Las iglesias evangélicas cubanas de cara a futuras elecciones democráticas

 Ponencia que presenté lunes 29 de junio en el evento “Caminos de Transición”, en La Habana (1 Conferencia teórica sobre temas de la construcción democrática en Cuba).

En el presente orden de cosas el Estado cubano alardea de que algunos de sus diputados en la Asamblea Nacional del Poder Popular son pastores evangélicos, o poseen algún otro liderazgo destacado en el ámbito religioso del protestantismo, es un intento evidente de necesaria auto-reafirmación de que el cambio constitucional que tuvo lugar en 1992 de declarar a un Estado hasta entonces confesionalmente ateo a laico fue más que un simple cambio de letra. Los casos excepcionales de líderes protestantes de los que se jacta el gobierno, como en el caso de otras minorías, como las mujeres, en el ámbito sexual, o los negros, en el racial, han contribuido a suavizar la imagen a todas luces monolítica desde el punto de vista ideológico que caracteriza a este corpus desde su organización. Es una especie de dime de qué te jactas y te diré de qué careces. En efecto, tres o cuatro nombres, de personas caracterizadas por su incondicionalidad al sistema, se han prestado para arrendar sus sotanas y edulcorar la falta de democracia en el actual parlamento. Los mismos rostros pueden ser vistos en similar condición en otros frentes a los que se les envía para representar al arcaico sistema, como se puso en evidencia en la reciente VII Cumbre de las Américas en Panamá, cuando algunos de estos “religiosos” fueron capaces incluso de participar en los denominados actos de repudio contra representantes de la sociedad civil cubana para luego afirmar que allí sintieron la presencia de Dios. Es el clásico concubinato de los príncipes y los falsos profetas. Independientemente de los esfuerzos por hacer creer a través de la propaganda oficial que estos individuos constituyen cabezas de las iglesias evangélicas cubanas se sabe con seguridad que lo que ellos realmente han sido es líderes en el denominado Consejo de Iglesias de Cuba (Cic) tras despuntar en denominaciones de escasa membresía o históricamente vulnerables a intromisiones estatales. El Cic, no obstante a los esfuerzos realizados por la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del PCC, en conjunto con un manipulado Registro de Asociaciones del Minjus, no ha conseguido aglutinar a la diversidad de las iglesias evangélicas y protestantes de Cuba. Su membresía no llega a la mitad de las instituciones religiosas que poseen personalidad jurídica, por lo que si también tenemos en cuenta el enorme grupo de iglesias y movimientos religiosos sin reconocimiento legal, pese a procurarlo, entonces llegaremos a la conclusión de que solo una minoría dentro de las minorías que constituyen las iglesias protestantes y evangélicas han estado representadas, por no decir abusadas, por tales oportunistas.

De este contexto podría pensarse que aunque con pseudoparlamentarios al menos las minorías evangélicas han tenido alguna experiencia y que incluso han llevado la delantera a la Iglesia Católica cuyo clero si ha estado notoriamente ausente, mientras que ellas, en definitiva, de cualquier manera, han estado presentes en la Asamblea Nacional. Pero de cara al futuro esto en realidad puede revertirse negativamente para las minorías evangélicas al menos por dos razones. Por un lado, la iglesia católica, cuyas pretensiones políticas nunca han sido un secreto, y que de seguro sí procurará representantes de su clero cuando en Cuba exista por fin un Parlamento genuino, podría apelar a su abstinencia actual, como ventaja moral para obtener escaneos por no haber prestado nombres a una asamblea espuria. De otro lado, la mayoría de los evangélicos, por reacción negativa a las actuales condiciones antidemocráticas, y tal vez hasta por rechazo a las posturas de “sus representantes”, adoptan una posición negativa, la del extremo del rechazo a lo político, la de enajenación, por llegar a confundir lo político con la situación actual. Se trata del lastre social de esa falsa posición política conocida como “neutralidad” que resulta tan necesario cuestionarse por cuanto, además de su real inexistencia es incompatible con la “memoria subversiva” del mensaje cristiano, y que por su desidia, cómplice de tantos desmanes, resulta en extremo peligrosa, especialmente para el futuro de Cuba.

Es imperioso reconocer que aspectos irrenunciables de la propia Misión evangélica, tal y cual se presenta, en el campo social, político, educativo, económico lamentablemente quedan excluidos en la actualidad, y lo que es peor, a veces hasta rehuidos, ya sea por temores a un Estado que de sobras ha demostrado su carácter represivo, o por reacción negativa a los procederes negativos anteriormente mencionados. Resulta extremadamente reduccionista que el potente mensaje cuya poderosa influencia ha sido demostrado con creces en la cultura occidental, y en la propia historia de América, con raíces incluso en las enormes diferencias entre el Norte y el Sur actuales; que esta fuerza que, al decir del teólogo y mártir alemán Dietrich Bonhoeffer, ¨libera de todo lo que oprime y agobia¨, sea entendida en Cuba exclusivamente en categorías religiosas y cúlticas, por más que incluyan loables conocimientos de prácticas, credos, membresía, asistencia, etc. Es innegable que también en Cuba en la presente realidad las iglesias evangélicas se han constituido en lo que el sociólogo suizo Christian Lalive denominó El Refugio de las Masas; estas comunidades, en crecimiento exponencial, se han convertido en refugio, familia, hospital, consuelo para las masas desprotegidas de la isla, y esto tiene su punto de vista positivo, pero si se desea prestar un mayor bien a Cuba se hace necesario un ir más allá si es que realmente desean contribuir a su nación como cantera de liderazgo e influencia, y no permanecer como mero reservorio. El mal ejemplo, la cara negativa de quienes pretendiendo representarles se han prestado actualmente a un juego sucio podría revertirse con futuros parlamentarios genuinamente evangélicos que contribuyan a una nueva Cuba donde se imparta verdadera justicia, real democracia, respeto a los grupos más vulnerables, mejor distribución de las riquezas, que es en sumo una nación con buenos gobernantes, lo cual coincide con el ideal bíblico que estas minorías predican.

Es hora pues, no de atrincherarse en la concha o adoptar la postura del avestruz, sino de romper primero hacia su interior mitos y tabúes puestos de manifiesto en un mutilado cumplimiento de la misión. Cuba necesita que estas poderosas minorías se integren también y participen para transformar su realidad, necesita una iglesia que entienda que tanto la evangelización como la acción social son componentes por igual de su misión, que sus buenas noticias constituyen un mensaje integral que no conoce fronteras de ningún orden y que está dirigido a todo ser humano, considerando toda la realidad de la persona: lo físico, lo moral, lo espiritual, lo intelectual, lo social y lo político. En este contexto se hace necesario que el liderazgo evangélico, si es responsable y si el destino de Cuba realmente le interesa, comience a trocar esta cultura estéril de rechazo a lo político heredado tanto del daño antropológico infringido a toda la sociedad, como por la postura negativa de quienes se han prestado al juego de una falsa democracia. Pastores, teólogos y otros líderes de las iglesias protestantes cubanas deberán abrirse a la necesidad de lo que podríamos denominar una evangelización integral para Cuba.

Y no es necesario sentarse a esperar mientras otros se dedican a cambiar las condiciones sociales y generan la creación de un auténtico parlamento, capaz de representar los intereses todos de la nación, sin soslayar a las minorías, en las cuales están representadas las iglesias evangélicas. Todos los cubanos; incluidos los evangélicos, en concordancia no solo con su trayectoria mundial, sino en la propia Cuba desde su llegada en el siglo XIX; estamos llamados a ser agentes proactivos que comenzamos a generar el cambio antes del cambio. Resulta en extremo interesante el análisis de los resultados de las más recientes elecciones de circunscripción, aun desde las estadísticas oficiales. Por un lado el histórico 20% que manifestó su oposición ya fuera mediante su inasistencia a las urnas (11,7%), por anular la boleta (4.92%) o por dejarla en blanco (4,54%). De otro lado quienes asumieron la valiente posición de ir incluso más allá intentando obtener candidaturas y aun en dos casos insólitos llegar a discutir las elecciones para obtener el apoyo de más de cuatrocientos electores que se atrevieron a votar a favor de quienes, en violación de la propia constitución, fueron denominados con el peyorativo e intimidante calificativo de “contrarrevolucionarios”. En medio de este panorama me interesa preguntarme en cuánto contribuyeron los evangélicos a cada uno de estos porcentajes. Y aun más me entusiasma imaginar las posiciones en las que podrán decidir la suerte de Cuba, no solo los líderes evangélicos, sino esa cifra de electores que arriba cada vez más y más a sus iglesias, la masa evangélica, cuando lleguen a adquirir conciencia de cuánto bien pueden hacer a la nación, en consonancia con su propia fe, si es genuina, y si esta desea verificarse mas allá de las simples asistencias a los templos: en los estándares de vida, en las decisiones democráticas, en la satisfacción de la justicia, en el bien común de todos.

Pregunta 21 de 30: ¿Por qué cuando la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos concede su aprobación a las visitas de religiosos desde el extranjero limita tanto el movimiento de los visados exigiéndoles un rígido y extremadamente exclusivo y vigilado itinerario?

Caridad Diego Bello, actual Jefa de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos. Al fondo la foto del ¨dios¨ y la religión cuyos asuntos realmente representa.

Caridad Diego Bello, actual Jefa de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos. Al fondo la foto del ¨dios¨ y la religión cuyos asuntos realmente representa.

En nuestras treinta preguntas formuladas en 2013 referidas a evidentes violaciones a la libertad religiosa en Cuba: http://cubanoconfesante.com/?p=733, la número 21 aborda el problema del otorgamiento de visas religiosas. No resulta simple conseguir este tipo de visa para cualquier hermano en el mundo que desee visitar a Cuba con el fin de participar activamente en cualquier culto. Quienes las soliciten deberán ser los anfitriones en Cuba, generalmente homólogos del invitado dentro de la isla. En todos los casos, deberán cumplirse las condiciones de Caridad Diego Bello, Jefa de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista, y que ella resume muy bien en su frase a los líderes religiosos que se lo solicitan: “Si te portas bien”, lo cual se traduce en, al menos, no rosar ni con el petalo de una rosa al poder político adueñado de todo en la isla y cuyos asuntos son los que ella realmente representa. De quienes no han logrado legalizar su status, o sea, los que no están reconocidos por el Registro de Asociaciones del Ministerio de Justicia ni soñar con invitar a alguien.

Hay casos emblemáticos como el del reconocido evangelista internacional Alberto Motessi a quien ha sido negada cuatro veces este tipo especial de visa, a pesar de que la última vez tomaron común acuerdo para solicitarlo cuatro denominaciones evangélicas con el privilegio de encontrarse legalmente registradas. Pero aquellos que logran conseguir tal permiso especial no deberán apresurarse en cantar victoria. Por el contrario, deberán venir dispuestos a no traspasar las reglas del juego con las que su anfitrión en Cuba ha quedado comprometido con el poder polîtico. Las limitaciones en cuanto al tiempo u espacios a visitar son extremas y serán verificadas a través de diversos mecanismos dispuestos para ello. En el caso de mi denominación, por ejemplo, esto es algo tan sencillo como la advertencia de: “No se le ocurra ni acercarse al pastor fulano de tal”, de lo cual en lo personal podría contar decenas de penosas anecdotas.

De esto ni siquiera escapan las visitas papales, por el contrario. Nadie tiene dudas acerca del papel de la jerarquía católica en colocar barreras al papel que pudo ejercer Benedicto XVI en consonancia a las ansias de libertad de un pueblo esclavo, y que por ende resultó en beneficios al régimen (aquí muchos como yo más bien todavía estamos denunciando, hayando oídos sordos hasta en el Vaticano, la ola represiva desatada entonces), muy diferente al legado de Juan Pablo II. Es la razón por la que poco espera el pueblo, y si mucho el régimen, de la cercana visita del papa Francisco. Resulta obvio que ya todo al respecto está cuadrado entre los poderes político y religioso con sus bochornosos concordatos habituales.

Continúan las restricciones a la cuenta bancaria 030000000028738 de la Iglesia Bautista La Trinidad, de Santa Clara, Cuba

En nuestras treinta preguntas formuladas hace ya casi dos años, en septiembre de 2013 http://cubanoconfesante.com/?p=733 , cuestionando las supuestas libertades religiosas de las que especula el régimen en Cuba, la número 19 preguntaba: ¿Por qué aprovechándose de poseer el monopolio de los bancos utiliza las cuentas bancarias de iglesias como medio de coacción contra ellas, de lo que resulta ilustrativo la inoperante cuenta en divisas de la Iglesia Bautista La Trinidad de la ciudad de Santa Clara a la que tampoco reconoce legalmente su Seminario Teológico Bautista Luis Manuel González Peña? Ante los diversos reclamos en favor de que la Iglesia Bautista La Trinidad de Santa Clara, Cuba, pudiese utilizar su cuenta bancaria en divisas, incluida la denuncia mundial a través de informes de Solidaridad Cristiana Mundial, no ha sido ejecutada la amenaza de que se le abrogaría, y se encuentra operativa desde la celebración del Congreso del CLAI en 2013, cuando se le anunció activa por ocho meses que sin embargo se han extendido hasta la actualidad. Por supuesto, habría que agregar primero, el termino del pastorado de Homero Carbonell por jubilación el 31 de octubre de 2010, y luego su salida definitiva del país en agosto de 2014 y por ende su finalización como Rector del Seminario Teológico Bautista “Luis Manuel González Peña”, ya que resulta importante recordar que en el caso específico de las sanciones políticas a esta organización religiosa iban dirigidas especialmente a alcanzar tal resultado dada la mantenida posición de critica profética ejercida por él. A pesar de esto todavía no se ha concedido la legalidad al Seminario. No obstante, el problema de la cuenta bancaria 030000000028738 de la que figura la iglesia como cliente No. 287 del Banco Financiero Internacional (BFI) no se ha resuelto del todo. Esta congregación religiosa denuncia que solo se le permite operar su cuenta para propósitos probados de su reconstrucción en proceso. Para ningún otro motivo se le permite utilizar su dinero, a pesar de que cuando fue abierta en 1988 no se especificaron condiciones de este tipo. Este bloqueo, proveniente directamente como una orden de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba al BFI, pretende recordar a esta iglesia quien manda en Cuba, además de la amenaza latente de que vuelvan a congelarla, o incluso, a derogarla definitivamente. Por supuesto, nuestra pregunta diecinueve del total de treinta solo toma como ejemplo la situación de esta cuenta bancaria para reflejar el fenómeno mayor que constituye la obstrucción a la arena religiosa de parte de quienes detentan el poder político. Continúa siendo una mayúscula realidad que el monopolio de los bancos utiliza las cuentas bancarias de iglesias como medio de coacción contra ellas. Cabe preguntarse entonces cómo van a funcionar en tal limitado contexto las licencias otorgadas por el presidente Barack Obama a instituciones religiosas en USA para que colaboren con sus homologas en Cuba. Pero aun así estamos hablando de iglesias afortunadas que poseen el privilegio excepcional de poseer una cuenta bancaria en divisas y la pregunta veinte de las treinta que continúa esta temática abunda en violaciones aun mayores: de las millares iglesias en Cuba a las que se les abroga este simple derecho como evidente método de contención y violación adicional a las libertades religiosas.

Pregunta 17 de 30: ¿Por qué arbitrariamente sanciona a iglesias históricamente  establecidas cuando estas adoptan alguna posición que choque con alguna de sus excluyentes e injustas posiciones políticas negándoles derechos que por ley debían corresponderles?

En 8 Aniversario de la Iglesia Bautista Resurrección en Rosalía

En 8 Aniversario de la Iglesia Bautista Resurrección en Rosalía

Febrero fue el mes de los aniversarios de fundación de las dos iglesias que pastoreo en el centro de Cuba. La Iglesia Bautista Ebenezer en Taguayabón cumplió el 2 de febrero setenta y seis años, y el 13 de febrero la Iglesia Bautista Resurrección en Rosalía celebró el octavo. Ambas están afiliadas a la Asociación Convención Bautista de Cuba Occidental desde sus fundaciones y como tales participan esta semana en su 105 Asamblea Anual. Esta Asociación de las que forman parte se encuentra legalmente registrada en Cuba desde 1905 y con las treinta y tres nuevas iglesias que se han afiliado en el marco de esta Asamblea alcanza la cifra de trescientas cuarenta y siete iglesias.

En 76 aniversario de la Iglesia Bautista Ebenezer en Taguayabón

En 76 aniversario de la Iglesia Bautista Ebenezer en Taguayabón

Sin dudas resulta un privilegio tener status «legal» para nuestras dos iglesias en un país donde tantas otras organizaciones religiosas llevan años tocando las puertas del Registro de Asociaciones del Ministerio de Justicia para conseguirlo y la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba lo ha bloqueado. Afortunadamente nuestra Asociación ya estaba allí cuando se aferró al poder el Partido único y teníamos la suficiente membresía para sobrevivir tantos años de persecución abierta. Sin embargo, tal status de «legal» no lo significa todo.

76 Aniversario de la Iglesia Bautista Ebenezer en Taguayabón

76 Aniversario de la Iglesia Bautista Ebenezer en Taguayabón

Los miembros más antiguos de la Iglesia Bautista Ebenezer en Taguayabón todavía recuerdan aquel sello oficial que bloqueó la puerta de su templo entre el 30 de noviembre de 1963 y el 31 de diciembre de 1964. Por ese mismo tiempo las vecinas iglesias bautistas de Vueltas y de Buenavista también sufrieron semejante afrenta. En el caso de la iglesia en Taguayabón la advertencia era clara: mientras el pastor Adalberto Cuellar fuera el pastor de la iglesia el sello permanecería en su lugar. Afortunadamente la iglesia no cambió a su pastor por el sello en una puerta. Pero el pastor Adalberto, todavía recordado con mucho amor por los lugareños, no soportó «afectar» a tantos hermanos y se marchó a otros campos misioneros.

El momento actual no proporciona al mismo régimen, todavía en el poder, el lujo de antaño de colocar a su antojo sellos en las puertas de los templos, pero de todas formas echa mano de otras alternativas para boicotear y presionar con tal de conseguir semejantes objetivos como el remover a «pastores incómodos». Las dos amadas iglesias han soportado durante mis años de pastorado toda clase de boicots y presiones provenientes directamente desde la cúpula de la onerosa Oficina en el Comité Central del Partido Único y llevados a cabo por los brazos de la denominada «Seguridad del Estado» de Cuba. Sean cuales sean los caminos por donde transite en el futuro nunca olvidaré el estoicismo con el que mis congregaciones me apoyaron y hago suyos cada éxito nuestro. Los ejemplos llenarían una larga lista pero baste citar solo en los dos meses y medio que transcurren de 2015 la «Operación Reyes Magos» mediante la cual se intentó frustrar, en franca violación a las libertades religiosas, estas tradicionales celebraciones en ambas iglesias a principios de enero, aunque solo consiguieron resaltarlas. O tómese nota de la falta de respuesta ante la solicitud de la imperiosa reconstrucción del techo de la iglesia en Taguayabón a pesar de haberse cursado siguiendo los procedimientos establecidos desde hace prácticamente un año y medio. Como en los años sesenta, cuando el pastor Cuellar respecto al sello en la puerta, parecería escucharse con claridad ahora: «Mientras el pastor Mario esté allí, ¡olvídense del techo!, preferimos les caiga encima a todos», como ya algunos han insinuado.

Y estamos hablando de iglesias «legales». ¿Qué podemos esperar para las clasificadas como ilegales?

Repaso a las «Treinta preguntas sobre libertad religiosa en Cuba»: 16. ¿Por qué arremete contra la agrupación de pastores e iglesias al oriente de Cuba conocida como Pastores por el Cambio a quienes impidió en 2012 la entrega de donativos a los afectados en Santiago de Cuba por el huracán Sandy?

En pleno Zócalo con un predicador que pregonaba libremente su mensaje

En pleno Zócalo con un predicador que pregonaba libremente su mensaje

Como parte de la victoria obtenida el 14 de enero de 2013 cuando el régimen en Cuba se vio obligado a abolir el permiso de salida al exterior que él mismo otorgaba o negaba a sus ciudadanos, conocida popularmente como “carta blanca”, en viaje a México DF. pude palpar evidencias de libertad religiosa que sin dudas constituyen frutos de un largo bregar de la sociedad mexicana, a quien en su conjunto todavía falta mucho por alcanzar. Un ejemplo de ello fue la libre presencia de un team de predicadores nada menos que en la emblemática Plaza de la Constitución, el Zócalo, contigua a la Catedral, que con sus bocinas pregonaban su mensaje sin que nadie les molestase. Por contraste de asociaciones recordé inmediatamente a los Pastores por el Cambio, plataforma fundada el 10 de abril de 2012 en la ciudad de Bayamo, en la oriental provincia de  Granma, Cuba, como consecuencia precisamente de la oposición violenta de la policía política al activismo cívico de varios pastores especialmente expresado en atreverse a pregonar su prédica en las calles.

Un excelente artículo de Julio Aleaga Pesant aparecido originalmente en Cubanet: http://bit.ly/1vNFlNl daba a conocer a los medios en su mismo año de fundación a los Pastores por el Cambio. Luego de eso la noticia fue el robo por parte de la policía y de la Seguridad del Estado de una tonelada de ayuda humanitaria que esta organización había logrado recaudar para trasladar como ayuda humanitaria a familias de Santiago de Cuba tras el paso devastador del huracán Sandy. El accionar de este movimiento in crescendo obligó nada menos que a la propia Caridad Diego Bello, Jefa de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, a trasladarse hasta Bayamo no solo para impartir instrucciones como autoridad política a cuadros del Partido o a policías, sino inclusive -lo cual resulta en extremo vergonzoso- a “iglesias cristianas” de la ciudad, miembros del Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), para aunar su apoyo en el combate a esta amenaza que les suponían los Pastores por el Cambio.

Pastores por el cambio hostigados en Cuba por intentar hacer lo mismo que el predicador en el Zòcalo

Pastores por el cambio hostigados en Cuba por intentar hacer lo mismo que el predicador en el Zócalo

Teniendo en cuenta la represión extrema orientada desde la más alta cúpula del régimen en La Habana contra tan atrevida plataforma religiosa su caso fue incluido de manera especial ocupando la pregunta dieciséis de un total de treinta que cuestionan las supuestas libertades religiosas en Cuba y que fueron lanzadas en septiembre de 2013: http://bit.ly/1z5iFsb durante viaje que realizamos a Washington invitados por Solidaridad Cristiana Mundial (CSW). Guiados por esta pregunta, la extrema represión contra los Pastores por el Cambio y el efecto que esto ha ocasionado sobre ello ha sido objeto de discusión en conversatorios convocados por el Instituto Patmos.

Pastores por el Cambio y los alimentos que les incautaron

Pastores por el Cambio y los alimentos que les incautaron

Evidentemente la agrupación Pastores por el Cambio ha sentido los efectos de la persecución lanzada en su contra. Expresión de ello es que la mayor parte de sus líderes originales ya no se encuentra en Cuba. Lo último que públicamente supimos de ellos fue una nota publicada en el blog Religión en Revolución: http://bit.ly/1F2en9C con fecha 26 de julio de 2014.  Previo a esto había tenido lugar una  lamentable discusión mediática en la que su liderazgo se enfrentaba contra sí mismo, situación en extremo parecida a la que ahora enfrenta la agrupación femenina conocida como Damas de Blanco, movimiento que acapara nuestra pregunta catorce de las referidas treinta. Al igual que corresponde ahora a las Damas de Blanco, los Pastores por el Cambio tienen el reto de levantarse cual Ave Fénix sobre las cenizas a las cuales el régimen ha pretendido reducirles. Pero no se equivoque la cúpula del poder político en Cuba ni se apresure a celebrarlo. Una nueva etapa, superior, y más efectiva, puede sobrevenir, luego de tanta adversidad, tanto para Pastores por el Cambio como para las Damas de Blanco. ¡Así sea, y que, como en México, seamos capaces de escalar las escarpadas cimas de la libertad religiosa!

Las ‘cabañuelas’ para la libertad religiosa

Agradezco nuevamente a 14yMedio, esta vez por: http://goo.gl/8WDHyT 

Actividad infantil en la iglesia

Actividad infantil en la iglesia

Los campesinos cubanos tienen una tradición que realizan cada inicio de año. Observan los doce primeros días de enero y completan la observación -en conteo regresivo- con las siguientes doce jornadas hasta llegar al día 24. Son de la idea que lo sucedido en el ámbito natural en esas fechas puede arrojar una perspectiva de cómo será el año.
Si durante el tercer día llueve, eso significa para los hombres del campo que en el tercer mes ocurrirá lo mismo. De esta forma llegan a la idea de si el año será pluvioso o seco, si habrá huracanes, mucho calor o se sentirá frío en el escaso invierno. Las tradiciones campesinas denominan a estos días que consideran preámbulos de los meses del año cabañuelas.
Para quienes formamos parte de la esfera religiosa en Cuba, el año anterior culminó con nuevas perspectivas respecto a las relaciones con nuestros homólogos en Estados Unidos. Tras el anuncio del presidente Barack Obama el pasado 17 de diciembre <http://www.14ymedio.com/internacional/Alan-Gross_0_1690030987.html>, no han sido pocos los ciudadanos de ese país que se han interesado en cómo pueden ayudarnos de manera más efectiva, dadas las oportunidades que se abren.
El nuevo escenario resulta positivo para las iglesias en la Isla que nunca dejaron de mantener relaciones de hermandad con sus similares en el país del norte, a pesar de todos aquellos que durante años se interpusieron y obstaculizaron esos vínculos.
Sin embargo, nada se gana si las perspectivas se alimentan solo de la parte positiva, obviando realidades presentes en el panorama. Si se hiciera así, solo se caería en lecturas demasiado ilusorias y en extremo cargadas de subjetividad. No hay que dudar de los buenos deseos del mundo entero, de las iglesias norteamericanas y hasta del presidente Barack Obama, pero ¿con qué obstáculos tropezarán en Cuba esos buenos deseos?
En nuestro país hay grandes impedimentos que limitan el intercambio en el área religiosa y que forman parte de lo que muchos denominamos “el bloqueo interno”. Para que las políticas recién anunciadas tengan el efecto ansiado, al menos los siguientes cambios tendrán que ocurrir en el ámbito nacional:
La Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba debe desaparecer. Es inadmisible que una oficina enclavada en una organización de ideología atea, que es además el único partido legalmente reconocido, pretenda dirimir todo lo relacionado con la religión en un país.
El Registro de Asociaciones del Ministerio de Justicia de Cuba deberá actuar con total independencia y no bajo presiones, como ocurre ahora, provenientes principalmente de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos. Para comenzar deberá acceder a la legalización de decenas de grupos religiosos que desde hace años aspiran a ello.
Se debe crear una Ley de Culto aprobada por todo el pueblo y cuya letra defienda las libertades religiosas. A pesar de su imperiosa necesidad hasta el momento brilla por su ausencia.
Debe terminar el monopolio y privilegios que la referida Oficina otorga al Consejo de Iglesias de Cuba (CIC) y que no aglutina, como se pretendía, a la mayoría de las instituciones religiosas del país.
Al menos en la arena religiosa cubana estos cuatro obstáculos, inamovibles hasta el momento, deberán transformarse a fin de que las libertades religiosas sean auténticas. De esa manera toda la ayuda que el mundo desea ofrecer, fluirá libremente y sin el arbitrio de un Estado que hasta el presente pretende ejercer el control total. Por cierto, el mismo Estado que, con manuales estalinistas en mano, un día pretendió destruirnos.
A pesar de los buenos deseos de un mundo que se abre a Cuba, el panorama religioso no inicia nada bien para nuestro país
Por todo esto, mi lectura de las cabañuelas para la libertad religiosa está marcada por lo que he visto en las dos comunidades en las que sirvo como pastor. La Iglesia Bautista Eben Ezer del poblado Taguayabón, por ejemplo, necesita imperiosamente reparar el techo del templo que data de 1939. Iglesias hermanas en Estados Unidos han provisto parte del dinero que requiere el proyecto de reconstrucción, pero sin un permiso del Registro de Asociaciones no es posible legalmente acometer la obra. En noviembre pasado se cumplió un año desde que hicimos la solicitud de dicho permiso. Sin embargo, la respuesta brilla por su ausencia.
De otra parte, la Iglesia Bautista Resurrección, en la comunidad rural de Rosalía, celebró a principios de este año el Día de Reyes o Epifanía. Dado que el 6 de enero era laborable, decidieron celebrarlo el fin de semana y lo anunciaron a los habitantes del lugar. El Partido Comunista en Camajuaní y Taguayabón ordenó contrarrestar nuestras celebraciones. Con tal objetivo se destinaron cuantiosos fondos para que instituciones culturales y gastronómicas realizasen actividades colaterales, no con el sano deseo de agasajar al pueblo, sino con el insano de hacernos “frente”.
Si me ciño a este panorama y a la lectura de estos hechos concretos, podría vaticinar que a pesar de los buenos deseos de un mundo que se abre a Cuba, el panorama religioso no inicia nada bien para nuestro país, dada la tozudez de quienes ocupan el poder político y militar. Sin embargo, cuando veo que a pesar del aparataje policial nuestra celebración de Reyes triunfó en un templo repleto de niños, me regresa el optimismo y creo que tantos buenos deseos llegarán a buen término.

Pregunta 15 de 30: ¿Por qué se amenaza, se castiga y se hostiga a los líderes religiosos que insisten en abrir las puertas de sus templos a cualquier cubano, sin que importe su afiliación política?

Líderes políticos y religiosos entremezclados en la maquinaria represiva en Cuba

Líderes políticos y religiosos entremezclados en la maquinaria represiva en Cuba

Una de las violaciones a la libertad religiosa más vergonzosas en Cuba son las presiones ejercidas por el régimen para que las organizaciones religiosas de cualquier índole, los líderes religiosos y el pueblo creyente en general se sumen a la discriminación que el Estado realiza sobre ciudadanos etiquetados políticamente como ¨contrarrevolucionarios¨. Por ello se formuló precisamente la pregunta quince de un total de treinta preguntas (http://cubanoconfesante.com/?p=733) que presentamos el año pasado en Washington cuestionando las supuestas libertades religiosas en Cuba invitados por Solidaridad Cristiana Mundial (CSW). Lamentablemente esta, como la mayor parte de las demás conserva su entera vigencia.

Muchos pastores evangélicos, entre los que me cuento, hemos sido citados ante oficiales de la ¨Seguridad del Estado¨, o incluso detenidos arbitrariamente, para ser advertidos, verbalmente, o a través de ¨Actas de Advertencia¨ por relacionarnos con ¨contrarrevolucionarios¨. También son usados métodos diversos que clasifican como coacción mediante los cuales se insinúan premios o castigos con el objetivo de que ciudadanos cubanos sean segregados religiosamente. Un régimen acostumbrado por más de cincuenta años a determinar sobre cada asunto de la nación no quiere dejar de hacerlo en la importante arena religiosa.

Lamentablemente algunas organizaciones religiosas, líderes religiosos o creyentes individualmente, caen en la trampa, y contrario a los postulados éticos y teológicos que debieran sustentar, en la práctica se convierten en otra rueda dentada de la maquinaria represiva que todavía continúa existiendo en Cuba. Por el contrario, cuando grupos, líderes y creyentes, hacen suyo el adagio martiano ¨con todos y para el bien de todos¨  y lo hacen valer, no solo incluyendo, sino incluso defendiendo a quienes se les pisotean los derechos elementales, pasan a ser ellos mismos objetos de persecución o discriminación.

La realidad anterior demuestra que al menos en el área religiosa el régimen cubano continúa siendo marxista al clasificar a la religión como ¨el opio de los pueblos¨. La única diferencia en esta larga pesadilla que se acerca a los sesenta años es que en una primera etapa, cuando se formaba parte del bloque socialista, pretendieron destruirla. Hoy que necesitan del favor del mundo para mantenerse en el poder, pretenden utilizarla y manipularla. Pero la historia de las religiones en la humanidad demuestra que esta segunda fase más sutil siempre ha resultado más lesiva para cualquier corpus religioso. El martirio es preferible a la herejía. ¡Dios nos ayude a mantenernos firmes para no ser marcados por los anticristos que no permiten ni comprar ni vender cuando se les va en contra! ¡Y hay muchas maneras de marcarse!

Pregunta 12 de 30: ¿Por qué no devuelve al Registro de Asociaciones del Ministerio de Justicia a grupos religiosos a los que declaró ilegal, como el notorio caso de los Testigos de Jehová?

Volumen Anónimo de 274 paginas publicado en mayo de 1977 por la editora cultura Popular y distribuido masivamente en Cuba atacando a los Testigos de Jehová

Volumen Anónimo de 274 paginas publicado en mayo de 1977 por la editora cultura Popular y distribuido masivamente en Cuba atacando a los Testigos de Jehová

 A

Libelo del Comité Central del Partido Comunista de Cuba de mayo de 1974 declarando la proscripcion todavia no levantada a los Testigos de Jehova

Libelo del Comité Central del Partido Comunista de Cuba de mayo de 1974 declarando la proscripcion todavia no levantada a los Testigos de Jehova

A Marcos Pareja, Testigo de Jehová cubano que murió en prisión por falta de la debida atención médica y a su madre Ofelia, también en aquel momento prisionera y que hoy anciana vive como refugiada en Naples, Florida. Algún día tendremos un Anuario de la Watch Tower dedicado a Cuba donde historias como estas salgan a la luz.

Treinta preguntas (http://cubanoconfesante.com/?p=733) que presentamos el año pasado en Washington cuestionando las supuestas libertades religiosas en Cuba invitados por Solidaridad Cristiana Mundial (CSW) ponen de ejemplo en la número doce la intransigencia del régimen en Cuba en el caso específico del grupo religioso conocido como los ¨Testigos de Jehová¨.

Este año la Watch Tower Bible and Tract Society de Pensilvania puso en circulación a nivel mundial su libro “El Reino de Dios ya está gobernando”, a propósito de que según las creencias de los Testigos de Jehová se ha conmemorado el centenario de la entronización de Cristo en los cielos. Cuba, aunque no se le mencione ni una vez en tal volumen, no ha sido la excepción en la divulgación de este libro que realiza un balance del innegable crecimiento de esta organización durante todo un siglo a nivel global. He leído la monografía y no he podido evadir la tentación de preguntarme cómo se sentirá cualquier Testigo de Jehová cubano que lea acerca de cómo sus hermanos en el mundo utilizan métodos innovadores para realizar su labor proselitista que están vedados para ellos tales como: artículos en periódicos, marchas con pancartas, presentaciones audiovisuales, gramófonos, la radio e incluso internet. Trataba de ponerme en el lugar de estos creyentes que ni siquiera poseen la simple libertad de identificar los exteriores de sus locales ilegales con los nombres de “Salón del Reino” o “Salón de Asamblea”.

El sumun de mi meditación tuvo lugar al llegar al capítulo 13: “Los mensajeros del Reino acuden a los tribunales” y al 14 dedicado por completo a su lucha por sus libertades religiosas en el mundo. Cómo reaccionarán mis paisanos Testigos de Jehová cuando lean que sus hermanos alrededor del mundo no se quedan de brazos cruzados ante las violaciones o amenazas a sus prácticas. En reiterados casos se narra la apelación de esta organización al Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Respecto a Rusia por ejemplo se relata cómo se acudió a tal instancia en 2001 y en 2004 para lograr en 2010 el dictado en su favor y la condena a la proscripción de la que eran objeto según se dictaminó por motivo de intolerancia religiosa, si bien el fallo del Tribunal Europeo no ha sido acatado por diversas autoridades rusas. En Francia ante violaciones que tuvieron lugar protestaron enérgicamente y terminaron llevando el caso también al Tribunal Europeo de Derechos Humanos en 2005 para conseguir fallo definitivo en su favor el 30 de junio de 2011 en el cual se afirma que el derecho a la libertad religiosa debe impedir que el Estado determine la legitimidad de las creencias religiosas o la forma de expresarlas; a diferencia de Rusia el gobierno francés devolvió con intereses los injustos impuestos cobrados a la asociación y se adhirió al cumplimiento de lo dictaminado por el Tribunal.

Los desmanes contra las libertades religiosas cometidos en las décadas del ’60 y el ’70 llegaron a extremos en Cuba contra los miembros o simpatizantes de este particular grupo religioso. Además de los consabidos campos de concentración eufemísticamente denominados “Unidades Militares de Apoyo a la Producción” donde los Testigos sufrieron una de las más altas cuotas, y de las marginaciones de todo tipo, este grupo tiene la exclusividad de haber recibido un ataque mediante la distribución masiva a nivel nacional por parte del Estado de un libro anónimo de 274 páginas, ¨La Verdad sobre la secta Testigos de Jehovᨠpublicado en mayo de 1977 por la editora Cultura Popular que les denigraba sin derecho a réplica. Dos años antes, en 1974, ya el Comité Central del Partido Comunista de Cuba había hecho circular un libelo declarando la proscripción todavía no levantada hoy a los Testigos de Jehová. Quienes aún ocupan el poder político en Cuba son los mismos que con total impunidad cometieron aquellas violaciones, pero no solo no han reconocido ni mucho menos purgado su culpabilidad sino que mantienen la proscripción decretada en 1974, si bien les conceden algunas migajas a modo de premios por su falta de compromisos con la vida política que hoy constituye el modelo ideal que el Estado solicita a todas las agrupaciones religiosas; en este sentido la propia Caridad Diego Bello, Jefa de Atención a los Asuntos Religiosos les pone de ejemplo en algunas de sus encuentros sostenidos, como en el del verano pasado con profesores de la Universidad Central de Las Villas.

Aunque constituyen uno de los casos más notorios los Testigos de Jehová no son el único grupo que en el pasado gozó de los privilegios del reconocimiento del Registro de Asociaciones del Ministerio de Justicia y que luego fue proscrito sin habérsele devuelto hasta el momento su carácter legal. Las iglesias bautistas “Misión Bereana”, llegadas a Cuba desde 1946 fueron sometidas en los ’60 al total despojo de propiedades hasta que en 1976 les retiraron su carácter legal considerándoles ya totalmente extinguidas como consecuencia de tanta agresión. Pero aunque pasados los años muchos de sus feligreses, que habían estado refugiados en iglesias con las que fue más difícil acabar, se reagruparon bajo la dirección de su líder Daniel Josué Pérez Naranjo, hijo de uno de los fundadores, solicitaron la renovación de su legalidad en la lista del Registro en los ‘90 solo recibieron como respuesta la segunda oleada de expropiaciones y desalojos en el 2000, ocho años después del vitoreado cambio constitucional que declaraba que el Estado dejaba de ser confesionalmente ateo y se proclamaba laico para confirmar que el tal estado laico solo existe en la letra constitucional pero realmente se le niega con la práctica. En junio de 2014 la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos ratificó la negativa a devolverles a la lista y añadido a ello se les amenazó con nuevos desalojos si continuaban empecinados en sus reuniones ilícitas.

En un contexto así resulta bochornoso que ciertos líderes religiosos, ignorando los hechos y desdeñando el derecho que poseen otros aun cuando profesen credos diferentes, se presten para auxiliar a un régimen a todas luces violador de las libertades, como sucede reiteradamente con representantes del Servicio Mundial de Iglesias y el Consejo de Iglesias de Cuba quienes no se hacen ningún favor con un comportamiento tan servil del cual Dios y la Historia toman nota.

Estados Unidos recibe a otro peregrino

Este 31 de julio arribó a Miami desde Cuba, acogido en USA como refugiado, el Rev. Homero Carbonell. Luego de entregar una vida entera al servicio de Dios sale definitivamente de la isla con la tranquilidad en su conciencia cristiana de hacer siempre lo que consideró era la voluntad de Dios para su vida y en bien de las comunidades donde sirvió. Su ministerio, sin compromiso político con el régimen, siempre fue una espina para un sistema que pretende dominarlo todo, incluyendo la religión que intentó primero en vano destruir. Viene con la satisfacción de que a él nunca pudieron controlarlo. De nada sirvieron las presiones para que discriminase a los disidentes políticos, como lamentablemente han conseguido con otros ¨pastores¨, ni para que dijera lo que ellos querían que dijese, o para que al menos callase lo que debía decir en diversas circunstancias o realidades. Pero viene también como muestra de que Cuba sigue siendo un país donde la libertad religiosa es violada, y que no solo él, sino su familia, aún los nietos, sufrían las consecuencias de hacer lo que debían.

Fueron más de cincuenta años pastoreando iglesias en Cuba sin dejarse quebrantar jamás por quienes trabajaron con ahínco para ello. Las estocadas vinieron desde todas las direcciones, pero para este hombre de Dios las que más duelen, según me ha confesado varias veces, son las que vienen desde dentro del propio pueblo de Cristo. Desde afuera nunca llegaremos probablemente a saber cuántas astucias emplearon en su contra. Se debe reconocer que tuvieron éxito relativo por el hecho de que a pesar de que este hombre de Dios varias veces estuvo a punto de ser electo para la presidencia de la Asociación Convención Bautista de Cuba Occidental nunca llegó a ocuparla. Pero para esta obra evangélica, así como para todas las presentes en Cuba, constituye un secreto a voces que el régimen emplea todo tipo de artimañas para penetrar e incidir en toma de decisiones y que constantemente entrena a espías que envía en una verdadera invasión a nuestras iglesias. De lo que podemos estar seguros es que para que Homero Carbonell haya llegado al final de su carrera como líder religioso en Cuba Dios tiene que haber intervenido muchas veces directamente en su favor. Como aquella ocasión cuando su chofer descubrió por puro milagro las tuercas en las ruedas del auto prácticamente superpuestas en evidente accidente fabricado. Pero de este tipo de anécdotas Homero podría escribir un extenso libro al que ojalá ahora pueda dedicarse.

Como si el trabajo pastoral que desempeñó en varias iglesias fuese poco Homero nos deja una importante herencia: el Seminario Teológico Bautista ¨Luis Manuel González Peña¨ de Santa Clara del cual fue fundador y que rectoró hasta su salida. La cuenta en divisas de la Iglesia Bautista ¨La Trinidad¨ de Santa Clara congelada durante años fue la sanción política proveniente de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba para mostrar su inconformidad con el Seminario, con su Rector y con algunos de los que en el servimos como profesores. Pero ahí está dejando graduados a trescientos treinta y tres estudiantes que de alguna u otra manera multiplican a líderes como Homero en Cuba e incluso en otros sitios del planeta. Homero se nos marcha de Cuba y nos deja a muchos el corazón oprimido porque le vamos a extrañar. Pero nos deja también el reto de cumplir nuestro ministerio como lo hizo él. A pesar del desgaste propio de su edad y de todo el estrés del que fue víctima en Cuba lo que más me impacta es que no se marcha cansado sino con su mente llena  de sueños y proyectos que anhela iniciar en el país que le acoge. Ojalá seamos capaces de imitar a este líder que, como decimos en Cuba, ¨nos dejó el techo alto¨.  Que el Señor le bendiga y conceda una vejez tranquila luego de tantas batallas muestras de este afán de Dios de que aún en los tiempos más oscuros no falten los profetas en Cuba. ¡Gracias USA por recibir a otro pilgrim!

El pasado 19 de junio en la 11 graduación del Seminario que fundó y rectoró en Santa Clara

El pasado 19 de junio en la 11 graduación del Seminario que fundó y rectoró en Santa Clara

 

11 graduación del Seminario Teológico Bautista ¨Luis Manuel González Peña¨: Pregunta 27 de 30: 27. ¿Por qué el Ministerio de Educación Superior no reconoce a la mayoría de los seminarios bíblicos y teológicos del país, a pesar de estar reconocidos por sus asociaciones, y por qué ni siquiera una de las universidades del país tiene una Facultad de Teología?

poster seminario Este jueves 19 de junio 8pm se realizará la 11 graduación del Seminario Teológico Bautista ¨Luis Manuel González Peña¨ de la Iglesia Bautista ¨La Trinidad¨ de la ciudad de Santa Clara, Cuba. En el horario de la mañana serán discutidas las dos últimas tesis … y en la noche la graduación.

Con los 25 estudiantes que se graduarán serán 333 el total de los graduados por este seminario. Es un honor para mi esposa Yoazxis Marcheco y para mí servir como profesores en este Seminario que el régimen no ve con buenos ojos como demuestra su negativa a reconocerlo como institución, independientemente de que ningún seminario teológico de la isla sea reconocido por el Ministerio de Educación Superior y las facultades de teología brillen por su ausencia en todas las universidades. En 30 preguntas () que llevamos en nuestro viaje a Washington invitados por Solidaridad Cristiana Mundial en septiembre del pasado año la número 27 refleja esta realidad.

Por la existencia de este seminario en particular se mantuvo congelada la cuenta bancaria de 27000 dolares de la iglesia bautista que le fundó y que le acoge. Fue la sanción que la Oficina de Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba impuso pues el actual rector Rev. Homero Carbonell no es bien visto por estas autoridades políticas que además censura nuestra presencia en el profesorado.

Este Seminario coauspició el primer foro del Instituto Patmos el 28 de febrero de 2013 dedicado. Contra viento y marea llega su oncena graduación, para gloria de Dios y para extensión del evangelio del Reino en Cuba.