Carta a la Alianza Bautista Mundial sugiriendo la consideración de membresía para las Iglesias Bautistas Misión Bereana de Cuba

El 2 de abril, junto al joven activista Félix Llerena quien nos visita desde cuba, visité la sede de la Alianza Bautista Mundial (405 N. Washington Street, Falls Church, VA, 22046, USA) y entregué copia del Informe del Instituto Patmos enviado al Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra para el Examen Periódico Universal al cual deberá presentarse Cuba en mayo. Acompañamos la entrega del Informe con una carta donde expresé el sentir desde hace mucho tiempo consensuado por el Instituto Patmos de sugerir a esta Alianza la consideración para incluir en su membresía a las Iglesias Bautistas Misión Bereana de Cuba.

La Alianza Bautista Mundial (BWA, por sus siglas en inglés) reúne a 235 convenciones y fraternidades bautistas alrededor del mundo que representan alrededor de 47 millones de creyentes bautizados que forman parte de una comunidad bautista (bautizados o no) de 110 millones de creyentes. Las Iglesias Bautistas Misión Bereana de Cuba fueron organizados y registrados legalmente en Cuba en 1946 pero fueron proscritas en 1976 (junto a otras organizaciones religiosas tales como Los Testigos de Jehová) situación en la que permanecen desde entonces como muestra de la continuidad de las violaciones a la libertad religiosa en Cuba. A pesar de la proscripción y de la persecución religiosa de que han sido víctimas durante décadas los bautistas bereanos continúan su trabajo, especialmente al oriente de Cuba bajo el liderazgo del Daniel Josué Pérez Naranjo, hijo de uno de los fundadores de estas iglesias en 1946.

Cuatro convenciones cubanas que si poseen estatus legal en Cuba, la Convención Bautista de Cuba occidental, la Convención Bautista de Cuba Oriental, la Convención de Bautista Libres de Cuba y la Fraternidad Bautista de Cuba; son miembros de la BWA. Los bautistas bereanos precisan de la solidaridad de estas convenciones con reconocimiento legal dentro de Cuba así como con la de sus hermanos alrededor del mundo. Su membresía como parte de la BWA podría ayudar a que los bautistas bereanos recuperen el status que les revocado en 1976. En la carta entregada a la BWA se ofrecen las directrices necesarias para que la BWA pueda comunicar directamente con los bautistas bereanos cubanos.

En el Informe enviado al Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra para el EPU al cual deberá presentarse Cuba en mayo y una de cuyas copias fue entregada a la BWA se incluye el caso de los bautistas bereanos cubanos quienes en los últimos cuatro años que enfoca el EPU han visto negados todos sus derechos como una continuación de todo lo que han venido sufriendo desde los años ´60. Copias de este Informe del Instituto Patmos recibido y aceptado por el Alto Comisionado han sido entregadas a diferentes personalidades e instituciones relevantes que monitorean o están al tanto del ejercicio de las libertades religiosas alrededor del mundo, especialmente a medida que se acerca el momento en que Cuba deberá rendiré cuentas ante el Alto Comisionado de la ONU. Este 2 de abril el Informe fue entregado también directamente en la sede de Wilberforce (www.21wilberforce.org), relevante organización en USA que vela también por las libertades religiosas.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *