Patmos entra en su Año 5 en el Año 500 de la Reforma Protestante

Tarja que logramos colocar por unos meses en uno de los sitios en que se reunió la iglesia Bautista de Taguayabón durante el tiempo en que su templo le fue vedado.

Este dos de febrero la iglesia Bautista de Taguayabón, en Cuba, cumplió 78 años de organizada, y el Instituto Patmos, que se organizó en la celebración de su aniversario 74 arribó a su cuarto cumpleaños entrando así a su quinto año de existencia. Esta noche de sábado en el poblado de Taguayabón su iglesia bautista festejará 78 años de trabajo ininterrumpido, porque ni siquiera dejó de trabajar cuando el régimen, desafiando a Dios, se atrevió a colocar un sello oficial en su puerta entre el 15 de noviembre de 1963 y el 31 de diciembre de 1964, luego de confiscar todo el mobiliario, que nunca fue devuelto.

El Instituto Patmos por su parte seguirá adelante con su trabajo dentro de la isla y sus objetivos muy bien definidos: el ejercicio del diálogo interreligioso; la incidencia política; el monitoreo y defensa específica de las libertades religiosas; así como la educación en general de los Derechos Humanos Fundamentales consagrados en los treinta artículos de la Declaración Universal. Y lo continuará haciendo mediante iniciativas tales como: Foros, Talleres, Conferencias, Ferias de Literatura, Festivales, Exposiciones y Conciertos que procuran el máximo de participación ciudadana.

Resulta muy significativo para Patmos que en su quinto año de existencia la Reforma Prostestante conmemore el 500 Aniversario de su estallido. Dedicaremos el máximo posible de nuestros esfuerzos a extraer lecciones que pueden ser útiles para los cubanos, creyentes o no. Apartando todo cuanto dividió, aisló y mató intentaremos ser herederos de lo mejor de la reforma y la contrarreforma. Dejando a un lado los errores, limitaciones, pecados y desaciertos de Lutero, Erasmo, Calvino, Zwinglio, Servet, Castelio, Loyola, nos apropiamos de todo lo digno que a pesar de su naturaleza humana nos legaron. Solo en relación al tema de la Libertad y de la Democracia mucho se puede aprender de la  Reforma como fase histórica de transformación hacia el Estado de Derecho. La Reforma formuló a la sociedad la pregunta: ¿Cuán libre es el ser humano? y su influencia sigue ejerciéndose hoy en día sobre los movimientos reformistas en todo el mundo, particularmente el islámico, y sobre el desarrollo de la sociedad cívica democrática. ¿Por qué su consideración no habría de aportar algo a los cubanos?

¡En buena hora 78 Aniversario de la iglesia Bautista de Taguayabón, cuarto del Instituto Patmos y 500 de la Reforma Protestante! ¡SOLI DEO GLORIA!

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *