Pregunta 21 de 30: ¿Por qué cuando la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos concede su aprobación a las visitas de religiosos desde el extranjero limita tanto el movimiento de los visados exigiéndoles un rígido y extremadamente exclusivo y vigilado itinerario?

Caridad Diego Bello, actual Jefa de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos. Al fondo la foto del ¨dios¨ y la religión cuyos asuntos realmente representa.

Caridad Diego Bello, actual Jefa de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos. Al fondo la foto del ¨dios¨ y la religión cuyos asuntos realmente representa.

En nuestras treinta preguntas formuladas en 2013 referidas a evidentes violaciones a la libertad religiosa en Cuba: http://cubanoconfesante.com/?p=733, la número 21 aborda el problema del otorgamiento de visas religiosas. No resulta simple conseguir este tipo de visa para cualquier hermano en el mundo que desee visitar a Cuba con el fin de participar activamente en cualquier culto. Quienes las soliciten deberán ser los anfitriones en Cuba, generalmente homólogos del invitado dentro de la isla. En todos los casos, deberán cumplirse las condiciones de Caridad Diego Bello, Jefa de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista, y que ella resume muy bien en su frase a los líderes religiosos que se lo solicitan: “Si te portas bien”, lo cual se traduce en, al menos, no rosar ni con el petalo de una rosa al poder político adueñado de todo en la isla y cuyos asuntos son los que ella realmente representa. De quienes no han logrado legalizar su status, o sea, los que no están reconocidos por el Registro de Asociaciones del Ministerio de Justicia ni soñar con invitar a alguien.

Hay casos emblemáticos como el del reconocido evangelista internacional Alberto Motessi a quien ha sido negada cuatro veces este tipo especial de visa, a pesar de que la última vez tomaron común acuerdo para solicitarlo cuatro denominaciones evangélicas con el privilegio de encontrarse legalmente registradas. Pero aquellos que logran conseguir tal permiso especial no deberán apresurarse en cantar victoria. Por el contrario, deberán venir dispuestos a no traspasar las reglas del juego con las que su anfitrión en Cuba ha quedado comprometido con el poder polîtico. Las limitaciones en cuanto al tiempo u espacios a visitar son extremas y serán verificadas a través de diversos mecanismos dispuestos para ello. En el caso de mi denominación, por ejemplo, esto es algo tan sencillo como la advertencia de: “No se le ocurra ni acercarse al pastor fulano de tal”, de lo cual en lo personal podría contar decenas de penosas anecdotas.

De esto ni siquiera escapan las visitas papales, por el contrario. Nadie tiene dudas acerca del papel de la jerarquía católica en colocar barreras al papel que pudo ejercer Benedicto XVI en consonancia a las ansias de libertad de un pueblo esclavo, y que por ende resultó en beneficios al régimen (aquí muchos como yo más bien todavía estamos denunciando, hayando oídos sordos hasta en el Vaticano, la ola represiva desatada entonces), muy diferente al legado de Juan Pablo II. Es la razón por la que poco espera el pueblo, y si mucho el régimen, de la cercana visita del papa Francisco. Resulta obvio que ya todo al respecto está cuadrado entre los poderes político y religioso con sus bochornosos concordatos habituales.

Situación de la Libertad Religiosa en Cuba a fines de 2014: el Repaso a las Treinta Preguntas durante todo el año en el blog Cubano Confesante.

Delegación del Instituto Patmos invitada por United for Human Rights a la celebración del 66 Aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos

Delegación del Instituto Patmos invitada por United for Human Rights a la celebración del 66 Aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos

Durante todo 2014 este blog, Cubano Confesante, examinó buena parte de las treinta preguntas que cuestionan las supuestas libertades religiosas en Cuba, que fueron lanzadas en septiembre de 2013 http://cubanoconfesante.com/?p=733 durante viaje que realizamos a Washington invitados por Solidaridad Cristiana Mundial (CSW). Estos análisis fueron objeto de discusión en foros y talleres convocados por el Instituto Patmos en diversos sitios de Cuba, y a veces también algunos de los post fueron fruto de ellos. Esto contribuyó a compartir estos contenidos en una isla donde el acceso a internet es difícil. También fuera de Cuba estos post contribuyeron a disertaciones que realicé durante mis viajes. Al llegar precisamente al final de año llegamos en dicho repaso a la mitad de aquellas preguntas, la quince, constatando que la mayoría de ellas, lamentablemente, lejos de perder su vigencia, la mantienen o la han incrementado. Solo en el caso de dos podemos respirar aliviados:

  1. ¿Por qué no ha rendido cuentas por la ola represiva que tuvo lugar durante la visita del papa Benedicto XVI durante la cual centenares de personas fueron detenidas arbitrariamente o amenazadas, y de la cual aún permanecen en prisión y amenazados a severas penas Sonia Garro y su esposo Ramón Alejandro Muñoz?

Todavía se sigue sin rendir cuentas acerca de dicha ola represiva, ni el régimen en Cuba que la desató, ni el Vaticano que la soportó, han dado explicaciones al respecto. Pero al menos Sonia Garro y Ramón Alejandro dejaron de estar en calabozos el pasado 9 de diciembre para estar presos en sus casas en calidad de prisión domiciliaria. Continuaremos esgrimiendo esta pregunta hasta que se rindan cuentas sobre la represión que atrajo a representantes de la sociedad civil en Cuba en marzo de 2012 la visita de Benedicto XVI. Y hasta que Sonia y Ramón gocen de la libertad que merecen

  1.  ¿Por qué no libera al ciudadano estadounidense Alan Gross, quien se encuentra preso en Cuba por apoyar con tecnología a la comunidad judía cubana y que constituye una advertencia a modo de escarmiento para cualquier otro que decida ser solidario con cualquier otra de las comunidades religiosas existentes?

Afortunadamente desde el 17 de diciembre Alan Gross se encuentra libre. Se puso fin a un atropello que duró cinco años y que a las claras fue un secuestro que el régimen en Cuba utilizó para presionar al gobierno de los Estados Unidos para que liberase a sus cinco espías descubiertos como parte de la Red Avispa que se encontraba operando en su territorio.

Durante todo el año estuvimos publicando, entre otros, estos post dedicados a repasar las treinta preguntas cuya vigencia lamentablemente se conserva casi en su totalidad:

Pregunta 15 de 30: ¿Por qué se amenaza, se castiga y se hostiga a los líderes religiosos que insisten en abrir las puertas de sus templos a cualquier cubano, sin que importe su afiliación política?

Líderes políticos y religiosos entremezclados en la maquinaria represiva en Cuba

Líderes políticos y religiosos entremezclados en la maquinaria represiva en Cuba

Una de las violaciones a la libertad religiosa más vergonzosas en Cuba son las presiones ejercidas por el régimen para que las organizaciones religiosas de cualquier índole, los líderes religiosos y el pueblo creyente en general se sumen a la discriminación que el Estado realiza sobre ciudadanos etiquetados políticamente como ¨contrarrevolucionarios¨. Por ello se formuló precisamente la pregunta quince de un total de treinta preguntas (http://cubanoconfesante.com/?p=733) que presentamos el año pasado en Washington cuestionando las supuestas libertades religiosas en Cuba invitados por Solidaridad Cristiana Mundial (CSW). Lamentablemente esta, como la mayor parte de las demás conserva su entera vigencia.

Muchos pastores evangélicos, entre los que me cuento, hemos sido citados ante oficiales de la ¨Seguridad del Estado¨, o incluso detenidos arbitrariamente, para ser advertidos, verbalmente, o a través de ¨Actas de Advertencia¨ por relacionarnos con ¨contrarrevolucionarios¨. También son usados métodos diversos que clasifican como coacción mediante los cuales se insinúan premios o castigos con el objetivo de que ciudadanos cubanos sean segregados religiosamente. Un régimen acostumbrado por más de cincuenta años a determinar sobre cada asunto de la nación no quiere dejar de hacerlo en la importante arena religiosa.

Lamentablemente algunas organizaciones religiosas, líderes religiosos o creyentes individualmente, caen en la trampa, y contrario a los postulados éticos y teológicos que debieran sustentar, en la práctica se convierten en otra rueda dentada de la maquinaria represiva que todavía continúa existiendo en Cuba. Por el contrario, cuando grupos, líderes y creyentes, hacen suyo el adagio martiano ¨con todos y para el bien de todos¨  y lo hacen valer, no solo incluyendo, sino incluso defendiendo a quienes se les pisotean los derechos elementales, pasan a ser ellos mismos objetos de persecución o discriminación.

La realidad anterior demuestra que al menos en el área religiosa el régimen cubano continúa siendo marxista al clasificar a la religión como ¨el opio de los pueblos¨. La única diferencia en esta larga pesadilla que se acerca a los sesenta años es que en una primera etapa, cuando se formaba parte del bloque socialista, pretendieron destruirla. Hoy que necesitan del favor del mundo para mantenerse en el poder, pretenden utilizarla y manipularla. Pero la historia de las religiones en la humanidad demuestra que esta segunda fase más sutil siempre ha resultado más lesiva para cualquier corpus religioso. El martirio es preferible a la herejía. ¡Dios nos ayude a mantenernos firmes para no ser marcados por los anticristos que no permiten ni comprar ni vender cuando se les va en contra! ¡Y hay muchas maneras de marcarse!

Repaso a las Treinta Preguntas sobre Libertad Religiosa en Cuba: 28. ¿Por qué si afirma que las extrañas muertes de creyentes como Juan Wilfredo Soto García, Laura Pollán y Oswaldo Payá Sardiñas no constituyen ejecuciones extrajudiciales, como muchos afirman, se niega a permitir investigaciones imparciales que han sido solicitadas y que sólo confirmarían su inocencia?

Por Mario Félix Lleonart Barroso

Me emocionó conocer que justo ayer

Foto del MCL

Foto del MCL

cuando publiqué mi post acerca de la pregunta cinco de treinta que anarbolamos acerca de la supuesta libertad religiosa en Cuba, la relacionada precisamente con la visita de Benedicto XVI, el Papa Francisco recibía en audiencia privada, en su residencia en Santa Marta, a la familia Payá. Ya sabemos que Juan Pablo II se había encontrado con Oswaldo Payá, y que en la visita de aquel papa a Cuba en 1998 el líder del Movimiento Cristiano Liberación no fue excluido de la manera como lo fue en el propio año de su muerte, cuando unos meses antes del deceso, Benedicto XVI nos visitara. 

En su intercambio, la viuda Ofelia, y los huérfanos Oswaldo José, Rosa María y Reinaldo nos dieron a conocer que al Papa Francisco nada le es ajeno sobre Cuba. Gracias a esta noble familia por sentir la responsabilidad de representar a todas las familias cubanas justo cuando muchas iglesias, como las que pastoreo, entendiendo y sufriendo la crisis de las células de la sociedad, celebran la Jornada del Hogar, entre el segundo domingo de mayo, Día de las Madres, y el tercero de junio, Día de los Padres. Le contaron sobre el atentado a Oswaldo Payá y a Harold Cepero, pero palparon que él estaba al tanto.

¿Tendrá este importante encuentro repercusiones en la Iglesia Cubana? Internacionalmente, como sucede también respecto a la petición de liberación a Sonia Garro y a su esposo Ramón Alejandro Muñoz, la solidaridad crece. En el ámbito teológico ha sido noticia que personalidades como Desmond Tutu se han sumado a la petición de una investigación imparcial sobre las muertes en extrañas circunstancias de Harold y Oswaldo. Pero, ¿dentro de Cuba qué vamos a hacer?

Ojalá las repercusiones hacia dentro de la isla se hagan sentir pronto, de momento, me complace anunciar que el Instituto Patmos del Libro y el Saber Cristianos, del cual soy coordinador, inspirado en el gesto de Francisco al recibir a la familia Payá, da a conocer una carta abierta dirigida al General Raúl Castro y sus acólitos donde, desde dentro de Cuba, solicita también la investigación imparcial para este caso. La carta abierta, fruto de la redacción colectiva de varios religiosos, protestantes y católicos, colaboradores en este Instituto, todavía sin sede física, pero que se desenvuelve de manera especial en el centro de la isla, aunque ya sostiene contactos de oriente a occidente, se concretó hace apenas dos semanas y recaba firmas de profesantes pertenecientes a cualquier afiliación religiosa.

No cejaremos hasta conocer a fondo que sucedió aquel fatídico domingo con las vidas de nuestros hermanos Harold y Oswaldo. Gracias Francisco. Ahora también sabemos que contamos con usted y alienta saberlo.