De cuentas bancarias y otros demonios: Pregunta 20 de 30. ¿Por qué anuncia a partir de enero de 2014 la limitación a sólo una cuenta bancaria por Asociación y por ende el cese de las que poseen iglesias en particular, como la de Santa Clara?

En nuestras treinta preguntas formuladas en 2013 referidas a evidentes violaciones a la libertad religiosa en Cuba: http://cubanoconfesante.com/?p=733, la número 20 aborda el problema de las cuentas bamncarias para las iglesias. Si bien es cierto que no se han atrevido a cerrar cuentas bancarias que ya existían por décadas, como la 030000000028738 en Banco Financiero Internacional (BFI), de la Iglesia Bautista ¨La Trinidad¨, de Santa Clara, con las ya denunciadas limitaciones a estas; en efecto, desde enero de 2014 ninguna iglesia en particular puede abrir cuenta bancaria en divisas, si requieren operar este tipo de moneda deberán depender de su representación nacional, si es que tienen personalidad jurídica por estar inscritos en el Registro de Asociaciones del Ministerio de Justicia (MinJus). De esta manera el régimen, a tráves de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba obliga a adoptar a las instituciones religiosas y fraternales su misma estructura jerárquica, lo cual le facilita el control a través de su modelo de dirección predilecto, el de “ordeno y mando” en la estructura piramidal de arriba hacia abajo.

Pudiese ser que esto parezca no chocar con modos de gobierno episcopales; pero resulta una imposición que sí choca frontalmente con la eclesiología de iglesias que ejercen el gobierno congregacional, que es por ejemplo la democracia que practicamos los bautistas. Esta imposición legal atenta entonces contra principios fundamentales, aunque esto solo sea un daño colateral al objetivo principal que se persigue y que sí afecta a todos, obligados a solo una cuenta. Aunque desde su anuncio y aplicación, resulta obvia la arbitrariedad de esta medida, ahora con las políticas del presidente Obama esto se hace más evidente, especialmente en relación a las licencias otorgadas a instituciones religiosas norteamericanas para sus relaciones con sus homologas cubanas, e incluso con otras instituciones de la sociedad civil.

Estas trabas de solo una cuenta bancaria por cada Asociación legalmente registrada, sin ni siquiera importar el número de sus iglesias afiliadas, que en muchos casos llega a centenares de estas, es otro buen ejemplo del bloqueo interno que asfixia a los cubanos dentro de la isla, además que prueba que las violaciones a la libertad religiosa continúan. Los grupos religiosos que, por ordenes de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos, el Registro de Asociaciones del MinJus no puede legalizar, ni siquiera tienen la posibilidad de la arbitraria conseción de una cuenta bancaria por Asociación. Es la manera financiera de violar las libertdades religiosas en Cuba.

TRAS CASI TRES MESES AUSENTE, AQUI DE NUEVO

Es increible que el tiempo pase volando. Especialmente cuando uno no tiene acceso a internet y presenta problemas con la tecnologia. Entre otras cosas es lo que me estaba sucediendo en estos tres meses. Pero por otro lado no me he detenido ni un momento. Necesitaria otros tres meses para contarles tantas peripecias.

El trabajo constante en la iglesia por un lado. En los seminarios por el otro. Ya es suficiente con ello como para no acabar en medio de un pueblo que tanto sufre. Y es que lo que intento hacer cada dia es paliar el dolor de ese pueblo del que yo mismo formo parte.

Intentare colgar para los proximos dias algunos textos que tenia escritos desde hacia algun tiempo. Y como colofon una foto de anoche que ilustra que nuestra iglesia se ha sumado a la solidaridad con los damnificados de Sandy, lo cual constituye la prioridad del momento . Y que Dios nos bendiga a todos.

LA APRETADA AGENDA DE LA XXIII CARAVANA

Ayer se marchó de Cuba la XXIII Caravana de los Pastores por la Paz. No tuve ningún contacto con ellos, no se propició, solo seguí a distancia las actividades que les planificaron, si bien este aňo, a diferencia del anterior, fueron traídos a los poblados más cercanos a mi terruño Taguayabón, tales como Caibarién, Remedios, Camajuaní y Vueltas. Como se dice en buen cubano, me picaron cerquita, aunque a Taguayabón en particular solo le miraron fugazmente a través de las ventanillas de sus buses. Yo que el año pasado escribí que nunca los habíamos tenido por esta zona, ni a ellos, ni mucho menos a sus ayudas humanitarias, ahora no podré escribir lo mismo, al menos de ellos, porque sus ayudas siguen tan distantes como antes. Es probable que al pasearles por estos poblados de las Villas a ellos hasta les haya parecido que por lo menos acá no hay necesidad de repartir sus contenedores y por ello descansan en esa tarea de la repartición en las autoridades cubanas o en instituciones que gozan de su visto bueno, ¡si ellos supiesen que previo a su arribo a estos lares se produjo una verdadera cacería humana donde todos los indigentes y marginales, cuya proporción tristemente aumenta cada día, fueron atrapados y detenidos en grosero y descarado operativo hasta que los caravanistas fueron conducidos de regreso, de esta forma no se causó a estos visitantes tan ocasionales la mala impresión que cotidianamente puede apreciarse. No se tuvo en cuenta ni importó en lo más mínimo a las autoridades el escándalo que esto ocasionó, especialmente en una población tan concentrada como la de Vueltas donde fue particularmente notorio. Se realizó una verdadera limpieza humana para no afectar la pulcritud de los visitantes extranjeros.
El que les trajeran a mi zona no fue la única diferencia que encontré en la Caravana XXIII con respecto a la XXII. Se notó esta vez por ejemplo la ausencia de Ellen Berstein quien en la experiencia anterior venía al frente como sustituta de Lucius, y no extrañó solo su ausencia física sino el silencio total de los medios oficiales respecto a su persona contrastando con el trato de heroína que se le concedió el año pasado como líder de la caravana. También fue extremadamente notable cómo el número de los caravanistas se redujo a menos de la mitad de los que vinieron el año pasado. Esto obedece a que, aún con todas las medidas profilácticas tomadas para contrarrestar esto por parte de las autoridades cubanas, cada vez resulta más difícil conseguir personas sensatas que no se percaten que les están pasando gato por liebre, salvo a jóvenes inexpertos, en número considerable teniendo en cuenta el número total de los caravanistas, que aprovechan esta posibilidad para tener una aventura “revolucionaria”, a la vez que encuentran una manera barata de pasar unos días de sus vacaciones atendidos como reyes, disfrutando entre uno y otro acto político de algunas de las bondades que el régimen que impera en Cuba les concede a ellos al mismo tiempo que se las niega a la mayor parte de su propio pueblo.
Que contradictorio se me hace el civismo del que alardea el grupo, capaces como son de conseguir mas de cien toneladas de ayuda humanitaria tras recorrer numerosas ciudades y hacerlas traspasar las fronteras Canadá-EE.UU y EE.UU-México, con la forma tan sumisa con la que se dejan conducir como borregos por el territorio cubano. No tiene gracia comportarse valientes allá ante un gobierno democrático que finalmente les permite pasar sin mayores dificultades para venir a rendir pleitesía ente un régimen autoritario que niega la mayor parte de los derechos que ellos defienden para el pueblo cubano. No esperaba verlos por mi zona, debo reconocer que en esto me sorprendieron esta vez quienes les llevaron, pero donde me quedó bien claro el control total que le entregan al gobierno de acá fue cuando, por más que busqué, no encontré a ninguno de ellos en la Parroquia San Salvador del Mundo donde uno de los activistas políticos cubanos de mayor renombre recibía honras fúnebres, ni en el cementerio de Colón para su multitudinario sepelio. La muerte de Oswaldo Payá fue sin dudas el mayor acontecimiento que tuvo lugar en la isla durante la estancia de esta XXIII Caravana. Los caravanistas que sin dudas si poseen el acceso a internet del que carece la mayor parte del pueblo de Cuba, saben que este hombre brillante realizó su activismo inspirado en la doctrina social de la iglesia, la misma en la que dicen sustentar la suya los Pastores por la Paz. Fue por ello que no pude evitar mi limitado gorjeo en twitter a través de mi cuenta @maritovoz y por lo menos tuve que decir: Esperaba 23 Caravana #PastoresPorLaPaz presente en #Cuba iria a misa por #OPS pero el coraje civico lo dejaron cuando cruzaron la frontera