CUBAN PASTOR TO TESTIFY AT CONGRESSIONAL HEARING

e8316016415c07caf5befd958fbab698The field hearing in Miami will focus on serious and ongoing violations of human rights in Venezuela and Cuba.

Sigue leyendo

U.S. COMMISSION ON INTERNATIONAL RELIGIOUS FREEDOM: ANNUAL REPORT 2014

Caridad Diego Bello, actual Jefa de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos. Al fondo la foto del ¨dios¨ y la religión cuyos asuntos realmente representa.

Caridad Diego Bello, actual Jefa de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos. Al fondo la foto del ¨dios¨ y la religión cuyos asuntos realmente representa.

Como era obvio Cuba no podía faltar en el nuevo Informe sobre la Libertad Religiosa en el Mundo (2014) elaborado por la U.S. COMMISSION ON INTERNATIONAL RELIGIOUS FREEDOM @USCIRFhttp://1.usa.gov/1ft9bnH.

Sigue leyendo

¿Quo vadis Francisco?

Quo Vadis FranciscoQuienes vivimos la ola represiva que tuvo lugar en Cuba en 2012 durante la visita de Benedicto XVI nunca recibimos una respuesta del Vaticano, a pesar de habérselo informado. El Sacerdote José Conrado, que es una excepción dentro de la Iglesia Católica de Cuba, como en su momento lo fuera el Padre Bartolomé de las Casas, se reunió entonces con muchos de nosotros el 29 de marzo de 2012 en casa de Ismael de Diego para intercambiar experiencias de lo ocurrido durante la visita papal a Cuba, esa ola represiva policial se llamó operación “voto de silencio”.

Sigue leyendo

La nueva Cuba incluye la libertad religiosa: Ponencia presentada en el Encuentro Nacional Cubano convocado por Cubanos Unidos de Puerto Rico

Presentando mi ponencia en Encuentro Nacional Cubano en Puerto Rico

Presentando mi ponencia en Encuentro Nacional Cubano en Puerto Rico. En la mesa más cercana puede verse al P. José Conrado siguiendo la lectura de la ponencia.

Desde la época de la caída del campo socialista en Europa del Este, y dada la necesidad de apoyo internacional para continuar en el poder, que constituye su objetivo supremo, el régimen de La Habana intenta engañar al mundo haciendo creer a algunos que ya en Cuba no se viola la libertad religiosa como antes. El cambio constitucional a principios de los noventa, en el que el Estado dejó de declararse ateo y se identificó como laico, y las posteriores visitas papales, constituyen los principales argumentos que el propio desgobierno arguye para llamar favorablemente la atención sobre sí. Declaraciones descontextualizadas, como las emitidas por la Iglesia Ortodoxa Griega, agradecida por favores especiales que le han sido concedidos contribuyen a la cortina de humo con la cual el régimen encubre la realidad.

La verdad es que por política de las más altas instancias del gobierno central la libertad religiosa sigue siendo pisoteada cada día. La Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba es la entidad en la cúspide misma del poder de la que emanan todas las orientaciones respecto a cómo debe procederse respecto a cualquier grupo religioso o individuo que decida ejercer con libertad su fe, sea la que fuere. Resulta inconcebible, cual si no lo fuera ya el hecho del monopolio político del Partido Único, que este, ideológicamente comunista, posea una oficina dedicada a presionar, manipular y chantajear a los grupos religiosos históricamente establecidos; y dedicada a contener, confrontar o eliminar a los nuevos movimientos religiosos, a no ser que respondan a sus intereses políticos de mantenerse a toda costa en el poder.

Dado que a pesar de los hechos que lo contradicen el sistema cubano afirma ya no ser el violador de libertades religiosa que antes era (cual si el hecho incuestionable de haber sido violador de libertades religiosas en el pasado no le invalidara moralmente para seguir ejerciendo el poder en el presente), en septiembre de 2013, con el apoyo de Solidaridad Cristiana Mundial (CSW), enarbolamos al menos treinta preguntas dirigidas al régimen de La Habana cuyas respuestas continúan acusándole, sin hablar del resto de los derechos cívicos, sociales y políticos. De ellas, solo la pregunta 13, referida a Alan Gross, ha variado, las restantes, lamentablemente, permanecen intactas. Estas siguen siendo nuestras preguntas:

1. ¿Por qué mantiene la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba si no le compete ni siquiera como poder político definir quién debe o no creer, o cómo se debe creer?

2. ¿Por qué no devuelve la mayoría de las propiedades confiscadas durante los años de la persecución abierta o indemniza en su defecto a los grupos religiosos afectados?

3. ¿Por qué amenaza con confiscar propiedades que son utilizadas para servicios religiosos esgrimiendo que no son iglesias o casas cultos legales si él mismo no tiene la voluntad de legalizarlas?

4. ¿Por qué ni siquiera ha pedido perdón por los encarcelados, por los internados en campos de concentración conocidos como las UMAP o incluso asesinados por sustentar ideologías diferentes?

5. ¿Por qué no ha rendido cuentas por la ola represiva que tuvo lugar durante la visita del papa Benedicto XVI durante la cual centenares de personas fueron detenidas arbitrariamente o amenazadas? (Esta pregunta cobra actualidad en vísperas de la pronta visita del papa Francisco).

6. ¿Por qué continúa negando el acceso a los medios de difusión masiva a todas las agrupaciones religiosas?

7. ¿Por qué mantiene el monopolio de la educación en sus manos sin permitir abrir planteles educativos a los grupos religiosos a pesar de reconocer la necesidad imperiosa que posee el pueblo de Cuba de una educación moral y cívica que reconstruya valores que identificaban a los cubanos en el mundo y que hoy están ausentes?

8. ¿Por qué impone a los hijos de los creyentes una educación que dista de ser laica, impregnada de ateísmo y de doctrinas políticas que favorecen la violencia, como prueba la imposición de símbolos o lemas que los estudiantes están obligados a portar o repetir?

9. ¿Por qué continúa negando el acceso al Registro de Asociaciones del Ministerio de Justicia a grupos religiosos que lo solicitan y que poseen el mismo derecho que los históricamente reconocidos?

10. ¿Por qué coacciona, amenaza y reprime a los nuevos grupos religiosos aprovechándose del limbo ilegal al que se les condena?

11. ¿Por qué, asumiendo aires de pontificado a través de la Oficina dedicada para ello en el Comité Central del PCC, se reúne periódicamente con líderes de los grupos religiosos históricamente reconocidos para incentivar, fomentar y alentar en ellos divisiones y odios hacia otros grupos religiosos a los que no concede los mismos derechos que a ellos corresponden?

12. ¿Por qué no devuelve al Registro de Asociaciones del Ministerio de Justicia a grupos religiosos a los que declaró ilegal, como el notorio caso de los Testigos de Jehová?

13. ¿Por qué la prisión del ciudadano estadounidense Alan Gross, por apoyar con tecnología a la comunidad judía cubana, aun cuando ya él haya sido liberado, continúa siendo una advertencia para cualquier otro que decida ser solidario con cualquier otra de las comunidades religiosas existentes?

14. ¿Por qué pretende negar el acceso a las Iglesias del grupo femenino pro Derechos Humanos conocido como Damas de Blanco que en las últimas semanas han sido violentamente reprimidas especialmente en el Oriente de Cuba y en la provincia de Matanzas?

15. ¿Por qué se amenaza, se castiga y se hostiga a los líderes religiosos que insisten en abrir las puertas de sus templos a cualquier cubano, sin que importe su afiliación política?

16. ¿Por qué arremete contra la agrupación de pastores e iglesias al oriente de Cuba conocida como Pastores por el Cambio a quienes impidió el pasado año la entrega de donativos a los afectados en Santiago de Cuba por el huracán Sandy?

17. ¿Por qué arbitrariamente sanciona a iglesias históricamente establecidas cuando estas adoptan alguna posición que choque con alguna de sus excluyentes e injustas posiciones políticas negándoles derechos que por ley debían corresponderles?

18. ¿Por qué intenta aislar a determinados líderes religiosos impidiendo por todos los medios el acceso a ellos, como lo evidencia la detención e incluso deportación de extranjeros que intentan visitarlos, y el sacerdote católico José Conrado es un vivo ejemplo de ello?

19. ¿Por qué aprovechándose de poseer el monopolio de los bancos utiliza las cuentas bancarias de iglesias como medio de coacción contra ellas, de lo que resulta ilustrativo la inoperante cuenta en divisas de la Iglesia Bautista La Trinidad de la ciudad de Santa Clara a la que tampoco reconoce legalmente su Seminario Teológico Bautista Luis Manuel González Peña?

20. ¿Por qué anuncia a partir de enero de 2014 la limitación a sólo una cuenta bancaria por Asociación y por ende el cese de las que poseen iglesias en particular, como la de Santa Clara?

21. ¿Por qué cuando la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos concede su aprobación a las visitas de religiosos desde el extranjero limita tanto el movimiento de los visados exigiéndoles un rígido y extremadamente exclusivo y vigilado itinerario?

22. ¿Por qué el contenido de actas y acuerdos tomados en el seno de las asociaciones religiosas tiene que ser de su conocimiento y recibir su visto bueno?

23. ¿Por qué se les exige a las logias y sociedades fraternales, cuyas actividades no son abiertas al público, irrespetando su derecho a la confidencialidad, las listas de sus miembros?

24. ¿Por qué, como ellos mismos han reconocido en su programa televisivo “Las razones de Cuba”, tienen bajo estricta vigilancia a los grupos religiosos y fraternales, incluso infiltrando espías entre sus cargos del más alto nivel, como resultó notorio en el más alto líder de la Gran Logia Masónica de Cuba?

25. ¿Por qué se niegan a reconocer legalmente a las nuevas iglesias, presentadas por las asociaciones, y en los pocos casos que lo hacen, por qué imponen limitaciones tan estrictas a las actividades de esas casas cultos reconocidas?

26. ¿Por qué son tan reticentes a dar permiso para edificar nuevas iglesias y hacer reparaciones esenciales a las ya existentes?

27. ¿Por qué el Ministerio de Educación Superior no reconoce a la mayoría de los seminarios bíblicos y teológicos del país, a pesar de estar reconocidos por sus asociaciones, y por qué ni siquiera una de las universidades del país tiene una Facultad de Teología?

28. ¿Por qué si afirma que las extrañas muertes de creyentes como Juan Wilfredo Soto García, Laura Pollán y Oswaldo Payá Sardiñas no constituyen ejecuciones extrajudiciales, como muchos afirman, se niega a permitir investigaciones imparciales que han sido solicitadas y que sólo confirmarían su inocencia?

29. ¿Por qué la tan notable ausencia todavía de una Ley de Culto tan necesaria para una nación profundamente religiosa como lo es Cuba?

30. ¿Por qué a algunos presos, sobre todo los presos políticos, se les sigue negando el derecho a recibir atención religiosa, y por qué el gobierno sigue reservando el derecho de aprobar o bloquear a líderes religiosos específicos en el ministerio con los presos, incluso aquellos que han sido aprobados por sus denominaciones para ejercer esa actividad?

Hay muchas más preguntas que pondrían al descubierto la falsedad de la libertad religiosa que el régimen afirma que hay en Cuba. Los que hoy pretenden engañar al mundo acerca de que ya en Cuba hay libertades religiosas son los que años atrás pretendieron desarraigarla. Como admite la Pastoral La esperanza no defrauda, dada a conocer por la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba; son necesarios los cambios políticos, y a nuestro modo de ver el cambio político fundamental para que por fin lleguemos a tener auténtica libertad religiosa es que quienes detentan el poder por casi sesenta años y que poseen un amplio, escandaloso y sistemático historial en violaciones a la libertad religiosa cedan su sitio a otros que en democracia posibiliten y respeten tales derechos. Oramos para que eso tenga lugar de manera pacífica pero inmediata porque ha sido ya demasiado tiempo sin libertad. Esperamos que la nueva Cuba que todos esperamos también incluya la libertad religiosa y que ni una sola de estas treinta preguntas que desde hace dos años formulamos tengan que cuestionarla.

Pregunta 17 de 30: ¿Por qué arbitrariamente sanciona a iglesias históricamente  establecidas cuando estas adoptan alguna posición que choque con alguna de sus excluyentes e injustas posiciones políticas negándoles derechos que por ley debían corresponderles?

En 8 Aniversario de la Iglesia Bautista Resurrección en Rosalía

En 8 Aniversario de la Iglesia Bautista Resurrección en Rosalía

Febrero fue el mes de los aniversarios de fundación de las dos iglesias que pastoreo en el centro de Cuba. La Iglesia Bautista Ebenezer en Taguayabón cumplió el 2 de febrero setenta y seis años, y el 13 de febrero la Iglesia Bautista Resurrección en Rosalía celebró el octavo. Ambas están afiliadas a la Asociación Convención Bautista de Cuba Occidental desde sus fundaciones y como tales participan esta semana en su 105 Asamblea Anual. Esta Asociación de las que forman parte se encuentra legalmente registrada en Cuba desde 1905 y con las treinta y tres nuevas iglesias que se han afiliado en el marco de esta Asamblea alcanza la cifra de trescientas cuarenta y siete iglesias.

En 76 aniversario de la Iglesia Bautista Ebenezer en Taguayabón

En 76 aniversario de la Iglesia Bautista Ebenezer en Taguayabón

Sin dudas resulta un privilegio tener status «legal» para nuestras dos iglesias en un país donde tantas otras organizaciones religiosas llevan años tocando las puertas del Registro de Asociaciones del Ministerio de Justicia para conseguirlo y la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba lo ha bloqueado. Afortunadamente nuestra Asociación ya estaba allí cuando se aferró al poder el Partido único y teníamos la suficiente membresía para sobrevivir tantos años de persecución abierta. Sin embargo, tal status de «legal» no lo significa todo.

76 Aniversario de la Iglesia Bautista Ebenezer en Taguayabón

76 Aniversario de la Iglesia Bautista Ebenezer en Taguayabón

Los miembros más antiguos de la Iglesia Bautista Ebenezer en Taguayabón todavía recuerdan aquel sello oficial que bloqueó la puerta de su templo entre el 30 de noviembre de 1963 y el 31 de diciembre de 1964. Por ese mismo tiempo las vecinas iglesias bautistas de Vueltas y de Buenavista también sufrieron semejante afrenta. En el caso de la iglesia en Taguayabón la advertencia era clara: mientras el pastor Adalberto Cuellar fuera el pastor de la iglesia el sello permanecería en su lugar. Afortunadamente la iglesia no cambió a su pastor por el sello en una puerta. Pero el pastor Adalberto, todavía recordado con mucho amor por los lugareños, no soportó «afectar» a tantos hermanos y se marchó a otros campos misioneros.

El momento actual no proporciona al mismo régimen, todavía en el poder, el lujo de antaño de colocar a su antojo sellos en las puertas de los templos, pero de todas formas echa mano de otras alternativas para boicotear y presionar con tal de conseguir semejantes objetivos como el remover a «pastores incómodos». Las dos amadas iglesias han soportado durante mis años de pastorado toda clase de boicots y presiones provenientes directamente desde la cúpula de la onerosa Oficina en el Comité Central del Partido Único y llevados a cabo por los brazos de la denominada «Seguridad del Estado» de Cuba. Sean cuales sean los caminos por donde transite en el futuro nunca olvidaré el estoicismo con el que mis congregaciones me apoyaron y hago suyos cada éxito nuestro. Los ejemplos llenarían una larga lista pero baste citar solo en los dos meses y medio que transcurren de 2015 la «Operación Reyes Magos» mediante la cual se intentó frustrar, en franca violación a las libertades religiosas, estas tradicionales celebraciones en ambas iglesias a principios de enero, aunque solo consiguieron resaltarlas. O tómese nota de la falta de respuesta ante la solicitud de la imperiosa reconstrucción del techo de la iglesia en Taguayabón a pesar de haberse cursado siguiendo los procedimientos establecidos desde hace prácticamente un año y medio. Como en los años sesenta, cuando el pastor Cuellar respecto al sello en la puerta, parecería escucharse con claridad ahora: «Mientras el pastor Mario esté allí, ¡olvídense del techo!, preferimos les caiga encima a todos», como ya algunos han insinuado.

Y estamos hablando de iglesias «legales». ¿Qué podemos esperar para las clasificadas como ilegales?

Pregunta 9 de 30: ¿Por qué continúa negando el acceso al Registro de Asociaciones del Ministerio de Justicia a grupos religiosos que lo solicitan y que poseen el mismo derecho que los históricamente reconocidos?

Caridad Diego Bello, actual Jefa de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos. Al fondo la foto del ¨dios¨ y la religión cuyos asuntos realmente representa.

Caridad Diego Bello, actual Jefa de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos. Al fondo la foto del ¨dios¨ y la religión cuyos asuntos realmente representa para un Estado que irónicamente se hace llamar ¨laico¨.

Hace un año que en Washington enarbolamos treinta preguntas (http://cubanoconfesante.com/?p=733) cuestionando las supuestas libertades religiosas en Cuba invitados por Solidaridad Cristiana Mundial (CSW).y lamentablemente no es que cada una de ellas conserve su vigencia, es que la han aumentado. Particularmente la novena pregunta lo confirma: enorme cantidad de grupos que aguardaban por su reconocimiento legal continúan en la fila, pero no tranquilamente, sino recibiendo fuertes embates precisamente por la condición de ilegales a la que les condenan. Otros nuevos se añaden a las solicitudes para correr la misma suerte. Entre tanto circulan rumores de si por fin habrá una Ley de Culto, todavía ausente del enrevesado panorama legal cubano. Algunos vaticinios al respecto hacen pensar si dicha ley, preparada por el propio violador principal, empeorará la situación.

 

La realidad es que el Ministerio de Justicia no tiene vendados los ojos ni es fidedigna la balanza que sostiene. Como el resto de los Ministerios constituye un monigote del Partido Comunista de Cuba. Su Registro de Asociaciones debía trasladar su sede a la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central que es la que en definitiva dictamina hasta el momento quien se inscribe o no. Las denominaciones religiosas que tuvieron la suerte de llegar a Cuba antes de 1959 conforman todavía la mayor parte de las plazas aunque algunos de sus nombres han sido borrados. Permanecen fuera los grupos que han llegado a la isla o han surgido en ella como parte de una sociedad que, aunque enferma, todavía vive y por ende es susceptible a cambios. Sería digno de estudio quiénes han podido incorporarse, en buena hora, pero de seguro siempre se encontrará en el caso algún interés marcado del Partido Único o de sus históricos líderes.

 

Lo cierto es que el Registro de Asociaciones no existe para las funciones que debía, como tampoco el manchado Ministerio que le acoge. El criterio para inscribir o no inscribir no es el de los Derechos, del grupo religioso en sí, ni mucho menos de la comunidad en que se enclava, ni de la sociedad en general. El criterio que determina es el de conveniencia de quienes ocupan el poder político. Lo más irónico del caso es que un Estado en el que se actúe así ose llamarse laico desde 1992 cuando se cambió para ello hasta la maltrecha Constitución. La pregunta entonces sería: si en la práctica no es realmente laico el Estado y supuestamente en 1992 dejó de ser ateo, ¿cuál es la Confesión de Fe que privilegia entonces? Y para saberlo no hay que ser muy ducho en la materia sino sufrir a Cuba por dentro y conocer, no necesariamente del Derecho Romano, pero sí de la religión de aquel Imperio y de su terrible proceso de constantinización. La religión es la del Partido Único, y su dios, como muchos literalmente afirman, incluida la Papisa y su Vaticano del Comité Central, es el Líder Histórico, con respaldo de Inquisición y todo.

 

11 graduación del Seminario Teológico Bautista ¨Luis Manuel González Peña¨: Pregunta 27 de 30: 27. ¿Por qué el Ministerio de Educación Superior no reconoce a la mayoría de los seminarios bíblicos y teológicos del país, a pesar de estar reconocidos por sus asociaciones, y por qué ni siquiera una de las universidades del país tiene una Facultad de Teología?

poster seminario Este jueves 19 de junio 8pm se realizará la 11 graduación del Seminario Teológico Bautista ¨Luis Manuel González Peña¨ de la Iglesia Bautista ¨La Trinidad¨ de la ciudad de Santa Clara, Cuba. En el horario de la mañana serán discutidas las dos últimas tesis … y en la noche la graduación.

Con los 25 estudiantes que se graduarán serán 333 el total de los graduados por este seminario. Es un honor para mi esposa Yoazxis Marcheco y para mí servir como profesores en este Seminario que el régimen no ve con buenos ojos como demuestra su negativa a reconocerlo como institución, independientemente de que ningún seminario teológico de la isla sea reconocido por el Ministerio de Educación Superior y las facultades de teología brillen por su ausencia en todas las universidades. En 30 preguntas () que llevamos en nuestro viaje a Washington invitados por Solidaridad Cristiana Mundial en septiembre del pasado año la número 27 refleja esta realidad.

Por la existencia de este seminario en particular se mantuvo congelada la cuenta bancaria de 27000 dolares de la iglesia bautista que le fundó y que le acoge. Fue la sanción que la Oficina de Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba impuso pues el actual rector Rev. Homero Carbonell no es bien visto por estas autoridades políticas que además censura nuestra presencia en el profesorado.

Este Seminario coauspició el primer foro del Instituto Patmos el 28 de febrero de 2013 dedicado. Contra viento y marea llega su oncena graduación, para gloria de Dios y para extensión del evangelio del Reino en Cuba.

Repaso a las «Treinta preguntas sobre libertad religiosa en Cuba»: Pregunta 1. ¿Por qué mantiene tal Oficina si no le compete (al Partido Comunista de Cuba) como poder político definir quién debe o no creer, o cómo se debe creer?

Caridad Diego Bello, actual Jefa de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos. Al fondo la foto del ¨dios¨ y la religión cuyos asuntos realmente representa.

Caridad Diego Bello, actual Jefa de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos. Al fondo la foto del ¨dios¨ y la religión cuyos asuntos realmente representa.

por Mario Félix Lleonart

Inaudito que una Oficina de un partido político en algún país del mundo se dedique a dirimir, permitiendo o restringiendo, todo lo relacionado a la vida religiosa de tal nación. Que este partido sea precisamente comunista (y por ende con una concepción ateísta del mundo) resulta todavía más absurdo. Pero tales países existen y uno de ellos lamentablemente es Cuba, y tal Partido se abroga en ella no solo el derecho de dirimir en el ámbito religioso sino en todo lo que se haga o deje de hacer nacionalmente en cualquier área. El resto de los partidos políticos están condenados a la ilegalidad y sus adeptos son objeto de hostilidades pues la discrepancia política está penalizada. En proceso de manipulación de masas en 2003 se llegó al extremo de reformar la constitución declarando el Estado Socialista como eterno e irreversible.

Sería lógico que solo el Ministerio de Justicia, dando por sentada una separación de poderes, inexistente en Cuba, incluyera un registro de asociaciones religiosas, abierto a la incorporación o disolución constante de instituciones regidas por una justa Ley de Culto (que también brilla por su ausencia en Cuba). Tal Registro de Asociaciones, heredado de la época republicana, existe, pero supeditado por completo a lo que decida la oficina especial dedicada a la religión del partido único que es la que tiene la potestad final acerca de cualquier asunto de la arena religiosa nacional.

La Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba se encuentra en la cúspide misma del poder de la que emanan todas las orientaciones respecto a cómo debe procederse respecto a cualquier grupo religioso o individuo que decida ejercer su fe, sea la que fuere. Acorde a la estructura piramidal del Estado cubano en cada instancia provincial o municipal del Partido Comunista existen réplicas de la Oficina principal, articulándose una red que extiende los tentáculos del ¨más alto nivel¨ a todos los niveles, presionando, manipulando y/o chantajeando a los grupos religiosos históricamente  heredados; y conteniendo, confrontando  o eliminando a los nuevos movimientos religiosos, todo en función de los intereses políticos de mantener intactos los más altos estamentos del poder. Cuánto cuesta al presupuesto nacional mantener esta superestructura dedicada a violar las libertades religiosas es algo que no sabemos pero que suponemos elevadísima, especialmente si añadimos a ella la red oculta de agentes de la ¨seguridad del Estado¨ especializados en la faceta religiosa.

A pesar de lo evidente que resulta el entuerto de esta Oficina y de las críticas que durante años se han realizado desde todas las direcciones a esta estructura violadora de derechos humanos tan fundamentales como lo son los relacionados con la libertad religiosa; como ilógico e injusto resulta el Partido Único en el que se enmarca; tanto el Partido como su especializada Oficina continúan hasta hoy mancillando la vida religiosa y en general de los cubanos. Constituyen un peso que la más alta jefatura de la nación necesita para intentar mantener intacto el avasallamiento al que se condena a los ciudadanos, y por ende perpetuar su primacía. Más allá de las personas que operan en cualquier triste posición de esta maquinaria de violación de libertad religiosa la estructura resulta totalmente repudiable y hasta el día en que se anuncie su derogación no se podrá comenzar a hablar de nuevos tiempos de auténtico respeto a la libertad religiosa, mientras tanto constituirá una ironía. Entre tanto solo queda denunciar toda clase de violaciones que emanan como consecuencia lógica del sostén, no en vano, sino con tales precisos propósitos de esta Oficina ¨que sobra y que nunca debió estar¨.

A propósito del IX Congreso Internacional Universidad 2014 que se celebra en La Habana: Repaso a las «Treinta preguntas sobre libertad religiosa en Cuba».

Prof. Amador Blanco Hernández. Radicado en Caibarién, Villa Clara. Excluido en 1982 de la Universsidad Central de las Villas. Puede establecerse comunicación con él a su móvil +5358333660 . Participa actualmente desde las redes sociales en Cuba con su blog: ALAS DE LIBERTAD, y su cuenta twitter @amadordlibertad

Prof. Amador Blanco Hernández. Radicado en Caibarién, Villa Clara. Excluido en 1982 de la Universsidad Central de las Villas. Puede establecerse comunicación con él a su móvil +5358333660 . Participa actualmente desde las redes sociales en Cuba con su blog: ALAS DE LIBERTAD, y su cuenta twitter @amadordlibertad

Dado que a pesar de los hechos que lo contradicen el gobierno de La Habana afirma ya no ser el violador de libertades religiosas que antes era (cual si el hecho incuestionable de haber sido violador de libertades religiosas en el pasado no le invalidara moralmente para seguir ejerciendo el poder en el presente), en viaje al extranjero realizado en los últimos meses de 2013 por invitación de Solidaridad Cristiana Mundial (CSW), procedentes de lo profundo de Cuba, adonde regresamos, enarbolamos al menos treinta preguntas dirigidas al régimen de La Habana cuyas respuestas continúan acusándole, sin hablar del resto de los derechos cívicos, sociales y políticos.

La Pregunta 27 está escrita como para la ocasión del IX Congreso Internacional Universidad 2014 que se celebra por estos días en La Habana: ¿Por qué el Ministerio de Educación Superior no reconoce a la mayoría de los seminarios bíblicos y teológicos del país, a pesar de estar reconocidos por sus asociaciones, y por qué ni siquiera una de las universidades del país tiene una Facultad de Teología? La pregunta adquiere mayor connotación si se tiene en cuenta que uno de los principales oradores del evento es precisamente un teólogo: el fraile brasileño Frei Betto.

A esta pregunta sin respuesta podríamos sumar nuestra aún vigente denuncia, sin respuestas ni explicaciones de ninguna de las partes implicadas, realizada precisamente en este blog el 9 junio del pasado año bajo el título: «Doctorandos: Publicado mientras se celebra en La Habana ceremonia de apertura al primer curso de Doctorado en Teología en Cuba (Ph D), ofrecido por el Instituto Teológico FIET (Argentina) en colaboración con la FTS de Londrina». En dicho post denuncio como mi esposa Yoaxis Marcheco y yo fuimos excluidos de la matricula de dicho proyecto, pionero en Cuba,  tras un fuerte año en curso de nivelación como aspirantes, y cumplimentando el resto de los requisitos, pero objetos de evidente discriminación política por parte de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba que puso nuestra exclusión como condición indispensable para la realización de este loable proyecto que lamentablemente nació trunco por este evidente acto de exclusión. FIET y Londrina llevan a cabo este Doctorado con la colaboración en Cuba de la Iglesia Los Pinos Nuevos, específicamente en su sede en calle Suárez, Habana Vieja.

Por supuesto en relación ya al tema de las universidades en general tendríamos en Cuba una fila enorme de valiosos académicos expulsados injustamente fruto de la intolerancia gubernamental que rige y manipula nuestras universidades en Cuba. Podríamos incluir allí hasta el caso emblemático de nuestro orgullo villareño Samuel Feijóo, expulsado de la Universidad Central de las Villas, pero otros muchos que aún viven y permanecen en la mayor marginación posible, excluidos e ignorados de uno y otro lado por los famosos intercambios académicos. De ellos como ejemplo puntual podríamos citar el caso del profesor e historiador Amador Blanco Hernández, expulsado desde 1982 del mismo plantel anteriormente citado, y que desde entonces ha sido tratado como un apestado social, solo por atreverse a emitir entonces críticas de índole académicas, con suficiente basamento histórico, referentes al entonces ¨incólume¨ Kremlin, a quien solo el Ché Guevara se había permitido (en Argel), esgrimir algunos cuestionamientos, que aún hoy no sabemos hasta donde también le habrán perjudicado. Pero allí continúa olvidado en Caibarién, como tantos otros, el excluido profesor Blanco, siempre pendiente a alguna señal de resarcimiento o solidaridad a su celular: +5358333660 mientras muy ajeno se celebra en La Habana este tan divorciado de tristes realidades en Cuba ¨IX Congreso Internacional Universidad 2014¨.

Repaso a las «Treinta preguntas sobre libertad religiosa en Cuba».

por Mario Félix Lleonart Barroso

Desde la época de la caída del campo socialista en Europa del Este, y dada la necesidad de apoyo internacional para continuar en el poder, que constituye su objetivo supremo, el régimen de La Habana intenta engañar al mundo haciendo creer a algunos que ya en Cuba no se viola la libertad religiosa como antes. El cambio constitucional a principios de los noventa, en el que el Estado dejó de declararse ateo y se identificó como laico, y las posteriores visitas papales, constituyen los principales argumentos que el propio desgobierno arguye para llamar favorablemente la atención sobre sí. Declaraciones descontextualizadas, como las recientemente emitidas por la Iglesia Ortodoxa Griega, agradecida por favores especiales que le han sido concedidos contribuyen a la cortina de humo con la cual el régimen encubre la realidad.

La verdad es que por política de las más altas instancias del gobierno central la libertad religiosa sigue siendo pisoteada cada día. La Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba es la entidad en la cúspide misma del poder de la que emanan todas las orientaciones respecto a cómo debe procederse respecto a cualquier grupo religioso o individuo que decida ejercer con libertad su fe, sea la que fuere. Resulta inconcebible, cual si no lo fuera ya el hecho del monopolio político del Partido Único, que este, ideológicamente comunista, posea una oficina dedicada a presionar, manipular y chantajear a los grupos religiosos históricamente  establecidos; y dedicada a contener, confrontar  o eliminar a los nuevos movimientos religiosos, a no ser que respondan a sus intereses políticos de mantenerse a toda costa en el poder.

Dado que a pesar de los hechos que lo contradicen el gobierno de La Habana afirma ya no ser el violador de libertades religiosa que antes era (cual si el hecho incuestionable de haber sido violador de libertades religiosas en el pasado no le invalidara moralmente para seguir ejerciendo el poder en el presente), en viaje al extranjero realizado en los últimos meses de 2013 por invitación de Solidaridad Cristiana Mundial (CSW), procedentes de lo profundo de Cuba, adonde regresamos, enarbolamos al menos treinta preguntas dirigidas al régimen de La Habana cuyas respuestas continúan acusándole, sin hablar del resto de los derechos cívicos, sociales y políticos. El inicio de 2014 no fue nada alentador al respecto. El pasado 9 de enero precisamente CSW emitió un comunicado sobre Cuba en el que dio a conocer que durante 2013 recibió 185 denuncias de violaciones en esta área en contraste con las 120 recibidas en 2012. Pero lo más alarmante resulta que a menos que La Habana no cambie su proceder el 2014 romperá records de reportes anteriores pues tan solo el concluido mes de enero ha resultado profuso en ejemplos que ilustran cada una de las preguntas que formulamos; lo cual hace pensar que reportes como los de CSW o declaraciones provenientes desde dentro de Cuba, como el caso de nuestras treinta preguntas, lejos de hacer reflexionar al régimen le han provocado un endurecimiento que revelan su arrogancia y su evidente desprecio a la opinión internacional.

Las treinta preguntas ya hablan por sí solas pero en aras de romper la referida cortina de humo y teniendo en cuenta declaraciones que como las de la Iglesia Ortodoxa Griega, además de resultar descontextualizadas, denotan profundo desconocimiento de la situación real de Cuba, se impone un repaso a cada una de las treinta interrogantes formuladas, ilustradas con ejemplos puntuales escogidos de entre una enorme cantidad de denuncias que deploran la versión del propio violador que con cinismo se autojustifica. En treinta post «Cubano Confesante» hará el propuesto repaso a las preguntas, lamentablemente ahora más vigentes que nunca.