Our friend Gracia started a new trip

Gracia Bennish in Yvor City, Tampa

In the five years since the establishment of the Patmos Institute – an organization that barely survives from the depths of Cuba’s resistance movement- is a very privileged group thanks to its friends, both inside and outside of Cuba.

Whithout a doubt, among our very best friends was Mrs Gracia Bennish (October 10, 1943 – August 1st, 2018), President of “United for Human Rights, Florida” who passed away this Wednesday at 7:30am Eastern time. Since 2014 she helped us strengthen our voice inside and outside of Cuba. We were introduced to Gracia by our mutual friend Lincoln Diaz Balart;   thanks to her resolve some of us were able to talk and deliver speeches on Cuba’s right to freedom, from the same stairs that our Cuban leader had so done but a century earlier.  This took place in what once was the tobacco factory at Ybor City, Tampa.  Lead by Gracia, we also were able to speak up at The United Nations where we raised the issue of systematic human rights violations in Cuba.

But more than raising our voice, perhaps this was Gracia’s greatest gesture, it was her descending as Christ did to preach to captive spirits, Gracia went down to Cuba to participate in such an unusual type of tourism:  in solidarity with those seeking democracy and human rights for all Cubans. During her trips, and they were a few, we counted on her as a unique guest speaker, she addressed those in attendance during the 121st anniversary commemoration of Jose Martí’s death, held at the Masonic Lodge “Urania – Dr. Mortera of Zulueta, Villa Clara.  Her participation in this event is to this day, reason for our gratitude.

Moving about Cuba as a badly needed infusion of freedom, Gracia met distinguished leaders of Cuba’s human rights movement, such as Dagoberto Valdés Hernández, among participants of ¨Centro de Estudios Convivencia¨, dealing with the art of coexistence in a fragmented society. This was held at Karina Galvez’s home.  Gracia was also a very distinguished visitor to the farm known as “La Isleña”  in Pinar Del Río, where she was able to see first hand, the dedication of the Pérez Gonzalez Family.  She had a glimpse there of the very best of Cuba’s soul yearning to be free. Grace also visited the headquarters of the UNPACU, Patriotic Union of Cuba, in Havana. Chely was still alive and shared with Gracia, memorable cups of Cuban coffee. It was there she met Jose Daniel Ferrer Garcia, among other leaders of the main opposition group in Cuba.  In Santa Clara, Gracia visited Guillermo “Coco” Fariñas, with whom she spent hours in a back and forth of ideas with the leader of the ¨Foro Antitotalitario Unido¨.

Thousands of copies of the Universal Declaration of Human Rights were distributed along with copies of “The Way to Happiness”, a code of ethics which is ver appropriate for a nation suffering from a deep crisis in values;  these were distributed all over Cuba to thousands of citizens who to this day, avail themselves of the teachings contained therein.  All of this was done thanks to Gracia whom we will never have sufficient words of praise and gratitude.

Good bye dear Friend!  You will walk the path of freedom you paved along our countryside and cities!  Until we meet again!

Nuestra amiga Gracia emprendió un nuevo viaje

El Rev. Mario Félix Lleonart caminando con Gracia Bennish por las calles de La Habana

El Instituto Patmos en sus cinco años y medio de historia – aun cuando sea una organización que a duras penas sobrevive como parte de la resistencia, desde las catacumbas de la sufrida sociedad civil cubana – es un grupo dichoso por cosechar buenos amigos, dentro, y también fuera de Cuba.

Entre nuestros mejores amigos en el mundo estuvo sin dudas la Sra. Gracia Bennish (Octubre 10, 1943 – Agosto 1, 2018), presidenta de ¨United for Human Rights, Fl.¨ quien falleció este miércoles 1 de agosto a las 7:30 am. Desde el año 2014 ayudó a amplificar nuestra débil voz, dentro y fuera de Cuba. Presentada a nosotros por nuestro también amigo Lincoln Díaz-Balart; por su anuencia y gestiones tuvimos el privilegio de que varios de nuestros afiliados pudieran volver a pronunciar discursos sobre la libertad de Cuba en la misma escalera donde antaño lo hiciera nuestro José Martí en la antigua fábrica de tabacos en Ybor City, Tampa, renovando el espíritu del pasado. También tomados de su mano logramos llegar hasta la sede de la ONU donde también alzamos la voz en defensa de los derechos humanos de Cuba.

Pero más que amplificar nuestra voz fuera de Cuba, tal vez el mayor gesto de Gracia – su nombre no pudo haber sido mejor puesto – fuera descender, como mismo Cristo descendió a los infiernos para predicar a los espíritus encarcelados, hasta las entrañas de la Cuba profunda donde realizó un turismo inusual – el turismo solidario por la democracia y los derechos humanos de Cuba -. En sus viajes, que fueron varios, estuvo entre nuestros oradores de lujo, como en aquel foro dedicado a José Martí en el 121 aniversario de su muerte que celebramos con el coauspicio de la Logia Masónica “Urania – Dr. Mortera” de Zulueta, Villa Clara, del cual se sigue hablando todavía.

Moviéndose como un glóbulo blanco por las venas enfermas de Cuba visitó y conoció a líderes de la sociedad civil cubana entre los cuales se destacan Dagoberto Valdés Hernández y otros muchos participantes del Centro de Estudios Convivencia, en la entonces casa de Karina Gálvez. Fue visitante honorable de la Finca ¨La Isleña¨, en el municipio San Juan y Martínez, de Pinar del Río donde conoció la tenacidad de la familia Pérez González y miró directamente a los ojos de lo más puro del alma cubana. Estuvo en la sede de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) en La Habana – Chely vivía todavía y fue su anfitrión colándole uno de sus inolvidables cafés cubanos – y allí conoció a José Daniel Ferrer, y a otros líderes de la mayor de las organizaciones de la oposición cubana. En Santa Clara visitó la sede del Foro Antitotalitario Unido donde conoció personalmente a Guillermo ¨Coco¨ Fariñas con quien dialogó y conoció de sus sueños e historias por casi dos horas…

Miles de copias de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y de ¨El Camino a la Felicidad¨, un código de ética sumamente apropiado para un país con una profunda crisis de valores, fueron llevados por diversas vías al interior de Cuba y distribuidos a miles de cubanos ávidos entre los cuales circulan todavía. Y todo esto fue por obra y gracia de Gracia para quien nunca alcanzarán las palabras apropiadas que nos permitan dar las gracias.

Hasta pronto querida amiga; tú volverás a caminar por nuestros campos y ciudades cuando germine la semilla que dejaste sembrada entre nosotros, la de la libertad. ¡Nos vemos pronto!

#Cuba Juan Wilfredo Soto García #JWS: siete años de un vía crucis

JUAN-WILFREDO-SOTO-GARCÍA; foto tomada por el Rev. Mario Lleonart

  • Miércoles 4 de mayo de 2011, 2pm: Como casi todos los miércoles, antes de llegar al Seminario Bautista de Santa Clara para impartir mis clases semanales de Nuevo Testamento, encontré a Juan Wilfredo, alias El Estudiante en el parque Leoncio Vidal y en uno de sus bancos entablamos la que nunca imaginamos sería nuestra última charla de rutina. Su gran preocupación aquel día era su madre, ¨su viejita¨, quien se había fracturado una cadera luego de una caída.
  • Jueves 5 de mayo, alrededor de 10am: Mariela Castro, hija de Raúl Castro participaba en Santa Clara de una de sus actividades del Cenesex y la policía tenía órdenes de despejarle el parque Leoncio Vidal donde se encontraba Juan Wilfredo. Tres jóvenes policías uniformados fueron instigados por oficiales de la Seguridad del Estado presentes en aquel momento en el sitio para sacar de la manera más violenta posible a Juan Wilfredo. Luego de esposar sus manos a la espalda le dieron los primeros golpes con sus bastones ¨tonfas¨ por detrás de las piernas haciéndole caer de bruces, para después golpearle salvajemente ya sin blanco fijo en su cuerpo. Uno, o varios de los golpes, rajaron literalmente el páncreas a Juan Wilfredo.

 

  • Jueves 5 de mayo de 2011, 11:45am, en calle Cuba, frente al Hospital Oncológico ¨Celestino Hernández Robao¨, Juan Wilfredo se trasladaba en un bicitaxi rumbo al Hospital Provincial ¨Arnoldo Milián¨ y quiso la Providencia Divina que justo en ese punto se encontrase por última vez conmigo (yo acompañaba a mi padrastro Santiago Martínez Mederos, paciente de cáncer quien recibía tratamiento de quimioterapia en el Hospital Oncológico). Nos contó a ambos la golpiza que había recibido apenas un rato antes por policías que violentamente le desalojaron del parque en el cual habíamos charlado un día antes. Él andaba sin teléfono y me pidió el favor de avisar a su amigo Guillermo Fariñas que él se dirigía al Cuerpo de Guardia del Hospital Provincial, que por favor enviase a alguien a acompañarle.

Un tuit desde mi móvil a ciegas sin internet a las 11:55am de aquel triste jueves 5 de mayo de 2011 inició la denuncia que de parte de Dios continuaré hasta que el régimen que mató a Juan Wilfredo sea juzgado y condenado

  • Jueves 5 de mayo de 2011, 11:55am Un tuit desde mi móvil a ciegas sin internet inició mi denuncia de la mortal golpiza a Juan Wilfredo:
  • Primeros minutos del domingo 8 de mayo de 2011Día de las Madres, internado en la Sala de Terapia Intermedia del Hospital ¨Arnoldo Milián¨, luego de un paro cardiaco, fallecía Juan Wilfredo.

 

  • Domingo 8 de mayo de 2011, alrededor del mediodía, Alexis Herrera Rodríguez, vecino de Calle 5ta., entre 12 y 14, número 204, en el Reparto Camacho de Santa Clara, uno de los tres jóvenes policías que participaron de la golpiza a Juan Wilfredo, se suicidó con un disparo apenas unas horas después del deceso de Soto, para sobrevivir apenas cinco días y ser finalmente sepultado con un operativo de vigilancia extrema el viernes 13 de mayo. El suicidio tuvo lugar luego de que esa mañana, en que no se encontraba de servicio, fuera conducido dos veces al cuartel provincial de la Seguridad del Estado donde probablemente fue amenazado por los mismos oficiales que le habían instigado a golpear a Juan Wilfredo. De los otros dos policías que participaron en la golpiza, veinteañeros también como Alexis, un hombre y una mujer, se perdió toda pista; aunque se rumora que ambos quedaron fuera del cuerpo militar, al menos visiblemente, y de un probable internamiento de uno de ellos en un hospital psiquiátrico.

El pastor pronunciando sus palabras en la funeraria. Al lado del feretro Madelin, la sobrina de Wilfredo

  • Domingo 8 de mayo de 2011, alrededor de 2pm: en la Funeraria Camacho, en Santa Clara, en Servicio Fúnebre en Homenaje a Juan Wilfredo Soto dirigí palabras a los presentes inspiradas en Génesis 4:1-10: https://youtu.be/-oFAObBZaWw

 

Despedida de duelo pro Guillermo Fariñas

  • Domingo 8 de mayo de 2011, alrededor de 3pm: Sepultura de Juan Wilfredo Soto en el cementerio de la ciudad de Santa Clara, con palabras de despedida por Guillermo Fariñas: https://youtu.be/QnAMm8-uH9Y

 

  • 8 de septiembre de 2011 entre las 10.15 y las 11.45 am: declaré ante el fiscal Osmel Fleites Cárdenas quien tomó mi testimonio y levantó acta afirmando dejar abierto el caso por existir suficientes elementos.

 

  • 7 de octubre de 2011: me presenté por voluntad propia a la fiscalía Provincial de Santa Clara y entregué al mismo Fiscal lista con suficientes datos para localizar a otros testigos también dispuestos a declarar. Fue la última vez que vi al fiscal. Cuando meses después volví a la Fiscalía puesto que no escuchaba nada adicional sobre el proceso y ninguno de los otros testigos había sido llamado a declarar fui informado que ya el fiscal no tenía nada que ver en ese caso y que ni siquiera la fiscalía puesto que el mismo había pasado a Fiscalía Militar. ¡Los acusados ahora eran los investigadores!

 

  • 15 de julio de 2017, Miami: En la Primera Audiencia de la Comisión Internacional Fiscalizadora de Crímenes de Lesa Humanidad del Castrismo testifiqué sobre el asesinato a Juan Wilfredo Soto García (mi declaración se encuentra casi al final de este video): https://youtu.be/OSSTWbftmdQ

EL TESTIMONIO QUE NO SERA PUBLICADO

Indudablemente la mayor parte de estos testimonios estarán relacionados con la liberación espiritual de muchos cubanos. Yo me sumo a ellos, pero quisiera aprovechar este breve espacio para agradecer también a Dios por la liberación física de un elevado número de presos que antes de la celebración de las tres campañas anteriores, y mayormente por motivos de conciencia, no tenían esperanza de salir en muchos años de las prisiones. Ellos, con sus nombres y apellidos, fueron peticiones intensas que muchos elevamos al Señor y en esta Campaña de Celebración no podemos dejar de incluir la acción de gracias por la respuesta a nuestras plegarias.

Basta constatarlo leyendo la Nota de Prensa publicada en el periódico Granma del jueves 8 de julio de 2010, página 2, para comprobar que lo que para muchos era imposible se tornó en realidad. La revista católica Palabra Nueva, del Arzobispado de La Habana, fue dando cuenta de cada una de las excarcelaciones en sus tiradas. La publicación presbiteriana Heraldo Cristiano No. 4, de julio-agosto de 2010, en su página 5, apelando a Lc 4.8 y a Hebreos 13.3ª, reconoció y agradeció estas liberaciones y ¨el fin de la huelga que por esa causa mantenía el Sr. Guillermo Fariñas¨.

Más que por gestiones humanas esto fue un auténtico milagro divino concedido por plegarias e intensos ayunos de cubanos de buena voluntad. Ese grupo numeroso de presos y sus familiares han conocido de nuestras intercesiones y ahora están más dispuestos a escuchar de la liberación espiritual que por encima de todo Cristo ofrece y muchos ya también la han recibido. ¡A Dios sea la gloria!

Pbro. Mario Félix Lleonart Barroso