Con saldo positivo concluyó la 107 Asamblea Anual de la Asociación Convención Bautista de Cuba Occidental

Este 10 de marzo concluyó en el histórico templo El Calvario, ubicado en la esquina de Zulueta y Dragones, La Habana Vieja, la 107 Asamblea Anual de la Asociación Convención Bautista de Cuba Occidental (ACBCOcc). Un concierto de Steve Green para los delegados antecedió el servicio de clausura en el que predicó el presidente que fue electo en la mañana de este mismo día: Dariel Llanes Quintana. A pesar de las presiones y compromisos que genera la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos (OAAR) del Comité Central (CC) del Partido Comunista de Cuba (PCC) puede afirmarse que no pueden conseguir todo el control que desean y necesitan, y que esta 107 Asamblea así lo demuestra.

Por referirnos a uno de sus asuntos más importantes: la elección del nuevo presidente, ya que a diferencia del país en que se desenvuelve, la ACBCOcc si es democrática; La única ventaja que Caridad Diego (Jefa de la OAAR) posee respecto a Dariel es que ya lo conoce,  y que en buena medida él representa la continuidad de la presidencia de Juan Carlos Rojas Mantilla, puesto que durante todo ese tiempo fungió como vice. Ya se sabe, a los comunistas del Comité Central les interesa la perpetuidad no solo en sus predios sino también en el de todas todas las instituciones que intentan controlar. Esto explica la petición que la Oficina realiza desde hace años a los líderes de las asociaciones religiosas registradas, con los cuales sostiene encuentros periódicos, de que intenten conseguir el máximo posible de tiempo lidereando. En muchos casos lo han conseguido. No así en el caso de la ACBCOcc donde el presidente anterior a Juan Carlos lo intentó infructuosamente a través de un cambio de reglamento que gracias a Dios fue rechazado por la Asamblea 102 en marzo de 2012, también a pesar de las presiones para que fuese aprobado por parte de la Seguridad del Estado, empeñada en interferir en los asuntos sagrados de esta Obra.

Pero ser conocido y representar la continuidad de Juan Carlos Rojas, si es que fuese alguna ventaja, es la única que consigue la OAAR. ¡El resto de la ventaja la saca Dios! Nos consta que Dariel y su predecesor Juan Carlos Rojas son grandes hombres de Dios. En lo personal estaremos siempre agradecidos por sus oraciones y por el muro de contención que representaron frente a las amenazas en nuestra contra por parte de la OAAR. Cada día de su presidencia estaremos apoyándole en oración para que Dariel, y la ACBCOcc que ahora él representa puedan siempre decidir en favor de los intereses del Reino en detrimento de cualquier interés institucional; y que aunque tengan que sacrificar los privilegios de comprar y vender no se dejen marcar por los de sobras conocidos como enemigos de la cruz de Cristo que intentan manipular a su iglesia.

La otra gran victoria de este día consistió en que a pesar de los esfuerzos de las intromisiones de la policía política, más que por conquistar la propia presidencia, por intentar que el Pbro. Carlos Sebastián Hernández de Armas quedase fuera de la Directiva Convencional, no solo que no lo consiguieron, sino que no pudieron evitar que él sea el nuevo Secretario General de la ACBCOcc. Este hombre de Dios no goza de las simpatías del Comité Central, todo lo contrario. Además de su honorable trayectoria desde el inicio de su pastorado, cuando logró recuperar, en un derroche de valor y civismo, para la ACBCOcc el templo de su propiedad en Yaguajay, Sancti Spiritus (no así el terreno que en su tiempo ocupara el Colegio Bautista que permanece aún secuestrado por el régimen); Carlos Sebastián tuvo el mérito en octubre pasado de ser el anfitrión y predicador durante la entrega del Premio Anual del Instituto Patmos al Dr. Oscar Elías Biscet. En un futuro cada vez menos distante muchos se disputarán poder compartir y ensalzar al Dr. Biscet pero nadie podrá quitar el mérito a este pastor de haberlo hecho cuando este héroe Pro-vida es un perseguido político. Y es que tal vez el mayor mérito de Carlos Sebastián sea que siendo como es también el historiador convencional esté muy consciente de que la historia que leerán en el futuro se hace ahora.

Aunque un suceso lamentable que ocurrió durante esta 107 Asamblea haya sido retirar la credencial como integrante de la comisión de orden de la iglesia anfitriona, al joven Félix Llerena, coordinador del Instituto Patmos en La Habana, de esta victoria tampoco puede disfrutar el diablo. Llerena tiene un corazón lleno de amor y perdón para cualquier hermano que, consciente o inconscientemente, haya cedido a presiones de la policía política o del Comité Central. Lo otro es que conociendo el resultado de las elecciones damos por sentado que en líderes como Dariel o Carlos Sebastián, el joven Llerena encontrará excelentes amigos y consejeros espirituales.

Carlos Sebastián Hernández de Armas, Secretario General de la ACBCOcc; y Félix Yuniel Llerena López, Coordinador del Instituto Patmos en Occidente

Siendo el presentador de la moción que desde la 101 Asamblea Anual de marzo de 2011 permanece archivada en carpeta y que lo único que proponía era redactar y enviar una carta a las autoridades manifestando preocupación por hechos de violencia que atentaban, y continúan atentando, contra la paz de la nación; no pierdo las esperanzas que en este nuevo período de gobierno de la ACBCOcc se desarchive, se apruebe y tenga efecto; aunque sé que este asunto es uno entre tantos retos y desafíos históricos que toca enfrentar en nombre de Dios a la nueva directiva. Intercedamos por ellos con temor y temblor entendiendo que nuestro adversario el diablo anda como león rugiente buscando a quien devorar (1 Pedro 5:8) sabiendo que le queda poco tiempo (Apocalipsis 12:12).

Continúan las violaciones a la libertad religiosa en Cuba

Los cristianos en Cuba agradecemos el monitoreo de Solidaridad Cristiana Mundial que constantemente realiza sobre violaciones a la libertad religiosa en nuestro país. Gracias al Washington post por hacerse eco esta vez al igual que otras organizaciones como Anajure en Brasil. En particular muchas gracias por tener en cuenta el robo del terreno de nuestra iglesia bautista en Yaguajay donde otrora funcionó nuestro colegio bautista, en los tiempos en que también podíamos contribuir a la educación:

http://www.washingtonpost.com/opinions/still-a-long-way-from-religious-freedom-in-cuba/2015/06/18/1250c49c-0ef1-11e5-a0fe-dccfea4653ee_story.html

Repaso a las «Treinta preguntas sobre libertad religiosa en Cuba»: Pregunta 2. ¿Por qué no devuelve la mayoría de las propiedades confiscadas durante los años de la persecución abierta o indemniza en su defecto a los grupos religiosos afectados?

por Mario Félix Lleonart

En días posteriores a la visita de Benedicto XVI a Cuba resultó noticia la devolución del régimen a la Iglesia Católica de algunas propiedades de las muchas que fueron confiscadas durante la década del ´60. Resultó un gesto evidente de parte del Estado en evidente agradecimiento por los beneficios políticos recibidos como consecuencia de la visita del líder mundial de esta iglesia, que aceptó su invitación, que por supuesto fuera manipulada como de apoyo moral a su statu quo. No se puede pretender que estas sonadas devoluciones hayan resultado más que esto. De lo contrario, ¿por qué no se admitió públicamente la culpa de tales robos realizados? De esto nada se dijo al pueblo en los medios de prensa nacionales. Pero la mayor prueba de que tal arrepentimiento no ha acontecido es que la mayor parte de las propiedades que fueran expropiadas aún permanecen en manos del embaucador. La noticia divulgada en medios internacionales no debía enfatizar cuáles propiedades han sido devueltas a sus legítimos dueños, sino cuáles faltan por devolver.

En el ámbito religioso protestante, mucho menos poderoso políticamente que el catolicismo, la desfachatez de las propiedades confiscadas que aún permanecen sin devolver resulta aún más evidente. En este caso el régimen se aprovechó de las características tan heterogéneas de denominaciones y sectas, algunas de las cuales desaparecieron totalmente, para arrebatar sus propiedades. Resultan numerosísimos los ejemplos de pequeñas propiedades a lo largo y ancho de la isla que fueron incautadas pero sobresalen casos por la magnitud de sus terrenos o propiedades. Resalta por ejemplo la totalidad del famoso seminario conocido como ¨Las Antillas¨, de la Iglesia Adventista, nombrado así porque en su matrícula se encontraban personas provenientes de toda la región del Caribe. Estaba ubicado en Las Villas en terrenos que hoy ocupa un área de la Universidad Central ¨Marta Abreu¨ y viviendas particulares. Otro caso destacado es el de los terrenos parcialmente ocupados del Seminario Evangélico ¨Los Pinos Nuevos¨, en Oliver, Placetas, Villa Clara.

En los últimos tiempos el régimen ha devuelto algunas propiedades, pero llama la atención la manera silenciosa como lo hace y el estado legalmente nebuloso en el que son entregadas donde no queda claro quién es el verdadero dueño pues tal parece como si la denominación religiosa quedase bajo el cuidado de la propiedad pero como si el dueño siguiese siendo el Estado bondadoso que lo ha puesto en sus manos y que ante cualquier eventualidad podría volver a ocuparlas en cualquier momento. Esta es la experiencia bautista con su cementerio, aledaño a la Necrópolis de Colón en La Habana, o más recientemente con los bajos de las propiedades de Zulueta y Dragones donde antaño estuviera la imprenta bautista incautada. Resalta el caso raro de la ¨Betel¨ de los Testigos de Jehová, en Playa, ocupada durante años por el régimen y devuelta a principio de los ´90, pero la pregunta es, ¿a quién fue devuelta esta antaño sucursal de la Wachtower si sus legítimos dueños se encuentran condenados desde 1976 a un limbo legal expulsados como fueron del Registro de Asociaciones del Ministerio de Justicia fuera del cual operan ilegalmente hasta la actualidad, por lo que además a nivel nacional no se encuentra registrado ni siquiera uno de sus salones del reino, aunque todo el mundo conoce que existen, informados ya como viviendas particulares o almacenes de granos, en el caso de zonas campesinas.

Pero lo peor en el ámbito protestante es que los decomisos no concluyeron en aquellos años ´60 o ´70. Las iglesias bautistas en Encrucijada y Zulueta, Villa Clara, poseen historias tristes de decomisos de más de uno de sus lugares de culto no hace más de dos décadas. Resalta también el caso de la propiedad de la iglesia bautista de Yaguajay, Santi Spiritus, donde antaño estuviera su colegio bautista, famoso en sus tiempos, y que desde hace algunos años permanece en litigio con las empresas gubernamentales GeoCuba y Seprot, que sin esperar a que el dilatado proceso se resuelva construyen sin el mayor respeto. Todavía está fresca también la confiscación del campamento pentecostal en Cifuentes.

Entre tanto que propiedades antaño pertenecientes a denominaciones religiosas históricamente reconocidas esperan por su devolución, agrupaciones a las que es negado el derecho a inscribirse legalmente sufren decomisos que se realizan especialmente hacia el interior del país aprovechando la indefensión de sus dueños. Recuérdese a fines del 2013 en Camagüey la amenaza de desalojo realizada a la vivienda de Yiorvis Bravo Denis al frente de un grupo perteneciente a la corriente de ¨mover apostólico¨, impedida por la sagacidad con que la defendieron sus poseedores, todavía bajo latentes amenazas.

Duele referirnos a esta segunda pregunta realizada a las supuestas libertades religiosas en Cuba sin poder aportar datos concretos, nadie posee las estadísticas exactas, pero esto constituye otra muestra del carácter nebuloso en que permanece este oscuro tema en el que cada indagación, pregunta, visita a archivos o fotografía es mirada con sospechas oficiales. Constituye un tema sensible en el que el probado ladrón, con el poder en sus manos, procura la mayor reserva posible. No obstante nadie podrá evitar el curso de la historia y algún día todo podrá ser revelado, y ojalá también devuelto, o indemnizado a sus legítimos poseedores.

Terreno aledaño al templo de la Iglesia Bautista de Yaguajay. En el terreno aledaño donde otrora estuvo el Colegio bautista pueden observarse construcciones en proceso de las empresas estatales Seprot y Geocuba

En el terreno aledaño donde otrora estuvo el Colegio bautista pueden observarse construcciones en proceso de las empresas estatales Seprot y Geocuba