Recordando mi detención, a un año de la visita del expresidente Barack Obama a Cuba

Este 20 de marzo se conmemora un año de la visita del entonces presidente norteamericano Barack Obama a Cuba. El video que vuelvo a compartir ahora fue parte de mi vivencia personal de entonces. Durante los tres días de esa histórica visita mi lugar fue la sucia celda No.19 en la Unidad Provincial de Investigaciones Criminales de Villa Clara donde fui el prisionero 380. No fue mi primera detención, ni tampoco fue la última. Antes de liberarme, un oficial de la Seguridad del Estado, custodiado de dos fornidos militares con caras de pocos amigos me advirtió en serio que ¨me iban a ir con todo¨. Aunque no me explicaron que querían decir con esa frase, fue fácil comprenderlo. A buen entendedor pocas palabras bastan. Y especialmente conociendo su historial de casi seis décadas de terror en el poder.

En todo este año sobran los ejemplos de lo que me anunciaban. El Dr. Eduardo Cardet, coordinador en Cuba del Movimiento Cristiano Liberación, lleva más de tres meses preso y en espera del veredicto de una vista injusta cuya petición fiscal fue de tres años de privación de libertad, con su esposa e hijos inmersos en una verdadera pesadilla. Las Damas de Blanco, y sus familiares, tienen  centenares de historias que contar, cuál de ellas más terrible.  Karina Gálvez, del Centro de Estudios Convivencia, sigue con su vivienda ocupada y en espera de juicio, mientras muchos de sus colegas, incluyendo a su líder Dagoberto Valdés cuentan de citaciones constantes y de amenazas como la que me hicieran. El asalto a la sede de Cubalex y la prisión desde entonces del abogado Julio Ferrer. La Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) lleva la cuenta de alrededor de cincuenta de estos asaltos a viviendas de sus activistas y algunos de ellos, como mis amigos Arcelio Rafael Molina (Chely), o Hamell Santiago Más Hernández, ya no están porque murieron ya fuera por acción directa o indirecta del régimen… por supuesto, hay mucho más.

Yo no puedo contar lo mismo pues apenas cuatro meses después puse a salvo a mi familia lejos de esa pesadilla. Lamento por aquellos que aman las historias demártires que tal vez no me incluyan en la lista, lo cual constituiría un privilegio demasiado grande para mí. Aunque tampoco me siento confiado conociendo también lo que estos regímenes son capaces de hacer a larga distancia, como hace apenas unos días demostró Corea del Norte, aliado de La Habana. Mientras, intento seguir una lucha en la que creo que puedo hacer más vivo y suelto, que muerto o preso. Pero sufriendo, como muchos otros cubanos, vivir físicamente lejos de mi tierra. Que no deja de ser también otra forma de castigo, de prisión o de muerte.

Les dejo con el video tomado entonces por mi esposa Yoaxis, acompañada de mi pequeña hija Rachel, que son quienes merecen los honores:

https://youtu.be/4yd8Cu3DNSg

En #Cuba también inicia hoy: SEMANA DE ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS

Iglesia Presbiteriana, Calle Salud #222/Campanario y Lealtad, Centro Habana; en la que tiene lugar la apertura de la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos este 18 de enero

Este 18 de enero da inicio para muchas de las iglesias cristianas en el hemisferio norte la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, que se extiende hasta el 25, este año dedicado a los 500 años de La Reforma. Esta tradicional semana de oración se celebra en el mundo desde 1908 cuando estas jornadas fueron propuestas por Paul Watson para cubrir el periodo entre la fiesta de San Pedro y la de San Pablo, que tienen un hondo significado. En el hemisferio sur donde el mes de enero es tiempo de vacaciones de verano, las Iglesias frecuentemente adoptan otras fechas para celebrar la Semana de Oración, por ejemplo en torno a Pentecostés, que representa también otra fecha significativa para la unidad de la Iglesia.

Durante estos ocho días iglesias de diferentes confesiones de fe se visitarán, intercambiarán programas y pulpitos, y orarán las unas por las otras, sin importar sus diferencias. También meditarán en el Octavario que contiene propuestas de lecturas bíblicas para esos ocho días, con los siguientes énfasis:

El texto 2 Co 5,14-20 da forma a las reflexiones de los ocho días, que desarrollan algunas de las enseñanzas teológicas de los diferentes versículos, como sigue:

Día 1: Uno murió por todos

Día 2: Ya no vivan más para sí mismos

Día 3: A nadie valoramos con criterios humanos

Día 4: Lo viejo ha pasado

Día 5: Una nueva realidad está presente

Día 6: Dios nos ha reconciliado con él

Día 7: El ministerio de la reconciliación

Día 8: Reconciliados con Dios

.Cuba no es la excepción. En el minuto en que este post se publica tiene lugar precisamente una celebración especial de apertura en la  Iglesia Presbiteriana, Calle Salud #222/Campanario y Lealtad, Centro Habana en la que el predicador será el Arzobispo de la Habana Mons. Juan García.

Por supuesto, representado por uno de nuestros coordinadores nacionales, el joven bautista Félix Yuniel Llerena López, allí está presente el Instituto Patmos, uno de cuyos principales propósitos es incentivar el diálogo interreligioso, y que este año en Cuba conmemora con diversas actividades el año 500 de la Reforma (desde el pasado 30 de octubre, en vísperas del 499 Aniversario cuando su tercera edición del Premio Patmos fuera entregado al Dr. Oscar Elias Biscet).

Puesto que las Iglesias y las comunidades cristianas pueden igualmente incorporar a sus propias celebraciones oraciones y textos de la Semana de Oración el Instituto Patmos hace suya las siguientes oraciones especiales:

  • por el laico católico el Dr. Eduardo Cardet, líder en Cuba del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), quien lleva más de un mes detenido y en espera de juicio al Oriente de Cuba.
  • por el hermano Centro de Estudios Convivencia que desde hace meses es objeto especial de acoso por parte de las autoridades políticas, y cuya sede, la casa de la economista Karina Gálvez (quien estuvo detenida durante seis días y ahora se encuentra liberada en espera de juicio y bajo fianza), se encuentra ocupada desde hace una semana en la provincia más occidental, en Pinar del Río.
  • por iglesias del Mover Apostólico cuyos templos fueron demolidos el pasado año en diferentes lugares de la isla
  • por las iglesias bautistas de la Misión Bereana proscritas desde 1976 y objetos de confiscaciones y demoliciones constantes hasta el día de hoy
  • por el movimiento femenino de las Damas de Blanco cuyas mujeres violentamente son impedidas de llegar a las iglesias aunque solo asistan armadas de un gladiolo
  • por la liberación de todos los presos políticos y de conciencia en Cuba y en el mundo, de los cuales resulta hoy un símbolo el joven grafítero Danilo Maldonado, conocido como ¨El Sexto¨.
  • por los miles de cubanos varados en diversos lugares del mundo y en deplorable situación humanitaria intentando escapar de la isla

Esperamos que durante estos ocho días los creyentes podamos orar unos por los otros, pero también incluso por nuestro pueblo no creyente que espera posiciones y actitudes acordes con el Jesús que decimos representar. Quiera Dios que las oraciones propuestas por el Instituto Patmos puedan ser adoptadas por muchas comunidades de fe también alrededor del mundo.

Dos años sin Harold y sin Payá: Sigue resonando nuestra pregunta 28 de 30. ¿Por qué si afirma que las extrañas muertes de creyentes como Juan Wilfredo Soto García, Laura Pollán y Oswaldo Payá Sardiñas no constituyen ejecuciones extrajudiciales, como muchos afirman, se niega a permitir investigaciones imparciales que han sido solicitadas y que sólo confirmarían su inocencia?

Este 22 de julio Dios me dio la oportunidad de estar con Ofelia, Oswaldo José, Reinaldo y Rosa María. Les acompañé primero en el Salón Varela en el estreno de dos documentales, uno por cada mártir, Oswaldo y Harold; y luego en el servicio religioso según la tradición de fe que ellos profesan sin importar sus diferencias con la mía. Desde aquel otro 22 de julio de hace dos años de cierta manera cada minuto estoy con ellos. Oswaldo era importante para mí desde hace muchos años. Me retaban sus convicciones que leía o escuchaba por la radio desde foráneas emisoras. Me retaba su certeza y ejemplo en cuanto a la misión de una iglesia que se diga ser genuina seguidora de Jesús. Me retaba su Movimiento Cristiano Liberación del cual también me siento parte. Uno de mis grandes honores siempre será ser uno de los firmantes del Proyecto Varela, y otro similar el no serlo de la ¨reforma¨ a la Constitución que inventaron para enfrentarlo y que declaró ¨irreversible¨ al socialismo en Cuba. Pero no tuve tiempo de conocer a Oswaldo. Creía que la vida nos daría oportunidades. Incluso hasta su deceso no podía concebir una Cuba libre en la que él no estuviera.

Saber que ya no podría conocer físicamente a quien tanto debo espiritualmente fue un golpe muy fuerte que recibí aquella tarde dominical de 2012 que nunca olvidaré. Es una de esas escenas que se congelan para siempre en el tiempo y de las cuales puede uno recordar hasta el detalle más mínimo. Lo supe por sms en mi móvil de @yoanisanchez desde La Habana y de @lori759 desde Miami. Me encontraba realizando una visita pastoral a una entrañable amiga llamada Magdalena. Y ella supo conmigo que algo terrible ocurría.

Sin dudarlo dos veces me trasladé de Villa Clara a La Habana para darle el último adiós y conocer a su mejor legado: su familia hermosa. En el número 16 de la revista Voces preparada a corazón abierto por Orlando Luis Pardo narré mis impresiones en un artículo que titulé: ¨Mi encuentro con Payá¨. En el primer aniversario de su muerte sentí la necesidad de estar entre quienes llegamos a la Necrópolis de Colón para rendirle homenaje. No ceso de escribir en mis post o tuits desde mi certeza, cada vez más fortalecida por la negativa misma del régimen a realizar la investigación imparcial, de que fue otro de sus crímenes, esta vez doble pues también aprovecharon para dejarnos sin Harold, en la flor misma de su vida. La pregunta veintiocho de un total de treinta () que con apoyo de Solidaridad Cristiana Mundial @yoaxism y yo divulgamos el año pasado incluye este caso preguntando por qué el sospechoso de asesinato, quien por lógica debiera ser el más interesado si convencido estuviese de inocencia, se niega rotundamente a investigaciones imparciales.

La homilía que el P. Juan Rumín Domínguez proclamó en el homenaje me hizo sentir pequeño y me demostró que para ser profeta de Dios no importa si se lleva sotana, túnica o corbata. Basta si se le deja al Espíritu Santo que hable, y que hable claro, como lo hizo con este hombre de Dios que no dio vueltas ni utilizó palabras suaves para llamar al pecado por su nombre. En casa de mi amiga Magdalena supe la noticia y en María Magdalena, testigo de la resurrección de Cristo, se basó precisamente el sermón de Rumín. En medio de esta miseria transitoria Dios se las ingenia para enviarnos mensajes como estos de las Magdalenas, a veces oídos y las más veces desoídos, pero que nos confirman muy a lo Payá y aún en medio de las noches más oscuras: ¨que las tinieblas van pasando y la luz verdadera ya alumbra¨.

Mi foto con dos candiles y el signo de la Libertad de #Cuba por la que  @OswaldoPaya y Harold entregaron sus vidas

Mi foto con dos candiles y el signo de la Libertad de #Cuba por la que @OswaldoPaya y Harold entregaron sus vidas

Antes de viajar a USA fui a orar con @DOmnibus junto a la tumba de Harold Cepero en #Chambas #Cuba.

Antes de viajar a USA fui a orar con @DOmnibus junto a la tumba de Harold Cepero en #Chambas #Cuba.

Repaso a las Treinta Preguntas sobre Libertad Religiosa en Cuba: 28. ¿Por qué si afirma que las extrañas muertes de creyentes como Juan Wilfredo Soto García, Laura Pollán y Oswaldo Payá Sardiñas no constituyen ejecuciones extrajudiciales, como muchos afirman, se niega a permitir investigaciones imparciales que han sido solicitadas y que sólo confirmarían su inocencia?

Por Mario Félix Lleonart Barroso

Me emocionó conocer que justo ayer

Foto del MCL

Foto del MCL

cuando publiqué mi post acerca de la pregunta cinco de treinta que anarbolamos acerca de la supuesta libertad religiosa en Cuba, la relacionada precisamente con la visita de Benedicto XVI, el Papa Francisco recibía en audiencia privada, en su residencia en Santa Marta, a la familia Payá. Ya sabemos que Juan Pablo II se había encontrado con Oswaldo Payá, y que en la visita de aquel papa a Cuba en 1998 el líder del Movimiento Cristiano Liberación no fue excluido de la manera como lo fue en el propio año de su muerte, cuando unos meses antes del deceso, Benedicto XVI nos visitara. 

En su intercambio, la viuda Ofelia, y los huérfanos Oswaldo José, Rosa María y Reinaldo nos dieron a conocer que al Papa Francisco nada le es ajeno sobre Cuba. Gracias a esta noble familia por sentir la responsabilidad de representar a todas las familias cubanas justo cuando muchas iglesias, como las que pastoreo, entendiendo y sufriendo la crisis de las células de la sociedad, celebran la Jornada del Hogar, entre el segundo domingo de mayo, Día de las Madres, y el tercero de junio, Día de los Padres. Le contaron sobre el atentado a Oswaldo Payá y a Harold Cepero, pero palparon que él estaba al tanto.

¿Tendrá este importante encuentro repercusiones en la Iglesia Cubana? Internacionalmente, como sucede también respecto a la petición de liberación a Sonia Garro y a su esposo Ramón Alejandro Muñoz, la solidaridad crece. En el ámbito teológico ha sido noticia que personalidades como Desmond Tutu se han sumado a la petición de una investigación imparcial sobre las muertes en extrañas circunstancias de Harold y Oswaldo. Pero, ¿dentro de Cuba qué vamos a hacer?

Ojalá las repercusiones hacia dentro de la isla se hagan sentir pronto, de momento, me complace anunciar que el Instituto Patmos del Libro y el Saber Cristianos, del cual soy coordinador, inspirado en el gesto de Francisco al recibir a la familia Payá, da a conocer una carta abierta dirigida al General Raúl Castro y sus acólitos donde, desde dentro de Cuba, solicita también la investigación imparcial para este caso. La carta abierta, fruto de la redacción colectiva de varios religiosos, protestantes y católicos, colaboradores en este Instituto, todavía sin sede física, pero que se desenvuelve de manera especial en el centro de la isla, aunque ya sostiene contactos de oriente a occidente, se concretó hace apenas dos semanas y recaba firmas de profesantes pertenecientes a cualquier afiliación religiosa.

No cejaremos hasta conocer a fondo que sucedió aquel fatídico domingo con las vidas de nuestros hermanos Harold y Oswaldo. Gracias Francisco. Ahora también sabemos que contamos con usted y alienta saberlo.