Informe Semestral Enero a Junio, 2017 sobre violaciones a la Libertad Religiosa en Cuba elaborado por el Instituto Patmos

INTRODUCCIÓN

A pesar de la persecución religiosa que se ha mantenido por casi seis décadas, primero en variante abierta (antes del cambio constitucional de 1992) o en variante velada o que algunos denominan como de tolerancia religiosa (luego del cambio constitucional que en 1992 hizo un cambio en la declaración de la Constitución de confesionalmente atea a laica); las diferentes confesiones religiosas en Cuba primero vivieron un boom en los años ´90 y luego, desde entonces, un crecimiento sostenido. En cifras esto podría traducirse en que en el presente año 2017 de la población total de Cuba que se estima en 11 500 000 habitantes el 35 % es nominalmente católico; 30% profesante de religiones populares: que incluye cuatro variantes principales de religiones afrocubanas y diferentes tipos de espiritismo; 20 % autodefinida atea, 10% evangélicos y un restante 5% podría contarse en comunidades que podrían incluir a los Testigos de Jehová (proscriptos desde 1976 y hasta la actualidad)  con alrededor de 100 000 afiliados, el Islam con 15 000 musulmanes, los judíos (que es la comunidad que menor crecimiento ha registrado desde su enorme emigración ocurrida en la década del ´60) con 1400 miembros actuales; de estas comunidades de fe religiosas más pequeñas el último grupo en reportar su presencia formal en la isla ha sido el de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (conocidos como mormones) que con el anuncio el domingo 18 de junio de la creación de su primer distrito plantó bandera con sus primeros 100 miembros luego de misionar por una década.

El 10% de evangélicos, 1200000 de creyentes que algunos estiman en 1800000 tomando en cuenta a los formalmente no afiliados resulta el grupo más diverso y a la vez el de mayor potencial de crecimiento. Las denominaciones más representativas son la Iglesia Evangélica Pentecostal de Cuba (Asambleas de Dios), con 500000 creyentes; la Convención Bautista Oriental de Cuba, con 100000 creyentes; la Iglesia Metodista de Cuba, con 70000 creyentes; la Convención Bautista de Cuba Occidental, con 60000 creyentes;  la Liga Evangélica de Cuba y los Adventistas del Séptimo Día de Cuba, ambas con 50000 creyentes; La Biblia Abierta, las Buenas Nuevas y los Bautistas Libres, con 30000 creyentes cada una; y los Pinos Nuevos con 20000 creyentes. En el Registro de Asociaciones del Ministerio de Justicia (MINJUS) se incluyen 55 denominaciones, pero otras tantas, especialmente identificadas con movimientos neo evangélicos como los del mover apostólico no han sido legalizadas; otras, como los de Iglesia Bautista Misión Bereana (como en el caso de los Testigos de Jehová) permanecen proscriptos desde 1976. Estos grupos no reconocidos legalmente representan el 12% de la feligresía evangélica cubana, formadas por unas 90 diferentes denominaciones surgidas a lo largo de los últimos 58 años en Cuba y algunas de ellas con una historia ya de más de 30 años. Es probable que algunas alcancen ya feligresías de 30 000 miembros o más. Su carencia de legalidad jurídica posibilita que el mismo gobierno que se las niega les persiga abiertamente.

El 8% de los evangélicos, unas 30 denominaciones, están afiliadas al Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), organización políticamente comprometida con el sistema; que tiene como referente al Concilio Mundial de Iglesias (CMI). Otro 80% de las denominaciones evangélicas simpatiza con la Alianza Evangélica Mundial (AEM) pero ha visto negado sus intentos de fundar con reconocimiento legal la Alianza Evangélica Cubana (AEC) que le tendría como referente, y que ya en la práctica existe extraoficialmente; su principal oponente es Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos (OAAR) del Comité Central (CC) del Partido Comunista de Cuba (PCC) que ha invalidado todo intento de solicitud; e incluso ve con malos ojos y obstaculiza que los líderes de estas denominaciones evangélicas celebren reuniones de oración o de confraternidad entre ellos, a pesar de lo cual sus líderes colaboran y mantienen todo contacto posible.

SITUACIÓN REFLEJADA EN EL SEMESTRE ENERO-JUNIO DE 2017

El semestre enero-junio de 2017 representó apenas una continuación de las violaciones a la libertad religiosa que constantemente tienen lugar en Cuba desde hace casi seis décadas.

No solo continúo incólume la OAAR que respondiendo a intereses políticos toma toda decisión en Cuba en relación a asuntos religiosos, sino que algunos de sus representantes además de sus labores de control interno viajaron durante este semestre a USA donde fueron recibidos, por instituciones previamente contactadas por la Embajada de Cuba en Washington, como garantes de los derechos religiosos en la isla. Como un ejemplo de esto puede citarse la noticia respecto a la cual informaba el pasado 9 de mayo @CUBAONU, la cuenta en Twitter de la Misión Permanente de la República de Cuba ante la Organización de Naciones Unidas. Durante su estancia en USA esta delegación visitó instituciones religiosas en New York que tal vez no están bien informadas de la responsabilidad de la OAAR representada por los visitantes en flagrantes violaciones a la libertad religiosa en Cuba. Probablemente el objetivo de esta delegación haya sido contactar al Sr. Ahmed Shaheed, Relator de las Naciones Unidas (ONU) para la Libertad de Religión y Credo recién investido en funciones en 2016 y con quien el 3 de abril nuestros coordinadores en Washington DC pudieron contactar.

La Ley de Culto, solicitada por diversas instituciones y líderes religiosos cubanos continúo ausente de la legislación cubana. Entre enero y junio de 2017 no existió señal alguna de que hubiese algún avance al respecto, pero tampoco se avistaron cambios para un futuro cercano si se tiene en cuenta que continúa pendiente la aprobación de una nueva Ley Electoral (la vigente data de 1992), a pesar de que esto se anunció en la prensa estatal desde principios de 2015 sigue sin anunciarse fecha para debatirse en el Parlamento no obstante a la cercanía ya de las elecciones parlamentarias, (las elecciones municipales han sido fijadas para el próximo 22 de octubre).

Ninguna de las múltiples propiedades religiosas confiscadas durante los años de la persecución abierta fue devuelta en la primera mitad del 2017; ni tampoco ninguna de las organizaciones afectadas recibió ningún tipo de indemnización. De modo que el actual período evaluado resultó estéril respecto a esta violación que continúa pendiente en el tiempo, sin correcciones ni compensaciones. Son muchos los casos pero podría mencionarse como ejemplo simbólico el terreno contiguo a la Iglesia Bautista en Yaguajay (calle Quintín Banderas #15, Yaguajay, Sancti Spiritus, 65100; pastoreada por Yuri Castellano Pérez, E-mails: ycastellanos75@gmail.com, yuriyyamilka@cbcocc.co.cu; Teléfono Fijo: +5341553204; Móvil: +5353419904) donde en el pasado se ubicó un prestigioso Colegio Bautista, a pesar de los trámites legales emprendidos por la Asociación Convención Bautista de Cuba Occidental, propietaria del mismo, nada se consiguió. Este caso específico constituye una muestra fehaciente del abuso de poder del Estado que impunemente no solo no devuelve terrenos que no le pertenecen sino que construyó oficinas para algunas de sus empresas ignorando todos los recursos agotados que fueron agotados por esta denominación religiosa.

Lo que sí ha sucedido es que propiedades que usan grupos religiosos cuyo reconocimiento legal no ha sido concedido han sido amenazadas con nuevos decomisos y/o demoliciones. Muchos casos que han vivido esta tensión en estos seis primeros meses de 2017 son de conocimiento público, tales como:

  • “Rey de Gloria” pastoreada por Juan Carlos Núñez (Calle Maceo No.20, E/ J. Agüero y A. Guardia Rpto Primero, Las Tunas, Cuba, CP 75100).
  • “Fuego y Dinámica” pastoreada por Bernardo de Quesada en Camagüey (bernardo65@nauta.cubernardoquesada@yahoo.es, Móvil: +5352931429, +5353135111 y Fijo: +5332213034)
  • “Sendas de Justicia” pastoreada por Alain Toledano Valiente en Santiago de Cuba; (alaintoledano2007@gmail.com, Móvil: +5353388556)
  • “Viento Recio”, pastoreada por Mario Travieso en Las Tunas (E-mail: adri6409@nauta.cu, Móvil: +5353949392)
  • “Estableciendo el Reino de Dios”, pastoreada por Marcos Antonio Perdomo Silva (E-mail: pastormarcos60@gmail.com, Móvil: +5353630754) en Santiago de Cuba.
  • “Iglesia Bautista Misión Bereana”, pastoreada Daniel Josué Pérez Naranjo, (Arroyón, Chaparra, Las Tunas; E-mail: josuedaniel88@nauta.cu, Móvil: +5353137732, +5352225874).

Muchos de ellos ya sufrieron este tipo de violaciones en meses pasados, pero nuevos ataques pueden ocurrir en cualquier momento. Muchos otros pastores, incluyendo incluso iglesias legalmente reconocidas, denuncian amenazas de este tipo pero solicitan mantenerse en el anonimato por temor a mayores represalias.

Tampoco en el primer semestre de 2017 se conoció del reconocimiento legal de alguna de las organizaciones religiosas que han solicitado su inscripción legal (incluyendo a las mencionadas anteriormente) al Registro de Asociaciones del MINJUS, algunas de las cuales llevan décadas en tal espera. De estos grupos sin reconocimiento proviene precisamente el mayor número y diversidad de denuncias de violaciones a la libertad religiosa, puesto que el limbo ilegal al que se les condena propicia la impunidad.

Excepto veinte minutos para el programa radial El Evangelio en Marcha del CIC que se transmitió exclusivamente cada primer domingo de mes a las 8:00am a través de la emisora CMBF Radio Musical Nacional; con lo cual el régimen justifica el acceso a los medios de difusión de las organizaciones religiosas cubanas; ningún otro espacio ha sido permitido en ningún otro medio radial o televisivo, la totalidad de los cuales es monopolio exclusivo del Estado.

El 100% de la educación continúo en este semestre en manos estatales; ningún plantel educativo se permitió abrir a ningún grupo religioso en ninguno de los niveles de enseñanza incluyendo modalidades preescolares como la de los kindergártenes. Esto constituye una flagrante violación continuada a millares de familias que preferirían, si fuese posible, enviar a sus hijos a otro tipo de colegios o escuelas que no fuesen la estatales por incluir estas en sus programas educativos materias contrarias a las enseñanzas y principios transmitidos por las organizaciones religiosas y en extremo ideologizados y politizados. Y también constituye una violación a las organizaciones religiosas que están en disposición de contribuir a la sociedad cubana aportando instituciones educativas que constituirían un gran aporte, pero cuyo derecho se les niega. Lo que si sucedió en este semestre en relación a esta violación fue que un pastor del oriente de Cuba que se atrevió a manifestarse según este criterio de millones de familias recibió represalias que se encuentran en proceso de desarrollo.

Se trata del pastor Ramón Rigal quien radica en Guantánamo (Iglesia de Dios en Cristo; calle Luz Caballero #1075, entre Mármol y Varona, Guantánamo; E-Mail: ramonrigal@nauta.cu, Móvil: +5358551607). Este líder religioso, recogiendo el sentir de millones de padres cubanos, decidió educar a sus hijos en casa  con el apoyo de organizaciones tan prestigiosas como lo es en EE.UU. Home School Legal Defense Association (HSLDA). Por tal razón, él y su esposa Adya fueron arrestados el pasado 21 de febrero acusados de “actuar contra el normal desarrollo de un menor” y posteriormente, el 25 de abril fueron juzgados en un juicio sin garantías donde Rigal fue condenado a un año de prisión y su esposa a un año de arresto domiciliario. La decisión final espera por la vista oral que tendrá lugar el 6 de julio como respuesta a su solicitud de apelación.

Casos de exclusiones de predios universitarios ya fuera en calidad de alumnos o profesores, y por motivos ideológicos de índole política o religiosa tuvieron lugar también en estos primeros seis meses del año. Por causa religiosa resultó notorio y totalmente documentado el caso de Dalila Rodríguez González ( E-mail: dalilarod83@gmail.com, Móvil: +5353236152) activa líder juvenil de la Iglesia de las Buenas Nuevas asociada a Calvery Chapel en Camajuaní, Villa Clara. Luego de más de 10 años de exitoso trabajo esta brillante joven de 33 años fue inhabilitada como profesora y suspendido el doctorado que realizaba. El 11 de abril Dalila recibió una orden de despido de su puesto en la Facultad de Humanidades, emitida por el rector Andrés Castro Alegría y en la que se invoca el artículo 74 del Reglamento para la aplicación de las Categorías Docentes de la Educación Superior. El 2 de junio el MES ratificaba tal decisión como respuesta a la apelación que con asistencia de un abogado Dalila realizó.

También relacionado con la educación durante este primer semestre de 2017 el Ministerio de Educación Superior (MES) continúo sin reconocer a la totalidad de los seminarios bíblicos y teológicos del país, a pesar de estar reconocidos por sus asociaciones, y en ninguna de las universidades del país existen facultades teológicas. Aunque esto afecta a la totalidad de los seminarios teológicos puede citarse a modo simbólico el caso de un antiguo seminario, como la Universidad Teológica Pentecostal de Cuba, perteneciente a las Asambleas de Dios fundada en 1939 y cuyas instalaciones fueron confiscadas en 1963, a pesar de lo cual ha diseñado un sistema de estudios en 17 campus (filiales o Centros de Estudios Teológicos) en todas las provincias del país y forma actualmente a unos 7000 pastores en toda Cuba, con gran influencia interdenominacional. Podría mencionarse también el ejemplo más reciente del Seminario Teológico Bautista ¨Luis Manuel González Peña¨ bajo el auspicio de la Iglesia Bautista ¨La Trinidad¨ de la ciudad de Santa Clara. Ambas instituciones están acreditada por Caribbean Evangelical Theological Association, articulada con International Council for Evangelical Theological Education, sin embargo sus solicitudes de acreditación ante el MES han sido reiteradamente negadas.

También en el recién finalizado primer semestre de 2017, al ser objeto de atención la agrupación Testigos de Jehová en Rusia que tras una intensa batalla legal fueron declarados ilegales el 20 de abril de 2017 por el Tribunal Supremo; volvió a pensarse por asociación en las vicisitudes que sufre en Cuba desde 1976 este mismo grupo; y desde lo cual la simple identificación de sus clandestinos lugares de culto con un cartel de ¨Salón del Reino¨, normal en cualquier país donde medianamente sean respetados las libertades religiosas, constituye algo impensable. Otras organizaciones que en ese mismo año 1976 también fueron proscriptas, como la Iglesia Bautista Misión Bereana, continuaron en este primer semestre en ese mismo estado legal en el cual permanecen por más de 40 años.

Todos los domingos del 2017 al grupo femenino conocido como Damas de Blanco se le impidió asistir a misa, una continuación del 2016, con lo cual suman 105 domingos de estas violaciones. Las mujeres que integran este grupo son detenidas, muchas veces de manera violenta, al salir de sus casas, constantemente vigiladas; o en algún punto antes de llegar a las iglesias. Esto constituyó una de las mayores violaciones religiosas de carácter sostenido a lo largo de todo el semestre y merece toda la atención y repudio de parte de los organismos a nivel internacional que velan por las libertades religiosas. Algunas de sus representantes, incluyendo a su principal líder, Berta Soler, han sido impedidas de salir de Cuba en varias ocasiones en este primer semestre del año. El 5 de junio la activa joven católica y también dama de blanco Sayli Navarro fue impedida de abordar un avión para viajar a Bruselas donde condenaría ante el Parlamento Europeo violaciones como estas, invitada por el grupo Alliance of Liberals and Democrats for Europe (ALDE).

La represión religiosa en Cuba prioriza a quienes intentan vivir su fe también en el ámbito político y organizaciones que dentro de la isla o en el mundo se especializan en condenar las violaciones a libertades religiosas deberían tomar en cuenta también esta categoría e incluir casos como el de la pastora Joanna Colombie Grave de Peralta (E- mails: joannacolumbie@yahoo.es, joannacolumbie@nauta.cu Móvil: +5354247379), egresada del Seminario Evangélico de Teología (SET) de Matanzas y cuya iglesia independiente en su propia casa en Céspedes, Camagüey, fue objeto en el pasado de toda clase de censuras. Su decisión de ejercer el liderazgo al frente de la Academia 1010 del movimiento Somos + como resultado de un compromiso con su propia fe cristiana práctica fueron causa de numerosas detenciones arbitrarias. Como causa de esto estuvo encerrada en un calabozo en la prisión del Vivas durante ocho días (viernes 26 de mayo a viernes 2 de junio) al término de los cuales fue humillantemente deportada dentro de su propio país, de La Habana a Camagüey, y amenazada de ser procesada judicialmente de atreverse a regresar a la capital del país. También ha sido impedida este año de volar fuera de Cuba en varias ocasiones, la última de las cuales fue el pasado 17 de junio cuando se le impidió volar a Perú.

La OAAR incluye como asociaciones de carácter religioso en Cuba a organizaciones de índole fraternal como las logias masónicas, de All fellows, Caballeros de la Luz, etc. Razón por la cual nos corresponde estar atentos también a tratamientos violatorios que reciben estas instituciones; de lo cual constituyen un ejemplo los reportes realizados por el masón Armando Antonio Pérez Pérez.  Líder de la LOGIA MASÓNICA «Urania – Dr. Mortera» de Zulueta, provincia de Villa Clara; que reporta constantes censuras y limitaciones al trabajo de su logia (E-mail: armandoantonio.perez@nauta.cu y amandaamalia0103@gmail.com. Móvil: +5353502039).

Otras situaciones que vienen desde 2016 y que nos resultan altamente preocupantes son:

El acoso al Centro de Estudios Convivencia, de inspiración católica, y dirigido por el reconocido laico Dagoberto Valdés (Emails: dagoberto@convivenciacuba.esdagocuba@nauta.cu; móvil: +5352636146) cuya sede, vivienda de Karina Gálvez, permanece ocupada; y cuyos miembros, incluyendo a Dagoberto y Karina, han sido constantemente citados y amenazados mediante actas de advertencia en unidades militares.

La prisión del activo laico católico Dr. Eduardo Cardet Concepción. Activo laico católico, líder del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), residente en Velasco, Holguín (Móvil: +5353192883). Por su liderazgo, por su inspiración cristiana, en el MCL fue condenado a 3 años de prisión y Amnistia Internacional le ha declarado prisionero de conciencia.

Muchos otros casos fueron reportados durante este primer semestre de 2017 y pueden clasificar netamente como violaciones a las libertades religiosas dentro de Cuba en situaciones similares a las descritas, a en otras modalidades, pero sus víctimas han solicitado no hacerlo público por el momento por aumentar las posibilidades de represión -muchos han sido amenazados de esto- o por afectar a segundas o terceras personas, o a instituciones en general. No obstante poseemos la información y no descartamos la posibilidad de compartirlo en privado con organizaciones defensoras de los derechos religiosos que se comprometan a no publicarlo hasta que no recibamos la debida autorización de las fuentes.

CONCLUSIÓN

Según las evidencias anteriores, no exhaustivas, al igual que el resto de los derechos civiles de los cubanos las libertades religiosas continúan siendo objeto de un variado número de violaciones en la misma medida en la que el régimen recrudece su represión tras factores tales como: la muerte de Fidel Castro, la victoria electoral de Donald Trump y sus recientes palabras dedicadas a Cuba del 16 de junio anunciando oficialmente un nuevo cambio de política del gobierno de USA, la crisis venezolana y la cercanía de elecciones de 2018, estás últimas que aunque van dirigidas .

Tal vez la mayor evidencia de todas estas violaciones es el miedo es el miedo generalizado que puede percibirse tanto en los grupos legalmente reconocidos, como de los que no lo están pero que resultan relativamente tolerados. Aunque este sentimiento no encaja mucho cuando se habla de personas o grupos que profesan algún tipo de fe religiosa, en todos los regímenes totalitarios se repiten este tipo de reacciones que expresan el sentido de supervivencia con el fin de preservar reducidos espacios o concesiones, al punto de callar no solo las flagrantes violaciones contra los pueblos a los que ministran. Quienes no se autocensuran y permanecen fieles a los valores de sus religiones como antídotos ante el miedo reciben el mismo trato de los disidentes políticos y son precisamente acusados por el régimen de entrometerse en política; como si no fuera precisamente la política la que afecta sus libertades.

No se trata de casos aislados, como recientemente sugiriera a la agencia Associated Press (AP) Joel Ortega Dópico, presidente del CIC (que proviniendo de esta fuente históricamente incondicional al sistema constituye una reveladora confirmación), según un reportaje de Andrea Rodríguez  publicado el 27 de marzo bajo el título de Lejos del pasado oscuro, evangélicos crecen en Cuba, sino que más bien pareciera ser la norma en el panorama religioso cubano que puede resumirse en dos tristes palabras que golpean a todas las confesiones cubanas: autorepresión o represión.

NOTA: La organización que presenta este informe, el Instituto Patmos, fundada en Cuba el 2 de febrero de 2013, y uno de cuyos objetivos primordiales consiste en monitorear el respeto a las libertades religiosas en Cuba, no ha estado exenta en sí misma de represalias por intentar sacar a la luz violaciones como las reportadas. Leonardo Rodríguez Alonso, coordinador en el centro de Cuba, también fundador del Instituto, ha sido objeto de presiones, detenciones y amenazas; y su propia hija, Dalila Rodríguez González es uno de los reportes de este informe, como muestra del acoso a que se encuentra sometida su familia. Igual sucede con Félix Llerena López, coordinador en el occidente de Cuba, quien en mayo 2017 reportó haber sido expulsado como estudiante de la Universidad de Ciencias Pedagógicas de La Habana, y el 17 de junio fue impedido de viajar fuera de la isla. Raudel García Bringas, actual coordinador en Miami se acogió a la Ley de Ajuste Cubano, tras sufrir tres años de prisión en Cuba (su testimonio, disponible en Amazon: http://amzn.to/2tgAnhb puede leerse en su libro Entre la aceptación y el rechazo: El reto de vivir en Cuba).Y los fundadores del Instituto, la misionera Yoaxis Marcheco Suárez y el pastor bautista Mario Félix Lleonart, actualmente coordinadores generales, fueron acogidos como Refugiados por el gobierno de EE.UU. debido al elevado grado de represión en su contra (sus testimonios pueden leerse en sus libros publicados por Neo Club Ediciones: Isla Interior y Cubano Confesante, también disponibles en Amazon: http://amzn.to/2ugjSpx y http://amzn.to/2ugmVxH).

  • Instituto Patmos: institutopatmos@gmail.com
  • Blog: institutopatmos.wordpress.com
  • Twitter: @ForoPatmos
  • P. O. Box 65378, Washington DC, 20035-5378

¡Aquí está mi libro Cubano Confesante!

Al hermano en Cristo, evangélico escritor norteamericano, que con el seudónimo de Karl Barth recibía en EE.UU. los primeros escritos que con el seudónimo de Dietrich Bonhoeffer le envíaba yo desde la oscuridad de Cuba y que él me publicaba en Cubano Confesante.

Durante los últimos siete años de mi vida me acompaña por el mundo un medio que constituye uno de mis modos inseparables de expresión: mi blog personal «Cubano Confesante». Nació de la combinación de esa necesidad innata que todos traemos a este mundo -imagen y semejanza de Dios como somos, de comunicar ideas y pensamientos- con el contexto propicio que me tocó vivir en Cuba de aquel boom de la blogosfera cubana independiente con tanto de sabor a prohibido y por ende con más atractivo todavía, y con desafíos tan sugestivos como el blog Generación Y, de Yoani Sánchez.

Precisamente en el séptimo año de mi publicación ininterrumpida en «Cubano Confesante» nace un hijo del blog, la primera selección de sus escritos compilados en un libro impreso y editado por el sello editorial de Neo Club Ediciones, ese proyecto que tantas letras ha rescatado de la censura, fruto del talento y el amor por Cuba de esa pareja tan especial que son Idabell Rosales y Armando Añel. Como todo libro que no pierde la ocasión de celebrar su nacimiento «Cubano Confesante» tendrá su lanzamiento oficial en el Miami Hispanic Cultural Arts Center como parte del Festival Vista que auspicia precisamente Neo Club Ediciones. Dios mediante el domingo 16 de julio a las 7pm, y con la presentación de honor que me harán seres entrañables que han sido parte, entre muchos otros, de estos siete años apasionantes de mi vida y de mi blog: María WerlauYoaxis Marcheco Suárez y Lincoln Diaz Balart.

Quienes asistan tendrán la oportunidad de adquirir ejemplares de «Cubano Confesante» que más que permitirles conocer un poco más de mi vida personal espero les propicie indagar desde el punto de vista de mi subjetividad en esa realidad cubana que nos rebaza y trasciende y en la que en definitiva, como en todo, tendrá al fin y al cabo Dios la última palabra, y de los cual sencillamente soy un cubano confesante. Quienes no puedan asistir, sin duda la mayoría de mis amigos, hermanos, y aún enemigos, dispersos por el mundo, tendrán la oportunidad de adquirirlo también gracias a esa enorme librería que es Amazon:

 http://amzn.to/2uWGVCI

Ah, por favor, y no dejen de contarme sus impresiones, tanto positivas como negativas, todas serán bienvenidas y de todas se nutrirá la experiencia de la que resultará mi próximo libro y de la cual de esa forma, de una u otra manera participarán todos, y que espero estar lanzando en una próxima edición del Festival Vista, sin censura, en Cuba.

Tres amigas en problemas en Cuba

Muchas mujeres cubanas están en problemas por estos días, ¿cuándo no? Solo hablar de las Damas de Blanco basta para aseverarlo. Ya se sabe que el régimen cubano en toda su macabra historia, pero en especial el raulismo, parece no tenerlas muy bien con el género femenino. No en balde algunos tachan el sistema, de entre una larga lista de negativas clasificaciones, como machista, patriarcal y golpeador de mujeres. Tres de mis amigas más allegadas en la isla en la última semana enfrentaron situaciones que prueban la veracidad de mis afirmaciones, constituyen una pequeña muestra de la evidente feminofobia del sistema.

Mario LLeonart y Misionera Yoaxis Marcheco en visita realizada a la pastora Joanna Columbié en la sede de su iglesia en su propia casa en Céspedes, Camagüey

Joanna Colombié Grave de Peralta estuvo encerrada en un calabozo en la prisión del Vivas durante ocho días (viernes 26 de mayo a viernes 2 de junio) al término de los cuales fue humillantemente deportada dentro de su propio país, de La Habana a Camagüey, y amenazada de ser procesada judicialmente de atreverse a regresar a la capital del país. Dalila Rodríguez González recibió el viernes 2 de junio como respuesta a la apelación que había realizado al Ministerio de Educación Superior (MES) la ratificación de su expulsión como profesora de la Universidad Central de las Villas, sin importar sus once años de intachable trayectoria y truncando además los estudios de doctorado en los que se encontraba. Y Sayli Navarro Álvarez fue impedida de abordar un avión a Bruselas adonde había sido invitada por el Parlamento Europeo bajo la burda excusa de que tenía una multa sin pagar y de cuya imposición no tuvo noticias hasta ese momento; allí esperaba condenar violaciones como las infringidas a las Damas de Blanco, a Joanna o a Dalila.

Con Dalila, su abuela y su mamá

Con Dalila, su abuela y su mamá

Curiosamente, además de mujeres, mis tres amigas son cristianas fervientes; condición que sin dudas recrudece el odio que evidentemente se les tiene. Joanna es pastora evangélica, egresada del Seminario Evangélico de Teología (SET) de Matanzas; su iglesia independiente en su propia casa en Céspedes, Camagüey, ha sido objeto de toda clase de censuras y su liderazgo al frente de la Academia 1010 del movimiento Somos + la causa de su reciente apresamiento y deportación. Dalila es activo miembro de la iglesia Calvery Chapel en Camajuaní, Villa Clara, en cuya comunidad goza desde hace años del máximo prestigio posible. Y Sayli es una católica practicante que ha sido impedida innumerables veces de llegar a su iglesia para participar en  misa.

Con la valiente Sayli Navarro

No obstante, y a pesar del detestable actual orden de cosas, tengo la seguridad de que, no sé cómo, muy pronto mujeres de la valía de mis amigas Joanna, Dalila y Sayli redirigirán los destinos de Cuba dejando atrás siglos penosos para una isla que es femenina desde su bello nombre pero que ha sido durante demasiado tiempo violada por abusadores caudillos.

La represión en Cuba prioriza a quienes intentan vivir su Fe también en el ámbito político

Mario LLeonart y Misionera Yoaxis Marcheco en visita realizada a la pastora Joanna Columbié en la sede de su iglesia en su propia casa en Céspedes, Camagüey

Desafortunadamente para muchos creyentes, sea cual fuere la religión que se profese, existe una diferencia entre lo que se cree y lo que se vive. Es lo que algunos sociólogos en el ámbito cristiano denominan como esquizofrenia espiritual. Con razón declara Carlos Scott, Mentor en Mision GloCal y Miembro Asociado de la Comisión de Misiones en World Evangelical Alliance en El movimiento iberoamericano y las iglesias: reflexiones sobre nuestra misionología:

«… ser cristiano se entiende exclusivamente en categorías religiosas y cúlticas. Esto significa el conocimiento de prácticas, credos, observancia del Domingo, membresía, asistencia, la frecuencia de los cultos, el apoyo a la Iglesia, etc. Hemos tenido mucho éxito: “logramos retirar a los cristianos del mundo”. Con más de 80.000.000 de creyentes en Iberoamérica parece que no pudimos permear la sociedad con los valores del Reino de Dios…Debemos afirmarnos en que tanto la evangelización como la acción social son componentes de la misión. La evangelización y la acción social no son componentes o partes separadas de la misión, sino más bien dimensiones de la misión única e indivisible de la Iglesia…Por lo tanto hablar de Misión es hablar de un mensaje integral de salvación que no conoce fronteras de ningún orden y que está dirigido a todo ser humano y considera toda la realidad de la persona: lo físico, lo moral, lo espiritual, lo intelectual, lo social o lo político…La encarnación es el modelo para la misión de la Iglesia. En su encarnación, Jesús se identificó con la humanidad pecadora, se solidarizó con ella en sus aspiraciones, angustias y debilidades y la dignificó como criatura hecha a imagen de Dios. La Iglesia está llamada a encarar su misión al estilo de Jesús.»

Son precisamente aquellos creyentes que comprenden en Cuba que la Fe cristiana no es para vivir en solitario o para aislarse en guetos, sino precisamente para involucrarse y participar social y políticamente en transformar a la nación y así ayudar a que salga del caos en el que se encuentra, quienes se convierten in so facto en el blanco principal de la represión; y reprimir a alguien solo por intentar vivir y llevar a la práctica lo que cree tiene que ser calificado también como lo que es: violaciones a las libertades religiosas fundamentales. Aunque los ejemplos abundan cada vez más y provienen de todas las confesiones religiosas, fundamentalmente en sus bases, lejos de los intereses de las jerarquías, la pastora evangélica Joanna Columbié Grave de Peralta, adicionando el significativo hecho de ser una mujer, constituye un vivo ejemplo de ello.

no solo es una cristiana comprometida, sino una pastora egresada del Seminario Evangélico de Teología de Matanzas y cuyo ministerio primero el sistema atacó, de lo cual es un ejemplo la iglesia independiente en su propia casa que Joanna estuvo pastoreando en la localidad de Céspedes en la provincia de Camaguey. Precisamente por su compromiso cristiano Joanna aceptó la propuesta de Somos + para dirigir su Academia. ¡Todo un honor para los evangélicos cubanos! – por cierto no es ni la única cristiana comprometida ni la única pastora que en su libre albedrío ha decidido integrarse a Somos +, otros muchos que desean, como buenos cristianos, auténticas libertades y pluralidad para Cuba también lo están haciendo.

Según las últimas noticias el régimen anuncia que ¡DEPORTARÁ! a Joanna a su lugar de origen en el interior de la isla. Quienes defienden todavía lo indefendible: al sistema diabólico cubano deben saber que ese régimen deporta a sus propios ciudadanos en el interior de la isla según los guettos que ha diseñado para controlar a la población. La Seguridad del Estado también anuncia que abrirá una causa contra Joanna para intentar aislarla y cercenarla aún más.

Joanna no es un caso aislado, lamentablemente, pero es un caso real y tangible de este momento. No quedemos de brazos cruzados acatando tanta impunidad…

Joanna no solo es una cristiana comprometida, sino que es también una pastora egresada del Seminario Evangélico de Teología de Matanzas y cuyo ministerio pastoral siempre fue importunado por el sistema, de lo cual podrían atestiguar sus feligreses en la iglesia independiente que funcionó en su propia casa en la localidad de Céspedes en la provincia de Camagüey. Precisamente por su compromiso cristiano fue que Joanna aceptó la honorable propuesta del movimiento político Somos + para convertirse en la directora de su Academia 1010. ¡Todo un honor para los evangélicos cubanos! – por cierto no es ni la única cristiana comprometida ni la única pastora que en su libre albedrío ha decidido integrarse a Somos +, otros muchos que igual desean auténticas libertades y pluralidad para Cuba también lo están haciendo.

Pero ello ha tenido un alto precio para Joanna en un país donde se penaliza la discrepancia política y donde solo el Partido Comunista posee el privilegio exclusivo, no solo de ser reconocido legalmente, sino inclusive de dirigir a su antojo los destinos de toda la nación. Y un Partido que posee por cierto una entidad dedicada por completo a controlar todo cuanto tenga que ver con religión, la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central, dirigida por la Sra. Caridad Diego Bello. Basta solo googlear brevemente con el nombre de la activista para advertir las numerosas violaciones a múltiples de sus derechos de las que ha sido objeto tan solo en el último año.

En el momento en que se escriben estas letras Joanna permanece arbitrariamente recluida en una celda desde el viernes 26 de mayo en la cárcel del Vivac en La Habana. Según las últimas noticias sus carceleros anuncian que ¡DEPORTARÁN! a Joanna a su lugar de origen en el interior de la isla, no sin antes procesarla judicialmente vaya usted a saber con cuales cargos. Quienes defienden todavía lo indefendible deben saber que en Cuba el sistema llega al extremo de deportar a sus propios ciudadanos en el interior de la isla según los guetos que ha diseñado para controlar a la población.

Las organizaciones que dentro de la isla o en el mundo se especializan en condenar las violaciones a libertades religiosas deberían tomar en cuenta casos como el de Joanna y por supuesto la situación específica de esta pastora reprimida en Cuba. Libertad religiosa va mucho más allá de tener un templo en el cual reunirse y poder hacerlo determinados días en determinados horarios de la semana, y ya se sabe que tan solo en estos términos existen cuantiosas violaciones en Cuba; pasa por supuesto también por los derechos de todas las organizaciones religiosas de poder registrarse legalmente y adquirir con ello todas las obligaciones y derechos que debería concederles una Ley de Culto que por cierto brilla por su ausencia en la isla; pero llega incluso al derecho inalienable de cada individuo no solo de creer, sino de profesarla y ejercerla; especialmente si se trata de preceptos tan justos y dignos como los del credo de Joanna.

Actual arena religiosa en Cuba: autorepresión y represión

Protesta convocada frente a la Embajada de Cuba en Washington DC convocada por Home School Legal Defense Association (HSLDA) el 17 de mayo en solidaridad con el pastor Ramón Rigal victima de violaciones a su libertad religiosa

Las libertades religiosas siguen corriendo la misma suerte del resto de los derechos de los cubanos en la medida en la que el régimen recrudece su represión tras la muerte de Fidel Castro, la victoria electoral de Donald Trump, la crisis venezolana y la cercanía de las prometidas elecciones de 2018.

Llama poderosamente la atención el ¨cuidadoso miedo¨ de los grupos legalmente reconocidos, o de los que no lo están, pero que resultan relativamente tolerados. Y lo hacen en aras de intentar conservar sus reducidos espacios, al punto de callar no solo las flagrantes violaciones contra el pueblo al que están llamados a ministrar, sino las que incluso ocurren en contra de sus propios miembros e iglesias. Este temor, fuertemente perceptible, contradice la experiencia cristiana de que ¨no nos ha dado Dios espíritu de cobardía¨ y de que ¨en el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor¨; pero al igual que en otras experiencias de regímenes totalitarios constituyen una de las mayores expresiones de la represión religiosa que llega a manifestarse en la autocensura.

De otro lado preocupa el acoso a iglesias y líderes religiosos que no acatan tal sometimiento porque entienden que más que refrenarlos a ellos, el sistema a quien pretende someter es a Dios mismo. Vale citar a vuelo de pájaro nombres de algunos de estos líderes que han sido noticias en los últimos meses como objetos de flagrantes violaciones, tanto directamente ellos, como sus feligreses, acólitos y familiares:

…Ramón Rigal (Iglesia de Dios en Cristo), Yiorvis Bravo Denis (Naciones para Cristo), Alain Toledano (Sendas de Justicia), Mario Travieso (Viento Recio), Daniel Josué Pérez Naranjo (Bautistas Bereanos), Bernardo de Quesada (Fuego y Dinámica), Juan Carlos Núñez (Rey de Gloria), Marcos Antonio Perdomo Silva (Estableciendo el Reino de Dios), Dagoberto Valdés (Centro de Estudios Convivencia), Armando Pérez (Logias Masónicas); y Leonardo Rodríguez Alonso y Félix Llerena López (coordinadores del Instituto Patmos)…

No se trata de casos aislados, como recientemente reconociera a AP Joel Ortega Dópico, presidente del oficialista Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), sino que más bien pareciera ser la norma en el panorama religioso cubano que puede resumirse en dos tristes palabras que golpean a todas las confesiones cubanas en cualquiera de sus diversas denominaciones: autorepresión o represión.

Deleg. Religious Affairs Office .@PartidoPCC meets w/ religious leaders & attends mass/main chapel/Nrth #Syracuse Baptist Church #NYC

Resulta en extremo bochornoso que en medio de este triste y serio panorama una delegación de quienes ejercen esta represión religiosa desde el sitio más encumbrado del poder político en Cuba, desde la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Partido Comunista de Cuba, esté siendo recibida en Estados Unidos por instituciones, incluyendo sedes religiosas, siendo acogidos estos victimarios como si fuesen garantes y salvaguardas de lo que precisamente atacan.

A seis años de un crimen: El mejor Juez del caso Juan Wilfredo Soto García

JUAN-WILFREDO-SOTO-GARCÍA

Juan Wilfredo Soto García fue evangelizado por un hermano norteamericano miembro de First Baptist Church of Woodway in Waco, Texas; quien le conoció en uno de los tantos viajes que por motivos espirituales y también de ayuda material realizaba a Cuba y a partir de lo cual se convirtieron en amigos.  Juan Wilfredo me contó varias veces su testimonio de conversión a Cristo a la vez que expresaba su gran admiración y amistad por el hermano que le evangelizó. Sus 46 años no fueron fáciles. Fue a prisión apenas siendo un teenager, por eso se le conocía más por su apodo El Estudiante, con el que le nombraban en la cárcel, que por su nombre de pila. Los abusos de los militares en la prisión le convirtieron en un inconforme total con el sistema hasta el día de su muerte en los primeros minutos del domingo 8 de mayo de 2011, Día de las Madres, como consecuencia de una golpiza policial desalojándolo a la fuerza de su amado parque de Santa Clara  del cual a la fuerza se despidió por última vez.

Le conocí en 2010 durante los 135 días de la famosa huelga de hambre de Guillermo Fariñas tras la muerte de Orlando Zapata Tamayo que consiguió la liberación de todos los que quedaban en prisión de la conocida ¨Causa de los 75¨ de la Primavera Negra de 2003. Cada vez que visitaba el Hospital Provincial ¨Arnaldo Milián¨ de Santa Clara El Estudiante estaba allí, sin importar horarios. Le emocionaba que un pastor acudiese a orar y a leer la Biblia en medio de aquellas difíciles circunstancias. Me daba un fuerte abrazo y me felicitaba. Pero yo solo estaba cumpliendo con un deber y le respondía que era él quien debía ser felicitado por su notable ejemplo de fidelidad y amistad. Se tomaba muy en serio su respaldo a Fariñas y esto provocó varios encontronazos de la policía política que tenía tomado el hospital. Se conservan todavía sus denuncias radiales a través de Radio Martí, y también videos realizados por la agencia independiente Cubanacan Press donde Juan Wilfredo advirtió previamente de las amenazas de muerte que entonces le hicieron.

La ocasión propicia para cumplir las amenazas fue aquel jueves 5 de mayo cuando Mariela Castro participaba en Santa Clara de una de sus actividades del Cenesex y la policía tenía órdenes de despejarle el parque Vidal. Tres de los uniformados fueron instigados por oficiales de la Seguridad del Estado presentes en aquel momento en el sitio para sacar de la manera más violenta posible a Juan Wilfredo. Luego de esposar sus manos a la espalda le dieron los primeros golpes con sus bastones ¨tonfas¨ por detrás de las piernas haciéndole caer de bruces, para golpearle salvajemente ya sin blanco fijo en su cuerpo. Uno, o varios de los golpes, rajaron literalmente el páncreas a Juan Wilfredo. Camino al hospital dos horas después conducido por un bicitaxi quiso Dios que se encontrase por última vez con su pastor, como siempre me llamaba, e interrumpió por un momento su vía crucis para expresarme extremadamente adolorido lo que le habían hecho. Desde entonces cumplo con el deber ante Dios de no callar este asesinato del cual legalmente la providencia divina me hizo testigo referencial.

Un tuit desde mi móvil a ciegas sin internet a las 11:55am de aquel triste jueves 5 de mayo de 2011 inició la denuncia que de parte de Dios continuaré hasta que el régimen que mató a Juan Wilfredo sea juzgado y condenado

Un tuit desde mi móvil a ciegas sin internet a las 11:55am de aquel triste jueves 5 de mayo de 2011 inició la denuncia que de parte de Dios continuaré hasta que el régimen que mató a Juan Wilfredo sea juzgado y condenado. Además de las denuncias en las redes sociales agoté dentro de Cuba los canales legales establecidos por el propio régimen exigiendo una revisión de este hecho: solicité investigaciones imparciales a la Fiscalía General de la República y a la Fiscalía Provincial de Santa Clara. En atención de las cuales el 8 de septiembre de 2011 entre las 10.15 y las 11.45 am declaré ante el fiscal Osmel Fleites Cárdenas quien tomó mi testimonio y levantó acta afirmando dejar abierto el caso por existir suficientes elementos. El 7 de octubre de 2011 me presenté por voluntad propia a la fiscalía Provincial de Santa Clara y entregué al mismo Fiscal lista con suficientes datos para localizar a otros testigos también dispuestos a declarar. Fue la última vez que vi al fiscal. Cuando meses después volví a la Fiscalía puesto que no escuchaba nada adicional sobre el proceso y ninguno de los otros testigos había sido llamado a declarar fui informado que ya el fiscal no tenía nada que ver en ese caso y que ni siquiera la fiscalía puesto que el mismo había pasado a Fiscalía Militar. ¡Los acusados ahora eran los investigadores!

Agotados los canales dentro de Cuba ahora me coloco a disposición de cortes y organismos internacionales que sean capaces de hacer justicia y de ser posible llevar a los tribunales a un sistema acusado también de otros muchos crímenes. Pero mi confianza y compromisos descansan más que en tribunales humanos en Dios como Juez Supremo quien demuestra estar realmente interesado en este caso al convertirme en testigo de las palabras de la víctima desde aquella misma mañana de su golpiza, aquel jueves 5 de mayo de 2011 en la ciudad de Santa Clara.

Cuba, Siria y la Pascua florida de Resurrección

En las últimas semanas mi compañero de trabajo más cercano ha sido un joven sirio, sobreviviente de Alepo. La mejor amiguita de mi hija Rachel en la escuela también es una niña siria refugiada. Aunque mi coworker y yo no nos entendemos una palabra ya que por el momento él no conoce ni el abc del inglés y solo habla y escribe árabe, es increíble como la comunicación se las ingenia para tejerse puentes, especialmente cuando se proviene de circunstancias con denominadores comunes. El porqué de la identificación de Rachel también con su compañerita siria me resulta en extremo significativa. Cuando leo en la página http://saintannesdamascus.net/ de St. Anne’s Episcopal Church, de Maryland, acerca de su participación, en proyectos como Montgomery County Interfaith Refugee Resettlement Neighbors (MCIRRN) donde colabora con organizaciones como Ethiopian Community Development Council (ECDC) o Lutheran Immigration and Refugee Services (LIRS) y otras agrupaciones islámicas, cristianas y judías que se unen para ayudar. Y que en el caso específico de Islamic Center of Maryland (ICM)  colabora en el esfuerzo Interfaith Neighbors Refugee Assistance (INRA) para ayudar a familias provenientes de cinco naciones muy específicas: Siria, Afganistán, Sri Lanka, Sudán y Cuba; y nuevamente nos veo ahí, juntos, me estremezco en pensar en cómo tan alejados del Medio Oriente los cubanos hemos permitido ese cáncer con tantas metástasis en América llamado castrismo que ha puesto a correr a su propio pueblo por el mundo, como lo hacen los sirios.

Junto a mi coworker sirio; mi niña Rachel y su amiguita siria; con mi familia a la entrada del condominio en que vivimos

Salvando las distancias, las peculiaridades y la magnitud de los conflictos, me he preguntado mucho durante los últimos meses el por qué, coincidentemente son precisamente los sirios el mayor problema migratorio para Europa, y los cubanos, aun cuando seamos una pequeña isla que pretende escapar de sí misma, el problema migratorio más sonado en América. Ver las fotos de los dictadores Castro y Bashar el Assad juntos; escuchar cómo se defienden y visitan el uno al otro, con Putin como socio y protector común; en bloque con aberraciones tan grandes como lo son los totalitarismos de Corea del Norte e Irán, me lleno de rubor y vergüenza, azotándome con la pregunta de ¿cómo lo hemos permitido?

Los dictadores de Cuba y Siria

En medio de tanta hecatombe, y celebrando que mi hija o yo podamos reír con prójimos sirios olvidando por momentos las desgracias de las que provenimos, viéndonos más allá de nuestra diferentes nacionalidades o fe, como seres humanos, similares criaturas y objetos del amor de Dios, haciendo valer aquella contundente frase del emigrante cubano José Martí ¨Patria es humanidad¨; me inspiro a soñar un mundo diferente en el que todos quepamos. Y justo en una semana tan especial cuando los judíos celebran la Pascua y los cristianos el sacrificio de Jesús como Cordero pascual y su Resurrección; que nos hacen meditar en el esfuerzo de Dios para que sueños como el mío puedan realizarse; aprovecho para saludar a compañías como Unifirst Uniform donde miles de inmigrantes como mi amigo sirio o yo hemos encontrado un trabajo digno; sistemas escolares como Prince George´s County Public Schools (PGCPS) que han provisto el marco para que niños como mi Rachel o su amiguita siria puedan compartir sueños; entidades que monitorean las libertades religiosas a nivel mundial tan prestigiosas como Solidaridad Cristiana Mundial (CSW) o International Christian Concern (www.persecution.org) y organizaciones de fe o sociales como ECDC, MCIRRN, LIRS, ICM, INRA e iglesias como St. Anne’s Episcopal Church, First Baptist Church of St. Charles o la Iglesia Bautista de Waldorf, que hacen el bien sin mirar a quien, incluyendo lo mismo a sirios que a cubanos.

¡Feliz Pascua florida de Resurrección!

 

Traslado temporal, de Taguayabón a Waldorf

Participando de St. Charles Running Festival convocado por el Charles Regional Medical Center

Puesto que la Sra. Caridad Diego Bello, Jefa de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, advirtió que el viejo techo del templo bautista de Taguayabón no recibiría el permiso solicitado para su reconstrucción mientras yo fuese el pastor de la iglesia, y ya que es ella quien políticamente tiene la primera y última palabra a nombre del General Raúl Castro en todo lo que a religión se refiere en esa isla en la que se comportan como si fuese una finca particular; decidí salir por un tiempo para que pudieran reconstruirlo para luego volver y disfrutar del techo nuevo. Cuando mi arresto hace un año durante la visita del presidente Barack Obama hermanos bien intencionados me aconsejaron esta salida temporal porque al ritmo que íbamos ¨se iban a quedar sin templo y sin pastor¨. Aunque ya la Sra. Caridad concedió el permiso de reconstrucción del techo como premio por mi salida, todavía no se ha puesto el primer clavo o la primera viga, todo indica que será un proceso sin apuro, que tenderá a dilatarse en el tiempo como para que envejezcamos en la espera.

Mientras esto ocurría en Cuba, una iglesia también bautista hispana en un lejano pueblo llamado Waldorf oraba sin que lo supiésemos por una familia pastoral. En nuestra salida temporal y sin conocer de los propósitos divinos ni de las oraciones de esta iglesia, de repente y casi sin saber cómo, me vi ocupando el púlpito de esta congregación que tenía un techo, pero no tenía pastor. Observando que demora el proceso de reconstrucción del techo de nuestra iglesia bautista en Taguayabón en Cuba, y que de momento nuestro regreso privaría a la iglesia del permiso que la Sra. Caridad ha concedido; hemos decidido entre tanto aceptar formalmente la petición de la iglesia en Waldorf para que nuestra espera tenga así un sentido y esta iglesia reciba, mediante nuestra presencia, la respuesta a sus oraciones.

El sábado 1 de abril inició formalmente mi pastorado en la Iglesia Bautista de Waldorf luego de seis meses de ser su predicador domingo tras domingo. Comencé el pastorado participando de una carrera deportiva como parte de una celebración anual de la comunidad llamada St. Charles Running Festival convocada por el Charles Regional Medical Center, y al día siguiente, domingo 2 de abril, oficié la ordenanza de la Santa Cena y prediqué mi primer sermón ya como pastor oficial de la iglesia titulado ¨Corramos juntos¨ basado en el texto bíblico de Filipenses 3:12-21. El domingo 23 celebraremos un servicio especial de toma de posesión en unión con la hermana iglesia anglo con la cual convivimos. Para hacer aún mayor la bendición estarán presentes hermanos que vienen desde Cuba a participar de la celebración y que representan al Instituto Patmos que fundamos hace cuatro años y que seguimos coordinando aún a distancia.

La Iglesia Bautista de Waldorf es una iglesia dichosa: tiene techo, tiene pastor y no depende de las amenazas de ninguna señora que responda a su vez a los caprichos de ningún general. Serviremos a esta Iglesia con el mismo amor con que lo hiciéramos en Cuba, mientras esperamos sea reconstruido el techo de nuestra iglesia allá. Cambio temporal de iglesia pero continuación de un mismo ministerio al servicio del mismo Señor, Jesucristo, el único que debiera ser ¨Rey y Juez de nuestra conciencia y de la iglesia¨.

Bajo presiones, se celebra la 107 Asamblea Anual de la Asociación Convención Bautista de Cuba Occidental

Templo de la Iglesia Bautista el Calvario, en esquina de Zulueta y Dragones, Habana Vieja, donde tiene lugar la 107 Asamblea de la Asociación Convención Bautista de Cuba Occidental

Desde el martes 7 y hasta el viernes 10 de marzo se celebra en el histórico templo El Calvario, ubicado en la esquina de Zulueta y Dragones, La Habana Vieja, la 107 Asamblea Anual de la Asociación Convención Bautista de Cuba Occidental. Esta Asociación está registrada en Cuba desde 1905 y desde entonces escribe su historia, no sin altas y bajas. Este período de casi 60 años de  dictadura no ha sido fácil.  En 1959 la Convención cifró esperanzas en que la victoria de los rebeldes traería mejoras para Cuba y brindó su apoyo a la revolución triunfante, como muestra de ello hasta un tractor regaló para los esfuerzos de la Reforma Agraria. La luna de miel fue sin embargo muy corta y pronto la falta de libertades también se cernió en su contra. La famosa causa contra los bautistas en 1965 en la que casi la totalidad de sus pastores en activo fue a parar a prisión, incluyendo al Superintendente de la Home Misión Board de la Convención Bautista del Sur; y luego los campos de concentración de las Unidades Militares de Ayuda a la Producción (UMAP) a los que muchos de sus líderes laicos y seminaristas fueron a parar; demostraban que la Dictadura del Proletariado intentaba poner en práctica los manuales del marxismo leninismo.

Luego del cambio constitucional en 1992 en que el Estado se declaró de ateo a laico, obligado a movidas como esta para su propia sobrevivencia; transitó de una política de abierta hostilidad a la no menos cruel de intentar usar y manipular lo que en vano había tratado de destruir, ¡se iniciaba así la constantinización del Estado cubano que hasta tres visitas papales ha incluido! Las asambleas anuales de la Convención constituyen una muestra de ello. En los años duros de la persecución el totalitarismo suspendió varias de ellas. Ahora por el contrario coopera con transportación, servicio médico de urgencias y hasta ofrece custodia policial; pero en cambio cobra los intereses partidistas de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos.

Ello explica por ejemplo el por qué un líder como Homero Carbonell, quien jamás cedió a las presiones o chantajes del régimen, nunca pudo ser elegido como presidente de la Asociación. Explica también por qué la moción presentada en la Asamblea Anual de marzo de 2011 que proponía enviar una carta a las autoridades manifestando preocupación por hechos de violencia que atentaban contra la paz de la nación todavía permanece archivada en carpeta, mientras los muertos sobre los que advertía se suceden uno tras otro desde entonces, desde Juan Wilfredo Soto García (mayo, 2011) hasta Hamell Santiago Más Hernández (febrero, 2017) pasando por líderes tan renombrados como Laura Pollán (octubre,2011) u Oswaldo Payá Sardiñas (julio,2012).

Momento en que se presentaba la moción en la Asamblea Anual de marzo de 2011 que proponía enviar una carta a las autoridades manifestando preocupación por hechos de violencia que atentaban contra la paz de la nación, y que todavía permanece archivada en carpeta

Esta 107 Asamblea Anual no constituye la excepción del control y las presiones gubernamentales. Es más, podríamos afirmar que dado que la presidencia del Rev. Juan Carlos Rojas y buena parte también de la Junta Directiva cesa sus funciones, influir en las elecciones de este 10 de marzo constituye una prioridad tanto para la Oficina en el Comité Central dirigida por Caridad Diego, como para los órganos de la Seguridad del Estado. Desde semanas antes de que esta Asamblea tuviera lugar se conoce del cabildeo en contra de pastores considerados ¨políticamente incorrectos¨, para que no sean electos para ningún cargo de la Junta Directiva, entre los que se destaca el Reverendo Carlos Sebastián Hernández de Armas, quien en el pasado mes de octubre fuera el anfitrión y predicador durante la entrega del Premio Anual del Instituto Patmos al Dr. Oscar Elías Biscet.

Tal vez como muestra de las evidentes presiones que ejerce esta descarada intromisión estatal en el penúltimo día de la Asamblea (este jueves 9 en la tarde) fue retirada la credencial como integrante de la comisión de orden de la iglesia local al joven Félix Yuniel Llerena López, precisamente el coordinador en Ciudad de La Habana del Instituto Patmos, y promotor de la campaña Cuba Decide, quien estuvo entre los participantes hace apenas unos días en La Habana en la ceremonia celebrada en casa de Oswaldo Payá del Premio ¨Libertad y Vida¨ que otorgó la Red Latinoamericana de Jóvenes y para la cual el régimen negó la entrada a Cuba a Luis Almagro, Secretario General de la OEA, así como a otras distinguidas personalidades.

Junto a Rosa María Payá, Presidenta de la red Latinoamericana de Jóvenes, Félix Yuniel Llerena López, coordinador en La Habana del Instituto Patmos y promotor de la Campaña Cuba Decide; cuya credencial como integrante de la comisión de orden en la 107 Asamblea le fuera retirada en la tarde del jueves 9 de marzo.

Lo que podemos afirmar es que a pesar de todos los esfuerzos humanos, gubernamentales y diabólicos, también en Cuba, como siempre, finalmente será Dios quien termine saliéndose con la suya. Entre tanto, las historias, tanto de Cuba, como de asociaciones como la Convención Bautista Occidental, seguirán escribiéndose, y corresponderá cada cual dejar su estela, gloriosa o vergonzosa.

No le tengo miedo al capitalismo

Solo me ha faltado trabajar en el Trump Hotel, pero aunque lo intenté yendo a entrevista de trabajo, fui rechazado. Desde hace unos meses me interné con mi familia en lo profundo del capitalismo para conocer cómo se vive de veras en este sistema que tan malo nos pintaron en Cuba desde chiquitos; porque aquello en Cuba ya lo sufrimos en carne propia demasiado y sabemos lo que da, y lo que no da.

Entre sermón y sermón de domingo he trabajado entre semana sin complejo ninguno con el delantal puesto en restaurantes; y he experimentado lo que significa llegar hasta el agotamiento extremo después de un largo día de trabajo en una factoría. Con mucho gusto he vivido la bendita experiencia de vida de las personas que ministro cada domingo. He probado la práctica paulina de también construir tiendas y puedo certificar que Martí estuvo muy acertado cuando dijo que el trabajo ennoblece.

Es uno de los ejercicios que mejor estoy disfrutando en mi vida sin denostar de mis años de activismo social en Cuba en defensa de los Derechos Humanos, ni de tres años intensos de diplomacia ciudadana intentando hablar a nombre del cubano de a pie lo mismo en Washington, en Bruselas que en la ONU. Por otro lado resulta un acto de obediencia insoslayable para con Dios que bien claro dice que si alguno no provee para los suyos ha negado la fe y es peor que un incrédulo. Sin hablar de nuestro deber de no desamparar al Instituto Patmos, nuestro hijo de cuatro años, en el que siguen interactuando en Cuba valientes coordinadores y colaboradores, y para el cual, hoy por hoy y en medio de su cuarto aniversario de existencia, somos los únicos contribuyentes.

En medio de todo esto pienso en tanta gente buena en Cuba que ahora mismo lo único que quisiera sería trabajar en paz por un salario decoroso, y a veces puede ser que mis coworkers no se percaten, pero entre mis gotas de sudor rueda alguna lágrima mientras ruego a Dios por ellos. Claro que no le tengo miedo al capitalismo, le estoy echando ganas. Siento miedo por mi pueblo, eso sí, demasiadas décadas ya fingiendo como si trabajara para un Estado que finge pagarles, y que día a día, semana tras semana, mes tras mes, año tras año, les va robando la vida y esperanzas.