Putin, los Papas y la Luna

lunas

Lo último que pensé ver en la TV de un cuarto de hotel en Praga, durante mi estancia por la 19 edición del Forum 2000, fue el rostro del canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla, o el del servil agente de la seguridad cubana Raúl Capote, pero así fue, gracias al canal de televisión en español Rusia Today Actualidad (RTActualidad) que se encargaba de hacérmelos aparecer allí como fantasmas que me perseguían hasta en la libre Europa.

Sigue leyendo

¿Quo vadis Francisco?

Quo Vadis FranciscoQuienes vivimos la ola represiva que tuvo lugar en Cuba en 2012 durante la visita de Benedicto XVI nunca recibimos una respuesta del Vaticano, a pesar de habérselo informado. El Sacerdote José Conrado, que es una excepción dentro de la Iglesia Católica de Cuba, como en su momento lo fuera el Padre Bartolomé de las Casas, se reunió entonces con muchos de nosotros el 29 de marzo de 2012 en casa de Ismael de Diego para intercambiar experiencias de lo ocurrido durante la visita papal a Cuba, esa ola represiva policial se llamó operación “voto de silencio”.

Sigue leyendo

Continúan ajustes de cuentas a masones, y se inicia ola represiva por visita del Papa Francisco : Preguntas 5 y 24 de 30.

La pasada mañana en Praga, aprovechando mi participación en Forum 2000, al despertar y prender la TV en RTActualidad y ver a Raúl Capote, uno de los agentes de la Seguridad del Estado “quemados” por sus amos hace algún tiempo, ofreciendo declaraciones para justificar la ola represiva que ya se ha desatado en Cuba contra activistas pro-Democracia previa visita del Papa Francisco, recordé por asociación a otro de ellos, José Manuel Coyera Vento, el agente Gerardo, que revelado también, en aquella nauseabunda serie, “Las Razones de Cuba”, pisoteaba la masonería cubana al revelarse que siendo nada menos que el Gran Maestro de dicha institución, para quien realmente trabajaba era para el régimen cubano.

Sigue leyendo

CARTA DE ESPACIO ABIERTO AL PAPA FRANCISCO

 

Participantes en Espacio Abierto y firmantes de la carta al Papa Francisco

Participantes en Espacio Abierto y firmantes de la carta al Papa Francisco

                                                                                       La Habana, Cuba, 16 de julio de 2015

 A SU SANTIDAD EL PAPA FRANCISCO

CIUDAD DEL VATICANO

 Santidad:

 Los abajo firmantes formamos parte de un foro incluyente y democrático que hemos llamado Espacio Abierto de la Sociedad Civil Cubana. Como indica su nombre, desde hace tres años nos hemos convocado y nos hemos encontrado para edificar la unidad en la diversidad mediante la búsqueda de consensos mínimos que respondan a las necesidades de nuestro pueblo.

Espacio Abierto de la Sociedad Civil Cubana está proponiendo la Convocatoria para la instalación de un Diálogo Nacional en el que también participen las autoridades cubanas y representantes de la sociedad civil. Solicitamos a su Santidad que pudiera servir de facilitador y garante en este Diálogo.

Deseamos reconocer sus buenos oficios en las conversaciones entre las autoridades de Cuba y los Estados Unidos y expresarle nuestro deseo de que ese oficio de mediador pueda realizarse también entre la sociedad civil y los mandatarios cubanos.

Santo Padre: Sería un alto honor, y una oportunidad única, que Su Santidad pudiera recibir a una representación de la Sociedad Civil Cubana, como ha ocurrido en su reciente viaje apostólico por América Latina, en una audiencia privada dentro de la apretada agenda de su próxima y esperada visita a Cuba. Este gesto simbólico podría significar la inclusión de todos los cubanos, especialmente de aquellos que somos colocados al margen de la sociedad y considerados como ciudadanos de segunda clase por nuestra forma de pensar o de proponer alternativas pacíficas, no violentas.

Santidad:

Mientras le deseamos mucha salud y fuerza interior, hacemos votos para que su visita a Cuba contribuya al reconocimiento de todos los derechos de la querida nación cubana que vive, trabaja y espera en la Isla y en la Diáspora.

 Cordialmente,

 Participantes en Espacio Abierto de la Sociedad Civil Cubana.

 

Pregunta 21 de 30: ¿Por qué cuando la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos concede su aprobación a las visitas de religiosos desde el extranjero limita tanto el movimiento de los visados exigiéndoles un rígido y extremadamente exclusivo y vigilado itinerario?

Caridad Diego Bello, actual Jefa de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos. Al fondo la foto del ¨dios¨ y la religión cuyos asuntos realmente representa.

Caridad Diego Bello, actual Jefa de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos. Al fondo la foto del ¨dios¨ y la religión cuyos asuntos realmente representa.

En nuestras treinta preguntas formuladas en 2013 referidas a evidentes violaciones a la libertad religiosa en Cuba: http://cubanoconfesante.com/?p=733, la número 21 aborda el problema del otorgamiento de visas religiosas. No resulta simple conseguir este tipo de visa para cualquier hermano en el mundo que desee visitar a Cuba con el fin de participar activamente en cualquier culto. Quienes las soliciten deberán ser los anfitriones en Cuba, generalmente homólogos del invitado dentro de la isla. En todos los casos, deberán cumplirse las condiciones de Caridad Diego Bello, Jefa de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista, y que ella resume muy bien en su frase a los líderes religiosos que se lo solicitan: “Si te portas bien”, lo cual se traduce en, al menos, no rosar ni con el petalo de una rosa al poder político adueñado de todo en la isla y cuyos asuntos son los que ella realmente representa. De quienes no han logrado legalizar su status, o sea, los que no están reconocidos por el Registro de Asociaciones del Ministerio de Justicia ni soñar con invitar a alguien.

Hay casos emblemáticos como el del reconocido evangelista internacional Alberto Motessi a quien ha sido negada cuatro veces este tipo especial de visa, a pesar de que la última vez tomaron común acuerdo para solicitarlo cuatro denominaciones evangélicas con el privilegio de encontrarse legalmente registradas. Pero aquellos que logran conseguir tal permiso especial no deberán apresurarse en cantar victoria. Por el contrario, deberán venir dispuestos a no traspasar las reglas del juego con las que su anfitrión en Cuba ha quedado comprometido con el poder polîtico. Las limitaciones en cuanto al tiempo u espacios a visitar son extremas y serán verificadas a través de diversos mecanismos dispuestos para ello. En el caso de mi denominación, por ejemplo, esto es algo tan sencillo como la advertencia de: “No se le ocurra ni acercarse al pastor fulano de tal”, de lo cual en lo personal podría contar decenas de penosas anecdotas.

De esto ni siquiera escapan las visitas papales, por el contrario. Nadie tiene dudas acerca del papel de la jerarquía católica en colocar barreras al papel que pudo ejercer Benedicto XVI en consonancia a las ansias de libertad de un pueblo esclavo, y que por ende resultó en beneficios al régimen (aquí muchos como yo más bien todavía estamos denunciando, hayando oídos sordos hasta en el Vaticano, la ola represiva desatada entonces), muy diferente al legado de Juan Pablo II. Es la razón por la que poco espera el pueblo, y si mucho el régimen, de la cercana visita del papa Francisco. Resulta obvio que ya todo al respecto está cuadrado entre los poderes político y religioso con sus bochornosos concordatos habituales.

Repaso a las Treinta Preguntas sobre Libertad Religiosa en Cuba: 28. ¿Por qué si afirma que las extrañas muertes de creyentes como Juan Wilfredo Soto García, Laura Pollán y Oswaldo Payá Sardiñas no constituyen ejecuciones extrajudiciales, como muchos afirman, se niega a permitir investigaciones imparciales que han sido solicitadas y que sólo confirmarían su inocencia?

Por Mario Félix Lleonart Barroso

Me emocionó conocer que justo ayer

Foto del MCL

Foto del MCL

cuando publiqué mi post acerca de la pregunta cinco de treinta que anarbolamos acerca de la supuesta libertad religiosa en Cuba, la relacionada precisamente con la visita de Benedicto XVI, el Papa Francisco recibía en audiencia privada, en su residencia en Santa Marta, a la familia Payá. Ya sabemos que Juan Pablo II se había encontrado con Oswaldo Payá, y que en la visita de aquel papa a Cuba en 1998 el líder del Movimiento Cristiano Liberación no fue excluido de la manera como lo fue en el propio año de su muerte, cuando unos meses antes del deceso, Benedicto XVI nos visitara. 

En su intercambio, la viuda Ofelia, y los huérfanos Oswaldo José, Rosa María y Reinaldo nos dieron a conocer que al Papa Francisco nada le es ajeno sobre Cuba. Gracias a esta noble familia por sentir la responsabilidad de representar a todas las familias cubanas justo cuando muchas iglesias, como las que pastoreo, entendiendo y sufriendo la crisis de las células de la sociedad, celebran la Jornada del Hogar, entre el segundo domingo de mayo, Día de las Madres, y el tercero de junio, Día de los Padres. Le contaron sobre el atentado a Oswaldo Payá y a Harold Cepero, pero palparon que él estaba al tanto.

¿Tendrá este importante encuentro repercusiones en la Iglesia Cubana? Internacionalmente, como sucede también respecto a la petición de liberación a Sonia Garro y a su esposo Ramón Alejandro Muñoz, la solidaridad crece. En el ámbito teológico ha sido noticia que personalidades como Desmond Tutu se han sumado a la petición de una investigación imparcial sobre las muertes en extrañas circunstancias de Harold y Oswaldo. Pero, ¿dentro de Cuba qué vamos a hacer?

Ojalá las repercusiones hacia dentro de la isla se hagan sentir pronto, de momento, me complace anunciar que el Instituto Patmos del Libro y el Saber Cristianos, del cual soy coordinador, inspirado en el gesto de Francisco al recibir a la familia Payá, da a conocer una carta abierta dirigida al General Raúl Castro y sus acólitos donde, desde dentro de Cuba, solicita también la investigación imparcial para este caso. La carta abierta, fruto de la redacción colectiva de varios religiosos, protestantes y católicos, colaboradores en este Instituto, todavía sin sede física, pero que se desenvuelve de manera especial en el centro de la isla, aunque ya sostiene contactos de oriente a occidente, se concretó hace apenas dos semanas y recaba firmas de profesantes pertenecientes a cualquier afiliación religiosa.

No cejaremos hasta conocer a fondo que sucedió aquel fatídico domingo con las vidas de nuestros hermanos Harold y Oswaldo. Gracias Francisco. Ahora también sabemos que contamos con usted y alienta saberlo.