BOSQUEJOS DE MIS SERMONES DE NAVIDAD EN WALDORF (IV)

NUESTROS RELOJES, y EL RELOJ DE DIOS

Lucas 2.1-12

INTRODUCCIÓN: Para referirse a tiempo el Nuevo Testamento emplea dos palabras griegas: cronos y kairos. Cronos: tiempo terrenal, tiempo del hombre, tiempo relativo. Según el Antiguo Testamento Dios estableció lumbreras para medir los tiempos terrenales (Gén. 1:14-18), de ahí nuestras unidades de medidas: segundos, minutos, días, semanas, meses, años, siglos, milenios. Palabras como crono­logía o cronometro vienen de cronos. Kairos: tiempo de Dios, tiempo de visitación, tiempo oportuno, tiempo señalado y preciso, tiempo correcto, tiempo absoluto. Es el tiempo oportuno y diseñado desde el cielo que se manifiesta en la tierra (Ver Romanos 5.6) Veamos como se entretejen estos dos tiempos en el relato de Lucas sobre el nacimiento de Jesús:

  1. El tiempo humano (cronos) cuando nació Jesús: (Lucas 2.1-7) Los días de Augusto César. Los días de Cirenio. Quienes vivían en aquella época tal vez creían que personajes como estos eran los protagonistas de su época. Pero elverdadero protagonista llegó a ser el niño que nacía en un pesebre porque no se halló lugar para José y María en el Mesón.
  2. El tiempo de Dios (kairos) por el que nació Jesús: (Lucas 2. 8-12) Esto fue lo sobrenatural,fuera de lo normal.  Los ángeles irrumpieron en el escenario terrenal para anunciar que directamente Dios mismo se había encarnado a través de su Hijo.

CONCLUSIÓN: Lecciones para el nuevo año. (Salmo 31.1-8, 14, 15a). No nos dejemos engañar ni atrapar por las circunstancias. Algunos piensan que los protagonistas de este año que iniciamos son los Augusto César y los Cirenios de hoy (Trump, Putín, …), tal vez en nuestro tiempo Cronos tengan alguna relevancia; pero Dios volverá a sorprendernos en su tiempo Kairos. Lo verdaderamente real y trascendente no son las circunstancias del tiempo presente. Ajustemos nuestros relojes al Reloj de Dios.

BOSQUEJOS DE MIS SERMONES DE NAVIDAD EN WALDORF (III)

LA NAVIDAD VISTA POR PABLO

Texto: Filipenses 2.1-11

INTRODUCCIÓN: Aunque no podemos imaginar a Pablo celebrando las fiestas navideñas descubrimos en sus escritos una visión teológica magistral de lo que representó la Natividad de Cristo.

  1. OCURRIÓ EN EL CUMPLIMIENTO DEL TIEMPO: (Gálatas 4.4) PLEROMA: (del griego πλήρωμα «plenitud») medida plena, plenitud, aquello que ha sido completado. Contiene una idea tomada del argot marinero: un barco que se llena con la carga a transportar, hasta que el capitán- sabiendo que ya todo está en su lugar: la carga y las personas-, da la orden: ¡Zarpen! Además, también indica una ciudad sin casas vacías.
  2.  REPRESENTÓ LA HUMILLACIÓN DE CRISTO: (Filipenses 2.5-11) KENOSIS: (del griego κένωσις «vaciamiento»), es el vaciamiento de la propia voluntad para llegar a ser completamente receptivo a la voluntad de Dios. En la espiritualidad cristiana, se asocia con los términos «anodadamiento», «vaciamiento», «despojamiento», «desapego» o «desasimiento». Esto es un misterio, ver 1 Timoteo 3.16; MUSTERION: (del griego μυστήρια «misterio») que significa “algo oculto, secreto, misterioso” que el en NT denota aquello que ha estado oculto, pero que ahora es dado a conocer por la revelación Divina.
  3.  CON EL PROPÓSITO DE SALVAR A LOS PECADORES: (1 Timoteo 1.14-16) Por eso Cristo es nuestro SOTER: Sóter (del griego σωτήρ “salvador”), en ese sentido Pablo se apropió del título de “Salvador” que se adosó al nombre de emperadores griegos y romanos.

CONCLUSIÓN: Más allá de todas las implicaciones teológicas que podamos encontrar en toda la sabiduría paulina, estas ideas relacionadas con lo que celebramos en Navidad no son ideas abstractas. Resulta lo más práctico, pragmático y necesario para nuestras vidas. Ya que somos pecadores, como Pablo, en Navidad celebramos ¡que es posible nuestra Salvación! ¡En Cristo!

BOSQUEJOS DE MIS SERMONES DE NAVIDAD EN WALDORF (II)

ILUMINADOS POR UNA ESTRELLA

Los magos no se pusieron en camino porque hubieran visto la estrella, sino que vieron la estrella porque se habían puesto en camino (San Juan Crisóstomo).

Texto: Mateo 2.1-12

Introducción: Este mundo en tinieblas está muy necesitado de luz que resplandezca. Esta historia exclusiva de Mateo respecto a unos sabios del Oriente que fueron guiados por una estrella nos dice mucho al respecto:

  1. La necesidad de Luz de los magos: (Números 24.17; Isaías 60.3) Mateo 2.7-9
  2. La necesidad de Luz en Nosotros: Isaías 9.1-2
  3. La Estrella: Malaquías 4.2; Salmo 84.11; 2 Pedro 1.19-21; Apocalipsis 1.16; 2.28; 22.16. Jesús es nuestra estrella, nuestro sol, ellucero resplandeciente de la mañana; por ello muy bien por la inclusión en el credo niceno de la frase que se refiere a Jesús como: … Luz de Luz…

Conclusión: Efesios 5.14

… porque las tinieblas van pasando y la luz verdadera ya alumbra. (1 Juan 2.8b)

… because the darkness is passing and the true light is already shining. (1 John 2.8b)

BOSQUEJOS DE MIS SERMONES DE NAVIDAD EN WALDORF (I)

Título del Sermón: ¨Tu lugar en la historia¨

Texto: Apocalipsis 12.1-17

Introducción: La época navideña llega al 2016 invitándonos a reflexionar acerca de la importancia de lo que celebra. Lamentablemente, para muchos, historia ignorada; para otros, cambiada por leyendas o motivos comerciales; y para algunos, una historia totalmente del pasado. ¿Qué perspectiva nos ofrece la Biblia?

  1. La historia que nació en la Navidad: (Ap. 12.1-4)
  2. La historia que cobró sentido porque el niño nació para morir: (Ap. 12.5)
  3. La historia que continúa: (Ap. 12.17, 11)
  4. La historia que tendrá un final feliz: (Ap. 12.12)

Conclusión y Llamamiento: ¿Ya descubriste que en esta historia que celebra la Navidad tú también ocupas un lugar?: Ap. 12.11-12; 2 Tim 1.8; 3.12 vs 3.5 ¡Vívelo!

MIS SERMONES DE NAVIDAD EN WALDORF

El 6 de enero es el día de la Navidad para las iglesias ortodoxas. En occidente se celebra Día de Reyes y viene a ser el fin de toda una temporada navideña.

Aprovecho para agradecer a la Iglesia Bautista de Waldorf por ofrecerme el privilegio de predicar una serie de cuatro sermones navideños predicados los domingos 11, 18 y 25 de diciembre (Día Navidad) ; y 1 de enero (Día de Año Nuevo).

Espero haya sido de bendición y edificación para quienes asistieron. Comparto ahora los bosquejos de cada uno para tal vez llegar de esa forma a muchos otros amigos. Fue una linda Navidad. Ojalá no hayamos perdido la oportunidad de agradecer a Dios por enviarnos el regalo inmerecido de su Hijo, nuestro Salvador.

Nuestra Epifanía

Hoy mientras las iglesias ortodoxas celebran Navidad, la tradición cristiana occidental conmemora la Epifanía, conocida popularmente como la Fiesta de Reyes. En Cuba se recuperó la Navidad como un feriado cada 25 de diciembre, luego de la visita de Juan Pablo II en 1998, tras 28 años sin celebrarse, abolida bajo la excusa de la famosa “zafra del ’70”. En 2012, con la visita de Benedicto XVI se recuperó, igualmente como feriado, el “viernes santo” que precede a la Pascua florida de Resurrección. Algunos pensamos que con la visita de Francisco en septiembre de 2015 le tocaría el turno a la Fiesta de Reyes, pero no fue así.

Sigue leyendo

Patmos de Navidad

Ser cultos para ser libres. – José Martí

Y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres.- Jesucristo

Entre las celebraciones de Navidad (2015) y Día de Reyes (2016) el Instituto Patmos auspició la puesta en escena del drama “Frozen: El milagro de la Navidad para Elsa y Ana” basado en el dibujo animado de Walt Disney: “Frozen: Una aventura congelada”, adaptado a la historia del nacimiento de Jesucristo, evento trascendental celebrado desde el 25 de diciembre por las iglesias litúrgicas de Occidente, hasta el 6 de enero que es cuando lo conmemoran las iglesias ortodoxas del Oriente en coincidencia con la Epifanía occidental.

Sigue leyendo

La navidad de un pintor, en Taguayabón

El pasado domingo 16 en nuestra iglesia en Taguayabón celebramos un concierto navideño que dedicamos para todo el pueblo. Desde el portal de nuestro templo el grupo musical ¨Alabanza DC¨ de la Primera Iglesia Bautista ¨La Trinidad¨ de Santa Clara ofreció lo más reciente de su producción musical en relación a esta temporada tan especial que celebra el nacimiento de Jesús para toda la humanidad. Fue emocionante ver el frente de nuestra iglesia repleto de personas que a través del mensaje musical se hacían participes de la buena nueva como en la ocasión original lo hiciera el coro de ángeles a los humildes pastores.

Sigue leyendo

Navidad ayer y hoy

Por: Yoaxis Marcheco Suárez

Con frecuencia recuerdo la letra de aquella canción de Carlos Varela, tarareada por muchos y muchas de mi generación: “No tuve Santi Claus, ni árbol de navidad…” Y la recuerdo no solo como la canción de moda de esa etapa de mi vida, sino como la realidad social que rodeó mis años adolescentes. Desde siempre he creído en el Dios Bíblico, y por supuesto, en la historia del Hijo que nació en la humilde y casi olvidada aldehuela de Belén, Jesucristo. Aunque sé que Santa Claus y el árbol navideño no son elementos de esa primera y auténtica navidad judía, desde niña eran para mí símbolos de fiesta y de júbilo, como los sombreritos y la piñata que no deben faltar en el cumpleaños de un niño cualquiera. Pero en los primeros años de mi vida, en Cuba estaban terminantemente prohibidos los adornos y las virutillas navideñas. Era pecado capital encender las luces de colores en establecimientos públicos, ya fueran mercados o cualquier otra entidad, y quien lo hiciera en su casa, corría el riesgo de ser mal visto por los vecinos del Comité, y que luego el jefe de la cuadra no le recomendara para los estudios en universidades o para la obtención de empleos. Celebrar la Navidad era sinónimo de ser creyente, y ser creyente era indicativo de ser desafecto al Gobierno, inadaptado del sistema, y entildado además por los marxistas como: ignorante, incapaz, elemento adormecedor de la razón y la inteligencia de los pueblos.

Sigue leyendo

CELEBRACIONES RECUPERADAS

POR: YOAXIS MARCHECO SUÁREZ

Reconozco que ha sido la Iglesia Católica a través de su pontificado la que ha logrado en los últimos años algunos privilegios que han beneficiado no solo a sus fieles, sino a toda la cristiandad cubana y a todo el pueblo en general. Primero por la gestión realizada por el Papa Juan Pablo II, quien solicitó a las autoridades gubernamentales se concediera el día 25 de diciembre como feriado o festivo, por ser esta una de las fechas más marcadas para el cristianismo, la celebración de la navidad o del nacimiento de Cristo.

Sigue leyendo