento del activista Juan Wilfredo Soto García tras una golpiza policial, tres años del fabricado accidente de Oswaldo Paya Sardiñas el 22 de julio, o de la extraña muerte de la líder de las Damas de Blanco, Laura Pollán, el 12 de octubre. A pesar de estas imperdonables ausencias la llevaba conmigo como un instrumento sumamente útil para recordar efemérides relacionadas al tema Derecho Humanos en todo el continente, además de los excelentes artículos incluidos, sin dudas un regalo de lujo de José María Vigil y Pedro Casaldáliga. Junto a mi Agenda Latinoamericana permanecen retenidos en el aeropuerto otros items que no hacen más que ridiculizar al régimen. Un ejemplar de la Newsweek que había adquirido en el aeropuerto de Miami antes de volar a Cuba. Ejemplares de la biografía de Mañach a Martí. Y como una muestra de hasta donde pueden llegar con sus ensañamientos, una edición especial del libro “El Camino a la Felicidad” en ocasión de la celebración de los 15 años de mi hija Rocío, quien no tuvo más remedio que celebrar su fiesta de cumpleaños el pasado sábado sin poder compartir con sus amiguitos, como hubiese anhelado, veintiún preceptos morales muy carentes en Cuba, y especialmente en sus aduanas.

Ustedes no son quienes buscamos

Cuando mi esposa Yoaxis Marcheco y yo llegamos a Panamá en la tarde del 8 de abril para participar del Simposio “El Acuerdo para la Democracia en Cuba” a celebrarse al día siguiente en el marco de la VII Cumbre de las Américas, fuimos los dos únicos pasajeros del vuelo 440 CM proveniente de Miami en ser interceptados. Dos encargados de la seguridad panameña nos condujeron a lugar aparte y nos pidieron nuestros pasaportes. Con rapidez procedieron a realizarnos interrogatorio en el que nos realizaron preguntas como estas: ¿Son cubanos de Cuba? ¿Por qué vienen de Miami? ¿Vienen por la Cumbre? ¿A qué se dedican? ¿Dónde se hospedarán? ¿Podemos tomar fotos de sus pasaportes? Todas las cuales contestamos con sinceridad y cortesía, teniendo en cuenta que, además de que estos son nuestros modales, eramos visitantes y estos agentes representaban el país que nos recibía. yoaxis

Ciudadanos europeos, amigos nuestros, nos manifestaron su disposición de ayudar, y no despreciamos un gesto que hizo realidad nuestro sueño de visitar Panamá, especialmente en una cita histórica como esta. Desde el viejo continente ellos se encargaron de comprar nuestros boletos on line y se preocuparon de muchos otros detalles. Puesto que no poseíamos acreditación de la OEA para participar en ninguno de los Foros, a pesar de haberla solicitado con el tiempo requerido a través de internet, no encontramos mejor opción que ser parte del Simposio “El Acuerdo para la Democracia en Cuba”, el documento que más ha aglutinado a organizaciones políticas y civiles de cubanos de dentro de la isla y del exilio, además de que por supuesto lo apoyamos íntegramente. Nuestra identificación de misionera y de pastor bautista incidió notablemente en nuestros interlocutores, uno de los cuales también se identificó como cristiano, y para hacer el mundo más chiquito, discípulo de Ortiz, el pastor panameño deportado de Cuba años atrás. Al explicarle incluso que veníamos de Miami porque precisamente la noche antes se cumplían cincuenta años de la Primavera Negra Bautista de 1965 cuando cincuenta y tres de nuestros hermanos habían sido encarcelados y condenados a severas penas y habíamos participado del homenaje realizado con tal motivo en la iglesia Getsemaní de Miami, y que por supuesto antes participamos también en el homenaje que realizamos en la propia Cuba en la mañana del viernes 13 de marzo en la Iglesia Bautista “El Calvario” como parte de los 750 delegados de la 105 Asamblea de la Convención Bautista de Cuba Occidental, nuestros interrogadores quedaron totalmente hermanados con nosotros y nos dieron la bienvenida a Panamá, no sin antes confesarnos: “Ustedes dos no son quienes buscamos, porque por supuesto, no buscamos a un pastor ni a una misionera”.

10891846_336959159846463_6157283448221825448_n

No pudieron ser más explícitos los dos agentes de la seguridad panameña, pero no dejan de dar vueltas en nuestras cabezas preguntas como estas: ¿a quienes buscaban que se parecían a nosotros y cuyos nombres probablemente coincidían con los nuestros? ¿por qué otros amigos nuestros, con algunos de los cuales luego coincidimos en Panamá, vivieron escenas parecidas e incluso algunos fueron advertidos de que podían ser deportados? ¿poseían una lista con nombres como los nuestros? ¿quién les había dado dicha lista? ¿Qué decía la lista sobre nosotros? Porque lo que no decía la lista, la verdad, fue lo que arrojó luz sobre nuestros interrogadores: que éramos una misionera y un pastor. Si es lo que sospechamos: que fue el régimen en Cuba quien pasó a las seguridad panameña una lista de nombres dudosos con el fin de confundirles en su importante misión de garantizar la seguridad de la Cumbre, entonces concluiremos también que en este proceder, adicional a todo el resto, diganse actos de repudio, boicots a los foros, -incluido hasta el tan deplorable como largo como mal discurso que dio el General que desgobierna a Cuba- quedaron muy mal parados. Y solo esperamos que el mundo esté tomando nota.

Patmos en Espacio Abierto de la Sociedad Civil Cubana

No hay Patria sin virtud, ni virtud con impiedad.
P. Félix Varela

pasado 25 de febrero en el Espacio Abierto de la Sociedad Civil Cubana

pasado 25 de febrero en el Espacio Abierto de la Sociedad Civil Cubana

Fue un honor nuevamente hacer presente a Patmos con nuestra presencia el pasado 25 de febrero en el Espacio Abierto de la Sociedad Civil Cubana. Tenemos la satisfacción de venir participando desde su antecesor, el Grupo de Consultores de la Sociedad Civil Cubana diluido ahora en este espacio de confluencia alrededor de al menos cuatro puntos de consenso mínimo. En esta ocasión, para, además de manifestar nuestra solidaridad con la sociedad civil venezolana, víctima de represión in crescendo, y tomar importantes acuerdos respecto a los foros sociales que tendrán lugar en el marco de la cercana Cumbre de las Américas, aprobar en conjunto el documento «Un camino ético para la sociedad civil cubana», el mejor homenaje que se le podía dar al P. Félix Varela en el 162 aniversario de su muerte. Confluir allí con otros religiosos como el P. José Conrado o Dagoberto Valdés de «Convivencia», además del resto de los presentes, importantes representantes todos de la creciente sociedad civil cubana, nos hacia conscientes de estar haciendo Historia. Como una manera más de darlo a conocer, «Cubano Confesante» se hace eco del documento que nació, anhelando pueda contribuir al necesario entendimiento ético que la sociedad cubana necesita para estar a la altura de este especial momento que por el que transitamos:

UN CAMINO ÉTICO PARA LA SOCIEDAD CIVIL CUBANA

Como parte de la sociedad civil cubana independiente, consideramos que toda opción moral es una decisión estrictamente personal e intransferible, alejada de toda imposición.Reconocemos también que por su carácter relacional los ciudadanos buscan socializar e insertarse en comunidades que han recibido un humus sedimentado con valores y virtudes conocido como el ethos comunitario, sea familiar, grupal, nacional o internacional. Al consensuar un camino ético renunciamos a una moral dogmática, solo prohibitiva, de la frivolidad o el libertinaje. Optamos por una ética dialógica frente a una moral autoritaria, una ética que vincule intrínsecamente libertad y responsabilidad. Proponemos educarnos para asumir, en nuestros principios y en nuestras actitudes, el siguiente camino ético, enraizado en lo mejor de la herencia cultural cubana:

1. Reconocemos que la persona humana es la protagonista de su propia historia. Así mismo, la persona debe ser el principio, el centro y el fin de toda institución o proceso histórico. La persona humana no es un medio, ni puede ser un objeto en manos de otros, por tanto no debe ser manipulada para experimentos científicos, sociales, políticos ni económicos.Creemos que todos los seres humanos son iguales ante la ley y diversos por sus capacidades y opciones personales.

2. Debemos fomentar la coherencia entre lo que se cree, lo que se dice y lo que se hace. Todo compromiso personal, cívico y político, debe estar indisolublemente avalado por un comportamiento ético sin el cual toda acción individual o comunitaria pierde valor y sentido.

3. Cuba, es decir, la Nación entendida como la comunidad de todos sus ciudadanos en la Isla y en la Diáspora, su felicidad, libertad, su progreso y bien común, es la inspiración y el fin de toda acción cívica y política, desterrando intereses espurios. Consideramos que el sentido y el fin de nuestro compromiso ético para Cuba es la construcción en nuestro País de una convivencia pacífica, fecunda y próspera, más que una simple coexistencia de los diferentes o adversarios.

4. Optamos por los métodos pacíficos y la búsqueda de las soluciones no violentastanto de los conflictos nacionales e internacionales, como de nuestras relaciones interpersonales. Optamos por el respeto absoluto de la vida humana y nos pronunciamos en contra de toda violencia y de la pena de muerte.

5. La discrepancia de opiniones y el debate político no deben dejar lugar a los ataques personales o grupales, ni a las descalificaciones denigrantes, ni a las difamaciones.

6. Creemos que el tener, el saber y el poder son para servir y que sin instituciones ágiles y honradas no hay gobernabilidad posible. Tenemos la convicción de que sin soberanía ciudadana no hay progreso, ni articulación, ni primacía de la gobernanza de la sociedad civil como interlocutora válida. Siendo la corrupción, la mentira y el excesivo interés material los principales enemigos del civismo en el mundo de hoy, como parte de la sociedad civil cubana independiente rechazamos estos males y optamos por la transparencia, el servicio a la verdad y la primacía de los valores espirituales.

7. Buscamos una ética de mínimos acordados mediante un proceso de construcción de consensos.Diferenciamos los procesos de diálogo y negociación. Por tanto, creemos que una ética de mínimos debe surgir de un diálogo que desemboque en acuerdos de consenso, mientras que de las negociaciones deben surgir los pactos específicos, que deben ser observados y cumplidos por las partes.

8. Una ética cívica de mínimos consensuados, es ya un logro de la humanidadpluralista. Su base es la dignidad plena y suprema de la persona humana, que se logra con el reconocimiento, la educación y defensa de todos sus Derechos para todos, proclamados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos acordados por la ONU en 1948 y que hacemos totalmente nuestra como inspiración y programa ético.

9. Nos adherimos a los tres valores fundamentales que resumieron los mejores anhelos de la humanidad: libertad, igualdad y fraternidad, y a sus correspondientes derechos.Los derechos llamados de primera generación exaltan el valor de la libertad:son los derechos civiles y políticos; los de segunda generación exaltan el valor de la igualdad: sonlos derechos económicos, sociales y culturales, así como los derechos de tercera generación exaltan el valor de la fraternidad universalcomo el derecho ecológico a unequilibrio sano del medio ambiente y el derecho a un mundo en paz.

10. En consecuencia, deseamos optar por: la inclusión y la participación democrática, la autoridad moral y no el autoritarismo, las propuestas y no las recetas, lo que se dice, es decir las ideas, más que quien lo dice, los programas y no solo los líderes. La unidad en la diversidad y no la uniformidad. Las convicciones racionales y no los fanatismos.La despenalización de las discrepancias y no lasintolerancias. La descentralización y la subsidiaridad deben sustituir al centralismo y al totalitarismo. La ética debe primar sobre la técnica y la ciencia. El compromiso debe ganar a la indiferencia. Optamos por la eticidad de la política y de la economía, de la convivencia nacional y de las relaciones internacionales.

11. Este compromiso ético debe concretarse en actitudes y en acciones proactivas para sanar el daño antropológico y superar el analfabetismo cívico y político con un trabajo sistemático de empoderamiento ciudadano. Como rechazamos toda imposición moralista creemos que la educación es el único camino válido. Por eso orientamos nuestros esfuerzos hacia una educación liberadora de nosotros mismos y de toda alienación, para así poder dar nuestra contribución a la educación ética y cívica de todos los cubanos, inspirada en los Derechos Humanos y sus correspondientes Deberes Cívicos.

12. Los activistas cívicos y los políticos, o los intelectuales, no deberían ser los moralizadores de la sociedad. Ser elegido para representar no confiere autoridad moral sino compromiso político sometido al escrutinio y a la voluntad ciudadana. Creemos en la representatividad como servicio a la sociedad. Esta representatividad debe ser producto de la elección popular y limitada por el tiempo y la alternancia. La ética cívica la hace cada persona y a la comunidad le corresponde asentar, educar, promover y custodiar el humus de la eticidad de la nación abierta a lo universal, basados en los grandes valores de la verdad y de la libertad, de la justicia y del amor.

Al adoptar este camino ético deseamos identificar sus raíces en la eticidad de nuestros padres fundadores. La enseñanza del Apóstol José Martí nos recuerda que: “Por el amor se ve, con el amor se ve, es el amor quien ve”. Creemos en la amistad cívica y en la reconciliación en que debe desembocar aquella justicia que el Maestro José de la Luz y Caballero llamó ese “sol del mundo moral”. En fin, compartimos la convicción del Padre Félix Varela que nos enseña que: “No hay Patria sin virtud, ni virtud con impiedad”.

La Habana, 25 de febrero de 2015
162 aniversario de la muerte del P. Félix Varela

Patmos de literatura (III): NeoClub Ediciones

El pasado 24 de enero en Caibarién, Villa Clara, Cuba, en el hostal-restaurant propiedad de Rafael González Estévez, el Instituto Patmos celebró una sui generis Feria del Libro Independiente. Títulos de temática diversa fueron presentados ante un auditorio de unas setenta y siete personas, también diversas en edades e intereses, pero todos con el común denominador de su avidez por la buena literatura, sin la mediación de intolerancias ni censuras. Entre los libros presentados destacaron cuatro bajo el sello editorial de Neo Club Ediciones, de Miami.

La misionera Yoaxis Marcheco Suárez estuvo a cargo de la presentación de La chica de nombre eslavo,de Roberto Quiñones Haces, Así lo quiso Dios, y otros relatos, de Orlando Freire Santana y Los tigres de Dire Dawa y otros cuentos, de Luis Cino Álvarez. Estos tres volúmenes tienen como denominadores comunes, además de su sello editorial, que salieron de la pluma de autores que viven dentro de la isla –pertenecientes al Club de Escritores Independientes de Cuba– y en todos los casos han sido víctimas de la censura oficial, que pertenecen al género de la narrativa y nos entregan retratos vívidos y desgarradores que describen las tristes realidades de la Cuba de hoy.

Yoaxis Marcheco durante su presentación

Yoaxis Marcheco durante su presentación

Por su parte, el historiador Gustavo Pérez Silverio realizó la presentación de Gastón Baquero y Rafael Díaz-Balart: sobre racismo y clasismo en Cuba. Se trata de una selección de ensayos y artículos sobre Rafael Díaz-Balart y Gastón Baquero, dos figuras a quienes brindan merecido homenaje con este libro Lincoln Díaz-Balart, Juan F. Benemelis, Armando de Armas, César Jesús Menéndez Pryce, Orlando Fondevila y Armando Añel. Todos los textos se centran en el tema del racismo y el clasismo en Cuba. Dos males en cuya génesis se puede encontrar la explicación al desastre que en todos los sentidos ha derivado Cuba.

Gustavo Pérez Silverio durante su presentación

Gustavo Pérez Silverio durante su presentación

La Feria Independiente del Instituto Patmos cumplió su propósito y despertó la avidez por la literatura sin las cadenas y mordazas que imponen las autoridades culturales dentro de la isla. Pero cabe destacar las sanciones impuestas al intelectual Pérez Silverio () en pago, primero, a su imperdonable participación previa durante el Festival del Arte y la Literatura Independiente de Miami (VISTA), aprovechando su presencia en la Florida como parte de una delegación invitada por United for Human Rights, en el lanzamiento del mismo libro que luego él presentó en Caibarién, y que en el Rafael Díaz-Balart Hall de la Florida International University estuvo a cargo de Lincoln Díaz-Balart, César Jesús Menéndez, Juan F. Benemelis y Armando de Armas el pasado 17 de diciembre. Segundo, por atreverse a presentar este controversial ítem dentro de la propia isla.

Durante doce años Pérez Silverio fungió como profesor en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Central de las Villas impartiendo asignaturas como Historia de Cuba, Estudios Raciales y Teoría Política. Ya le fue anunciado que dicho contrato no le será ratificado, como debía corresponder en el presente mes de febrero, lo que le coloca fuera de este recinto universitario. Por otro lado Pérez Silverio fue la voz por algunos meses del programa radial ¨Crisol Cubano¨, dedicado a la identidad cultural y nacional y transmitido los viernes en el horario de cinco a seis de la tarde por la emisora provincial de Villa Clara CMHW. También ya le fue confirmado que no volverá a tener acceso a los micrófonos. Estas sanciones a Pérez Silverio constituyen la prueba de la vigencia de la censura en Cuba y de que los contenidos de los libros con el sello editorial de Neo Club Ediciones presentados en la isla, especialmente el de la presentación a su cargo, no son mera ficción sino pura y cruel realidad.