Deplorable panorama de la libertad religiosa en #Cuba

(Agradezco al Semanario Católico ¨Alfa y Omega¨ @alfayomegasem de la Fundación San Agustín, Arzobispado de Madrid, por publicarme este artículo sobre la situación actual de las libertades religiosas en Cuba tomando como referencia el recién concluido año 2017: http://www.alfayomega.es/142019/deplorable-panorama-de-la-libertad-religiosa-en-cuba ; y en especial a su director Ricardo Benjumea de la Vega por la entrevista que me realizara y publicara bajo el título «La mano de La Habana es larga»: http://www.alfayomega.es/142515/la-mano-de-la-habana-es-larga )

Antes de 1992, año en que la Constitución cubana cambió su carácter de atea a laica por cuestiones estratégicas de sobrevivencia del propio sistema, el estalinismo había sido el modelo que se seguía para reprimir la fe. Luego del parteaguas de ese año, cuando muchos fueron engañados al considerar que por fin vendrían nuevos tiempos, sin percatarse de que el cambio era más en la letra que en el espíritu de la Carta Magna, lo que sucedió es que prácticamente se hizo una copia al calco del sistema chino para la represión religiosa que se ha ido sofisticando hasta hoy. Dos instituciones homólogas lo demuestran: si China tiene su Administración del Estado para las Atenciones Religiosas (SARA), Cuba tiene su Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos (OAAR); si China tiene su Three-Self Patriotic Movement (TSMP) Cuba tiene su Consejo de Iglesias de Cuba (CIC).

Dada su preocupación por el fenómeno del crecimiento de prácticas religiosas China aplica lo que denomina como su Operación Disuasión mediante la cual intenta «guiar» a los creyentes que asisten a iglesias no autorizadas a las que el Estado controla y manipula. Similar operación llevan a cabo los órganos de la Seguridad del Estado de Cuba que intentan mantener bajo su control a todas las manifestaciones de la vida religiosa, intentando coaccionar y chantajear a quienes poseen reconocimiento legal en el Registro de Asociaciones del Ministerio de Justicia (MINJUS), manipulado por ellos para conseguir lo mismo que intenta el Partido Comunista chino en su contexto; entre tanto hace todo lo posible por frenar, reprimir, e incluso, si fuese posible, destruir, a los movimientos religiosos que no pueden controlar (equivalentes a las iglesias denominadas Shouwang de China).

Las autoridades políticas, tanto de China como de Cuba, tienen fuertes razones para mirar y tratar con recelo a los movimientos religiosos que crecen en sus poblaciones y en considerarlos una verdadera amenaza. Sin hablar del papel relevante de la religión, para bien o para mal, a lo largo de toda la historia, lecciones del pasado reciente en experiencias similares a las suyas, como en Europa del Este, desde la Polonia católica con el ejemplo emblemático del sindicato libre Solidaridad liderado por el laico católico Lech Walessa y sacerdotes como Jerzy Popieluszco, hasta Rumania con el ejemplo del pastor protestante Laszlo Tokes, son tomados en cuenta por quienes a toda costa intentan mantener los status quo de los regímenes comunistas que sobreviven a aquellas experiencias.

La presencia de instituciones similares a las de China en Cuba, unido a la ausencia de una ley de libertad religiosa (ni siquiera podemos hablar de una rudimentaria ley de culto), genera un sinnúmero de violaciones a la vida religiosa de los cubanos que van más allá de la ausencia total de participación en el sistema educativo del país; de la falta de ausencia total en los medios (todos bajo el estricto control como maquinaria de monopolio propagandístico) y de las muchas trabas impuestas para limitar las acciones sociales de las iglesias. Las tendencias en 2017 demuestran que la represión religiosa se dirige contra todas las manifestaciones de fe sin discriminar ni confiarse de ninguna.

Represión contra iglesias… y las logias

Todos los domingos del 2017 al grupo femenino conocido como Damas de Blanco se le impidió asistir a Misa. Las mujeres que integran este grupo son detenidas, muchas veces de manera violenta, al salir de sus casas, constantemente vigiladas; o en algún punto antes de llegar a las iglesias. Esto constituyó una de las mayores violaciones religiosas de carácter sostenido a lo largo de todo el año y merece toda la atención y repudio de parte de los organismos a nivel internacional que velan por las libertades religiosas. Algunas de sus representantes, incluyendo a su principal líder, Berta Soler, han sido impedidas de salir de Cuba en varias ocasiones. El 5 de junio la activa joven católica y también dama de blanco Sayli Navarro fue impedida de abordar un avión para viajar a Bruselas donde condenaría ante el Parlamento Europeo violaciones como estas, invitada por el grupo Alliance of Liberals and Democrats for Europe (ALDE).

La represión religiosa en Cuba prioriza a quienes con todo derecho intentan vivir su fe también en el ámbito político (no olvidemos que en el mundo de hoy es precisamente la teología política la especialidad de mayor desarrollo en la que se considera como madre de todas las ciencias). Organizaciones que dentro de la isla o en el mundo se especializan en condenar las violaciones a libertades religiosas deberían tomar en cuenta también esta categoría e incluir casos como el de la pastora Joanna Colombie Grave de Peralta, egresada del Seminario Evangélico de Teología (SET) de Matanzas y cuya iglesia independiente en su propia casa en Céspedes, Camagüey, fue objeto de toda clase de censuras. Su decisión de ejercer el liderazgo al frente de la Academia 1010 del movimiento político Somos + como resultado de un compromiso con su propia fe cristiana práctica fue causa de numerosas detenciones arbitrarias. Como una vulgar delincuente esta honorable mujer de fe estuvo encerrada en un calabozo en la prisión del Vivas durante ocho días (viernes 26 de mayo a viernes 2 de junio) al término de los cuales fue humillantemente deportada dentro de su propio país, de la capital La Habana a Camagüey, y amenazada de ser procesada judicialmente de atreverse a regresar a la capital del país. También fue impedida de volar fuera de Cuba en varias ocasiones, como el 17 de junio cuando se le impidió abordar un avión rumbo a Perú.

La OAAR incluye como asociaciones de carácter religioso en Cuba a organizaciones de índole fraternal como las logias masónicas, de All fellows, Caballeros de la Luz, etc. Razón por la cual, ya sea que las consideremos o no como instituciones religiosas, corresponde estar atentos también a tratamientos violatorios que reciben; de lo cual sobresalen los reportes realizados por el masón Armando Antonio Pérez Pérez. Líder de la logia masónica “Urania – Dr. Mortera” de Zulueta, provincia de Villa Clara.

El propio señor Armando Antonio ha sido objeto constante de vigilancia y acoso como parte de lo cual fue expulsado del trabajo en que durante años se desempeñó como ingeniero de la industria azucarera cubana. También permaneció arbitrariamente entre el 22 y el 23 de julio sin recibir atención médica no obstante de ser un paciente severo por insuficiencias renales. La detención ocurrió luego de realizarle un registro exhaustivo en su hogar en el que le incautaran ejemplares de materiales religiosos como la revista juvenil evangélica Nota del Cielo y de la revista de inspiración cristiana Convivencia, que forman parte de varias publicaciones tipo samizdat que circulan clandestinamente dentro de la isla.

No hay dudas de que la OAAR concede igual o peor tratamiento que al resto de las instituciones religiosas cubanas a estas sociedades fraternales. Muestra de ello fue la revelación en 2010 de que José Manuel Collera Vento, Grado 33° del REAA y Gran Maestro de la Gran Logia de Cuba, era un agente infiltrado por la policía de Cuba, que generó una crisis entre muchos masones cubanos hasta hoy. Este método de sembrar agentes encubiertos, ya sea para espiar como para generar conflictos internos, constituye una práctica que el régimen utiliza no solo contra movimientos políticos de oposición o de disidentes, sino contra todos los grupos religiosos sin excepciones y más bien diríamos que con total prioridad y a niveles tan altos como lo hizo en el caso de Gran Logia de Cuba.

También durante todo 2017 fue significativo el acoso contra el Centro de Estudios Convivencia, think tank de inspiración católica, dirigido por el reconocido laico Dagoberto Valdés, cuya sede, que era también vivienda de una de sus líderes, la católica Karina Gálvez, fue expropiada perdiendo por segunda vez este proyecto su local de reunión (ya en 2009 recibieron un atentado similar). Esta vez resultado de un viciado proceso judicial iniciado el 11 de enero cuando Karina permaneció detenida durante una semana en la Dirección Técnica de Investigación Criminal de su provincia Pinar del Río, para sancionarla en septiembre a tres años de privación de libertad, sanción que fue ratificada en noviembre luego que ella interpusiera un recurso de apelación. Otros miembros del CEC también fueron citados por la policía y recibieron advertencias. El CEC organiza cursos de formación para la ciudadanía y la sociedad civil y en una reciente declaración pública sus miembros aseguraron que no se irán de Cuba ni de la Iglesia y que seguirán «trabajando por el país».

La prisión desde noviembre de 2016 del activo laico católico Dr. Eduardo Cardet Concepción, líder del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), condenado a 3 años de prisión y declarado por Amnistia Internacional como prisionero de conciencia, es otra muestra de los excesos a los que puede llegar un régimen represivo como el de Cuba. En los últimos días de 2017 trascendió que lejos de ser escuchadas las peticiones de diversas organizaciones internacionales en favor del Dr. Cardet, más bien le trasladaron a una prisión más severa donde fue expuesto a golpizas de parte de reclusos comunes, que no tenemos dudas han sido instruidos para ello como parte de las torturas que se infringen contra este virtuoso católico.

Practicantes de religiones afrocubanas fueron blanco también de violaciones a las libertades religiosas, específicamente por no aceptar los excesivos mecanismos de control a los que se les pretende someter. Es el caso concreto de la agrupación Yorubas Libres de Cuba creada en junio del 2010. Entre las violaciones sus integrantes han denunciado: desvinculación laboral de sus miembros; desalojos, detenciones arbitrarias,… Esta represión especialmente se evidenció contra algunos practicantes de la región central de Cuba en Santa Clara y Placetas a mediados de 2017. Sacerdotes yorubas como Junier Rodríguez Riverol, Loreto Hernández García y Alexei Mora Montalvo han sufrido tales tipos de acosos. El 28 de septiembre de 2017 se realizó un registro a la vivienda del sacerdote yoruba Alexei Mora Montalvo en la ciudad de Placetas, luego de lo cual fue detenido y amenazado con abrirle una causa judicial. Esto sucedió una semana después de que este sacerdote yoruba participase de talleres sobre libertad religiosa en Brasil impartidos por la Asociación Nacional de Juristas Evangélicos de Brasil (ANAJURE). La mayor prueba de la constancia de tales violaciones está en un comunicado de prensa recientemente publicado por Solidaridad Cristiana Mundial (CSW, por sus siglas en inglés): http://www.csw.org.uk/2018/01/09/press/3798/article.htm

El 14 de diciembre, fue interrumpida la peregrinación que Luis Manuel Otero Alcántara realizaba al Santuario de San Lázaro, según informó su esposa Yanelys Núñez Leyva. Otero Alcántara fue detenido por órdenes de la Seguridad del Estado de Cuba, instancia que reiteradamente incurre en violaciones a las libertades religiosas y de creencia. El arresto ocurrió en la dirección de Carlos III y Belascoaín, alrededor de las 10:30 pm, y fue llevado a la estación policial de Aguilera, en Lawton, luego que iniciara su práctica religiosa que tenía como objetivo trasladarse penitentemente hasta ese lugar de culto para la tradicional festividad que se celebra cada 17 de diciembre. Es evidente que su arbitraria detención tuvo como propósito mantenerlo encerrado durante el transcurso de la celebración.

Sin duda, uno de los hechos que manifiesta el deplorable estado en que se encuentra la situación de las libertades religiosas en la isla es en relación a la Oficina de la Junta de Misiones de la Asociación Convención Bautista de Cuba Occidental (ACBCOcc) ubicada en los altos de J #555, Vedado, Habana. El 6 de julio, con total impunidad fue ocupada por habitantes ilegales de otros apartamentos del tercer piso quienes rompieron la pared entre ambos apartamentos y clausuraron la puerta de entrada con un pestillo. La propiedad y todos los bienes muebles que estaban dentro de esta, incluyendo caja fuerte, computadoras, y documentos permanecen también en sus manos hasta el momento. El pastor Karell Lescaille, director de la Junta Misionera, se personó allí en las primeras horas del viernes 7 de julio, y al intentar abrir la puerta de la oficina descubrió que estaba obstruida desde adentro, siendo imposible abrirla. Los vecinos se negaron a dejar entrar al pastor alegando que ellos habían ocupado dicho apartamento pues era usado por la ACBCOcc para «fines no pertinentes». Los mecanismos nacionales lejos de dar algún resultado solo han demostrado durante seis meses de ocupación el total respaldo a la impunidad.

El 17 de diciembre, las pastoras cubanas Dayexy Avila Herrera y Cristina María Rodríguez fueron impedidas de abordar un avión en el aeropuerto José Martí de Ciudad de La Habana cuando se proponían volar a Colombia para participar en un taller sobre la mujer y la violencia de género invitadas por la Corporación de Investigación Social y Económica (CIASE). Estas pastoras son las líderes del ministerio evangélico Mi Viña con sede en la ciudad de Santa Clara y llevan adelante un proyecto de ayuda especialmente enfocado en temas como la mujer y violencia de género enfocadas en dar consejería y apoyo espiritual a quienes acudan a ellas. Cristina María es además la directora para Cuba del ministerio evangélico internacional De Mujer a Mujer.

El Instituto Patmos

El Instituto Patmos, fundado en Cuba el 2 de febrero de 2013, y uno de cuyos objetivos primordiales consiste en monitorear el respeto a las libertades religiosas en Cuba publica informes semestrales donde recopila casos como los mencionados. También por vez primera ha enviado un informe especial al Alto Comisionado de Derecho Humanos de la ONU en Ginebra para el Examen Periódico Universal al cual deberá enfrentarse cuba en mayo de 2018. Este Informe ha tenido importantes repercusiones como las del muy conocido y consultado blog “Rossoporpora” que publica el prestigioso vaticanista Giuseppe Rusconi: http://www.rossoporpora.org/rubriche/vaticano/746-cuba-liberta-religiosa-di-la-da-venire.html

El Instituto Patmos no ha estado exento en sí mismo de represalias por intentar sacar a la luz violaciones como las reportadas. Leonardo Rodríguez Alonso, coordinador en el centro de Cuba, también fundador del Instituto, ha sido objeto de presiones, detenciones y amenazas; el 6 de noviembre pasado sufrió uno de tales arrestos, una semana después de que el activista entregará el Premio Patmos 2017 a Dagoberto Valdés, una distinción anual que entrega la organización a creyentes comprometidos con su fe religiosa en Cuba, lo cual hace pensar en represalias.

Durante 2017, la familia de Leonardo sufrió diversos perjuicios, uno de los más conocidos fue la expulsión del magisterio de su hija, Dalila Rodríguez González quien se desempeñó como profesora de la Universidad Central Marta Abreu de la provincia de Villa Clara por diez años. Su hijo Leonardo Rodríguez González quien también era profesor en otra de las facultades de la misma universidad también quedó fuera de la institución. Tales violaciones fueron denunciadas tanto en el Informe del Primer Semestre de 2017 del IP como en el enviado al EPU.

Félix Llerena López, también coordinador del Instituto en el occidente de Cuba en mayo de 2017, reportó su expulsión como estudiante de la Universidad de Ciencias Pedagógicas de La Habana, y el 17 de junio fue impedido de viajar fuera de la isla.

Yiorvis Bravo Denis quien fungía como coordinador del Instituto en el oriente de Cuba, y cuya propiedad en Camagüey se encuentra amenazada de confiscación y desalojo desde 2013, actualmente se encuentra en un proceso de petición de asilo en Estados Unidos.

Raudel García Bringas, actual coordinador en Miami se acogió a la Ley de Ajuste Cubano, tras sufrir tres años de prisión en Cuba (su testimonio puede leerse en su libro Entre la aceptación y el rechazo: El reto de vivir en Cuba: http://amzn.to/2tgAnhb).

Los fundadores del Instituto, la misionera Yoaxis Marcheco Suárez y el pastor bautista Mario Félix Lleonart, actualmente coordinadores generales desde el exilio, fueron acogidos como Refugiados por el gobierno de EE.UU. debido al elevado grado de represión en su contra (sus testimonios pueden leerse en sus libros publicados por Neo Club Ediciones: Isla Interior (http://amzn.to/2ugjSpx ) y Cubano Confesante (http://amzn.to/2ugmVxH).

Lejos del pasado oscuro

Las violaciones constantes a las libertades religiosas en Cuba no es cuestión de casos aislados, como recientemente sugiriera a la agencia Associated Press (AP) Joel Ortega Dópico, presidente del CIC (que proviniendo de esta fuente históricamente incondicional al sistema constituye una reveladora confirmación), según un reportaje de Andrea Rodríguez de AP publicado el 27 de marzo bajo el título de Lejos del pasado oscuro, evangélicos crecen en Cuba, sino que más bien pareciera ser la norma en el panorama religioso cubano que puede resumirse en dos tristes palabras que golpean a todas las confesiones cubanas: auto represión o represión.

Con el objetivo de distorsionar tan preocupante realidad representantes de la OAAR, además de ejercer sus labores de control interno a todos los aspectos de la vida religiosa nacional con frecuencia viajan al exterior para presentarse como garantes de los derechos religiosos en la isla, todo lo contrario a lo que realizan. En mayo de 2016 una delegación de esta Oficina visitó instituciones religiosas en New York seguramente no bien informadas de la responsabilidad de la OAAR en flagrantes violaciones a la libertad religiosa en Cuba. Probablemente el objetivo de esta delegación haya sido contactar al Sr. Ahmed Shaheed, Relator de las Naciones Unidas (ONU) para la Libertad de Religión y Credo precisamente investido en funciones en 2016.

Como admite la Pastoral La esperanza no defrauda, dada a conocer en 2013 por la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, cuyas palabras conservan toda su vigencia, se imponen en la isla cambios políticos, y el cambio político fundamental para que por fin existan auténticas libertades religiosas en la isla es que quienes detentan el poder por casi seis décadas, y que poseen un amplio, escandaloso y sistemático historial en violaciones a la libertad religiosa cedan su fracasado sitio a otros que en democracia sean capaces de posibilitar y respetar tales derechos. Ha sido ya demasiado tiempo sin libertad.

Fines no pertinentes

“Quien acepta el mal pasivamente está tan mezclado con él como quien
ayuda a ejercerlo. Quien acepta el mal sin protestar, realmente está
cooperando con él.
Cuando la gente oprimida acepta de buen grado su opresión, sólo sirve
para darle al opresor la justificación necesaria de sus actos.
Con frecuencia el opresor sigue adelante sin advertir su mal, envuelto
en su opresión, tanto tiempo como los oprimidos lo aceptan”
Martin Luther King Jr.

Pastores por la paz

El autor, junto a uno de los vehículos de la caravana ¨Pastores por la Paz¨ ubicado frente al controversial edificio de J #555. Este controversial edificio fue citado por un artículo de AP el 27 de marzo del 2017 bajo el título de ¨Lejos del pasado oscuro, evangélicos crecen en Cuba¨; para resaltar que la situación de libertades religiosas en la Isla había mejorado; pero la controversial historia del lugar realmente lo niega…

El 7 de diciembre representantes del Instituto Patmos fuimos recibidos en la Comisión Internacional de Libertad Religiosa de los EE.UU (USCIFR) en Washington DC para transmitir una importante denuncia de violación a la libertad religiosa en Cuba:

La Oficina de la Junta de Misiones de la Asociación Convención Bautista de Cuba Occidental se ubica en los altos de J #555, Vedado, Habana. Es parte de un edificio histórico cuyo propietario legítimo es la Home Mission Board de la Southern Baptist Convention (Junta de misiones Domésticas de la Convención Bautista del Sur de los EE.UU). El 16 de octubre de 1967 ante el notario Dr. Fernando Auñón y Calvo se protocolizó un poder otorgado por este dueño legítimo a la Asociación Convención Bautista de Cuba Occidental accesible en el Archivo Nacional de Protocolos Notariales de Ciudad con el número de expediente 259, en este se declara a la Asociación Convención Bautista de Cuba Occidental (ACBCOcc) como su ¨apoderado verdadero y legal¨ para representarle y le entrega ¨toda capacidad para conducir, administrar y hacerse cargo de todos los asuntos, negocios e intereses¨ en Cuba. Este poder incluía a todas las propiedades que hasta ese momento poseía en la isla la Southern Baptist Convention, incluyendo el edificio de J #555. Fue una movida necesaria para evitar la confiscación de estas propiedades que tenían como dueño a una entidad norteamericana puesto que el grupo en el poder estaba expropiando toda propiedad con estas características.

Por su vecindad con la Universidad de La Habana, a apenas unos metros de allí, este constituía uno de los edificios más estratégicos de los bautistas cubanos, con presencia en Cuba desde fines del siglo XIX. Al triunfo de la Revolución el lugar funcionaba como residencia estudiantil para los universitarios bautistas de provincia que se trasladaban a estudiar a la capital. Funcionó como lugar de conferencias históricas que el Dr. Luis Manuel González Peña dictaba y que se hicieron famosas por sus cuestionamientos a los postulados marxistas leninistas que fueron importados y se adueñaron de la alta Casa de Estudios. Compilaciones de algunas de estas conferencias se convirtieron en libros, como ¨Preguntas a la Evolución¨ en el que el Dr. González Peña se atrevía a cuestionar incluso la teoría de la evolución química de Oparin. Sin lugar a dudas que por tales ¨atrevimientos¨ el fue juzgado sumariamente en abril de 1965, en la ¨Primavera Negra Bautista¨, siendo condenado junto a decenas de otros pastores bautistas a largos años de prisión bajo la acusación de espiar para una potencia extranjera.

No bastando la movida legal del poder otorgado por la Home Mission Board de la Southern Baptist Convention a la ACBCOcc, y ante el peligro de que aun así confiscasen esa propiedad tan estratégicamente ubicada (el terreno de lo que antaño fuera el Colegio Bautista en Yaguajay permanece ocupado hasta hoy), la ACBCOcc trasladó hasta el lugar a la Iglesia Bautista ¨William Carey¨. Indudablemente este edificio era un blanco de interés para el sistema político totalitario, y nunca dejó de serlo. El traslado de la iglesia a la propiedad la salvó de confiscación, pero esa iglesia fue sometida a prioritario bombardeo ideológico, influencia política que tuvo efectos y dio lugar a que en la escisión de 1986 de cuatro iglesias que fueron separadas de la ACBCOcc se encontrara esta, que a partir de ese momento se convirtió en una de las puntas de lanzas de iglesias usadas por el sistema político para realizar proselitismo en su favor, convirtiéndose, por ejemplo, en uno de los cuarteles para visitas políticas como las de ¨Pastores por la Paz¨, etc.

En el controversial reportaje de Andrea Rodríguez publicado el 27 de marzo del presente año bajo el título de Lejos del pasado oscuro, evangélicos crecen en Cuba; para resaltar que la situación de libertades religiosas en la Isla había mejorado se ponía precisamente como ejemplo a esta iglesia ubicada en el controversial edificio de J #555, y a sus actividades.  Aunque el edificio no era propiedad de la iglesia sino de la ACBCOcc, por supuesto que el sistema siempre amparó a una iglesia que respondía a sus intereses en detrimento de la ACBCOcc que ha tolerado con recelos, especialmente porque esta es una de las asociaciones evangélicas cubanas que nunca accedió a formar parte del Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), otra de las entidades evidentemente manipuladas por el sistema político. La iglesia radica en la planta baja y por desidia de esta por una parte, y por el interés del gobierno por la otra, las plantas altas fueron llenándose de personas ¨particulares¨ que ocuparon ilegalmente para vivir lo que en otro tiempo fueran los dormitorios de los estudiantes bautistas de la universidad, quienes no tuvieron más opciones que ser admitidos por las residencias estudiantiles de la propia Universidad como las ubicadas en F y 3ra, o 12 y Malecón, si es que eran aceptados por esta.

La ACBCOcc no quedó de brazos cruzados y estableció litigio contra los ocupantes ilegales. Los tribunales fallaron a principio de los ´90 en favor de la ACBCOcc pero este fallo no tuvo ningún efecto pues los encargados de hacer valer la ley se lavaban las manos diciendo que aunque eran ocupantes ilegales no tenían otro lugar que ofrecer a los ocupantes y que por tanto no los podían obligar a salir. La ACBCOcc por lo menos pudo recuperar dos de los antiguos dormitorios que convirtió en una oficina, la de su Junta de Misiones. Y esta oficina de la Junta de Misiones radicó allí hasta que  el 6 de julio de este año algunos de los ocupantes ilegales de otros apartamentos del tercer piso rompieron la pared medianera entre ambos apartamentos clausurando la puerta de entrada con un pestillo. Todos los bienes muebles que estaban dentro de la propiedad, incluyendo caja fuerte, computadoras, y documentos permanecen también en sus manos hasta el momento.

El Pastor Karell Lescaille, Director de la Junta Misionera se personó allí en las primeras horas del viernes 7 de julio, y al intentar abrir la puerta de la oficina descubrió que estaba obstruida desde adentro, siendo imposible abrirla. Los vecinos se negaron a dejar entrar al Pastor alegando que ellos habían ocupado dicho apartamento pues era usado por la ACBCOcc para ¨fines no pertinentes¨. De inmediato la ACBCOcc realizó denuncia formal a la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), específicamente en la Unidad de la PNR de Calzada en el Municipio Plaza de la Revolución. Los líderes convencionales fueron instruidos en volver a la propiedad y entrar a tomar posesión del apartamento e intentar restaurar la pared. Con tal objetivo acudieron hasta allí varios pastores y líderes pero los ocupantes se negaron a retirarse del mismo formando un ambiente de escándalo y alteración de orden. La ACBCOcc también se puso en contacto con la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos (OAAR) del Partido Comunista de Cuba. Pero ni las gestiones ante la PNR ni ante la OAAR han dado respuestas satisfactorias a pesar de haber transcurrido más de cinco meses, a no ser evasivas que demuestran complicidad con estas personas ¨particulares¨ acostumbradas desde hace años a la impunidad por sentirse respaldados por el poder, o incluso tal vez por encontrarse bajo sus órdenes directas.

Además de la posición estratégica del edificio parece ser que la Junta de Misiones de la ACBCOcc también constituye un blanco del sistema. En los últimos años dicha Junta ha estado muy activa a nivel nacional realizando una labor multiplicadora de gran alcance evangelístico con mucha influencia en las comunidades donde trabaja. Cada vez suele ser mayor el número de misioneros que reclutados por esta Junta trabajan en misiones domésticas. A ello se suma que la Junta ha ampliado su objeto de misión al mundo entero incluyendo entre sus objetivos el envío de misioneros al extranjero, como ya se ha concretado en casos como el de Colombia, país al que ya fueron enviadas tres familias en calidad de misioneros bautistas tal y como reconoció la visa colombiana estampada con claridad en sus pasaportes.

Puesto que los mecanismos nacionales lejos de dar algún resultado han demostrado durante estos cinco meses de ocupación el amparo a la impunidad, hacemos un llamado a todas las instancias nacionales e internacionales que puedan cooperar para que la Oficina de la Junta de Misiones de la ACBCOcc vuelva a funcionar recuperando sus bienes muebles e inmuebles, e incluso para que todo el edificio de J #555 vuelva a sus legítimos dueños. Puesto que la ACBCOcc recibió poder legal de la Home Mission Board de la Southern Baptist Convention para tramitar en situaciones como estas, pero no ha conseguido hacerlo con efectividad, recomendamos a la Southern Baptist Convention que finalmente vuelva a tomar cartas en el asunto y solicite al gobierno de los EE.UU. que le respalde en sus gestiones.

 

Con saldo positivo concluyó la 107 Asamblea Anual de la Asociación Convención Bautista de Cuba Occidental

Este 10 de marzo concluyó en el histórico templo El Calvario, ubicado en la esquina de Zulueta y Dragones, La Habana Vieja, la 107 Asamblea Anual de la Asociación Convención Bautista de Cuba Occidental (ACBCOcc). Un concierto de Steve Green para los delegados antecedió el servicio de clausura en el que predicó el presidente que fue electo en la mañana de este mismo día: Dariel Llanes Quintana. A pesar de las presiones y compromisos que genera la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos (OAAR) del Comité Central (CC) del Partido Comunista de Cuba (PCC) puede afirmarse que no pueden conseguir todo el control que desean y necesitan, y que esta 107 Asamblea así lo demuestra.

Por referirnos a uno de sus asuntos más importantes: la elección del nuevo presidente, ya que a diferencia del país en que se desenvuelve, la ACBCOcc si es democrática; La única ventaja que Caridad Diego (Jefa de la OAAR) posee respecto a Dariel es que ya lo conoce,  y que en buena medida él representa la continuidad de la presidencia de Juan Carlos Rojas Mantilla, puesto que durante todo ese tiempo fungió como vice. Ya se sabe, a los comunistas del Comité Central les interesa la perpetuidad no solo en sus predios sino también en el de todas todas las instituciones que intentan controlar. Esto explica la petición que la Oficina realiza desde hace años a los líderes de las asociaciones religiosas registradas, con los cuales sostiene encuentros periódicos, de que intenten conseguir el máximo posible de tiempo lidereando. En muchos casos lo han conseguido. No así en el caso de la ACBCOcc donde el presidente anterior a Juan Carlos lo intentó infructuosamente a través de un cambio de reglamento que gracias a Dios fue rechazado por la Asamblea 102 en marzo de 2012, también a pesar de las presiones para que fuese aprobado por parte de la Seguridad del Estado, empeñada en interferir en los asuntos sagrados de esta Obra.

Pero ser conocido y representar la continuidad de Juan Carlos Rojas, si es que fuese alguna ventaja, es la única que consigue la OAAR. ¡El resto de la ventaja la saca Dios! Nos consta que Dariel y su predecesor Juan Carlos Rojas son grandes hombres de Dios. En lo personal estaremos siempre agradecidos por sus oraciones y por el muro de contención que representaron frente a las amenazas en nuestra contra por parte de la OAAR. Cada día de su presidencia estaremos apoyándole en oración para que Dariel, y la ACBCOcc que ahora él representa puedan siempre decidir en favor de los intereses del Reino en detrimento de cualquier interés institucional; y que aunque tengan que sacrificar los privilegios de comprar y vender no se dejen marcar por los de sobras conocidos como enemigos de la cruz de Cristo que intentan manipular a su iglesia.

La otra gran victoria de este día consistió en que a pesar de los esfuerzos de las intromisiones de la policía política, más que por conquistar la propia presidencia, por intentar que el Pbro. Carlos Sebastián Hernández de Armas quedase fuera de la Directiva Convencional, no solo que no lo consiguieron, sino que no pudieron evitar que él sea el nuevo Secretario General de la ACBCOcc. Este hombre de Dios no goza de las simpatías del Comité Central, todo lo contrario. Además de su honorable trayectoria desde el inicio de su pastorado, cuando logró recuperar, en un derroche de valor y civismo, para la ACBCOcc el templo de su propiedad en Yaguajay, Sancti Spiritus (no así el terreno que en su tiempo ocupara el Colegio Bautista que permanece aún secuestrado por el régimen); Carlos Sebastián tuvo el mérito en octubre pasado de ser el anfitrión y predicador durante la entrega del Premio Anual del Instituto Patmos al Dr. Oscar Elías Biscet. En un futuro cada vez menos distante muchos se disputarán poder compartir y ensalzar al Dr. Biscet pero nadie podrá quitar el mérito a este pastor de haberlo hecho cuando este héroe Pro-vida es un perseguido político. Y es que tal vez el mayor mérito de Carlos Sebastián sea que siendo como es también el historiador convencional esté muy consciente de que la historia que leerán en el futuro se hace ahora.

Aunque un suceso lamentable que ocurrió durante esta 107 Asamblea haya sido retirar la credencial como integrante de la comisión de orden de la iglesia anfitriona, al joven Félix Llerena, coordinador del Instituto Patmos en La Habana, de esta victoria tampoco puede disfrutar el diablo. Llerena tiene un corazón lleno de amor y perdón para cualquier hermano que, consciente o inconscientemente, haya cedido a presiones de la policía política o del Comité Central. Lo otro es que conociendo el resultado de las elecciones damos por sentado que en líderes como Dariel o Carlos Sebastián, el joven Llerena encontrará excelentes amigos y consejeros espirituales.

Carlos Sebastián Hernández de Armas, Secretario General de la ACBCOcc; y Félix Yuniel Llerena López, Coordinador del Instituto Patmos en Occidente

Siendo el presentador de la moción que desde la 101 Asamblea Anual de marzo de 2011 permanece archivada en carpeta y que lo único que proponía era redactar y enviar una carta a las autoridades manifestando preocupación por hechos de violencia que atentaban, y continúan atentando, contra la paz de la nación; no pierdo las esperanzas que en este nuevo período de gobierno de la ACBCOcc se desarchive, se apruebe y tenga efecto; aunque sé que este asunto es uno entre tantos retos y desafíos históricos que toca enfrentar en nombre de Dios a la nueva directiva. Intercedamos por ellos con temor y temblor entendiendo que nuestro adversario el diablo anda como león rugiente buscando a quien devorar (1 Pedro 5:8) sabiendo que le queda poco tiempo (Apocalipsis 12:12).

Las iglesias evangélicas cubanas de cara a futuras elecciones democráticas

 Ponencia que presenté lunes 29 de junio en el evento “Caminos de Transición”, en La Habana (1 Conferencia teórica sobre temas de la construcción democrática en Cuba).

En el presente orden de cosas el Estado cubano alardea de que algunos de sus diputados en la Asamblea Nacional del Poder Popular son pastores evangélicos, o poseen algún otro liderazgo destacado en el ámbito religioso del protestantismo, es un intento evidente de necesaria auto-reafirmación de que el cambio constitucional que tuvo lugar en 1992 de declarar a un Estado hasta entonces confesionalmente ateo a laico fue más que un simple cambio de letra. Los casos excepcionales de líderes protestantes de los que se jacta el gobierno, como en el caso de otras minorías, como las mujeres, en el ámbito sexual, o los negros, en el racial, han contribuido a suavizar la imagen a todas luces monolítica desde el punto de vista ideológico que caracteriza a este corpus desde su organización. Es una especie de dime de qué te jactas y te diré de qué careces. En efecto, tres o cuatro nombres, de personas caracterizadas por su incondicionalidad al sistema, se han prestado para arrendar sus sotanas y edulcorar la falta de democracia en el actual parlamento. Los mismos rostros pueden ser vistos en similar condición en otros frentes a los que se les envía para representar al arcaico sistema, como se puso en evidencia en la reciente VII Cumbre de las Américas en Panamá, cuando algunos de estos “religiosos” fueron capaces incluso de participar en los denominados actos de repudio contra representantes de la sociedad civil cubana para luego afirmar que allí sintieron la presencia de Dios. Es el clásico concubinato de los príncipes y los falsos profetas. Independientemente de los esfuerzos por hacer creer a través de la propaganda oficial que estos individuos constituyen cabezas de las iglesias evangélicas cubanas se sabe con seguridad que lo que ellos realmente han sido es líderes en el denominado Consejo de Iglesias de Cuba (Cic) tras despuntar en denominaciones de escasa membresía o históricamente vulnerables a intromisiones estatales. El Cic, no obstante a los esfuerzos realizados por la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del PCC, en conjunto con un manipulado Registro de Asociaciones del Minjus, no ha conseguido aglutinar a la diversidad de las iglesias evangélicas y protestantes de Cuba. Su membresía no llega a la mitad de las instituciones religiosas que poseen personalidad jurídica, por lo que si también tenemos en cuenta el enorme grupo de iglesias y movimientos religiosos sin reconocimiento legal, pese a procurarlo, entonces llegaremos a la conclusión de que solo una minoría dentro de las minorías que constituyen las iglesias protestantes y evangélicas han estado representadas, por no decir abusadas, por tales oportunistas.

De este contexto podría pensarse que aunque con pseudoparlamentarios al menos las minorías evangélicas han tenido alguna experiencia y que incluso han llevado la delantera a la Iglesia Católica cuyo clero si ha estado notoriamente ausente, mientras que ellas, en definitiva, de cualquier manera, han estado presentes en la Asamblea Nacional. Pero de cara al futuro esto en realidad puede revertirse negativamente para las minorías evangélicas al menos por dos razones. Por un lado, la iglesia católica, cuyas pretensiones políticas nunca han sido un secreto, y que de seguro sí procurará representantes de su clero cuando en Cuba exista por fin un Parlamento genuino, podría apelar a su abstinencia actual, como ventaja moral para obtener escaneos por no haber prestado nombres a una asamblea espuria. De otro lado, la mayoría de los evangélicos, por reacción negativa a las actuales condiciones antidemocráticas, y tal vez hasta por rechazo a las posturas de “sus representantes”, adoptan una posición negativa, la del extremo del rechazo a lo político, la de enajenación, por llegar a confundir lo político con la situación actual. Se trata del lastre social de esa falsa posición política conocida como “neutralidad” que resulta tan necesario cuestionarse por cuanto, además de su real inexistencia es incompatible con la “memoria subversiva” del mensaje cristiano, y que por su desidia, cómplice de tantos desmanes, resulta en extremo peligrosa, especialmente para el futuro de Cuba.

Es imperioso reconocer que aspectos irrenunciables de la propia Misión evangélica, tal y cual se presenta, en el campo social, político, educativo, económico lamentablemente quedan excluidos en la actualidad, y lo que es peor, a veces hasta rehuidos, ya sea por temores a un Estado que de sobras ha demostrado su carácter represivo, o por reacción negativa a los procederes negativos anteriormente mencionados. Resulta extremadamente reduccionista que el potente mensaje cuya poderosa influencia ha sido demostrado con creces en la cultura occidental, y en la propia historia de América, con raíces incluso en las enormes diferencias entre el Norte y el Sur actuales; que esta fuerza que, al decir del teólogo y mártir alemán Dietrich Bonhoeffer, ¨libera de todo lo que oprime y agobia¨, sea entendida en Cuba exclusivamente en categorías religiosas y cúlticas, por más que incluyan loables conocimientos de prácticas, credos, membresía, asistencia, etc. Es innegable que también en Cuba en la presente realidad las iglesias evangélicas se han constituido en lo que el sociólogo suizo Christian Lalive denominó El Refugio de las Masas; estas comunidades, en crecimiento exponencial, se han convertido en refugio, familia, hospital, consuelo para las masas desprotegidas de la isla, y esto tiene su punto de vista positivo, pero si se desea prestar un mayor bien a Cuba se hace necesario un ir más allá si es que realmente desean contribuir a su nación como cantera de liderazgo e influencia, y no permanecer como mero reservorio. El mal ejemplo, la cara negativa de quienes pretendiendo representarles se han prestado actualmente a un juego sucio podría revertirse con futuros parlamentarios genuinamente evangélicos que contribuyan a una nueva Cuba donde se imparta verdadera justicia, real democracia, respeto a los grupos más vulnerables, mejor distribución de las riquezas, que es en sumo una nación con buenos gobernantes, lo cual coincide con el ideal bíblico que estas minorías predican.

Es hora pues, no de atrincherarse en la concha o adoptar la postura del avestruz, sino de romper primero hacia su interior mitos y tabúes puestos de manifiesto en un mutilado cumplimiento de la misión. Cuba necesita que estas poderosas minorías se integren también y participen para transformar su realidad, necesita una iglesia que entienda que tanto la evangelización como la acción social son componentes por igual de su misión, que sus buenas noticias constituyen un mensaje integral que no conoce fronteras de ningún orden y que está dirigido a todo ser humano, considerando toda la realidad de la persona: lo físico, lo moral, lo espiritual, lo intelectual, lo social y lo político. En este contexto se hace necesario que el liderazgo evangélico, si es responsable y si el destino de Cuba realmente le interesa, comience a trocar esta cultura estéril de rechazo a lo político heredado tanto del daño antropológico infringido a toda la sociedad, como por la postura negativa de quienes se han prestado al juego de una falsa democracia. Pastores, teólogos y otros líderes de las iglesias protestantes cubanas deberán abrirse a la necesidad de lo que podríamos denominar una evangelización integral para Cuba.

Y no es necesario sentarse a esperar mientras otros se dedican a cambiar las condiciones sociales y generan la creación de un auténtico parlamento, capaz de representar los intereses todos de la nación, sin soslayar a las minorías, en las cuales están representadas las iglesias evangélicas. Todos los cubanos; incluidos los evangélicos, en concordancia no solo con su trayectoria mundial, sino en la propia Cuba desde su llegada en el siglo XIX; estamos llamados a ser agentes proactivos que comenzamos a generar el cambio antes del cambio. Resulta en extremo interesante el análisis de los resultados de las más recientes elecciones de circunscripción, aun desde las estadísticas oficiales. Por un lado el histórico 20% que manifestó su oposición ya fuera mediante su inasistencia a las urnas (11,7%), por anular la boleta (4.92%) o por dejarla en blanco (4,54%). De otro lado quienes asumieron la valiente posición de ir incluso más allá intentando obtener candidaturas y aun en dos casos insólitos llegar a discutir las elecciones para obtener el apoyo de más de cuatrocientos electores que se atrevieron a votar a favor de quienes, en violación de la propia constitución, fueron denominados con el peyorativo e intimidante calificativo de “contrarrevolucionarios”. En medio de este panorama me interesa preguntarme en cuánto contribuyeron los evangélicos a cada uno de estos porcentajes. Y aun más me entusiasma imaginar las posiciones en las que podrán decidir la suerte de Cuba, no solo los líderes evangélicos, sino esa cifra de electores que arriba cada vez más y más a sus iglesias, la masa evangélica, cuando lleguen a adquirir conciencia de cuánto bien pueden hacer a la nación, en consonancia con su propia fe, si es genuina, y si esta desea verificarse mas allá de las simples asistencias a los templos: en los estándares de vida, en las decisiones democráticas, en la satisfacción de la justicia, en el bien común de todos.

Pregunta 21 de 30: ¿Por qué cuando la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos concede su aprobación a las visitas de religiosos desde el extranjero limita tanto el movimiento de los visados exigiéndoles un rígido y extremadamente exclusivo y vigilado itinerario?

Caridad Diego Bello, actual Jefa de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos. Al fondo la foto del ¨dios¨ y la religión cuyos asuntos realmente representa.

Caridad Diego Bello, actual Jefa de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos. Al fondo la foto del ¨dios¨ y la religión cuyos asuntos realmente representa.

En nuestras treinta preguntas formuladas en 2013 referidas a evidentes violaciones a la libertad religiosa en Cuba: http://cubanoconfesante.com/?p=733, la número 21 aborda el problema del otorgamiento de visas religiosas. No resulta simple conseguir este tipo de visa para cualquier hermano en el mundo que desee visitar a Cuba con el fin de participar activamente en cualquier culto. Quienes las soliciten deberán ser los anfitriones en Cuba, generalmente homólogos del invitado dentro de la isla. En todos los casos, deberán cumplirse las condiciones de Caridad Diego Bello, Jefa de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista, y que ella resume muy bien en su frase a los líderes religiosos que se lo solicitan: “Si te portas bien”, lo cual se traduce en, al menos, no rosar ni con el petalo de una rosa al poder político adueñado de todo en la isla y cuyos asuntos son los que ella realmente representa. De quienes no han logrado legalizar su status, o sea, los que no están reconocidos por el Registro de Asociaciones del Ministerio de Justicia ni soñar con invitar a alguien.

Hay casos emblemáticos como el del reconocido evangelista internacional Alberto Motessi a quien ha sido negada cuatro veces este tipo especial de visa, a pesar de que la última vez tomaron común acuerdo para solicitarlo cuatro denominaciones evangélicas con el privilegio de encontrarse legalmente registradas. Pero aquellos que logran conseguir tal permiso especial no deberán apresurarse en cantar victoria. Por el contrario, deberán venir dispuestos a no traspasar las reglas del juego con las que su anfitrión en Cuba ha quedado comprometido con el poder polîtico. Las limitaciones en cuanto al tiempo u espacios a visitar son extremas y serán verificadas a través de diversos mecanismos dispuestos para ello. En el caso de mi denominación, por ejemplo, esto es algo tan sencillo como la advertencia de: “No se le ocurra ni acercarse al pastor fulano de tal”, de lo cual en lo personal podría contar decenas de penosas anecdotas.

De esto ni siquiera escapan las visitas papales, por el contrario. Nadie tiene dudas acerca del papel de la jerarquía católica en colocar barreras al papel que pudo ejercer Benedicto XVI en consonancia a las ansias de libertad de un pueblo esclavo, y que por ende resultó en beneficios al régimen (aquí muchos como yo más bien todavía estamos denunciando, hayando oídos sordos hasta en el Vaticano, la ola represiva desatada entonces), muy diferente al legado de Juan Pablo II. Es la razón por la que poco espera el pueblo, y si mucho el régimen, de la cercana visita del papa Francisco. Resulta obvio que ya todo al respecto está cuadrado entre los poderes político y religioso con sus bochornosos concordatos habituales.

Continúan las restricciones a la cuenta bancaria 030000000028738 de la Iglesia Bautista La Trinidad, de Santa Clara, Cuba

En nuestras treinta preguntas formuladas hace ya casi dos años, en septiembre de 2013 http://cubanoconfesante.com/?p=733 , cuestionando las supuestas libertades religiosas de las que especula el régimen en Cuba, la número 19 preguntaba: ¿Por qué aprovechándose de poseer el monopolio de los bancos utiliza las cuentas bancarias de iglesias como medio de coacción contra ellas, de lo que resulta ilustrativo la inoperante cuenta en divisas de la Iglesia Bautista La Trinidad de la ciudad de Santa Clara a la que tampoco reconoce legalmente su Seminario Teológico Bautista Luis Manuel González Peña? Ante los diversos reclamos en favor de que la Iglesia Bautista La Trinidad de Santa Clara, Cuba, pudiese utilizar su cuenta bancaria en divisas, incluida la denuncia mundial a través de informes de Solidaridad Cristiana Mundial, no ha sido ejecutada la amenaza de que se le abrogaría, y se encuentra operativa desde la celebración del Congreso del CLAI en 2013, cuando se le anunció activa por ocho meses que sin embargo se han extendido hasta la actualidad. Por supuesto, habría que agregar primero, el termino del pastorado de Homero Carbonell por jubilación el 31 de octubre de 2010, y luego su salida definitiva del país en agosto de 2014 y por ende su finalización como Rector del Seminario Teológico Bautista “Luis Manuel González Peña”, ya que resulta importante recordar que en el caso específico de las sanciones políticas a esta organización religiosa iban dirigidas especialmente a alcanzar tal resultado dada la mantenida posición de critica profética ejercida por él. A pesar de esto todavía no se ha concedido la legalidad al Seminario. No obstante, el problema de la cuenta bancaria 030000000028738 de la que figura la iglesia como cliente No. 287 del Banco Financiero Internacional (BFI) no se ha resuelto del todo. Esta congregación religiosa denuncia que solo se le permite operar su cuenta para propósitos probados de su reconstrucción en proceso. Para ningún otro motivo se le permite utilizar su dinero, a pesar de que cuando fue abierta en 1988 no se especificaron condiciones de este tipo. Este bloqueo, proveniente directamente como una orden de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba al BFI, pretende recordar a esta iglesia quien manda en Cuba, además de la amenaza latente de que vuelvan a congelarla, o incluso, a derogarla definitivamente. Por supuesto, nuestra pregunta diecinueve del total de treinta solo toma como ejemplo la situación de esta cuenta bancaria para reflejar el fenómeno mayor que constituye la obstrucción a la arena religiosa de parte de quienes detentan el poder político. Continúa siendo una mayúscula realidad que el monopolio de los bancos utiliza las cuentas bancarias de iglesias como medio de coacción contra ellas. Cabe preguntarse entonces cómo van a funcionar en tal limitado contexto las licencias otorgadas por el presidente Barack Obama a instituciones religiosas en USA para que colaboren con sus homologas en Cuba. Pero aun así estamos hablando de iglesias afortunadas que poseen el privilegio excepcional de poseer una cuenta bancaria en divisas y la pregunta veinte de las treinta que continúa esta temática abunda en violaciones aun mayores: de las millares iglesias en Cuba a las que se les abroga este simple derecho como evidente método de contención y violación adicional a las libertades religiosas.

Pregunta 17 de 30: ¿Por qué arbitrariamente sanciona a iglesias históricamente  establecidas cuando estas adoptan alguna posición que choque con alguna de sus excluyentes e injustas posiciones políticas negándoles derechos que por ley debían corresponderles?

En 8 Aniversario de la Iglesia Bautista Resurrección en Rosalía

En 8 Aniversario de la Iglesia Bautista Resurrección en Rosalía

Febrero fue el mes de los aniversarios de fundación de las dos iglesias que pastoreo en el centro de Cuba. La Iglesia Bautista Ebenezer en Taguayabón cumplió el 2 de febrero setenta y seis años, y el 13 de febrero la Iglesia Bautista Resurrección en Rosalía celebró el octavo. Ambas están afiliadas a la Asociación Convención Bautista de Cuba Occidental desde sus fundaciones y como tales participan esta semana en su 105 Asamblea Anual. Esta Asociación de las que forman parte se encuentra legalmente registrada en Cuba desde 1905 y con las treinta y tres nuevas iglesias que se han afiliado en el marco de esta Asamblea alcanza la cifra de trescientas cuarenta y siete iglesias.

En 76 aniversario de la Iglesia Bautista Ebenezer en Taguayabón

En 76 aniversario de la Iglesia Bautista Ebenezer en Taguayabón

Sin dudas resulta un privilegio tener status «legal» para nuestras dos iglesias en un país donde tantas otras organizaciones religiosas llevan años tocando las puertas del Registro de Asociaciones del Ministerio de Justicia para conseguirlo y la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba lo ha bloqueado. Afortunadamente nuestra Asociación ya estaba allí cuando se aferró al poder el Partido único y teníamos la suficiente membresía para sobrevivir tantos años de persecución abierta. Sin embargo, tal status de «legal» no lo significa todo.

76 Aniversario de la Iglesia Bautista Ebenezer en Taguayabón

76 Aniversario de la Iglesia Bautista Ebenezer en Taguayabón

Los miembros más antiguos de la Iglesia Bautista Ebenezer en Taguayabón todavía recuerdan aquel sello oficial que bloqueó la puerta de su templo entre el 30 de noviembre de 1963 y el 31 de diciembre de 1964. Por ese mismo tiempo las vecinas iglesias bautistas de Vueltas y de Buenavista también sufrieron semejante afrenta. En el caso de la iglesia en Taguayabón la advertencia era clara: mientras el pastor Adalberto Cuellar fuera el pastor de la iglesia el sello permanecería en su lugar. Afortunadamente la iglesia no cambió a su pastor por el sello en una puerta. Pero el pastor Adalberto, todavía recordado con mucho amor por los lugareños, no soportó «afectar» a tantos hermanos y se marchó a otros campos misioneros.

El momento actual no proporciona al mismo régimen, todavía en el poder, el lujo de antaño de colocar a su antojo sellos en las puertas de los templos, pero de todas formas echa mano de otras alternativas para boicotear y presionar con tal de conseguir semejantes objetivos como el remover a «pastores incómodos». Las dos amadas iglesias han soportado durante mis años de pastorado toda clase de boicots y presiones provenientes directamente desde la cúpula de la onerosa Oficina en el Comité Central del Partido Único y llevados a cabo por los brazos de la denominada «Seguridad del Estado» de Cuba. Sean cuales sean los caminos por donde transite en el futuro nunca olvidaré el estoicismo con el que mis congregaciones me apoyaron y hago suyos cada éxito nuestro. Los ejemplos llenarían una larga lista pero baste citar solo en los dos meses y medio que transcurren de 2015 la «Operación Reyes Magos» mediante la cual se intentó frustrar, en franca violación a las libertades religiosas, estas tradicionales celebraciones en ambas iglesias a principios de enero, aunque solo consiguieron resaltarlas. O tómese nota de la falta de respuesta ante la solicitud de la imperiosa reconstrucción del techo de la iglesia en Taguayabón a pesar de haberse cursado siguiendo los procedimientos establecidos desde hace prácticamente un año y medio. Como en los años sesenta, cuando el pastor Cuellar respecto al sello en la puerta, parecería escucharse con claridad ahora: «Mientras el pastor Mario esté allí, ¡olvídense del techo!, preferimos les caiga encima a todos», como ya algunos han insinuado.

Y estamos hablando de iglesias «legales». ¿Qué podemos esperar para las clasificadas como ilegales?

Repaso a las «Treinta preguntas sobre libertad religiosa en Cuba»: 16. ¿Por qué arremete contra la agrupación de pastores e iglesias al oriente de Cuba conocida como Pastores por el Cambio a quienes impidió en 2012 la entrega de donativos a los afectados en Santiago de Cuba por el huracán Sandy?

En pleno Zócalo con un predicador que pregonaba libremente su mensaje

En pleno Zócalo con un predicador que pregonaba libremente su mensaje

Como parte de la victoria obtenida el 14 de enero de 2013 cuando el régimen en Cuba se vio obligado a abolir el permiso de salida al exterior que él mismo otorgaba o negaba a sus ciudadanos, conocida popularmente como “carta blanca”, en viaje a México DF. pude palpar evidencias de libertad religiosa que sin dudas constituyen frutos de un largo bregar de la sociedad mexicana, a quien en su conjunto todavía falta mucho por alcanzar. Un ejemplo de ello fue la libre presencia de un team de predicadores nada menos que en la emblemática Plaza de la Constitución, el Zócalo, contigua a la Catedral, que con sus bocinas pregonaban su mensaje sin que nadie les molestase. Por contraste de asociaciones recordé inmediatamente a los Pastores por el Cambio, plataforma fundada el 10 de abril de 2012 en la ciudad de Bayamo, en la oriental provincia de  Granma, Cuba, como consecuencia precisamente de la oposición violenta de la policía política al activismo cívico de varios pastores especialmente expresado en atreverse a pregonar su prédica en las calles.

Un excelente artículo de Julio Aleaga Pesant aparecido originalmente en Cubanet: http://bit.ly/1vNFlNl daba a conocer a los medios en su mismo año de fundación a los Pastores por el Cambio. Luego de eso la noticia fue el robo por parte de la policía y de la Seguridad del Estado de una tonelada de ayuda humanitaria que esta organización había logrado recaudar para trasladar como ayuda humanitaria a familias de Santiago de Cuba tras el paso devastador del huracán Sandy. El accionar de este movimiento in crescendo obligó nada menos que a la propia Caridad Diego Bello, Jefa de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, a trasladarse hasta Bayamo no solo para impartir instrucciones como autoridad política a cuadros del Partido o a policías, sino inclusive -lo cual resulta en extremo vergonzoso- a “iglesias cristianas” de la ciudad, miembros del Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), para aunar su apoyo en el combate a esta amenaza que les suponían los Pastores por el Cambio.

Pastores por el cambio hostigados en Cuba por intentar hacer lo mismo que el predicador en el Zòcalo

Pastores por el cambio hostigados en Cuba por intentar hacer lo mismo que el predicador en el Zócalo

Teniendo en cuenta la represión extrema orientada desde la más alta cúpula del régimen en La Habana contra tan atrevida plataforma religiosa su caso fue incluido de manera especial ocupando la pregunta dieciséis de un total de treinta que cuestionan las supuestas libertades religiosas en Cuba y que fueron lanzadas en septiembre de 2013: http://bit.ly/1z5iFsb durante viaje que realizamos a Washington invitados por Solidaridad Cristiana Mundial (CSW). Guiados por esta pregunta, la extrema represión contra los Pastores por el Cambio y el efecto que esto ha ocasionado sobre ello ha sido objeto de discusión en conversatorios convocados por el Instituto Patmos.

Pastores por el Cambio y los alimentos que les incautaron

Pastores por el Cambio y los alimentos que les incautaron

Evidentemente la agrupación Pastores por el Cambio ha sentido los efectos de la persecución lanzada en su contra. Expresión de ello es que la mayor parte de sus líderes originales ya no se encuentra en Cuba. Lo último que públicamente supimos de ellos fue una nota publicada en el blog Religión en Revolución: http://bit.ly/1F2en9C con fecha 26 de julio de 2014.  Previo a esto había tenido lugar una  lamentable discusión mediática en la que su liderazgo se enfrentaba contra sí mismo, situación en extremo parecida a la que ahora enfrenta la agrupación femenina conocida como Damas de Blanco, movimiento que acapara nuestra pregunta catorce de las referidas treinta. Al igual que corresponde ahora a las Damas de Blanco, los Pastores por el Cambio tienen el reto de levantarse cual Ave Fénix sobre las cenizas a las cuales el régimen ha pretendido reducirles. Pero no se equivoque la cúpula del poder político en Cuba ni se apresure a celebrarlo. Una nueva etapa, superior, y más efectiva, puede sobrevenir, luego de tanta adversidad, tanto para Pastores por el Cambio como para las Damas de Blanco. ¡Así sea, y que, como en México, seamos capaces de escalar las escarpadas cimas de la libertad religiosa!

Las ‘cabañuelas’ para la libertad religiosa

Agradezco nuevamente a 14yMedio, esta vez por: http://goo.gl/8WDHyT 

Actividad infantil en la iglesia

Actividad infantil en la iglesia

Los campesinos cubanos tienen una tradición que realizan cada inicio de año. Observan los doce primeros días de enero y completan la observación -en conteo regresivo- con las siguientes doce jornadas hasta llegar al día 24. Son de la idea que lo sucedido en el ámbito natural en esas fechas puede arrojar una perspectiva de cómo será el año.
Si durante el tercer día llueve, eso significa para los hombres del campo que en el tercer mes ocurrirá lo mismo. De esta forma llegan a la idea de si el año será pluvioso o seco, si habrá huracanes, mucho calor o se sentirá frío en el escaso invierno. Las tradiciones campesinas denominan a estos días que consideran preámbulos de los meses del año cabañuelas.
Para quienes formamos parte de la esfera religiosa en Cuba, el año anterior culminó con nuevas perspectivas respecto a las relaciones con nuestros homólogos en Estados Unidos. Tras el anuncio del presidente Barack Obama el pasado 17 de diciembre <http://www.14ymedio.com/internacional/Alan-Gross_0_1690030987.html>, no han sido pocos los ciudadanos de ese país que se han interesado en cómo pueden ayudarnos de manera más efectiva, dadas las oportunidades que se abren.
El nuevo escenario resulta positivo para las iglesias en la Isla que nunca dejaron de mantener relaciones de hermandad con sus similares en el país del norte, a pesar de todos aquellos que durante años se interpusieron y obstaculizaron esos vínculos.
Sin embargo, nada se gana si las perspectivas se alimentan solo de la parte positiva, obviando realidades presentes en el panorama. Si se hiciera así, solo se caería en lecturas demasiado ilusorias y en extremo cargadas de subjetividad. No hay que dudar de los buenos deseos del mundo entero, de las iglesias norteamericanas y hasta del presidente Barack Obama, pero ¿con qué obstáculos tropezarán en Cuba esos buenos deseos?
En nuestro país hay grandes impedimentos que limitan el intercambio en el área religiosa y que forman parte de lo que muchos denominamos “el bloqueo interno”. Para que las políticas recién anunciadas tengan el efecto ansiado, al menos los siguientes cambios tendrán que ocurrir en el ámbito nacional:
La Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba debe desaparecer. Es inadmisible que una oficina enclavada en una organización de ideología atea, que es además el único partido legalmente reconocido, pretenda dirimir todo lo relacionado con la religión en un país.
El Registro de Asociaciones del Ministerio de Justicia de Cuba deberá actuar con total independencia y no bajo presiones, como ocurre ahora, provenientes principalmente de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos. Para comenzar deberá acceder a la legalización de decenas de grupos religiosos que desde hace años aspiran a ello.
Se debe crear una Ley de Culto aprobada por todo el pueblo y cuya letra defienda las libertades religiosas. A pesar de su imperiosa necesidad hasta el momento brilla por su ausencia.
Debe terminar el monopolio y privilegios que la referida Oficina otorga al Consejo de Iglesias de Cuba (CIC) y que no aglutina, como se pretendía, a la mayoría de las instituciones religiosas del país.
Al menos en la arena religiosa cubana estos cuatro obstáculos, inamovibles hasta el momento, deberán transformarse a fin de que las libertades religiosas sean auténticas. De esa manera toda la ayuda que el mundo desea ofrecer, fluirá libremente y sin el arbitrio de un Estado que hasta el presente pretende ejercer el control total. Por cierto, el mismo Estado que, con manuales estalinistas en mano, un día pretendió destruirnos.
A pesar de los buenos deseos de un mundo que se abre a Cuba, el panorama religioso no inicia nada bien para nuestro país
Por todo esto, mi lectura de las cabañuelas para la libertad religiosa está marcada por lo que he visto en las dos comunidades en las que sirvo como pastor. La Iglesia Bautista Eben Ezer del poblado Taguayabón, por ejemplo, necesita imperiosamente reparar el techo del templo que data de 1939. Iglesias hermanas en Estados Unidos han provisto parte del dinero que requiere el proyecto de reconstrucción, pero sin un permiso del Registro de Asociaciones no es posible legalmente acometer la obra. En noviembre pasado se cumplió un año desde que hicimos la solicitud de dicho permiso. Sin embargo, la respuesta brilla por su ausencia.
De otra parte, la Iglesia Bautista Resurrección, en la comunidad rural de Rosalía, celebró a principios de este año el Día de Reyes o Epifanía. Dado que el 6 de enero era laborable, decidieron celebrarlo el fin de semana y lo anunciaron a los habitantes del lugar. El Partido Comunista en Camajuaní y Taguayabón ordenó contrarrestar nuestras celebraciones. Con tal objetivo se destinaron cuantiosos fondos para que instituciones culturales y gastronómicas realizasen actividades colaterales, no con el sano deseo de agasajar al pueblo, sino con el insano de hacernos “frente”.
Si me ciño a este panorama y a la lectura de estos hechos concretos, podría vaticinar que a pesar de los buenos deseos de un mundo que se abre a Cuba, el panorama religioso no inicia nada bien para nuestro país, dada la tozudez de quienes ocupan el poder político y militar. Sin embargo, cuando veo que a pesar del aparataje policial nuestra celebración de Reyes triunfó en un templo repleto de niños, me regresa el optimismo y creo que tantos buenos deseos llegarán a buen término.

Pregunta 15 de 30: ¿Por qué se amenaza, se castiga y se hostiga a los líderes religiosos que insisten en abrir las puertas de sus templos a cualquier cubano, sin que importe su afiliación política?

Líderes políticos y religiosos entremezclados en la maquinaria represiva en Cuba

Líderes políticos y religiosos entremezclados en la maquinaria represiva en Cuba

Una de las violaciones a la libertad religiosa más vergonzosas en Cuba son las presiones ejercidas por el régimen para que las organizaciones religiosas de cualquier índole, los líderes religiosos y el pueblo creyente en general se sumen a la discriminación que el Estado realiza sobre ciudadanos etiquetados políticamente como ¨contrarrevolucionarios¨. Por ello se formuló precisamente la pregunta quince de un total de treinta preguntas (http://cubanoconfesante.com/?p=733) que presentamos el año pasado en Washington cuestionando las supuestas libertades religiosas en Cuba invitados por Solidaridad Cristiana Mundial (CSW). Lamentablemente esta, como la mayor parte de las demás conserva su entera vigencia.

Muchos pastores evangélicos, entre los que me cuento, hemos sido citados ante oficiales de la ¨Seguridad del Estado¨, o incluso detenidos arbitrariamente, para ser advertidos, verbalmente, o a través de ¨Actas de Advertencia¨ por relacionarnos con ¨contrarrevolucionarios¨. También son usados métodos diversos que clasifican como coacción mediante los cuales se insinúan premios o castigos con el objetivo de que ciudadanos cubanos sean segregados religiosamente. Un régimen acostumbrado por más de cincuenta años a determinar sobre cada asunto de la nación no quiere dejar de hacerlo en la importante arena religiosa.

Lamentablemente algunas organizaciones religiosas, líderes religiosos o creyentes individualmente, caen en la trampa, y contrario a los postulados éticos y teológicos que debieran sustentar, en la práctica se convierten en otra rueda dentada de la maquinaria represiva que todavía continúa existiendo en Cuba. Por el contrario, cuando grupos, líderes y creyentes, hacen suyo el adagio martiano ¨con todos y para el bien de todos¨  y lo hacen valer, no solo incluyendo, sino incluso defendiendo a quienes se les pisotean los derechos elementales, pasan a ser ellos mismos objetos de persecución o discriminación.

La realidad anterior demuestra que al menos en el área religiosa el régimen cubano continúa siendo marxista al clasificar a la religión como ¨el opio de los pueblos¨. La única diferencia en esta larga pesadilla que se acerca a los sesenta años es que en una primera etapa, cuando se formaba parte del bloque socialista, pretendieron destruirla. Hoy que necesitan del favor del mundo para mantenerse en el poder, pretenden utilizarla y manipularla. Pero la historia de las religiones en la humanidad demuestra que esta segunda fase más sutil siempre ha resultado más lesiva para cualquier corpus religioso. El martirio es preferible a la herejía. ¡Dios nos ayude a mantenernos firmes para no ser marcados por los anticristos que no permiten ni comprar ni vender cuando se les va en contra! ¡Y hay muchas maneras de marcarse!