¡LOS CERDOS SIEMPRE SERAN CERDOS!

El niño de la iglesia que esperaba su juguete que fue tomado como un drone con el correspondiente decomiso. Sin parque y sin avión.

El niño de la iglesia que esperaba su juguete que fue tomado como un drone con el correspondiente decomiso. Sin parque y sin avión.

El perro vuelve a su vomito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno. (2 Pedro 2.22)

Los cerdos se comen a las rosas (Telegrama de Samuel Feijoo a Raul Roa)

Sigue leyendo

¡CERDOS!

cerdos

Por segunda ocasión se ha mentido en cuanto a una fecha de liberación del preso de conciencia -así lo ha declarado Amnistía Internacional- Danilo Maldonado, más conocido por su nombre artístico de ¨El Sexto¨. Primero se había anunciado su liberación para el 24 de agosto pasado. Luego para el 15 de septiembre. Pero ya sabemos, en ambas ocasiones se mentía miserablemente.

Sigue leyendo

¿Quo vadis Francisco?

Quo Vadis FranciscoQuienes vivimos la ola represiva que tuvo lugar en Cuba en 2012 durante la visita de Benedicto XVI nunca recibimos una respuesta del Vaticano, a pesar de habérselo informado. El Sacerdote José Conrado, que es una excepción dentro de la Iglesia Católica de Cuba, como en su momento lo fuera el Padre Bartolomé de las Casas, se reunió entonces con muchos de nosotros el 29 de marzo de 2012 en casa de Ismael de Diego para intercambiar experiencias de lo ocurrido durante la visita papal a Cuba, esa ola represiva policial se llamó operación “voto de silencio”.

Sigue leyendo

Semblanza de un padre

IMAG0005-001A estas horas, este día de los padres, Raúl Borges Álvarez de seguro estará viviendo algo similar a lo que sufre desde hace diecisiete años reclamando por la prisión de uno de sus dos hijos a quien el sistema ni siquiera concede la posibilidad de libertad condicional, que por ley correspondería, ¡todo por la dichosa política! En la iglesia de Santa Rita intentan reunirse cada domingo para asistir a misa y luego desfilar con un gladiolo, como en varias otras iglesias del país, madres, hermanas, hijas, amigas, de otros muchos presos penalizados por discrepancias políticas; según estadísticas actualizadas de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y de Reconciliación Nacional (CCDHRN) son alrededor de setenta y un prisioneros cuya lista se encuentra disponible. Las mencionadas mujeres son las conocidas como “Damas de Blanco”. Otras mujeres igual de valientes identificadas como “Ciudadanas por la Democracia” lo hacen en otros sitios. Pero Raúl, como otros padres, hermanos, amigos, no admite quedar inerte ante el valor de estas mujeres e intenta acudir a demostrar también su indignación.

Los últimos once domingos han sido como una batalla, brigadas enteras enviadas para contrarrestar estas fuerzas civiles y pacíficas arremeten contra ellas y ellos cual si fuesen vulgares delincuentes a quienes es preciso sofocar. Para Raúl no ha sido fácil. Además de ser septuagenario, hace apenas unos años fue sometido a dos intervenciones quirúrgicas complicadas, una a corazón abierto, 31 de agosto de 2010, y otra por infarto cerebral periférico, en marzo de 2012. Pero nada de esto es más grave para él que la injusta prisión de su hijo, razón por la cual, unido a todo lo demás que hace todo el tiempo, hará lo posible por intentar llegar junto esas otras centenas de personas que por todo el país exigirán la liberación de presos como su hijo Ernesto Borges Pérez. Ni su edad ni su condición física serán una limitante para que intente romper el cerco de vigilancia que comienzan a colocarle desde jueves o viernes, y luego, si lo logra, no se sentirá disminuido para ser lanzado como a otras y otros, a los camiones u ómnibus dispuestos para transportarles luego a calabozos o a lugares aislados y lejanos; ni para ser esposado y golpeado, sin importar si el blanco escogido para el puñetazo es su pecho cicatrizado, como aquel que le asestaron hace cuatro domingos.

Pero el amor de un padre no es de desdeñar al lado del de una madre por más que algunos insistan en que padre puede ser cualquiera pero que madre hay una sola. Raúl es la refutación de esta errada propuesta. Y en el amor de un padre dispuesto a lo que fuere por conseguir la libertad de un hijo a quien se considera injustamente prisionero, aquellos que intentan someter a fuerzas civiles por violencia encontrarán una fuerza irresistible por más que se recrudezca el enfrentamiento. Uno de los propios agentes de la seguridad del Estado de Cuba así se lo reconoció a César, el otro hijo de Raúl, cuando fue a advertirle que no se responsabilizan por la vida de su porfiado padre y no obstante admitirle: “aunque si yo estuviese en su lugar también haría lo mismo”.

Cuatro años sin justicia

JUAN WILFREDO SOTO GARCÍA EL ESTUDIANTE. 13.10.2010

JUAN WILFREDO SOTO GARCÍA EL ESTUDIANTE. 13.10.2010

Por estos días se está cumpliendo el cuarto aniversario de la brutal golpiza (5 de mayo) al activista Juan Wilfredo Soto García que desembocó en su muerte poco más de 48 horas después. Luego sobrevinieron las de connotados líderes, comoLaura Pollán y Oswaldo Payá Sardiñas, en las que muchos concordamos también ante la presencia de la mano criminal. La efectividad de la ejecución extrajudicial, verificada en el caso Juan Wilfredo Soto, probada con creces ya por otros regímenes, está fuera de toda duda también en Cuba.

El régimen que se inició con los paredones ya no los necesita. La moratoria desde 2003 respecto a la pena de muerte es posible ya que quienes detentan el poder han perfeccionado su manera de eliminar adversarios políticos pagando por ello el menor precio posible. Corea del Norte que elimina «judicialmente» sin miramientos, como volvió a demostrar hace apenas unos días, deberá tomar lecciones de sus aliados cubanos, más sofisticados, más duchos en la materia, mejores alumnos de Maquiavelo.

En los tres casos mencionados es denominador común la negativa a investigaciones imparciales que a quien más beneficiaría sería al sospechoso de asesinato si en verdad fuese inocente. ¿Qué ha sucedido en el caso Juan Wilfredo a cuatro años de su muerte?:

– Sus familiares más cercanos, sus dos hijos, muy conscientes de la criminalidad del régimen, se pusieron a salvo y emigraron a través del Programa de Refugiados de los Estados Unidos.

– La investigación imparcial solicitada a la Fiscalía General de la República no ha brindado ninguna conclusión.

– Ningún otro testigo, de la lista que entregué a la Fiscalía Provincial de Villa Clara, fue llamado a declarar, y según se me explicó allí recientemente cuando me dirigí a procurar información, el Fiscal Osmel Fleites Cárdenas, quien escuchó mi declaración, levantó acta, y me confirmó que existen suficientes elementos para abrir un proceso, «ya no tiene que ver con el asunto porque además la investigación pasó a manos de la Fiscalía Militar».

– Ha sido imposible acceder a la familia de Alexis Herrera Rodríguez, vecino entonces de Calle 5ta., entre 12 y 14, número 204, en el Reparto Camacho de Santa Clara, uno de los tres militares que participó en la golpiza mortal a Soto, manipulados con toda seguridad por oficiales de la Policía Política que varios testimonios ubican aquella fatal mañana de la golpiza en la misma área, y quien se suicidó con un disparo aquel domingo 8 de mayo de 2011, Día de las Madres en que sepultábamos a Soto, para sobrevivir apenas cinco días y ser finalmente sepultado con un operativo de vigilancia extrema el viernes 13 de mayo.

– A los otros dos policías que participaron en la golpiza, veinteañeros también como Alexis, un hombre y una mujer, también ha resultado imposible localizarlos aunque se rumora que ambos quedaron fuera del cuerpo militar, al menos visiblemente, y de un probable internamiento de uno de ellos en un hospital psiquiátrico.

Por nuestra parte vivimos conscientes de los peligros que seguimos contrayendo al denunciar la realidad de la ejecuciones extrajudiciales que son llevadas a cabo con total impunidad en Cuba, se nos confirma cada día de diversas maneras, pero no nos queda otra alternativa si es que de verás queremos representar al Dios de Justicia a quien decimos servir y a cuya protección nos encomendamos. Y en el caso de Juan Wilfredo, habiendo agotado las tan reducidas como amañadas posibilidades legales en Cuba, no nos queda más que apelar a los mecanismos internacionales establecidos, para lo cual contamos con el apoyo de la Comisión de Derechos Humanos dirigida por Elizardo Sánchez y con la hostigada organización Cubalex.

Pregunta 18 de 30: ¿Por qué intenta aislar a determinados líderes religiosos impidiendo por todos los medios el acceso a ellos, como lo evidencia la detención e incluso deportación de extranjeros que intentan visitarles, y el sacerdote católico José Conrado es un vivo ejemplo de ello?

Escribo este post mientras visito, como parte de un fraternal encuentro con los pastortes bautistas de la provincia de Cienfuegos, Cuba, la centenaria Iglesia Bautista Emmanuel de Cruces, en la cual tengo el honor de servir como uno de los profesores de su Filial del Seminario de La Habana. Su cuota de persecución no cesó en 1965 cuando la Primavera Negra Bautista, de la cual estamos conmemorando por estos días el aniversario 50, ni en los duros años ’70 y ’80 cargados de exclusiones. Sus tribulaciones llegan mucho más acá del cambio de letra en la Constitución en 1992 cuando el Estado dejó de ser confesionalmente Ateo para declararse Laico pero continuó violando libertades. El pastor Vladimir Cabrera Vasallo ya no está al frente de esta iglesia pues recientemente se trasladó para pastorear la Iglesia Bautista en La Víbora, La Habana, quiera Dios que allí pueda realizar tan buen trabajo pastoral como el que desarrolló en Cruces, pero sin las presiones, acosos y vigilancias constantes desde unos sucesos en 2010 que tanto él como está iglesia todavía conservan muy frescos y que involucró la triste deportación de unos visitantes. Pero dejemos que sea uno de esos propios hermanos deportados, en carta que escribió posteriormente a Vladimir quien nos lo cuente. Las secuelas de ese triste incidente persiguieron a Vladimir hasta el día en que hace apenas unos meses abandonó Cruces, permaneció todo el tiempo ¨marcado¨. Agradecezco a Vladimir compartir esta carta que conserva celosamente en sus archivos y omitimos a petición suya los nombre de los visitantes. Cualquier comentario directamente a Vladimir puede hacerse a su correo: pastor.vladimir777@gmail.com

La carta (traducción al español):

Espero que usted y su flia estén bien. P.y yo estamos preocupados por el bienestar de usted y su familia. Fue evidente para nosotros que ustedes eran el blanco de la persecución mientras estábamos allá, aunque también fue una experiencia de persecución religiosa de primera mano.

Yo me alarmé cdo el oficial del gobierno se presentó y pidió nuestros pasaportes a las 6:30 AM. P. estaba todavía durmiendo y yo estaba en piyamas, no tuve tiempo de cambiarme ni para abrir la puerta. Estaba tan alarmada que no pude encontrar mi pasaporte, encontré el de P. y se lo di al oficial mientras buscaba el mío. Se lo di al oficial. Él me preguntó por los amigos que viajaron con nosotros y yo traté de cooperar con él respondiendo a sus preguntas. Tan pronto él se fue comprendí que iba directamente (inmediatamente) a la casa de ustedes.

Yo no entiendo por qué tomaron nuestros pasaportes! Para su registro y el nuestro, esto ocurrió el martes 26 de enero de 2010. Nosotros creemos que no hicimos nada malo. Tratamos de tener las visas religiosas que necesitábamos y no entendemos por qué el gobierno no nos la concedió. Apreciamos el hecho que usted nos instruyera acerca qué podíamos y qué no podíamos hacer si no teníamos visa religiosa. Los oficiales nos dijeron que no podíamos ir a un templo sin visa religiosa y que no podíamos ir a adorar. Yo hablé con personas que viajan frecuentemente a Cuba y con cubanos y me dijeron que esto no es cierto. A P. le dijeron que él no podía pararse en el culto para dar un saludo y que nosotros habíamos ido muchas veces al templo el domingo y el lunes. Como usted sabe, ambos asistimos el domingo a los servicios de la mañana y la noche, el 24 de enero de 2010. Nosotros no oramos ni enseñamos en ninguno de ellos, solamente dimos un saludo, lo cual creíamos que era permitido hacer. Además visitamos a nuestros amigos el domingo y lunes por la tarde, como hacemos usualmente cdo estamos allá. El lunes 24 de enero , usted recordará que todo el pueblo de Cruces estaba sin agua. Yo aprecio que usted buscara una pipa de agua para hacer más confortable nuestra estancia. Recuerdo que era tarde cdo usted terminó este trabajo y que la falta de agua en el pueblo causó que la cena estuviera más de lo planificado. Por esa razón nuestros amigos no se quedaron esa noche en Cienfuegos.

Me preocupé cdo usted fue citado a la estación de Policía el martes 26. Si recuerdo correctamente, ustedes dijeron que estuvo allí a las 10 AM. No recuerdo cuánto tiempo usted fue interrogado, yo creo que usted estuvo allá al menos una hora y tal vez hora y media. Estuve horrorizada que ustedes fueran multados con 1000 CUC, conociendo que podría ser imposible para ustedes tener esta cantidad de dinero. P. y yo estábamos temerosos que usted fuera puesto en prisión si no pagaba la multa. También temíamos que esto fuera usado como una razón para ser castigado por el gobierno.

Agradecí cdo usted regresó a la iglesia. Aprecio que usted nos dijera que se necesitaba que fuéramos a Cienfuegos para ser interrogados por oficiales de inmigración. Fue un poco menos intimidante oírlo de usted que del oficial que tomó nuestros pasaportes. Aprecio que tomara tiempo para explicar que seríamos interrogados individualmente, esto me ayudó a saber qué esperar. Aprecio además que usted fuera con nosotros a Cienfuegos junto a nuestro intérprete. Esto me hizo estar menos temerosa, sabiendo que ustedes estaban con nosotros y que abogaban por nosotros. Sé que este fue un sacrificio suyo porque estaba enfermo y casi no podía hablar.

Los oficiales de inmigración …, pero el interrogatorio fue intimidante. Yo lloré mucho. Pensé que era muy extraño que me preguntaran por mis hijos. Estaba tan confundida por la pregunta que no pude pensar una respuesta así que le mostré una foto de toda la familia, esto satisfizo su curiosidad por el momento. Habían 4 hombres en interrogándome, 3 de ellos en uniforme y el otro en ropa ordinaria.

Durante el interrogatorio los oficiales repetidamente me preguntaron por usted. Hicieron preguntas como ¿el pastor les dijo esto o no les dijo aquello? Ellos me preguntaron sobre lo que usted hizo cuando nosotros estábamos con usted en la iglesia. Ellos me dijeron ¿en qué tipo de actividades usted participó el domingo? ¿cuántas veces usted fue el domingo y el lunes a la iglesia? ¿estás segura? Todas las preguntas me condujeron a creer que el interrogatorio era en realidad sobre usted aunque ellos me acusaron formalmente de tener una visa impropia y me hicieron firmar un papel en el que decía que yo entendía los cargos. Pregunté si nosotros podíamos comprar las visas, pero uno de los oficiales me dijo que hablaríamos sobre eso más tarde. Se me dijo que podíamos regresar a Cuba, pero debíamos tener las visas apropiadas para hacerlo.

Agradecí que usted nos dijera que se nos permitía regresar a Cruces para recoger nuestras cosas y despedirnos de todos. Fue un poquito menos doloroso oírlo de un amigo y hermano en Cristo. Sin embargo, fue un castigo doloroso y me dolió mucho. No siento que el castigo fue apropiado para la ofensa. Traté de hacerlo todo tan honestamente como sabía. Es difícil trabajar dentro de la estructura de dos gobiernos desconociendo cada ley y requerimiento pero trato de hacer lo que puedo.

Aprecio el tiempo que tuvimos para la cena de despedida. Significa mucho para mí que algunos hermanos vinieran par decirnos adiós. Valoro la experiencia de amor y el compañerismo que tuvimos en la iglesia bautista Emmanuel y espero que seamos capaces de regresar una vez más. Aunque se nos dijo que podíamos regresar con la visa apropiada, por alguna razón me pregunto si… Uno de los oficiales de inmigración que no sería bueno para nosotros si regresáramos y que podíamos estar en problemas.

Los oficiales mandaron un ómnibus por nosotros a las 10 PM y nos llevaron a una casa de turismo en Cienfuegos el martes 26. Al llegar P. sacó dinero para pagar al conductor. El viento se llevó uno de los billetes de las manos de P.. Cuando él trató de retenerlo, su acción me causó un desmayo. ..

Estuve agradecida que usted explicara qué debíamos esperar de nosotros mientras estábamos. Nunca antes yo había estado en una casa de arresto. Además yo quiero agradecerle que usted le preguntara a los oficiales si nosotros podíamos ir a Rancho Luna a visitar a Anita y Eduardo. Aunque solo nos permitieron estar 3 horas para ir hasta allá y regresar a la casa de turismo, estoy agradecida por el tiempo que tuvimos. El miércoles por la noche Anita vino a cenar con nosotros. Le informamos a la mujer de la casa de alquiler que cenaríamos en el Jazz Club de Cienfuegos. Mientras estábamos allí un agente vino y se sentó detrás de P. y yo. Al igual que D. y Pt., él solamente ordenó un vaso de agua. Él nos observó y escuchó nuestra conversación.

No dormí bien el miércoles 27. Recuerdo que los oficiales de inmigración nos recogieron a las 6 AM el jueves 28 para llevarnos a La Habana donde nos encontraríamos con los oficiales de inmigración. No entiendo por qué nos llevaron a inmigración en La Habana. Yo entendí que íbamos a ser deportados y me causó admiración de por qué no fuimos directamente al aeropuerto.

Gracias por ir a encontrarse con nosotros en la mañana del 28 de enero. Yo sé que fue un sacrificio de su parte manejar hasta Cienfuegos a las 5:30 AM. Su presencia me confortó y agradezco que fuera a despedirnos al aeropuerto y ayudarnos con el equipaje.

Dos oficiales de inmigración nos recogieron en la casa de alquiler y de allí nos llevaron a La Habana. Viajamos a través de pequeños pueblos, por la carretera. Yo disfruté las vistas. Después de haber viajado un tiempo, paramos y recogimos a otro oficial de inmigración, el cual se sentó detrás de nosotros. Yo noté que él llevaba nuestros pasaportes. Nosotros fuimos escoltados por 3 oficiales y sentí que éramos tratados como criminales aunque ellos nos habían dicho que nuestra única ofensa o delito era no tener las visas apropiadas. En este punto comencé a llorar. P. me preguntó por qué estaba llorando y yo no pude contestar solamente permití que mis lágrimas rodaran por mi cara. Me preguntaba si este sería nuestro último viaje a Cuba y todo lo que pude hacer fue llorar.

Estoy segura que usted se preguntará qué pasó con nosotros cuando estábamos en La Habana. Fuimos llevados a un complejo del gobierno. Yo estoy suponiendo que esto tenía que ver con inmigración. No estoy segura de si usted podía acompañarnos, pero los oficiales nos dijeron que era un área restringida. Fuimos llevados a una celda de hormigón fuera del complejo. Aunque esta tenía una puerta de hierro en cada lado, los oficiales no podían vernos. Creemos que esta era una cárcel o una celda de detención. Los guardias nos observaban desde lejos y también detrás de una ventana. Nosotros nos sentamos en un banco y esperamos pacientemente. No nos dieron ninguna comida o agua y no nos permitieron ir a ninguna casa de descanso sin escolta. Estuvimos allí desde las 9:30 AM hasta la 1:30 PM, cuando 2 oficiales de inmigración nos explicaran que debían llevarnos al aeropuerto y acompañarnos hasta que abordáramos el avión. Pagamos el boleto y el impuesto de salida y fuimos llevados a la puerta por uno de los oficiales de inmigración. El permaneció con nosotros hasta que abordamos al avión, solamente entonces él nos dio nuestros pasaportes.

Me sentí tan contenta al verlo cuando llegamos al aeropuerto! Supe que usted estaría esperando por nosotros! Usted nunca nos abandonó. Incluso cuando perdimos la conexión y llegamos muchas horas más tarde e incluso cdo llegamos después de medianoche, usted siempre estuvo allí para cuidar de nosotros. Agradezco por su amistad y lealtad. Quiero que sepa que P. y yo agradecemos todo lo que usted hizo para interceder por nosotros. Sé que usted pasó mucho tiempo con los oficiales alegando a nuestro favor hasta el punto de la exasperación… Por esa razón estoy preocupada por la seguridad de usted y su familia. Tengo miedo que el gobierno continúe presionándolo personalmente y que imponga multas que usted no puede pagar. Temo que usted sea asediado ( o acosado) o puesto en prisión. Estoy preocupada por Glenda y los niños sabiendo que ellos también están sintiendo el estrés de la situación. Me doy cuenta que este estrés perjudicial para su matrimonio. P. y yo solamente sufrimos un malestar temporal mientras estuvimos allá, pero usted y su familia deben soportar estas cosas corrientemente (habitualmente). Sean fuertes y valientes. Oraremos por ustedes.

No sé si regresaremos a Cruces. Fue una experiencia de primera mano de persecución religiosa que ustedes deben soportar. P. y yo oramos por estos problemas. Por favor escriba pronto.

Repaso a las «Treinta preguntas sobre libertad religiosa en Cuba»: 16. ¿Por qué arremete contra la agrupación de pastores e iglesias al oriente de Cuba conocida como Pastores por el Cambio a quienes impidió en 2012 la entrega de donativos a los afectados en Santiago de Cuba por el huracán Sandy?

En pleno Zócalo con un predicador que pregonaba libremente su mensaje

En pleno Zócalo con un predicador que pregonaba libremente su mensaje

Como parte de la victoria obtenida el 14 de enero de 2013 cuando el régimen en Cuba se vio obligado a abolir el permiso de salida al exterior que él mismo otorgaba o negaba a sus ciudadanos, conocida popularmente como “carta blanca”, en viaje a México DF. pude palpar evidencias de libertad religiosa que sin dudas constituyen frutos de un largo bregar de la sociedad mexicana, a quien en su conjunto todavía falta mucho por alcanzar. Un ejemplo de ello fue la libre presencia de un team de predicadores nada menos que en la emblemática Plaza de la Constitución, el Zócalo, contigua a la Catedral, que con sus bocinas pregonaban su mensaje sin que nadie les molestase. Por contraste de asociaciones recordé inmediatamente a los Pastores por el Cambio, plataforma fundada el 10 de abril de 2012 en la ciudad de Bayamo, en la oriental provincia de  Granma, Cuba, como consecuencia precisamente de la oposición violenta de la policía política al activismo cívico de varios pastores especialmente expresado en atreverse a pregonar su prédica en las calles.

Un excelente artículo de Julio Aleaga Pesant aparecido originalmente en Cubanet: http://bit.ly/1vNFlNl daba a conocer a los medios en su mismo año de fundación a los Pastores por el Cambio. Luego de eso la noticia fue el robo por parte de la policía y de la Seguridad del Estado de una tonelada de ayuda humanitaria que esta organización había logrado recaudar para trasladar como ayuda humanitaria a familias de Santiago de Cuba tras el paso devastador del huracán Sandy. El accionar de este movimiento in crescendo obligó nada menos que a la propia Caridad Diego Bello, Jefa de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, a trasladarse hasta Bayamo no solo para impartir instrucciones como autoridad política a cuadros del Partido o a policías, sino inclusive -lo cual resulta en extremo vergonzoso- a “iglesias cristianas” de la ciudad, miembros del Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), para aunar su apoyo en el combate a esta amenaza que les suponían los Pastores por el Cambio.

Pastores por el cambio hostigados en Cuba por intentar hacer lo mismo que el predicador en el Zòcalo

Pastores por el cambio hostigados en Cuba por intentar hacer lo mismo que el predicador en el Zócalo

Teniendo en cuenta la represión extrema orientada desde la más alta cúpula del régimen en La Habana contra tan atrevida plataforma religiosa su caso fue incluido de manera especial ocupando la pregunta dieciséis de un total de treinta que cuestionan las supuestas libertades religiosas en Cuba y que fueron lanzadas en septiembre de 2013: http://bit.ly/1z5iFsb durante viaje que realizamos a Washington invitados por Solidaridad Cristiana Mundial (CSW). Guiados por esta pregunta, la extrema represión contra los Pastores por el Cambio y el efecto que esto ha ocasionado sobre ello ha sido objeto de discusión en conversatorios convocados por el Instituto Patmos.

Pastores por el Cambio y los alimentos que les incautaron

Pastores por el Cambio y los alimentos que les incautaron

Evidentemente la agrupación Pastores por el Cambio ha sentido los efectos de la persecución lanzada en su contra. Expresión de ello es que la mayor parte de sus líderes originales ya no se encuentra en Cuba. Lo último que públicamente supimos de ellos fue una nota publicada en el blog Religión en Revolución: http://bit.ly/1F2en9C con fecha 26 de julio de 2014.  Previo a esto había tenido lugar una  lamentable discusión mediática en la que su liderazgo se enfrentaba contra sí mismo, situación en extremo parecida a la que ahora enfrenta la agrupación femenina conocida como Damas de Blanco, movimiento que acapara nuestra pregunta catorce de las referidas treinta. Al igual que corresponde ahora a las Damas de Blanco, los Pastores por el Cambio tienen el reto de levantarse cual Ave Fénix sobre las cenizas a las cuales el régimen ha pretendido reducirles. Pero no se equivoque la cúpula del poder político en Cuba ni se apresure a celebrarlo. Una nueva etapa, superior, y más efectiva, puede sobrevenir, luego de tanta adversidad, tanto para Pastores por el Cambio como para las Damas de Blanco. ¡Así sea, y que, como en México, seamos capaces de escalar las escarpadas cimas de la libertad religiosa!

El motivo del atraco

Actas de ocupación

Actas de ocupación

Diapositiva6El pasado sábado mi esposa y yo fuimos objeto de un atraco. No eran vulgares delincuentes. Era la policía. Fuimos detenidos durante dos horas, entre 3.40 y 5.40pm, tiempo durante el cual se procedió a la ocupación de nuestras laptops y de mi memoria flash de 32 Gb que llevaba conmigo. En todo momento la policía intentó dar la apariencia de un normal proceder y así se reflejó en las actas de ocupación: «por motivo de un hecho que se investiga». Pero el modus operandi resulta muy claro: la Seguridad del Estado, que ya no puede valerse del derogado «permiso de salida»  (Carta Blanca) intenta interferir un viaje que en compañía de nuestras hijas y de otros miembros de nuestra iglesia tenemos planeado, con boletos comprados incluso, para el próximo 9 de julio.

Evidentemente existen propósitos más sórdidos detrás de la ocupación de nuestras laptops: generarnos una limitación legal que nos impida viajar. No es solo nuestro instinto que nos lo insinúa, constituye la profesional opinión de los abogados a quienes hemos consultado. Supuestamente el asunto compete solamente a la PNR que investiga, según nos explicaron, casos de robo de tecnología. Conociendo que la PNR local no actúa por su cuenta sino que recibe órdenes de las más altas instancias no nos queda más que apelar a la opinión pública internacional y solicitar su solidaridad, que puede ser efectiva, para impedir que el régimen, una vez más, se salga con la suya.

Mi misión como padre

Mi hija Rachel esposada

Mi hija Rachel esposada

Tal vez el ministerio más difícil de todos los que ejerzo en Cuba sea el de padre. Debo agradecerle mis dos hijas encantadoras primero a Dios y luego a mi insistente esposa. Yo me negaba a engendrar hijos en un país sin libertad, ellos me convencieron. Hoy doy gracias a ambos pues aunque mi país sigue secuestrado, Rocío y Rachel me hacen la vida más llevadera y constituyen una de los mayores estímulos para seguir dando lo mejor de mí a fin de conseguir una Cuba donde puedan tener la juventud plena que nosotros no tuvimos.

Ser padre en Cuba significa para mí, además de enfrentar la difícil tarea, como para la mayoría de los padres cubanos, de proveer para mi casa, de ser juzgado además como un padre irresponsable. Luchar abiertamente por una Cuba libre, aunque sea con las armas del amor, me atrae el juicio de muchos. Incontables veces he escuchado de boca de amigos y enemigos la frase: «No piensas en tus hijas». En los últimos tiempos este ha sido el principal argumento de los gendarmes de la Seguridad del Estado.

El 25 de enero, vísperas de la reunión de la Celac en La Habana, fui detenido públicamente en presencia de mis hijas. Aquel sábado las sacaba a pasear al mediodía, habíamos planificado visitar la vecina villa de San Juan de los Remedios, a punto de cumplir los quinientos años, aprovechando el día libre de clases de las niñas, y comer en familia fuera de casa.  Mientras esperábamos el transporte público dos agentes de la seguridad aparecieron repentinamente en su Suzuki para decirme que se me prohibía moverme libremente. Les expliqué que no iba a desistir del plan que tenía que salir con mi familia y no les dejé más alternativa que arrestarme, lo cual hicieron violentamente y sin miramientos me llevaron esposado ante mis hijas. Ya preso en el cuartel cuestionaron mi condición de padre ya que según ellos habían provocado la escena frente a ellas.

Cuando me detuvieron otra vez el pasado viernes 6 de junio para intentar impedir la gira de conciertos que habíamos organizado como Instituto Patmos con David de Omni Zona Franca y me trasladaron esposado de Santa Clara hasta mi casa, y no teniendo ninguna razón convincente para justificar este nuevo arresto, el agente que me llevaba en la patrulla solo arguyó: «Lo llevamos pastor porque es un padre irresponsable, su hija está con fiebre en casa, y usted anda perdiendo el tiempo por Santa Clara». En efecto, mi hija Rachel por estos días estaba pasando por un virus de gripe y de vez en cuando tenía alguna fiebre. Cuando me despedí por la mañana dejé a la niña con 37 grados Celsius de temperatura, pero todo bajo control y bajo el cuidado de mi esposa con la cual estuve en contacto telefónico todo el tiempo. La escena con el agente me confirmó lo interesada que está la Seguridad del Estado en mi rol como padre y en el estado de mis hijas acerca de las cuales se encuentran muy pendientes. Así de interesados estaban en la familia Payá y ya sabemos el «regalo» que hicieron a Rosa María y hermanos hará dos años el cercano 22 de julio.

Hace unos días mientras escribía en mi oficina me interrumpió mi hija Rachel con su inocente sonrisa infantil, había envuelto sus manos en una cinta como si estuviese esposada: «Mira papá, lo mismo que te hicieron a ti». Entonces le tomé la foto que ahora comparto como recuerdo de estos aciagos días que inevitablemente dejaremos atrás porque precisamente a nombre de nuestros hijos nos urge construir a los padres cubanos una Cuba libre donde no sucedan nunca más los desmanes que ahora mismo tienen lugar. Lo que no comprenden quienes me juzgan es que el móvil principal de mis esfuerzos son precisamente esas dos niñas a quienes me he empeñado en regalar un país en libertad. Y no cejaré hasta lograrlo, en el nombre de Cristo.

 

El ¨Bonhoeffer¨, de Eric Metaxas

Por Mario Félix Lleonart

Si solo mi reciente viaje a USA hubiese servido para encontrar y traer conmigo a Cuba la biografía ¨Bonhoeffer: pastor, mártir, profeta, espía¨ de Eric Metaxas ya habría valido la pena. Como siempre he proclamado ese mártir de la iglesia alemana constituye una inspiración para mi vida, por ello este blog ¨Cubano Confesante¨. En los días de detención y prisión domiciliaria como parte de la vergonzosa ola represiva, de la que siempre habrá que hablar cuando se mencione la II Cumbre de la Celac en La Habana, la obra de Metaxas fue mi libro de cabecera. Con un texto como este cualquiera en mis circunstancias se reafirma en su fe y convicciones de justicia social emanadas de la Biblia.

En esta lectura, ya que varias más resultan obligadas, el capítulo siete ¨Bonhoeffer en Estados Unidos¨ refiriéndose a la estancia del pastor por casi un año (1930-31) en ese gran país, me identificó mucho por mi experiencia similar de casi cuatro meses recién vivida. Coincidentemente casi llegamos el mismo día del mismo mes a USA (él 12 y yo 11 de septiembre), pero él cerró su periplo en New York un 17 de junio, día de mi cumpleaños, para tres días más tarde regresar a Alemania. De este tiempo el sitio escogido por Bonhoeffer para pasar la navidad no fue precisamente en los hielos norteños sino en nuestra Habana tropical adonde se dio un salto para predicar ante una congregación alemana sobre el texto que narra la muerte de Moisés en el monte Nebo. De toda la teología con la que Bonhoeffer tuvo contacto en USA la que más le influyó fue la que conoció gracias a su amigo Albert Franklin Fisher, afroamericano crecido en Alabama, con quien asistió a la Iglesia Bautista Abisinia de Harlem, donde quedó impresionado al conocer al predicador Dr. Adam Clayton Powell. Según Metaxas ¨Powell combinaba el fuego de un predicador revivalista con un gran intelecto y visión social. Combatió de forma activa el racismo y no se andaba con rodeos para hablar del poder salvífico de Jesucristo,…, él creía que sin ambas alternativas uno no tenía ninguna en realidad y que, con ambas, uno lo tenía todo o más. Cuando se combinan las dos, y solo entonces, Dios estaba presente en la ecuación y la vida fluía hacia el exterior.¨

Bonhoeffer solo volvió a USA el 12 de junio de 1939 para estar únicamente en New York por veintiséis días en los que se debatió en si se refugiaba allí o regresaba a Alemania a hacer frente a su dura realidad, decidiéndose definitivamente por lo segundo. En el capítulo 21 ¨La gran decisión¨ referido a los sucesos de su vida en 1939 se describe este episodio. Aunque breve este viaje en relación al primero, Bonhoeffer escribía en mitad del Océano Atlántico mientras regresaba: ¨La visita ha llegado a su fin. Me alegro de haber estado aquí y estoy contento de ir camino a casa. Quizás he aprendido más en este mes que en todo el año que pasé aquí hace ya nueve; por lo menos he adquirido algún conocimiento interior para todas las decisiones futuras. Es probable que esta visita tenga un gran efecto sobre mí.¨ 

Coincido con Wall Street Journal al referirse a esta joya de biografía: ¨En Bonhoeffer, el señor Metaxas nos recuerda que existen formas de religión – respetables, domesticadas, tímidas- que pueden acabar haciéndole al diablo su labor¨. Por conexión esta declaración trajo a mi mente recientes palabras de la voz autorizada del Dr. Marcos Antonio Ramos, autor del mayor volumen que se haya escrito sobre el protestantismo en Cuba, en un reportaje realizado por martinoticias.com, a propósito de las treinta preguntas que estuve enarbolando durante mi viaje a USA. El historiador declara que solo voces de pastores o sacerdotes a título individual se han levantado para cuestionar al régimen pero ninguna forma de confesión religiosa organizada en Cuba se ha atrevido a hacerlo. Para nuestro pesar histórico las palabras de Marcos Antonio entrelazadas con las del Wall Street Journal referidos al Bonhoeffer, de Metaxas, nos enjuician como iglesia cubana en general. Las palabras del Journal parecen describirnos literalmente. En palabras de uno de los oficiales de la policía política activo en estos días de represión: ¨La iglesia en Cuba no me interesa¨, como queriendo decir: ¨No nos es un problema. Se encuentra tan llena de intereses. Una gran tonta útil.¨

Christianity Today comentando también al Bonhoeffer, de Metaxas, que describe como sólido y magistral, declara: ¨Durante un tiempo angustioso en el que numerosas iglesias adoptaron la ideología nazi y otras se doblaron bajo la presión del gobierno, Bonhoeffer permaneció firme, aunque algunas veces solo¨. La vida de Bonhoeffer y también su teología práctica constituyen un ejemplo para cualquier cristiano que en Cuba decida representar los valores del Reino en medio de la hecatombe que reina como consecuencia de más de cincuenta años de desgobierno.

Portada del libro

Portada del libro