La IV Edición Anual del Premio Patmos a Dagoberto Valdés Hernández en el 500 Aniversario de la Reforma Protestante

Dagoberto muestra la placa que lo acredita como Premio Patmos 2017 acompañado de representantes de Convivencia y del Instituto Patmos.

La IV Edición Anual del Premio Patmos que concedemos a nuestro muy apreciado Dagoberto Valdés Hernández coincidiendo con el 500 Aniversario de la Reforma Protestante, es más un premio a Patmos, que lo entrega, que a Dagoberto que lo recibe. Nuestro Instituto con solo casi cinco años de existencia se encuentra apenas en estado embrionario y nuestra corta vida ha estado signada por tribulaciones que encajan muy bien con el nombre con el cual nos identificamos, el de la isla mediterránea donde Juan el apóstol estuvo preso por causa ¨de la palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo¨ (Apocalipsis 1:9).

Entre las muchas inspiraciones que nos impulsaron, primero a nacer, y luego a continuar adelante en lo poco que hemos conseguido hacer en nuestra corta y atribulada existencia, se encuentra precisamente la de Dagoberto Valdés y de quienes le acompañaron primero en Vitral, y ahora en Convivencia. Nuestra historia y quehacer son nada al lado de la apasionada labor de Dagoberto y de sus valiosos colaboradores de dentro y de fuera de Cuba. Las enseñanzas y el ejemplo generados por el Centro de Estudios Convivencia constituyen hoy para nosotros un desafío para lograr de Cuba lo que juntos soñamos por igual. Dios utiliza a Dagoberto y a Convivencia para ofrecernos esperanza en las tribulaciones como mismo las recibiera Juan en Patmos a través de visiones celestiales.

Placa premio Patmos 2017

Este es el cuarto año consecutivo en que concedemos este reconocimiento. La condición primordial para nuestra selección es que nuestro elegido sea alguien que haya demostrado ser consecuente con su Fe en Cuba. Y Dagoberto Valdés Hernández lo ha demostrado con creces a lo largo de muchos y difíciles años sin claudicar.

Es de notar que con Dagoberto suman ya tres premios concedidos a católicos de los cuatro que hemos otorgado, le anteceden el laico Amador Blanco Hernández, Premio Patmos 2014 y el P. José Conrado, Premio Patmos 2015; solo el Premio Patmos 2016 ha sido el concedido a un protestante, el Dr. Oscar Elías Biscet, de definición bautista. No debe sorprender a nadie nuestra selección de tres católicos entre nuestros premios anuales que se otorgan precisamente en el Día de la Reforma Protestante. Como se sabe, nunca fue la intención de Martin Lutero cuando clavó sus 95 tesis a la puerta de su Iglesia en Wittenberg, Alemania, abandonar a su Iglesia, por el contrario, movido de gran amor por ella se proponía reformarla a la luz de lo que consideraba correcto en la Palabra de Dios y por la cual se sentía desafiado. Mucho menos se había propuesto provocar la escisión que finalmente ocurrió y que tuvo lugar luego de un juicio celebrado a Lutero por su iglesia y en el cual fue excomulgado. Lamentablemente no fue comprendido en su momento por la iglesia que amaba y anhelaba reformar de acuerdo a la Palabra de Dios.

Dagoberto Valdés Hernández ha sido siempre un católico comprometido con su profunda fe cristiana que ama con fervor a su iglesia y anhela y procura que ella actúe como es digno de Cristo en el contexto cubano aunque no siempre sea bien entendido por ello. Él y sus proyectos, primero Vitral y luego Convivencia, constituyen expresiones de la manera en que los hijos de Dios debemos encarnarnos en medio de la sociedad en la que Dios nos coloca para servirle. Nuestro Premio Patmos 2017 se entrega a una luz en la oscuridad como lo fue Martin Lutero en 1517. Y no dudamos que como también ocurrió con el creer y actuar de aquel monje agustino que de una luz que parecía condenada a apagarse, pero que resultó en un movimiento imparable que transformó a toda la cultura occidental; esta luz de Cristo que se irradia para toda Cuba desde Pinar del Río desde hace tantos años, no solo no se apagará, como el Maligno procura, sino que terminará iluminando irresistiblemente a toda Cuba.

A la acción social y cívica que nace de la fe que en Dagoberto se genera por la gracia de Dios puede sumarse su vocación en tender puentes y abrir puertas y ventanas que contribuyan a la convivencia no solo de quienes habitamos bajo el mismo techo de la patria sino también de la iglesia universal. Dagoberto no olvida nunca los genes protestantes que también se encuentran en su ADN cristiano, sigue amando su tiempo en la iglesia metodista, y no fue casual que en la Comisión Nacional de Laicos de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba en 1977 Dagoberto titulara una tesis con el mismo nombre del de una de las obras del famoso teólogo luterano alemán del siglo XX Karl Barth: “Comunidad cristiana y comunidad civil” en la que introdujo el término de sociedad civil y las relaciones entre ella y la comunidad cristiana; principios con los que Dagoberto ha sido totalmente consecuente. Llama la atención que Karl Barth fuera también uno de los autores más citados en la cristología espiritual desarrollada por Josef Razinger, el papa Benedicto XVI, que renunció para retirarse a orar.

Es por estas y muchas razones más que el Instituto Patmos al hacer este humilde homenaje, repleto sin embargo de significados, más que felicitar, agradece a Dagoberto Valdés Hernández por aceptar nuestra distinción y recibirnos, lo cual nos honra profundamente a la vez que nos anima, y esperamos que estimule a otros también, para tampoco claudicar ni dejar espacio al desaliento; sino por el contrario seguir el ejemplo que nuestro premiado, como Juan en Patmos, o Lutero en Wittenberg, nos ofrece a seguir.

Traslado temporal, de Taguayabón a Waldorf

Participando de St. Charles Running Festival convocado por el Charles Regional Medical Center

Puesto que la Sra. Caridad Diego Bello, Jefa de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, advirtió que el viejo techo del templo bautista de Taguayabón no recibiría el permiso solicitado para su reconstrucción mientras yo fuese el pastor de la iglesia, y ya que es ella quien políticamente tiene la primera y última palabra a nombre del General Raúl Castro en todo lo que a religión se refiere en esa isla en la que se comportan como si fuese una finca particular; decidí salir por un tiempo para que pudieran reconstruirlo para luego volver y disfrutar del techo nuevo. Cuando mi arresto hace un año durante la visita del presidente Barack Obama hermanos bien intencionados me aconsejaron esta salida temporal porque al ritmo que íbamos ¨se iban a quedar sin templo y sin pastor¨. Aunque ya la Sra. Caridad concedió el permiso de reconstrucción del techo como premio por mi salida, todavía no se ha puesto el primer clavo o la primera viga, todo indica que será un proceso sin apuro, que tenderá a dilatarse en el tiempo como para que envejezcamos en la espera.

Mientras esto ocurría en Cuba, una iglesia también bautista hispana en un lejano pueblo llamado Waldorf oraba sin que lo supiésemos por una familia pastoral. En nuestra salida temporal y sin conocer de los propósitos divinos ni de las oraciones de esta iglesia, de repente y casi sin saber cómo, me vi ocupando el púlpito de esta congregación que tenía un techo, pero no tenía pastor. Observando que demora el proceso de reconstrucción del techo de nuestra iglesia bautista en Taguayabón en Cuba, y que de momento nuestro regreso privaría a la iglesia del permiso que la Sra. Caridad ha concedido; hemos decidido entre tanto aceptar formalmente la petición de la iglesia en Waldorf para que nuestra espera tenga así un sentido y esta iglesia reciba, mediante nuestra presencia, la respuesta a sus oraciones.

El sábado 1 de abril inició formalmente mi pastorado en la Iglesia Bautista de Waldorf luego de seis meses de ser su predicador domingo tras domingo. Comencé el pastorado participando de una carrera deportiva como parte de una celebración anual de la comunidad llamada St. Charles Running Festival convocada por el Charles Regional Medical Center, y al día siguiente, domingo 2 de abril, oficié la ordenanza de la Santa Cena y prediqué mi primer sermón ya como pastor oficial de la iglesia titulado ¨Corramos juntos¨ basado en el texto bíblico de Filipenses 3:12-21. El domingo 23 celebraremos un servicio especial de toma de posesión en unión con la hermana iglesia anglo con la cual convivimos. Para hacer aún mayor la bendición estarán presentes hermanos que vienen desde Cuba a participar de la celebración y que representan al Instituto Patmos que fundamos hace cuatro años y que seguimos coordinando aún a distancia.

La Iglesia Bautista de Waldorf es una iglesia dichosa: tiene techo, tiene pastor y no depende de las amenazas de ninguna señora que responda a su vez a los caprichos de ningún general. Serviremos a esta Iglesia con el mismo amor con que lo hiciéramos en Cuba, mientras esperamos sea reconstruido el techo de nuestra iglesia allá. Cambio temporal de iglesia pero continuación de un mismo ministerio al servicio del mismo Señor, Jesucristo, el único que debiera ser ¨Rey y Juez de nuestra conciencia y de la iglesia¨.

Nuestra Epifanía

Hoy mientras las iglesias ortodoxas celebran Navidad, la tradición cristiana occidental conmemora la Epifanía, conocida popularmente como la Fiesta de Reyes. En Cuba se recuperó la Navidad como un feriado cada 25 de diciembre, luego de la visita de Juan Pablo II en 1998, tras 28 años sin celebrarse, abolida bajo la excusa de la famosa “zafra del ’70”. En 2012, con la visita de Benedicto XVI se recuperó, igualmente como feriado, el “viernes santo” que precede a la Pascua florida de Resurrección. Algunos pensamos que con la visita de Francisco en septiembre de 2015 le tocaría el turno a la Fiesta de Reyes, pero no fue así.

Sigue leyendo

La intromisión gubernamental en sociedades fraternales y logias: Preguntas 22 y 23 de 30.

En nuestras treinta preguntas formuladas en 2013 referidas a evidentes violaciones a la libertad religiosa en Cuba: http://cubanoconfesante.com/?p=733, las preguntas 22 y 23 abordan ambas el tema de las logias o sociedades fraternales y el control excesivo que ejerce sobre ellas el sistema. Pregunta la 22: ¿Por qué el contenido de actas y acuerdos tomados en el seno de las asociaciones religiosas tiene que ser de su conocimiento y recibir su visto bueno?, y la 23: ¿Por qué se les exige a las logias y sociedades fraternales, cuyas
actividades no son abiertas al público, irrespetando su derecho a la confidencialidad, las listas de sus miembros? El más reciente Foro Patmos, que encontró el coauspicio de la logia masónica ”Urania – Dr. Mortera” de Zulueta, provincia de Villa Clara y que se dedicó al 120 aniversario de la muerte de Martí, ilustra la realidad de ambas preguntas.

Fue una oportunidad de oro para que la casi centena de asistentes se entrenase en el no común ejercicio en Cuba del diálogo y el debate libres. Los participantes, más allá del marco horario del Foro, como es lógico, ávidos de palabras sin amarres, continuaron debatiendo insaciablez antes de marcharse definitivamente y mientras compartían refrigerios. Los más hoscos y hasta quienes cumplían la misión de espiar resultaron sorprendidos y atraídos por la posibilidad de escuchar o emitir criterios diferentes sin que por ello haya que atacar o ser atacado, ni por qué ver al otro como el adversario. Pero las reacciones oficiales de la intolerancia no se hicieron esperar. Tan pronto como al día siguiente del Foro la Logía recibió el primer cuestionamiento, proveniente de Soliz, funcionario del Registro de Asociaciones del Ministerio de Justicia Provincial de Villa Clara, quien en llamada telefónica preguntó a directivos por detalles específicos y por participantes. Evidentemente, en solo unas horas, le habían informado bastante, aunque malintencionadamente. En particular mencionó participaciones del publico que les resultaron ofensivas. Una de ellas, de Leonardo Rodríguez Alonso, muy activo en cada foro convocado por Patmos, pero además, masón muy respetado, integrante de la Logia Masónica de Camajuaní, denunció precisamente en su intervención este tipo de intromisiones, y parece que fue una de las que más dolió: https://youtu.be/iNjBd_dTFRU

Apenas unos días después a la vecina logia masónica de la localidad villaclareña conocida como Buenavista le fue anunciada la suspención de una actividad que involucraba a una escuela de la comunidad, y a los profesores de esta les fueron anunciadas sanciones. Fue necesario llamar al Gran Maestro de la Gran Logia Masónica en Habana, que a su vez tuvo que ponerse en contacto con quienes ”se encargan” de estas instituciones en La Habana en el Comité Central del Partido Comunista de Cuba para que interviniesen. Era obvio que el Foro Patmos produjo paronoia entre los enemigos de la cultura del diálogo, entre los burocratas de la intolerancia, y muy especialemente entre la nerviosa policia política.

Por si fuera poco, en auténtica cacería de brujas hemos conocido de las visitas a algunos de los participantes en el Foro de la Logia por parte de agentes de la Seguridad del Estado quienes para causar más presión las realizan sin anunciar y en los centros de trabajo de estas personas. Una de estas, ya dada a conocer, fue la realizada al propio moderador de dicho Foro, el historiador Gustavo Pérez Silverio, y por cuya causa hasta la propia congresista Ileana Ross-Lehtinen realizó un pronunciamiento a su favor en una audiencia ante el Congreso de los EE.UU: tinyurl.com/obbgogo

Es obvio que se teme a instituciones tan honorables que tantos aportes realizaron a las luchas por la independencia y la democracia en el pasado. ¡Y tienen sobradas razones para ello! La clausura de nuestro foro lo demuestra: https://youtu.be/7a9iFLZABJ4

Patmos de literatura (III): NeoClub Ediciones

El pasado 24 de enero en Caibarién, Villa Clara, Cuba, en el hostal-restaurant propiedad de Rafael González Estévez, el Instituto Patmos celebró una sui generis Feria del Libro Independiente. Títulos de temática diversa fueron presentados ante un auditorio de unas setenta y siete personas, también diversas en edades e intereses, pero todos con el común denominador de su avidez por la buena literatura, sin la mediación de intolerancias ni censuras. Entre los libros presentados destacaron cuatro bajo el sello editorial de Neo Club Ediciones, de Miami.

La misionera Yoaxis Marcheco Suárez estuvo a cargo de la presentación de La chica de nombre eslavo,de Roberto Quiñones Haces, Así lo quiso Dios, y otros relatos, de Orlando Freire Santana y Los tigres de Dire Dawa y otros cuentos, de Luis Cino Álvarez. Estos tres volúmenes tienen como denominadores comunes, además de su sello editorial, que salieron de la pluma de autores que viven dentro de la isla –pertenecientes al Club de Escritores Independientes de Cuba– y en todos los casos han sido víctimas de la censura oficial, que pertenecen al género de la narrativa y nos entregan retratos vívidos y desgarradores que describen las tristes realidades de la Cuba de hoy.

Yoaxis Marcheco durante su presentación

Yoaxis Marcheco durante su presentación

Por su parte, el historiador Gustavo Pérez Silverio realizó la presentación de Gastón Baquero y Rafael Díaz-Balart: sobre racismo y clasismo en Cuba. Se trata de una selección de ensayos y artículos sobre Rafael Díaz-Balart y Gastón Baquero, dos figuras a quienes brindan merecido homenaje con este libro Lincoln Díaz-Balart, Juan F. Benemelis, Armando de Armas, César Jesús Menéndez Pryce, Orlando Fondevila y Armando Añel. Todos los textos se centran en el tema del racismo y el clasismo en Cuba. Dos males en cuya génesis se puede encontrar la explicación al desastre que en todos los sentidos ha derivado Cuba.

Gustavo Pérez Silverio durante su presentación

Gustavo Pérez Silverio durante su presentación

La Feria Independiente del Instituto Patmos cumplió su propósito y despertó la avidez por la literatura sin las cadenas y mordazas que imponen las autoridades culturales dentro de la isla. Pero cabe destacar las sanciones impuestas al intelectual Pérez Silverio () en pago, primero, a su imperdonable participación previa durante el Festival del Arte y la Literatura Independiente de Miami (VISTA), aprovechando su presencia en la Florida como parte de una delegación invitada por United for Human Rights, en el lanzamiento del mismo libro que luego él presentó en Caibarién, y que en el Rafael Díaz-Balart Hall de la Florida International University estuvo a cargo de Lincoln Díaz-Balart, César Jesús Menéndez, Juan F. Benemelis y Armando de Armas el pasado 17 de diciembre. Segundo, por atreverse a presentar este controversial ítem dentro de la propia isla.

Durante doce años Pérez Silverio fungió como profesor en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Central de las Villas impartiendo asignaturas como Historia de Cuba, Estudios Raciales y Teoría Política. Ya le fue anunciado que dicho contrato no le será ratificado, como debía corresponder en el presente mes de febrero, lo que le coloca fuera de este recinto universitario. Por otro lado Pérez Silverio fue la voz por algunos meses del programa radial ¨Crisol Cubano¨, dedicado a la identidad cultural y nacional y transmitido los viernes en el horario de cinco a seis de la tarde por la emisora provincial de Villa Clara CMHW. También ya le fue confirmado que no volverá a tener acceso a los micrófonos. Estas sanciones a Pérez Silverio constituyen la prueba de la vigencia de la censura en Cuba y de que los contenidos de los libros con el sello editorial de Neo Club Ediciones presentados en la isla, especialmente el de la presentación a su cargo, no son mera ficción sino pura y cruel realidad.

Patmos de literatura (II): La Biblia Reina-Valera 1977 enviada a Cuba por la iglesia Jesus Worship Center

Presentando la Biblia RV77

Presentando la Biblia RV77

El pasado sábado 24 de enero  en la Feria Independiente del Libro realizada en Caibarién, Villa Clara, Cuba, organizada por el Instituto Patmos el libro que encabezó los títulos presentados fue La Biblia – Revisión Reina-Valera 1977. La revisión 1977 de la versión de la Biblia de Reina-Valera fue llevada a cabo por CLIE entre 1974 y 1979. Realizada por un equipo de expertos en lenguas bíblicas y revisada por un grupo selecto de profesores y pastores en España y Latinoamérica bajo la dirección del Dr. Francisco Lacueva.

Además de describir a las setenta y siete personas que asistieron el valor de esta otra versión de la denominada ¨Reina de las versiones de la Biblia en Español; se abundó en la especificidad de esta edición llevada a cabo por la casa publicadora Bíblica-LA, en su objetivo de publicación y distribución de la Biblia a nivel mundial. Pero especialmente se resaltó el detalle de que la veintena de biblias que compartíamos ese día provenían de un contenedor que contenía 14000 copias para Cuba financiado íntegramente por la hermana iglesia en el Doral, Florida, Jesus Worship Center (JWC), pastoreada por Frank  y Zayda López, quienes realizaron esfuerzos extraordinarios para ponerla en manos de cubanos en la isla. Casi un año hubo de demorar ese cargamento para llegar a su destino, luego de sortear cientos de trabas, muchas de ellas de dentro de la propia Cuba, sorprendentemente provenientes hasta del Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), que supuestamente debía existir para facilitarlo. En contra de toda lógica debieron enrumbar primero al norte, hasta Canadá, para luego definitivamente volver al sur hasta llegar a nuestras manos.

fueron priorizadas primero aquellas personas que no tenían ningún ejemplar de la Biblia

fueron priorizadas primero aquellas personas que no tenían ningún ejemplar de la Biblia

Entre el público asistente a nuestra Feria fueron priorizadas primero aquellas personas que no tenían ningún ejemplar de la Biblia a las cuales se las obsequiamos y el resto fue rifado entre los expectantes asistentes. Gracias a Dios por este gesto de  de compartir la Palabra de Dios también dentro de nuestra amada isla. Gracias a todos los que a lo largo de estos años han realizado esfuerzos para que las biblias lleguen a la isla, invirtiendo cuantiosos recursos para ello, y sobre todo, solidaridad y mucho amor.

Patmos de Literatura (I)

bookTVDurante mi estancia en USA con motivo de la Convención para la Democracia en Cuba que se celebró en Miami aproveché algunos minutos para disfrutar de la excelente programación de fin de semana de C-SPAN2’s BookTV. Por asociación esto me mantuvo frescas recientes vivencias en Cuba en una Feria Independiente del Libro organizada por el Instituto Patmos.

Presentación en @BookTV de Richard Bernstein, autor de China 1945 Mao´s Revolution and America´s Faleful Choice

Presentación en @BookTV de Richard Bernstein, autor de China 1945 Mao´s Revolution and America´s Faleful Choice

Presentación en @BookTV de Shane Harris, autor de @War the Rise of the Military-Internet Complex

Presentación en @BookTV de Shane Harris, autor de @War the Rise of the Military-Internet Complex

Presentación en @BookTV de Thanassis Cambanis Once Upon a Revolution An Egyptian Story

Presentación en @BookTV de Thanassis Cambanis Once Upon a Revolution An Egyptian Story

Mientras disfruté por TV de presentaciones de Richard Bernstein, autor de ¨China 1945: Mao´s Revolution and America´s Faleful Choice¨; de Shane Harris, autor de ¨@War: the Rise of the Military-Internet Complex¨; de Stephen Kotkin, autor de ¨Stalin: Volume 1 – Paradoxe of Power, 1878-1928¨; de Sam Daley-Harrys, autor de ¨Reclaiming Our Democracy¨; y de Thanassis Cambanis ¨Once Upon a Revolution: An Egyptian Story¨ mi mente volvía al sábado 24 de enero en Caibarién, Villa Clara, Cuba, donde en el hostal restaurant de Rafael González Estévez, alias Papucho, presentamos títulos de temática diversa ante un auditorio de unas setenta y siete personas también diversas en edades e intereses, pero todos con el común denominador de avidez por buena literatura, sin la mediación de intolerancias ni censuras. Mientras contemplaba las presentaciones del Aspen Institute, del National Constitution Center de Filadelfia, de University of Pennsylvania Bookstore  y de Politics & Prose Bookstore sentí un poco de satisfacción de pensar que en Cuba, a pesar de las limitaciones de todo tipo, también instituciones como el Instituto Patmos intentan poner su grano de arena en la diseminación de la libre información.

Nuestra Feria Independiente del Libro

Nuestra Feria Independiente del Libro

Diap11Este mes de febrero tendrá lugar en Cuba la oficial 24ª Feria Internacional del Libro de La Habana (24ª FILH Cuba 2015). El País Invitado de Honor será la República de la India y se homenajeará a los autores Olga Portuondo Zúñiga, Premio Nacional de Ciencias Sociales y Humanísticas 2010, y Leonardo Acosta, Premio Nacional de Literatura 2006. Los principales recintos donde tendrá lugar serán la Forta­leza de San Carlos de La Cabaña y el Castillo de los Tres Reyes del Morro. Todo redunde para el bien de la literatura. El Instituto Patmos tiene al menos la satisfacción, aunque lo haga extraoficialmente, de realizar su primera incursión en tal sentido, y la adicional de haber presentado libros que todavía no serían admitidos en la 24ª FILH Cuba 2015. Aunque sus lanzamientos estén lejos de ser vistos por canales como C-SPAN2’s BookTV, y por el momento no se les admita en La Cabaña, nadie puede negar que también lo estamos intentando.

El International Religious Freedom Report for 2013 y el P. José Conrado: Vigencia de nuestra pregunta 18 de 30. ¿Por qué intenta aislar a determinados líderes religiosos impidiendo por todos los medios el acceso a ellos, como lo evidencia la detención e incluso deportación de extranjeros que intentan visitarlos, y el sacerdote católico José Conrado es un vivo ejemplo de ello?

Este 28 de julio el Departamento de Estado de los EE.UU dio a conocer su Reporte sobre Libertad Religiosa a nivel mundial. En este tipo de violaciones, como en muchas otras, no podía dejar de faltar Cuba por supuesto. En su acápite: Gobiernos que reprimen la Libertad Religiosa, está su nombre junto a Corea del Norte, Arabia Saudita, Irán, Sudán, China, Tajikistan, Turkmenistan y Uzbekistan. Que quienes desgobiernan Cuba son también violadores de este derecho humano es algo sobradamente probado, a pesar de sus esfuerzos en los últimos años por un cambio de política respecto a la religión que de intentar destruir ha pasado a intentar manipular y usar.
Nuestras treinta preguntas (formuladas ya hace casi un año apuntan a aspectos de este tipo de violaciones. Basta revisarlas una a una para percatarse que tras su formulación, lejos de tomarse nota de ello e intentar mitigar, por lo escandaloso, su validez, lejos de ello, se ha trabajado para reforzarlas. Lamentablemente todas ellas hoy se encuentran con mayor vigencia que cuando las dimos a conocer. Pienso por ejemplo en una de ellas que ahora mismo tengo fresca en mi memoria por tener que ver con una visita especial que realizara a Trinidad unos días antes del viaje que ahora realizo por USA, volviendo a poner sobre el tapete precisamente las violaciones a la libertad religiosa en Cuba.
Pronto hará un año que el sacerdote católico José Conrado fuera trasladado de la diócesis de Santiago de Cuba para la de Trinidad. Por ende hace rato que le debíamos una visita para saludarle como vecinos. Además de Yoaxis y yo la oportunidad permitió que el activo laico católico de Caibarién, Amador Blanco Hernández, y el protestante camajuanense Leonardo Alonso, ambos muy activos en los eventos convocados por Patmos en el centro de la isla también participasen. Por supuesto qua la pregunta veintiocho de las treinta fue objeto de nuestro encuentro. Queríamos saber si al menos podíamos retirar su nombre como ejemplo de líderes religiosos que el régimen intenta aislar con diversos métodos. Aunque le escuchamos y reforzamos nuestra posición no eran necesarios sus argumentos. Desde que llegamos nos dimos perfectamente cuenta de la cámara de video colocada adrede y de manera totalmente visible espiando la entrada a la casa pastoral junto a la parroquia. ¨La colocaron justo un mes después de mi llegada a Trinidad, y lo hicieron de manera que todo el mundo se diese cuenta que lo estaban haciendo. Todo el que entra aquí se percata enseguida que la Seguridad del Estado sabe que lo ha hecho¨_ nos comentó resignado. ¨Ustedes llegaron porque son cubanos como yo, al extranjero que intente acercárseme enseguida lo interrogan o hasta deportan¨. Preocupados por la falta de comunicación nos respondió que aunque ya había pedido revisión su correo electrónico asignado por la iglesia solo estaba permitiéndole recibir mensajes, pero los suyos no llegaban a sus destinatarios, otro vestigio adicional del aislamiento a este valioso hombre de Dios. Nuestra charla no solo versó sobre estas violaciones. Con maestría el P. Conrado nos habló acerca de lo que denomina ¨indefención aprehendida¨ o ¨desesperanza inducida¨, citando a Martin Seliman, enfermedad social de la que padece nuestro pueblo que estamos determinados a curar.
Aunque no existieran las otras veintinueve preguntas ni la realidad abrumadora que con creces las supera, el solo caso del P. José Conrado ahora en Trinidad sería suficiente para incluir como violador de libertad religiosa a quienes mancillan por más de cincuenta años los derechos de los cubanos, tanto en reportes como este del Departamento de Estado de los EE.UU. como en los de cualquier otra entidad que se exprese al respecto. Pero lo que más inspira es que, a pesar de estas realidades, profetas como José Conrado continúan encarnando a la iglesia que Dios quiere en Cuba, sin importar las consecuencias.

En Trinidad con el P. José Conrado

En Trinidad con el P. José Conrado

con j. conrado 1

11 graduación del Seminario Teológico Bautista ¨Luis Manuel González Peña¨: Pregunta 27 de 30: 27. ¿Por qué el Ministerio de Educación Superior no reconoce a la mayoría de los seminarios bíblicos y teológicos del país, a pesar de estar reconocidos por sus asociaciones, y por qué ni siquiera una de las universidades del país tiene una Facultad de Teología?

poster seminario Este jueves 19 de junio 8pm se realizará la 11 graduación del Seminario Teológico Bautista ¨Luis Manuel González Peña¨ de la Iglesia Bautista ¨La Trinidad¨ de la ciudad de Santa Clara, Cuba. En el horario de la mañana serán discutidas las dos últimas tesis … y en la noche la graduación.

Con los 25 estudiantes que se graduarán serán 333 el total de los graduados por este seminario. Es un honor para mi esposa Yoazxis Marcheco y para mí servir como profesores en este Seminario que el régimen no ve con buenos ojos como demuestra su negativa a reconocerlo como institución, independientemente de que ningún seminario teológico de la isla sea reconocido por el Ministerio de Educación Superior y las facultades de teología brillen por su ausencia en todas las universidades. En 30 preguntas () que llevamos en nuestro viaje a Washington invitados por Solidaridad Cristiana Mundial en septiembre del pasado año la número 27 refleja esta realidad.

Por la existencia de este seminario en particular se mantuvo congelada la cuenta bancaria de 27000 dolares de la iglesia bautista que le fundó y que le acoge. Fue la sanción que la Oficina de Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba impuso pues el actual rector Rev. Homero Carbonell no es bien visto por estas autoridades políticas que además censura nuestra presencia en el profesorado.

Este Seminario coauspició el primer foro del Instituto Patmos el 28 de febrero de 2013 dedicado. Contra viento y marea llega su oncena graduación, para gloria de Dios y para extensión del evangelio del Reino en Cuba.

Patmos: entre Resurrección y Pentecostés

Slide12Aunque cada día constituye una aventura espiritual, para muchos cristianos las fechas litúrgicas se convierten en acicates de la fe. Vivirlas en el contexto cubano no deja de serlo, por el contrario, a veces llega a vivirse lo mismo que se representa. El Instituto Patmos, ya con año y medio de existencia, trabajando fundamentalmente en el centro de Cuba, pero sin fronteras en su horizonte, es una prueba de ello.

Quienes compartimos juntos aquel Ágape para celebrar la Resurrección de Jesús, el inolvidable domingo 20 de abril, todavía saboreamos tanto la comida espiritual como la de los exquisitos platos preparados por los trabajadores de «Mi Campamento» que utilizaron como principal ingrediente el amor. Quien fuera la fundadora del sitio, la misionera Helen Black, una de las inspiraciones de nuestro proyecto, parecía estar todavía presente entre nosotros, cosechando una pequeña muestra de la inmensa cosecha para la cual sembró. El triunfo de Jesús sobre la muerte fue el tema de los conferencistas para los tres grupos de edades que se organizaron: las maestras de niños Aidita, Adalis y Lilibet; el pastor para los adolescentes y el profesor Raulín para los jóvenes y adultos en una insuperable conferencia magistral. Luego el sermón, los cantos, las poesías, décimas y testimonios; antes de la comida fraternal, muestra material del amor que nos une y de lo que significa compartir los hermanos juntos y en armonía. La Resurrección de Jesús no solo fue vista como una epopeya gloriosa del pasado sino como un incentivo no solo para derrotar la muerte postrera sino las tantas maneras de morir del día a día. Cuando regresamos aquella tarde a nuestras casas quien podía dudar que aquel día cada uno de los participantes no había también resucitado a una nueva manera de vivir, quién no podía exclamar al estilo de Jeremías en medio de las Lamentaciones: «No obstante, aún me atrevo a tener esperanza».

Alimentados con el fervor de la Resurrección nos lanzamos a vivir desde el siguiente día con mayores fe y valor para enfrentar las vicisitudes del cada día, y serían interminables los testimonios de toda índole, aunque hayamos tenido también nuestros judas y traidores entre café amargo y Café Amargo. Pero por si a alguien se le estaba agotando el combustible llegó con fuerza arrolladora el Pentecostés. Y para tamaña ocasión Patmos se buscó un salmista hasta con el nombre de David. La onda expansiva cubrió esta vez desde la ciudad de Santa Clara hasta el poblado avileño de Florencia, dejando huellas especiales, además de los dos puntos limítrofes, en Chambas, Taguayabón y Rosalía.

Hubo muchas expectativas tanto desde el Bien como desde el Mal. Aunque por supuesto cuando se trata de confiar en Dios el Bien siempre termina triunfando. Eso ya lo habíamos aprendido con la Resurrección. La primera jornada del viernes víspera de Pentecostés todo se inició con un zarpazo: el averno envió secuaces suyos que secuestraron violentamente tanto al salmista como a los organizadores de Patmos. Fue el pago a la buena voluntad de los coordinadores que durante semanas estuvimos tocando respetuosamente la puerta de instituciones culturales como: el Mejunje, el Museo de Artes Decorativas, el cine Camilo Cienfuegos, la sede de la AHS o la Casa de la Cultura de Santa Clara, que al principio mostraban disposición de recibir a David pero que luego de «consultar» se lamentaban de que no era posible. Pero esa misma fuerza bruta de los secuestradores, el Espíritu Santo, poder vivo y personal, la convirtió en una ola que utilizamos para lanzarnos aún más allá de las expectativas humanas que Dios se encargó de rebasar con creces. Nos sobrepusimos a la violencia con que se nos intentó disuadir y aunque hubo amenazas a David al estilo de «si regresas te vamos a romper», nos reorganizamos y lo hicimos.

Del secuestro del viernes, al que poco queremos referirnos, pasamos a celebraciones inolvidables coauspiciadas por la Iglesia Episcopal San Juan Bautista, de Florencia, donde David realizó dos presentaciones (sábado en la noche y domingo en la mañana) coronadas con la experiencia mística del propio bautismo y primera comunión del salmista, oficiado por el Rev. Andrés Espinoza, acompañado de tres ministros más: episcopal, veterocatólico y bautista. Esa propia noche se cerró con broche de oro cuando el pentecostés se celebró con bombo y platillo y al concierto de David se unió la agrupación placeteña de rap ABeC. La juventud bautista celebraba también su Día Mundial de Oración. La festividad se ofreció desde el portal del templo de la Iglesia Bautista Eben Ezer de Taguayabón (donde mismo fuera fundado el Instituto Patmos el 2 de febrero de 2013 en el marco del 74 aniversario de la iglesia) y para todo el pueblo convertido en templo teniendo como techo el cielo. Aunque las fiestas fueron sublimes y el Espíritu Santo se movió como quiso en su pentecostés, no podemos olvidar que Él a la vez es tanto fuego como silbo apacible, y es que profundamente mística resultó también, y que para nada pasó desapercibida en el poblado de Chambas, nuestra visita a la tumba que guarda el cuerpo de nuestro hermano en la fe Harold Cepero, mientras se aguarda la Resurrección, y donde elevamos oraciones, clamando por claridad y justicia, tanto para él como para Oswaldo Payá; a la vez que agradecimos por sus dos vidas, tan breves como fructíferas en la tierra pero que ahora nos acompañan desde el cielo.

El Pentecostés fue tan intenso que no alcanzó con el domingo y se prolongó al lunes llevándonos todavía a la Cuba más profunda y rural, y en el batey de Rosalía, coauspiciados por la Iglesia Bautista Resurrección, David dio uno de sus conciertos más memorables. Allí declaré ante los participantes que las mismas instituciones culturales que hoy no tienen permitido recibir a cantantes como David porque no pueden acoger a un arte genuinamente libre, algún día se lo disputarán, pero nadie podrá olvidar que cuando no le recibieron, aquella iglesita humilde perdida en el corazón de Cuba tuvo el valor de abrirle sus puertas.

El martes creíamos sería el paréntesis para cerrar las jornadas pero resultó en final abierto ya que el encuentro informal de David, que duró toda la noche, en pleno parque principal de Santa Clara, con decenas de jóvenes insatisfechos, dejó el itinerario en pausa, y por tanto la gira queda inconclusa, en espera del concierto del cierre, que hará historia en Santa Clara, como la ha hecho Patmos en este deambular entre la Pascua de Resurrección y el Pentecostés, para seguir adelante y ofrecerle Cuba a Cristo como ofrenda.