La intromisión gubernamental en sociedades fraternales y logias: Preguntas 22 y 23 de 30.

En nuestras treinta preguntas formuladas en 2013 referidas a evidentes violaciones a la libertad religiosa en Cuba: http://cubanoconfesante.com/?p=733, las preguntas 22 y 23 abordan ambas el tema de las logias o sociedades fraternales y el control excesivo que ejerce sobre ellas el sistema. Pregunta la 22: ¿Por qué el contenido de actas y acuerdos tomados en el seno de las asociaciones religiosas tiene que ser de su conocimiento y recibir su visto bueno?, y la 23: ¿Por qué se les exige a las logias y sociedades fraternales, cuyas
actividades no son abiertas al público, irrespetando su derecho a la confidencialidad, las listas de sus miembros? El más reciente Foro Patmos, que encontró el coauspicio de la logia masónica ”Urania – Dr. Mortera” de Zulueta, provincia de Villa Clara y que se dedicó al 120 aniversario de la muerte de Martí, ilustra la realidad de ambas preguntas.

Fue una oportunidad de oro para que la casi centena de asistentes se entrenase en el no común ejercicio en Cuba del diálogo y el debate libres. Los participantes, más allá del marco horario del Foro, como es lógico, ávidos de palabras sin amarres, continuaron debatiendo insaciablez antes de marcharse definitivamente y mientras compartían refrigerios. Los más hoscos y hasta quienes cumplían la misión de espiar resultaron sorprendidos y atraídos por la posibilidad de escuchar o emitir criterios diferentes sin que por ello haya que atacar o ser atacado, ni por qué ver al otro como el adversario. Pero las reacciones oficiales de la intolerancia no se hicieron esperar. Tan pronto como al día siguiente del Foro la Logía recibió el primer cuestionamiento, proveniente de Soliz, funcionario del Registro de Asociaciones del Ministerio de Justicia Provincial de Villa Clara, quien en llamada telefónica preguntó a directivos por detalles específicos y por participantes. Evidentemente, en solo unas horas, le habían informado bastante, aunque malintencionadamente. En particular mencionó participaciones del publico que les resultaron ofensivas. Una de ellas, de Leonardo Rodríguez Alonso, muy activo en cada foro convocado por Patmos, pero además, masón muy respetado, integrante de la Logia Masónica de Camajuaní, denunció precisamente en su intervención este tipo de intromisiones, y parece que fue una de las que más dolió: https://youtu.be/iNjBd_dTFRU

Apenas unos días después a la vecina logia masónica de la localidad villaclareña conocida como Buenavista le fue anunciada la suspención de una actividad que involucraba a una escuela de la comunidad, y a los profesores de esta les fueron anunciadas sanciones. Fue necesario llamar al Gran Maestro de la Gran Logia Masónica en Habana, que a su vez tuvo que ponerse en contacto con quienes ”se encargan” de estas instituciones en La Habana en el Comité Central del Partido Comunista de Cuba para que interviniesen. Era obvio que el Foro Patmos produjo paronoia entre los enemigos de la cultura del diálogo, entre los burocratas de la intolerancia, y muy especialemente entre la nerviosa policia política.

Por si fuera poco, en auténtica cacería de brujas hemos conocido de las visitas a algunos de los participantes en el Foro de la Logia por parte de agentes de la Seguridad del Estado quienes para causar más presión las realizan sin anunciar y en los centros de trabajo de estas personas. Una de estas, ya dada a conocer, fue la realizada al propio moderador de dicho Foro, el historiador Gustavo Pérez Silverio, y por cuya causa hasta la propia congresista Ileana Ross-Lehtinen realizó un pronunciamiento a su favor en una audiencia ante el Congreso de los EE.UU: tinyurl.com/obbgogo

Es obvio que se teme a instituciones tan honorables que tantos aportes realizaron a las luchas por la independencia y la democracia en el pasado. ¡Y tienen sobradas razones para ello! La clausura de nuestro foro lo demuestra: https://youtu.be/7a9iFLZABJ4

Foro del Instituto Patmos: Martí a 120 años de su muerte

Una de las intervenciones del publico. Al fondo el moderador y los panelistas

Una de las intervenciones del publico. Al fondo el moderador y los panelistas

El 120 aniversario de la muerte de Martí fue conmemorado este domingo 17 de mayo por un Foro del Instituto Patmos celebrado en la Logia Masónica de Zulueta, Villa Clara. Con la asistencia de unas ochenta personas el panel fue moderado por el historiador Gustavo Pérez Silverio y tuvo como panelistas al escritor Rafael Vilches Proenza, el Lic. Esteban Rey Mugica y el Dr. Antonio González Salazar. Además de defenderse la tesis de la pertenencia de Martí a la masonería se discutieron detalles relacionados a los diversos enterramientos del cuerpo del apóstol y sobre las circunstancias de su muerte; pero el plato fuerte fue el ideario martiano y su sueño incumplido todavía 120 años después.

La distinguida Sra. Gracia Bennish, presidenta de "United for Human Rights" , acompañada de su traductora Idanuldis ofrecio su saludo a todos los presentes

La distinguida Sra. Gracia Bennish, presidenta de “United for Human Rights” , acompañada de su traductora Idanuldis ofrecio su saludo a todos los presentes

Las intervenciones del público enriquecieron un debate caracterizado por la libre expresión. El Foro contó con la presencia de visitantes honorables como la Sra. Gracia Bennish presidenta de la Ong norteamericana “United for Human Rights” y otros miembros de su equipo quienes se encuentran de visita en Cuba y agregaron un valor muy significativo al evento por estar estrechamente vínculados a los sitios históricos en Ybor City, Tampa, donde José Martí dejara algunas de sus más importantes huellas en USA, de las cuales forma parte su conocido discurso “Los Pinos Nuevos”, pronunciado el 21 de noviembre de 1891, y el cual también fue tema de este Foro.

El fori se cerro con un inmenso circulo de los participantes tomados de la mano entonando la "Guajira guantanamera'

El foro se cerro con un inmenso circulo de los participantes tomados de la mano entonando la “Guajira guantanamera’

El Instituto Patmos que tiene como principal propósito contribuir a una necesaria cultura de diálogo para fortalecer a la sociedad civil en Cuba ya cuenta con dos años y medio de existencia y esta es la vez primera en celebrar uno de sus eventos en la sede de una sociedad fraternal, habiéndolo hecho antes con el coauspicio de iglesias tanto católicas como protestantes, fincas o restaurants particulares, campamentos de verano. Lamentablemente veinte ejemplares del libro ¨Martí, el Apóstol¨ de Jorge Mañach que serían distribuídos para esta ocasión especial se encuentran retenidos desde hace más de un mes por la Aduana del Aeropuerto ¨Abel Santamaría¨ de Santa Clara y aún no han sido devueltos.

Repaso a las «Treinta preguntas sobre libertad religiosa en Cuba»: Pregunta 2. ¿Por qué no devuelve la mayoría de las propiedades confiscadas durante los años de la persecución abierta o indemniza en su defecto a los grupos religiosos afectados?

por Mario Félix Lleonart

En días posteriores a la visita de Benedicto XVI a Cuba resultó noticia la devolución del régimen a la Iglesia Católica de algunas propiedades de las muchas que fueron confiscadas durante la década del ´60. Resultó un gesto evidente de parte del Estado en evidente agradecimiento por los beneficios políticos recibidos como consecuencia de la visita del líder mundial de esta iglesia, que aceptó su invitación, que por supuesto fuera manipulada como de apoyo moral a su statu quo. No se puede pretender que estas sonadas devoluciones hayan resultado más que esto. De lo contrario, ¿por qué no se admitió públicamente la culpa de tales robos realizados? De esto nada se dijo al pueblo en los medios de prensa nacionales. Pero la mayor prueba de que tal arrepentimiento no ha acontecido es que la mayor parte de las propiedades que fueran expropiadas aún permanecen en manos del embaucador. La noticia divulgada en medios internacionales no debía enfatizar cuáles propiedades han sido devueltas a sus legítimos dueños, sino cuáles faltan por devolver.

En el ámbito religioso protestante, mucho menos poderoso políticamente que el catolicismo, la desfachatez de las propiedades confiscadas que aún permanecen sin devolver resulta aún más evidente. En este caso el régimen se aprovechó de las características tan heterogéneas de denominaciones y sectas, algunas de las cuales desaparecieron totalmente, para arrebatar sus propiedades. Resultan numerosísimos los ejemplos de pequeñas propiedades a lo largo y ancho de la isla que fueron incautadas pero sobresalen casos por la magnitud de sus terrenos o propiedades. Resalta por ejemplo la totalidad del famoso seminario conocido como ¨Las Antillas¨, de la Iglesia Adventista, nombrado así porque en su matrícula se encontraban personas provenientes de toda la región del Caribe. Estaba ubicado en Las Villas en terrenos que hoy ocupa un área de la Universidad Central ¨Marta Abreu¨ y viviendas particulares. Otro caso destacado es el de los terrenos parcialmente ocupados del Seminario Evangélico ¨Los Pinos Nuevos¨, en Oliver, Placetas, Villa Clara.

En los últimos tiempos el régimen ha devuelto algunas propiedades, pero llama la atención la manera silenciosa como lo hace y el estado legalmente nebuloso en el que son entregadas donde no queda claro quién es el verdadero dueño pues tal parece como si la denominación religiosa quedase bajo el cuidado de la propiedad pero como si el dueño siguiese siendo el Estado bondadoso que lo ha puesto en sus manos y que ante cualquier eventualidad podría volver a ocuparlas en cualquier momento. Esta es la experiencia bautista con su cementerio, aledaño a la Necrópolis de Colón en La Habana, o más recientemente con los bajos de las propiedades de Zulueta y Dragones donde antaño estuviera la imprenta bautista incautada. Resalta el caso raro de la ¨Betel¨ de los Testigos de Jehová, en Playa, ocupada durante años por el régimen y devuelta a principio de los ´90, pero la pregunta es, ¿a quién fue devuelta esta antaño sucursal de la Wachtower si sus legítimos dueños se encuentran condenados desde 1976 a un limbo legal expulsados como fueron del Registro de Asociaciones del Ministerio de Justicia fuera del cual operan ilegalmente hasta la actualidad, por lo que además a nivel nacional no se encuentra registrado ni siquiera uno de sus salones del reino, aunque todo el mundo conoce que existen, informados ya como viviendas particulares o almacenes de granos, en el caso de zonas campesinas.

Pero lo peor en el ámbito protestante es que los decomisos no concluyeron en aquellos años ´60 o ´70. Las iglesias bautistas en Encrucijada y Zulueta, Villa Clara, poseen historias tristes de decomisos de más de uno de sus lugares de culto no hace más de dos décadas. Resalta también el caso de la propiedad de la iglesia bautista de Yaguajay, Santi Spiritus, donde antaño estuviera su colegio bautista, famoso en sus tiempos, y que desde hace algunos años permanece en litigio con las empresas gubernamentales GeoCuba y Seprot, que sin esperar a que el dilatado proceso se resuelva construyen sin el mayor respeto. Todavía está fresca también la confiscación del campamento pentecostal en Cifuentes.

Entre tanto que propiedades antaño pertenecientes a denominaciones religiosas históricamente reconocidas esperan por su devolución, agrupaciones a las que es negado el derecho a inscribirse legalmente sufren decomisos que se realizan especialmente hacia el interior del país aprovechando la indefensión de sus dueños. Recuérdese a fines del 2013 en Camagüey la amenaza de desalojo realizada a la vivienda de Yiorvis Bravo Denis al frente de un grupo perteneciente a la corriente de ¨mover apostólico¨, impedida por la sagacidad con que la defendieron sus poseedores, todavía bajo latentes amenazas.

Duele referirnos a esta segunda pregunta realizada a las supuestas libertades religiosas en Cuba sin poder aportar datos concretos, nadie posee las estadísticas exactas, pero esto constituye otra muestra del carácter nebuloso en que permanece este oscuro tema en el que cada indagación, pregunta, visita a archivos o fotografía es mirada con sospechas oficiales. Constituye un tema sensible en el que el probado ladrón, con el poder en sus manos, procura la mayor reserva posible. No obstante nadie podrá evitar el curso de la historia y algún día todo podrá ser revelado, y ojalá también devuelto, o indemnizado a sus legítimos poseedores.

Terreno aledaño al templo de la Iglesia Bautista de Yaguajay. En el terreno aledaño donde otrora estuvo el Colegio bautista pueden observarse construcciones en proceso de las empresas estatales Seprot y Geocuba

En el terreno aledaño donde otrora estuvo el Colegio bautista pueden observarse construcciones en proceso de las empresas estatales Seprot y Geocuba