Nuestra Epifanía

Hoy mientras las iglesias ortodoxas celebran Navidad, la tradición cristiana occidental conmemora la Epifanía, conocida popularmente como la Fiesta de Reyes. En Cuba se recuperó la Navidad como un feriado cada 25 de diciembre, luego de la visita de Juan Pablo II en 1998, tras 28 años sin celebrarse, abolida bajo la excusa de la famosa “zafra del ’70”. En 2012, con la visita de Benedicto XVI se recuperó, igualmente como feriado, el “viernes santo” que precede a la Pascua florida de Resurrección. Algunos pensamos que con la visita de Francisco en septiembre de 2015 le tocaría el turno a la Fiesta de Reyes, pero no fue así.

Sigue leyendo

Patmos de Navidad

Ser cultos para ser libres. – José Martí

Y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres.- Jesucristo

Entre las celebraciones de Navidad (2015) y Día de Reyes (2016) el Instituto Patmos auspició la puesta en escena del drama “Frozen: El milagro de la Navidad para Elsa y Ana” basado en el dibujo animado de Walt Disney: “Frozen: Una aventura congelada”, adaptado a la historia del nacimiento de Jesucristo, evento trascendental celebrado desde el 25 de diciembre por las iglesias litúrgicas de Occidente, hasta el 6 de enero que es cuando lo conmemoran las iglesias ortodoxas del Oriente en coincidencia con la Epifanía occidental.

Sigue leyendo

La Primavera Negra Bautista de 1965

Este mes de marzo fui uno de los 750 delegados que participó en la 105 Asamblea Anual de la Convención Bautista de Cuba Occidental a la que las dos iglesias bautistas en las que trabajo en Cuba se encuentran afiliadas. En general puedo resumir desde mi punto de vista que fue una buena asamblea y aplaudo la reelección de mis colegas pastores, Juan Carlos Rojas como su presidente, y Dariel Llanez como vicepresidente. Considero que el tiempo durante el cual ellos han estado presidiendo a estupendo para el crecimiento de la Obra, y en lo personal agradezco mucho  sus oraciones.

El momento más emotivo para mí fue en la mañana del viernes 13 de marzo cuando antes de su oportuna predicación, el hermano Alberto González dirigió un homenaje dedicado a nuestros hermanos pastores condenados a largas penas de prisión en abril de 1965. Hace unos días recordamos la Primavera Negra de 2003 cuando 75 periodistas independientes y opositores políticos fueron encarcelados. Los bautistas cubanos también tuvimos nuestra Primavera Negra en abril de 1965 aunque la historia no hable tanto de ella.

El pastor e historiados Marcos Antonio Ramos ha relatado estos sucesos en sus escritos: ¨Antes de 1965 los bautistas habían protestado por confiscaciones de iglesias en Buenavista, Taguayabón y Vueltas y las misioneras norteamericanas Ruby Miller y Lucille Kerrigan, que se habían negado a abandonar el país, fueron expulsadas en 1963. De los bautistas extranjeros, sólo permanecieron en Cuba el doctor Herbert Caudill, representante en el país de la Junta de Misiones Domésticas (nacionales) de los bautistas del Sur de Estados Unidos, su esposa, y su yerno David Fite, profesor de Griego en el Seminario Bautista en La Habana y su esposa. En 1965 se radicó una causa contra 48 pastores y algunos laicos, acusados de diversionismo ideológico, actividades contrarrevolucionarias, vínculos con la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y sobre todo de tráfico de divisas. La acusación más importante parece haber sido la de utilizar fondos denominacionales para cambio de moneda americana por cubana, contraviniendo disposiciones vigentes. Algunos de los detenidos, al ser juzgados, fueron condenados a largas condenas de prisión, lo cual obligó a la obra bautista de la parte occidental de Cuba a reorganizarse ante la falta de clero. El doctor Caudill perdió la vista en prisión y logró finalmente abandonar el país acompañado por Fite. Nunca antes en la historia de Cuba se había puesto en prisión por períodos tan prologados a tantos clérigos.¨ (http://www.cubancenter.org/uploads/40years10.html).

A sus 50 años el homenaje que rendimos en la 105 Asamblea Anual a nuestros hermanos en tribulación en 1965 era una obligación. El mayor homenaje que podemos rendir a ellos y a todos los que ahora mismo sufren en algún oscuro rincón de este mundo, como nuestros mártires en el Estado Islámico, es cumplir con nuestro deber cada minuto, hasta que Dios nos llame. Como una contribución les dejo con la filmación que rendimos en La Habana tomada de mi propio móvil: http://youtu.be/iNUf8JoJiXw

Pregunta 17 de 30: ¿Por qué arbitrariamente sanciona a iglesias históricamente  establecidas cuando estas adoptan alguna posición que choque con alguna de sus excluyentes e injustas posiciones políticas negándoles derechos que por ley debían corresponderles?

En 8 Aniversario de la Iglesia Bautista Resurrección en Rosalía

En 8 Aniversario de la Iglesia Bautista Resurrección en Rosalía

Febrero fue el mes de los aniversarios de fundación de las dos iglesias que pastoreo en el centro de Cuba. La Iglesia Bautista Ebenezer en Taguayabón cumplió el 2 de febrero setenta y seis años, y el 13 de febrero la Iglesia Bautista Resurrección en Rosalía celebró el octavo. Ambas están afiliadas a la Asociación Convención Bautista de Cuba Occidental desde sus fundaciones y como tales participan esta semana en su 105 Asamblea Anual. Esta Asociación de las que forman parte se encuentra legalmente registrada en Cuba desde 1905 y con las treinta y tres nuevas iglesias que se han afiliado en el marco de esta Asamblea alcanza la cifra de trescientas cuarenta y siete iglesias.

En 76 aniversario de la Iglesia Bautista Ebenezer en Taguayabón

En 76 aniversario de la Iglesia Bautista Ebenezer en Taguayabón

Sin dudas resulta un privilegio tener status «legal» para nuestras dos iglesias en un país donde tantas otras organizaciones religiosas llevan años tocando las puertas del Registro de Asociaciones del Ministerio de Justicia para conseguirlo y la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba lo ha bloqueado. Afortunadamente nuestra Asociación ya estaba allí cuando se aferró al poder el Partido único y teníamos la suficiente membresía para sobrevivir tantos años de persecución abierta. Sin embargo, tal status de «legal» no lo significa todo.

76 Aniversario de la Iglesia Bautista Ebenezer en Taguayabón

76 Aniversario de la Iglesia Bautista Ebenezer en Taguayabón

Los miembros más antiguos de la Iglesia Bautista Ebenezer en Taguayabón todavía recuerdan aquel sello oficial que bloqueó la puerta de su templo entre el 30 de noviembre de 1963 y el 31 de diciembre de 1964. Por ese mismo tiempo las vecinas iglesias bautistas de Vueltas y de Buenavista también sufrieron semejante afrenta. En el caso de la iglesia en Taguayabón la advertencia era clara: mientras el pastor Adalberto Cuellar fuera el pastor de la iglesia el sello permanecería en su lugar. Afortunadamente la iglesia no cambió a su pastor por el sello en una puerta. Pero el pastor Adalberto, todavía recordado con mucho amor por los lugareños, no soportó «afectar» a tantos hermanos y se marchó a otros campos misioneros.

El momento actual no proporciona al mismo régimen, todavía en el poder, el lujo de antaño de colocar a su antojo sellos en las puertas de los templos, pero de todas formas echa mano de otras alternativas para boicotear y presionar con tal de conseguir semejantes objetivos como el remover a «pastores incómodos». Las dos amadas iglesias han soportado durante mis años de pastorado toda clase de boicots y presiones provenientes directamente desde la cúpula de la onerosa Oficina en el Comité Central del Partido Único y llevados a cabo por los brazos de la denominada «Seguridad del Estado» de Cuba. Sean cuales sean los caminos por donde transite en el futuro nunca olvidaré el estoicismo con el que mis congregaciones me apoyaron y hago suyos cada éxito nuestro. Los ejemplos llenarían una larga lista pero baste citar solo en los dos meses y medio que transcurren de 2015 la «Operación Reyes Magos» mediante la cual se intentó frustrar, en franca violación a las libertades religiosas, estas tradicionales celebraciones en ambas iglesias a principios de enero, aunque solo consiguieron resaltarlas. O tómese nota de la falta de respuesta ante la solicitud de la imperiosa reconstrucción del techo de la iglesia en Taguayabón a pesar de haberse cursado siguiendo los procedimientos establecidos desde hace prácticamente un año y medio. Como en los años sesenta, cuando el pastor Cuellar respecto al sello en la puerta, parecería escucharse con claridad ahora: «Mientras el pastor Mario esté allí, ¡olvídense del techo!, preferimos les caiga encima a todos», como ya algunos han insinuado.

Y estamos hablando de iglesias «legales». ¿Qué podemos esperar para las clasificadas como ilegales?

Otro suicidio policial

14Ymedio, Diario que lleva la delantera en cuanto a información veráz e inmediata, sin las amarras del secretismo del que parece no salvarse definitivamente la prensa oficial por mas que hasta Díaz-Canel se lo critique, publicó una noticia (http://www.14ymedio.com/nacional/se-suicida-oficial-policia-participo-en-asalto-en-Camajuani_0_1670232967.html#.VGYiw6ElaR0.twitter …) reportada por mí desde provincia, que no obstante provenir de la Cuba profunda muestra fehacientemente el estado de corrupción en el que se encuentran las fuerzas ¿del orden?

Se trata de una nota trágica porque detrás está el dolor de una familia que llora y por los cuales pido a Dios el consuelo que solo El puede dar.

Quien fuera hace un tiempo Jefe de Sector (Sheriff) en el poblado donde sirvo como pastor (Taguayabón), Amaury Carmenate, se suicidó de un disparo bajo la barbilla luego de ser descubierto entre los participantes de un hecho ocurrido en un lugar conocido como “La Cativia”, cerca del Central Azucarero “Jose María Perez” en el municipio Camajuaní. Las circunstancias no han sido precisadas, se habla desde asalto hasta intimidación armada como parte de un grupo de encapuchados que pretendia amedrentar a un individuo conocido como ¨El Chino¨ que debía una considerable suma de dinero a un zapatero, a todas luces un caso de sicarios a sueldo, uno de los negocios en los que ya se involucra la policía en Cuba.

Desde hace algun tiempo en mi blog www.cubanoconfesante.com vengo dando cuenta de historias parecidas. Desde el suicidio también aquel fatal dia de las Madres, 8 de mayo de 2011, cuando mientras una familia lloraba al opositor Juan Wilfredo Soto García, el policía Alexis Herrera Rodríguez, vecino entonces de Calle 5ta., entre 12 y 14, número 204, en el Reparto Camacho de Santa Clara, uno de los tres militares que participó en la golpiza mortal a Soto, se disparó también, para sobrevivir apenas cinco días,  el viernes 13 de mayo, y ser finalmente sepultado con un operativo de vigilancia extrema.

El 22 de junio de 2011 bajo el titulo: “¿Una baja más?” colgué otro post donde di cuenta también del supuesto suicidio del Primer Sub Oficial Aldo Enrique Vázquez Enrique que tuvo lugar el 20 de mayo, en el poblado de San Antonio de las Vueltas, a unos treinta y cinco kilómetros de Santa Clara: aparecía ahorcado en su vivienda en extrañas circunstancias.

El pasado 3 de septiembre publiqué mi contronversial post: ¨Ripillo KP3 y nuestras laptops robadas por la policía¨ donde di cuenta de mi sorpresa cuando al ir a reclamar las laptops que nos fueron ocupadas por el Mayor Fermín el 21 de junio (auténtico asalto a mano armada) encontré en funciones importantes en la PNR de Camajuaní nada menos que a Orelvis Rodolfo Hernández Castro, con número de placa 15829, conocido en todo el municipio por golpizas a jóvenes por las cuales incluso había sido juzgado. Allí permanece con total impunidad este elemento.

Hace unos días la noticia fue la renuncia de Dolgi Caturla Salazar, también de la PNR en Camajuaní, uno de los que participantes cuando en varias ocasiones la Iglesia Bautista de Taguayabón (muerte de Laura Pollán, Celac, etc) ha sido rodeada para impedir mi libre movimiento.

Amaury Carmenate, fue usado también en múltiples ocasiones para reprimir a pacíficos activistas de DD.HH. Precisamente en la última secuencia de este pequeño video que yo mismo tomé se le puede ver detrás de un primer policía que se acercan para finalmente llegar hasta mí y arrebatarme violentamente el móvil desde el cual filmaba: http://youtu.be/Uq1Mk_8caXs . Era él precisamente el Jefe de Sector de la PNR en mi pueblo cuando Yoani Sánchez y Reinaldo Escobar nos visitaron en su Itinerario Bloguer tras el cual fuímos objeto de un intenso operativo policial donde hasta el caballo de mi hermano, que nada tuvo que ver con este evento fue confiscado por Carmenate en persona:

Ante todas estas realidades del diario vivir en esta isla que sufre, clamo a Dios para que cese este período tan oscuro de nuestra historia donde todos, victimas y victimarios, somos al final todos victimas de un sistema que no da para más.

Raúl Cabello toma distancia de los informantes

En el centro de la foto un anciano de Camajuaní conocido como ¨el soviet ¨, usado por el régimen para vigilar a otros y participar en actos de repudio.

En el centro de la foto un anciano de Camajuaní conocido como ¨el soviet ¨, usado por el régimen para vigilar a otros y participar en actos de repudio.

El pasado miércoles 24 de septiembre al salir de casa en la mañana viví un encuentro muy significativo que tuvo lugar en el emblemático puente roto de Taguayabón. Fui abordado por el Sr. Raúl Cabello a quien le urgía realizarme un señalamiento respecto al post “Río revuelto” que colgué hace unas semanas atrás y en el cual mencioné su nombre entre otros que califiqué como informantes al servicio de la Seguridad del Estado.

El punto de Raúl consistía en aclararme que él no formaba parte de esos elementos que en nuestra comunidad se prestan para ofrecer cuentas al Minint respecto a cada movimiento que realizo, o a todo lo relacionado a salidas o entradas de otras personas a nuestras iglesias. Evidentemente este hombre se encontraba muy molesto y ofendido conmigo por el hecho de que yo lo hubiese incluido entre esa calaña que en todas las épocas siempre ha sido tan despreciada por la sociedad que despectivamente les tilda de “chivatos”.

Debo confesar que el hecho de que un cubano de a pie como Raúl, sin acceso a internet, haya llegado de alguna manera a mi publicación me llenó de satisfacción pues constituye una señal de que mis escritos no son solo lectura exclusiva del privilegiado grupo de los conectados a la red de redes, preferentemente ubicados fuera de Cuba, como algunos opinan. La referencia de Raúl es importante pues demuestra que también lo que escribo se lee en el interior de la isla que en definitiva constituye mi destinatario prioritario.

Según me manifestó Raúl existen varias razones por las cuales él puede demostrarme que lo maljuzgué. La primera constituye una razón sentimental: me conoce desde que nací y siempre fue muy cercano a mi padre, contemporáneo suyo y casi familiar. La segunda, que él considera que el origen de mi referencia está dado por su coincidencia en tiempo y espacio con sucesos y personas que sí realizan este tipo de trabajo sucio, pero que él coincidiera no significa necesariamente que estuviese involucrado.

Debo aclarar que Raúl no ha sido el único que se me ha acercado en los últimos meses para hablarme de asuntos de esta naturaleza. Varias personas se han dirigido a mí avergonzadas por que ha sido evidente su participación en operativos en los que les ha involucrado la Seguridad del Estado. Esto suele ocurrir con miembros del Partido Comunista de Cuba (PCC) o de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), de “organizaciones de masas” como los Comité de Defensa de la Revolución (CDR) o de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) e incluso con achacosos ancianos de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana (ACRC). Me han explicado que no han podido evadir su participación pues de alguna u otra manera se les ha comprometido y no han tenido valor para desembarazarse. Además de pedirme disculpas por otro lado me han asegurado que no aceptarían participar en nada que involucre peligro para mi vida o la de mis familiares y que incluso dado algún caso ellos me pondrían a sobreaviso.

La diferencia en el caso de Raúl es que él categóricamente me asegura no haber participado nunca en este tipo de bajezas. En verdad siento temor y temblor de solo pensar que pueda incluir a alguien inocente como parte de un grupo tan aborrecido. Si Raúl se defendió con tanta fuerza debo concederle el beneficio de la duda ya que ni por asomo quisiera arrancar trigo junto con la cizaña. Dejemos que Dios y la vida se encarguen de sacar todo a la luz. Si realmente Raúl Cabello no forma parte de la lista de informantes que poseo, a diferencia de lo que muchos en el pueblo de Taguayabón comentan – yo solo he sido vocero- tiene toda la razón para sentirse indignado y yo soy el primero en alabárselo.

Aquelarre en El Callejón del Muerto

entrada-de-taguayabonYa en la revista Signos No. 48, 2003, relato el origen del nombre de uno de los trillos que circundan por las afueras de la comunidad en la que pastoreo la iglesia bautista, en Taguayabón, lo cual no repetiré aquí. La revista está en la red (www.revistasignos.com) y puede ser accedida así como otros números en los que colaboré, y que constituyen por cierto algunas de mis mayores satisfacciones. Pero esta vez no se trata de folklore (todavía), sino de un suceso de ayer mismo, 4 de julio de 2014, Día de la Independencia en USA.

Nunca el abandonado callejón en su solitaria y triste historia estuvo tan concurrido, hasta con varios autos parqueados, lo cual me atrevo a asegurar es algo completamente inédito. No pasó desapercibido a escurridizos testigos habituales de la zona quienes me dieron fe de lo que cuento. Lo más extraño para ser aquelarre fue la hora escogida, cercana al mediodía. Quienes se reunían no incurrían en asociación ilícita, de lo contrario habría durado apenas segundos con bastante éxito.

Ya que de por sí un aquelarre haya tenido lugar en el callejón del muerto merece ser objeto de mi atención por haber sido yo uno de sus juglares, si es que ha habido otros. Pero hay algo más que me implica y fue la razón por la que me lo contaron. Uno de los autos participantes un rato antes intentó darme un aventón lo cual me pareció tan bueno como para ser real, prejuiciados como estamos los cubanos con todo lo que parezca positivo, después de tantas desilusiones, que lo rechacé categórico, casi que escapando. Hoy no sé por qué, tal vez aderezado por extrañas llamadas telefónicas de probables amables choferes que me ofrezcan transporte, he pensado tanto en el extraño episodio y hasta he evadido otras nuevas ofertas matutinas. Me han sido recurrentes hoy imágenes de mártires como Popieluzko, Payá o Harold; y hasta he llegado al punto de mal pensar que el nuevo muerto del callejón iba a ser yo y que dejé sin victima el aquelarre.

Todo esto sucede en medio de un ambiente enrarecido, donde desde hace semanas se obvian métodos convencionales y donde la atmósfera a nuestro alrededor se carga y carga más, a medida se acerca el día fijado para un vuelo en el que junto a mi esposa e hijas, y de otros miembros de la iglesia, a invitación de congregaciones hermanas en USA, continuaremos estrechando los lazos, a ambos lados de las dos orillas, en un auténtico intercambio pueblo a pueblo, y de Fe a Fe contra el que no podrán.

¨Príncipe de paz¨ sobre mi cuello

Cuando apenas era un niño discriminado en Cuba por asistir a la iglesia bautista de mi pueblo no podía imaginar que algún día recibiría la condecoración especial que otorga la Iglesia Luterana ¨Príncipe de Paz¨ del 6375 W. Flager, en Miami. Cada domingo antes de partir a la escuela dominical escuchaba por las ondas radiales de WQBA ¨La Cubanísima¨ por 1140 AM su programa ¨Ayer, hoy y siempre¨. Y el Viernes Santo no era Viernes Santo si no escuchaba el ¨Sermón de las Siete Palabras¨ en boca de su pastor el Reverendo Lenier Gallardo por la misma frecuencia.
Tuve la bendición de estar presente cuando la misma medalla fuera conferida al Rev. Marcos Antonio Ramos quien honra el nombre de los bautistas entre los cubanos del exilio. Él tuvo a su cargo una predicación extraordinaria por el ¨Día de la Reforma Protestante¨ y luego el Reverendo Lenier Gallardo puso la significativa medalla en su cuello. Lo que no imaginé fue que al siguiente domingo la misma escena se estuviese repitiendo conmigo. Hacía años que la iglesia no confería su simbólico galardón.
Tener tan cerca y recibir el abrazo de dos hombres de Dios como lo son para Cuba y su exilio el Rev. Lenier Gallardo y el Dr. Marcos Antonio Ramos ya era bastante. Pero ser agasajado con la medalla ¨Príncipe de Paz¨ de manos de ese santo que es el Reverendo Lenier Gallardo era más de lo que yo podía soñar. Recibir la bendición y el cariño de estos líderes espirituales del exilio aumenta mi compromiso y responsabilidad con el Evangelio de Cristo para Cuba. Ojalá pueda estar a la altura de los ministerios que ellos han llevado.

recibiendo la medalla ¨Príncipe de Paz¨ de manos del Rev. Lenier Gallardo

recibiendo la medalla ¨Príncipe de Paz¨ de manos del Rev. Lenier Gallardo

 

Con el Rev. Lenier Gallardo al concluir la ceremonia

Con el Rev. Lenier Gallardo al concluir la ceremonia

 

Exponiendo la Palabra desde el púlpito de la Iglesia Luterana ¨Príncipe de Paz¨

Exponiendo la Palabra desde el púlpito de la Iglesia Luterana ¨Príncipe de Paz¨

 

En la condecoración del Dr. Marcos Antonio Ramos una semana antes celebrando el Día de la Reforma Protestante

En la condecoración del Dr. Marcos Antonio Ramos una semana antes celebrando el Día de la Reforma Protestante

.

Polonia y Cuba: contrastes en libertades religiosas

Servicio Evangélico al aire libre en el centro de Varsovia

Servicio Evangélico al aire libre en el centro de Varsovia

Entre las libertades y oportunidades que se abrieron para Polonia tras la caída del comunismo están las de las religiones. Las pude saborear durante mi estadía por dos semanas en este país resucitado.
El 17 de mayo de 1989, aún antes de las elecciones parcialmente libres los polacos obtuvieron algo que en Cuba todavía no tenemos: el Parlamento aprobó la ¨Ley sobre las garantías de la libertad de conciencia y fe¨. A partir de tal momento las iglesias tuvieron imprentas, emisoras de radio, canales de televisión, cines, teatros, instalaciones para hacer filmes; facilidades impositivas y aduanales, y se les devolvieron las propiedades que habían sido confiscadas.
Lo impresionante es que en una nación tradicionalmente católica quienes poseen otras creencias tienen las mismas oportunidades pues existe total separación Iglesia – Estado. Tal vez como muestra de ello no fue casual que mi primer encuentro con religiosos polacos fuera con una pareja de Testigos de Jehová el 2 de junio, la misma tarde de mi arribo a Varsovia . En breve intercambio me confirmaron que cuentan en Polonia con todas las garantías legales. Enseguida recordé por contraste a los de Cuba, excluidos legalmente hasta hoy desde los duros años ´70. Incluso pude comprobar que también los movimientos apostólicos han llegado a Polonia con todos sus derechos garantizados. Hoy en Cuba estos grupos constituyen el mayor blanco de la represión del régimen, son tratados como una peste por la Oficina de Atención a los Asuntos religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, que no solo les niega todo espacio legal, sino que realiza en su contra una burda campaña que intenta ganar como cómplices a líderes de las denominaciones reconocidas durante encuentros manipuladores a las que con cierta periodicidad son invitados. Crean lo que crean estos movimientos neopentecostales, merecen el mismo reconocimiento legal del que gozan las organizaciones reconocidas.
En el centro de Varsovia junto al Metro, uno de los sitios más concurridos de la ciudad, pude participar en servicios religiosos al aire libre, espacio de confluencia en el que colaboran diversas iglesias evangélicas que incluye una excelente labor social compartiendo alimentos con las personas más desfavorecidas. Espacio alcanzado con todas las garantías legales, adicional a los programas que realizan en sus templos. También por contraste no pude evitar recordar a mi consiervo Abel Pérez con su ¨Alcance Victoria¨ (Victory Outreach) que ha tenido que arrebatar con sus propias fuerzas, y la protección divina, un espacio en el malecón habanero para realizar sus servicios, en contra de la voluntad de las autoridades políticas quienes no solo no le ofrecen ninguna posibilidad legal para realizarlo, sino que impiden a esta valerosa congregación la obtención de un local.
Las librerías cristianas, ausentes totalmente en Cuba, pueden encontrarse por cualquier sitio sin ninguno de sus libros censurados por voluntad estatal. Momento especial fue mi visita a la Sociedad Bíblica en Varsovia, sin homóloga aún en Cuba donde estrictamente las iglesias deben conformarse y adaptarse a la Comisión Bíblica del Consejo de Iglesias de Cuba.
Los tiempos de mártires cristianos victimas del comunismo, como el caso paradigmático de Jerzy Popieluszko, gracias a Dios quedaron en Polonia definitivamente atrás. Uno de los momentos más emotivos fue mi visita al sitio de sepultura de este sacerdote vilmente asesinado el 19 de octubre de 1984 . El lugar constituye un mensaje al mundo de los excesos a los que pueden llegar estos regímenes. En mi visita oré y pedí fuerzas a Dios por si tuviere que pasar también por el trago amargo que en definitiva constituye el privilegio del martirologio; y evoqué a nuestros Laura Pollán y Osvaldo Payá, por solo mencionar los más recientes.
En mi visita a los astilleros de Gdansk, donde un sindicato independiente de obreros inició el movimiento que derribó desde sus cimientos al mismo régimen que se autoimponía como su representante, quedé impresionado por el monumento dedicado a la memoria de tal epopeya. Y de este sitial, además de las sólidas columnas elevando tres anclas crucificadas que conmemoran a quienes murieron en la famosa huelga, lo que me deslumbró fue la estampa del Salmo 29.11 en el muro que le separa de las fábricas: ¨Jehová da poder a su pueblo; Jehová bendice a su pueblo con la paz ¨, verso bíblico al cual el premio Nobel Czeslaw Milosz cedió el lugar de honor para el que se pedía un verso suyo.
Por todo ello cuando al atardecer del 11 de junio fui recibido en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores de Polonia, otrora cuartel general de la Gestapo alemana en el nefasto período de la ocupación nazi, no pude dejar de agradecer a la viceministra Beata Stelmach por recibir a nombre del Ministro Radoslaw Sikorski a un cura de aldea de la Cuba profunda como yo, por contraste repudiado por las autoridades políticas de su propio país y que contradictoriamente debían existir para velar por sus derechos si realmente se comportasen como servidores públicos. Aproveché para felicitar a su gobierno por todas las garantías que hoy ofrece a todos los religiosos polacos, fuere cual fuere su religión, tal y como pude percibir durante mi breve estancia entre sus plazas y calles.
En mi regreso a Cuba vuelvo totalmente empoderado para realizar todo cuanto esté a mi alcance para lograr en Cuba lo que han conquistado los polacos, entre tanto llega el establecimiento del Reino que resolverá definitivamente todos los problemas humanos, donde por fin morará la justicia total, tanto para los polacos como para los cubanos.

BUENAS Y MALAS NOTICIAS DE LA CAPELLANÍA CARCELARIA EVANGÉLICA, POR FIN EN CUBA

Las buenas noticias: este miércoles 19 de diciembre de 2012 fueron celebrados por vez primera servicios evangélicos en las principales prisiones de Villa Clara. Hasta el momento solo los sacerdotes católicos del poblado de Santo Domingo tenían este privilegio desde hacía algún tiempo cada tercer miércoles de mes en la Prisión de Manacas. En otras provincias del país ya este tipo de servicios se ha ido implementado poco a poco, especialmente en provincias como Matanzas, Cienfuegos y Holguín. ¡Ya era hora! En cualquier país normal del mundo la asistencia religiosa es un derecho no solo en las prisiones sino también en planteles de salud o incluso en el ejército. Y aunque en Cuba todavía parece distar la hora en que existan capillas y capellanes a tiempo completo en cada una de estas áreas ya al menos existe una migaja.
Las malas noticias: el proceso de selección tanto de los reclusos a recibir el servicio como de los capellanes a ofrecerlo es rigurosísimo y en ellos ya se sabe quién tiene la última palabra. Por supuesto, el mismo que necesita ser beneficiado con la falsa imagen de que ya Cuba es un país normal (libre), donde los reclusos por fin son seres humanos al punto de que hasta sus derechos religiosos, otrora tan vilipendiados, son por fin respetados. Es esta la razón por la que, a pesar de recibir durante dos años el entrenamiento necesario, este miércoles 19 yo no pude estar entre los capellanes aunque algunos que no lo recibieron sí pudieron, teniendo en cuenta por supuesto que cumplían el requisito que no cumplo yo: el de incondicionalidad al régimen. Es esta la razón también por la que por ejemplo en la Prisión Provincial de Jóvenes conocida como ¨El Pre¨ de más de cuarenta reclusos que aspiraron a participar del culto navideño solo fueron admitidos catorce y algunos presos cristianos que querían estar, como el caso de Ulises Lacaba, no fueron admitidos.
Hasta el día de hoy, colateral a mi trabajo pastoral, y por cuenta propia ejerzo a duras penas el trabajo de capellanía con algunos presos que insisten en que les asista. No he tenido otra opción que utilizar el derecho de sus visitas familiares ocupando la capacidad de alguno de ellos que ha preferido cederme el derecho con tal que el recluso sea atendido espiritualmente de alguna manera, aunque es obvio que esta no constituye la forma más idónea.
Se suponía que como parte de estos servicios que se celebraron este miércoles 19 yo estaría oficiando en el que tuvo lugar en la Prisión Provincial con enfermos de VIH en Santa Clara, unido a otros cuatro hermanos. Soy matricula del Curso Básico de Capellanía Carcelaria dirigido muy eficazmente por el Rev. Francisco Rodés, innegablemente un pastor con corazón de siervo. Este servicio navideño oficial en la prisión vendría a ser la puesta en práctica de todo lo aprendido durante dos años ya de adiestramientos. Como parte de este curso fui uno de los privilegiados en recibir profundas experiencias transmitidas por el capellán norteamericano Mark Siler, quien permaneciera en Cuba para tales efectos por más de nueve provechosos meses junto a su esposa Kiram y sus hijas Lucía y Joy. Fue en el marco de la Conferencia «Agua de Vida» auspiciada por la Alianza Bautista Mundial, y celebrada en La Habana en marzo de 2009 cuando al término de una intervención mía en que manifesté mi preocupación al respecto el hermano Rodés, tras citar Hebreos 13.2, ¨Acuérdense de los presos, como si ustedes fueran sus compañeros de cárcel¨, diera a conocer la posibilidad, por fin, de la creación de equipos de capellanía por provincias para trabajar en las prisiones. Yo me alegré mucho de que tal oportunidad se concediera y tomé la palabra a mi consiervo Paquito, como cariñosamente le conocemos, convirtiéndome en matricula fija de su curso desde el primer encuentro en Villa Clara.
Muy amorosamente Paco nos advirtió siempre que él con mucho empeño cumplía con su función del adiestramiento pero que de él no dependía la conformación de los grupos que finalmente quedarían constituidos por provincia. Y Paco tenía toda la razón. En nuestro último encuentro de hace tres semanas se suponía que yo quedaba formando parte del equipo que llevaría a cabo el primer servicio religioso especial por Navidad entre los reclusos con VIH. Otros equipos quedaron conformados para visitar otras cuatro prisiones cerradas de Villa Clara en el mismo día (

Al centro de la foto Ulises Lacaba, a quien se le negó la participación en el servicio religioso de este 19 en la prisión El Pre

.
Lamentablemente correspondió a la vicepresidencia del Consejo de Iglesias de Cuba (CIC) en Villa Clara la triste posición de excluirme, por presiones políticas, de este ministerio al que no tengo dudas que el Señor me llama. Ya anteriormente este liderazgo que supuestamente fungía como facilitador había dejado de avisarme de módulos del Curso o reuniones al efecto. De un importante encuentro que se celebró en el PCC provincial me enteré por pura coincidencia al cual no obstante decidí asistir. Ese día estuvo presente el Teniente Coronel Vladimir, del Órgano Provincial de Cárceles y Prisiones, quien sostuvo un intercambio con quienes asistieron. Al concluir dicho encuentro sostuve una breve conversación con la funcionaria Odalis Sabala, quien atiende por el Partido los Asuntos Religiosos de la provincia, y con Yaquelín Sánchez López, la vicepresidenta del CIC en Villa Clara. Les ratifiqué mi deseo y llamamiento divino para participar de este ministerio del cual esperaba no quedar fuera, como sí lamentablemente terminó ocurriendo. Ya en esa oportunidad Yaquelín se manifestó menos colaborativa que la propia Odalis, lo cual me entristeció mucho ya que se suponía que la creyente era ella y la otra la funcionaria del Partido ateo. La vicepresidenta del CIC en Villa Clara me advirtió que sin una carta de recomendación del pastor bautista de la provincia escogido convencionalmente para representarnos ante las autoridades yo no podría participar de este proyecto, ahora comprendo que ella tenía la esperanza de que fuese este propio consiervo mío quien me negase la posibilidad de servir en esta área. Pero mi hermano el Dr. Adrián Ramos entregó su carta de recomendación a nombre de nuestra Convención Bautista de Cuba Occidental, la cual lamentablemente no fue tomada en cuenta; a pesar de que el CIC se queja muchas veces de que nuestra Convención, que no está entre sus miembros, no colabora en proyectos a los que se le invita.
Lo peor es que nunca se me dio la cara para avisárseme de la exclusión. Lo supe cuando contacté con los demás integrantes de mi equipo para confirmar mi asistencia al servicio del día 19. Con pesar me informaron del aviso de la vicepresidencia del CIC en Villa Clara de mi exclusión, y que se les hizo saber en mi ausencia, me alegra que al menos ellos pudieran ministrar a los presos con VIH ya que me consta que son un buen equipo y la mayoría de ellos recibió el entrenamiento desde el principio. Pero la sumisa postura de la vicepresidencia del CIC en Villa Clara viola incluso uno de los principios que se nos enseñó que caracterizaría a este Ministerio de Capellanía Carcelaria Evangélica, «el Reconocimiento de que la ética cristiana debe primar en todas las relaciones con los presos y con los colegas en este servicio», y es triste que esto suceda desde el comienzo mismo. Yo por mi parte intentaré seguir haciendo lo que pueda en pro de cumplir con la comisión evangélica de visitar a los presos en la cárcel, que en el decir de Jesús es como visitarlo a él mismo, y por supuesto, continuaré preparándome en el Curso Básico del cual afortunadamente no se me ha excluido. Y es que no pierdo la esperanza de que algún día por fin en Cuba la capellanía evangélica, en todas las áreas, y sin la orientación, beneplácito ni por conveniencia de ningún régimen que quiera guardar las apariencias, tenga realmente lugar y sin otro objetivo que el de una compasión restauradora que dé lugar a hombres y mujeres nuevos.