Cinco años posteando y apostando

Foto que me fuera tomada y obsequiada con motivo del quinto aniversario de mi blog por la artista y fotógrafo profesional Gracia Bennish, presidente de la Ong Unidos por los Derechos Humanos. Detrás de mí el músico David de omni en uno de sus intensos abrazos a otro amigo.

Foto que me fuera tomada y obsequiada con motivo del quinto aniversario de mi blog por la artista y fotógrafo profesional Gracia Bennish, presidente de la Ong Unidos por los Derechos Humanos. Detrás de mí el músico David de Omni en uno de sus intensos abrazos a otro amigo.

pues toda esa miseria transitoria
hace afirmar el paso a los Atlantes
cargados con el orbe de su gloria.

(Tant mieux…Rubén Darío)

Este mes de octubre mi blog Cubano Confesante está cumpliendo cinco años.

Sigue leyendo

Repaso a las «Treinta preguntas sobre libertad religiosa en Cuba»: 16. ¿Por qué arremete contra la agrupación de pastores e iglesias al oriente de Cuba conocida como Pastores por el Cambio a quienes impidió en 2012 la entrega de donativos a los afectados en Santiago de Cuba por el huracán Sandy?

En pleno Zócalo con un predicador que pregonaba libremente su mensaje

En pleno Zócalo con un predicador que pregonaba libremente su mensaje

Como parte de la victoria obtenida el 14 de enero de 2013 cuando el régimen en Cuba se vio obligado a abolir el permiso de salida al exterior que él mismo otorgaba o negaba a sus ciudadanos, conocida popularmente como “carta blanca”, en viaje a México DF. pude palpar evidencias de libertad religiosa que sin dudas constituyen frutos de un largo bregar de la sociedad mexicana, a quien en su conjunto todavía falta mucho por alcanzar. Un ejemplo de ello fue la libre presencia de un team de predicadores nada menos que en la emblemática Plaza de la Constitución, el Zócalo, contigua a la Catedral, que con sus bocinas pregonaban su mensaje sin que nadie les molestase. Por contraste de asociaciones recordé inmediatamente a los Pastores por el Cambio, plataforma fundada el 10 de abril de 2012 en la ciudad de Bayamo, en la oriental provincia de  Granma, Cuba, como consecuencia precisamente de la oposición violenta de la policía política al activismo cívico de varios pastores especialmente expresado en atreverse a pregonar su prédica en las calles.

Un excelente artículo de Julio Aleaga Pesant aparecido originalmente en Cubanet: http://bit.ly/1vNFlNl daba a conocer a los medios en su mismo año de fundación a los Pastores por el Cambio. Luego de eso la noticia fue el robo por parte de la policía y de la Seguridad del Estado de una tonelada de ayuda humanitaria que esta organización había logrado recaudar para trasladar como ayuda humanitaria a familias de Santiago de Cuba tras el paso devastador del huracán Sandy. El accionar de este movimiento in crescendo obligó nada menos que a la propia Caridad Diego Bello, Jefa de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, a trasladarse hasta Bayamo no solo para impartir instrucciones como autoridad política a cuadros del Partido o a policías, sino inclusive -lo cual resulta en extremo vergonzoso- a “iglesias cristianas” de la ciudad, miembros del Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), para aunar su apoyo en el combate a esta amenaza que les suponían los Pastores por el Cambio.

Pastores por el cambio hostigados en Cuba por intentar hacer lo mismo que el predicador en el Zòcalo

Pastores por el cambio hostigados en Cuba por intentar hacer lo mismo que el predicador en el Zócalo

Teniendo en cuenta la represión extrema orientada desde la más alta cúpula del régimen en La Habana contra tan atrevida plataforma religiosa su caso fue incluido de manera especial ocupando la pregunta dieciséis de un total de treinta que cuestionan las supuestas libertades religiosas en Cuba y que fueron lanzadas en septiembre de 2013: http://bit.ly/1z5iFsb durante viaje que realizamos a Washington invitados por Solidaridad Cristiana Mundial (CSW). Guiados por esta pregunta, la extrema represión contra los Pastores por el Cambio y el efecto que esto ha ocasionado sobre ello ha sido objeto de discusión en conversatorios convocados por el Instituto Patmos.

Pastores por el Cambio y los alimentos que les incautaron

Pastores por el Cambio y los alimentos que les incautaron

Evidentemente la agrupación Pastores por el Cambio ha sentido los efectos de la persecución lanzada en su contra. Expresión de ello es que la mayor parte de sus líderes originales ya no se encuentra en Cuba. Lo último que públicamente supimos de ellos fue una nota publicada en el blog Religión en Revolución: http://bit.ly/1F2en9C con fecha 26 de julio de 2014.  Previo a esto había tenido lugar una  lamentable discusión mediática en la que su liderazgo se enfrentaba contra sí mismo, situación en extremo parecida a la que ahora enfrenta la agrupación femenina conocida como Damas de Blanco, movimiento que acapara nuestra pregunta catorce de las referidas treinta. Al igual que corresponde ahora a las Damas de Blanco, los Pastores por el Cambio tienen el reto de levantarse cual Ave Fénix sobre las cenizas a las cuales el régimen ha pretendido reducirles. Pero no se equivoque la cúpula del poder político en Cuba ni se apresure a celebrarlo. Una nueva etapa, superior, y más efectiva, puede sobrevenir, luego de tanta adversidad, tanto para Pastores por el Cambio como para las Damas de Blanco. ¡Así sea, y que, como en México, seamos capaces de escalar las escarpadas cimas de la libertad religiosa!

Patmos de literatura (II): La Biblia Reina-Valera 1977 enviada a Cuba por la iglesia Jesus Worship Center

Presentando la Biblia RV77

Presentando la Biblia RV77

El pasado sábado 24 de enero  en la Feria Independiente del Libro realizada en Caibarién, Villa Clara, Cuba, organizada por el Instituto Patmos el libro que encabezó los títulos presentados fue La Biblia – Revisión Reina-Valera 1977. La revisión 1977 de la versión de la Biblia de Reina-Valera fue llevada a cabo por CLIE entre 1974 y 1979. Realizada por un equipo de expertos en lenguas bíblicas y revisada por un grupo selecto de profesores y pastores en España y Latinoamérica bajo la dirección del Dr. Francisco Lacueva.

Además de describir a las setenta y siete personas que asistieron el valor de esta otra versión de la denominada ¨Reina de las versiones de la Biblia en Español; se abundó en la especificidad de esta edición llevada a cabo por la casa publicadora Bíblica-LA, en su objetivo de publicación y distribución de la Biblia a nivel mundial. Pero especialmente se resaltó el detalle de que la veintena de biblias que compartíamos ese día provenían de un contenedor que contenía 14000 copias para Cuba financiado íntegramente por la hermana iglesia en el Doral, Florida, Jesus Worship Center (JWC), pastoreada por Frank  y Zayda López, quienes realizaron esfuerzos extraordinarios para ponerla en manos de cubanos en la isla. Casi un año hubo de demorar ese cargamento para llegar a su destino, luego de sortear cientos de trabas, muchas de ellas de dentro de la propia Cuba, sorprendentemente provenientes hasta del Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), que supuestamente debía existir para facilitarlo. En contra de toda lógica debieron enrumbar primero al norte, hasta Canadá, para luego definitivamente volver al sur hasta llegar a nuestras manos.

fueron priorizadas primero aquellas personas que no tenían ningún ejemplar de la Biblia

fueron priorizadas primero aquellas personas que no tenían ningún ejemplar de la Biblia

Entre el público asistente a nuestra Feria fueron priorizadas primero aquellas personas que no tenían ningún ejemplar de la Biblia a las cuales se las obsequiamos y el resto fue rifado entre los expectantes asistentes. Gracias a Dios por este gesto de  de compartir la Palabra de Dios también dentro de nuestra amada isla. Gracias a todos los que a lo largo de estos años han realizado esfuerzos para que las biblias lleguen a la isla, invirtiendo cuantiosos recursos para ello, y sobre todo, solidaridad y mucho amor.

Estrambóticos y aduladores

Dice el diario “Juventud Rebelde” (Ana María Domínguez Cruz: “Por la paz, la reunificación y el diálogo sincero”, 5 de noviembre) que en su estancia de tres días (2-5, noviembre) John McCullough, presidente del Servicio Mundial de Iglesias, Gradye Parsons, de la Iglesia Presbiteriana de Estados Unidos y el rabino Hower Sunny Schnitzer, del Movimiento de Renovación Judía “pudieron palpar la libertad religiosa existente en Cuba”. Por supuesto, tomados de la mano de Joel Ortega Dopico, del Consejo de Iglesias de Cuba.

Servicio Mundial de Iglesias. Consejo de Iglesias de Cuba. Con tan estrambóticos nombres cualquiera podría pensar que no queda lugar para la fe ni a nivel mundial o a nivel nacional en Cuba.

Los aduladores y falsos profetas al servicio de las tiranías siempre han existido para su propia vergüenza.

Servicio Mundial de Iglesias. Qué otro comportamiento puede esperarse de una organización legada por el extinto campo socialista de la cual apenas pueden extraerse excepcionales ejemplos como el de Josef Hromadka, el teólogo reformado checo, uno de sus fundadores quien no obstante fue rechazado por su protesta contra la invasión soviética a Checoslovaquia y obligado a renunciar de la presidencia de la denominada “Conferencia Cristiana de Paz” para morir apenas seis semanas después.

Consejo de Iglesias de Cuba (Cic). La organización que en todos estos años no ha tenido ni una sola palabra en favor de los presos políticos cubanos pero sí, siempre, incondicionalmente, de sus verdugos, los que le suministran su vino y su pan. Según opiniones de algunos de sus propios miembros extraídas de un multílogo que tuvo lugar en el Centro Memorial Dr. Martin Luther King en junio de 2007 publicado íntegramente en la Revista Caminos, No. 46 de 2007, páginas 50 a la 60, bajo el título ¨Ecumenismo en Cuba¨:

Rev. Raúl Suárez: “… todo el mundo quiere tener un proyecto, porque detrás del proyecto hay muchas cosas que no son la misión ecuménica. Pero ustedes saben la cantidad de proyectos que hay por ahí que no obedecen a una estrategia ecuménica, sino a una estrategia de sobrevivencia de la organización o de la institución”.

Rodolfo Juárez: “Todos esperábamos que el Cic fuera el baluarte del ecumenismo en Cuba y, realmente, no lo ha podido ser ni lo va a ser, porque su estructuración no se lo permite. No se quiere dañar a los que están adentro ni ahuyentar a los que están afuera, y se mantiene una coexistencia pacífica, pero improductiva… a veces lo que hacemos son charlas de viejos: nos reunimos y hablamos de ecumenismo, pero no influenciamos a nadie. Todo esto tiene que restructurarse, pero con un compromiso.”

Kirenia Criado: “… lo primero que tenemos que hacer es empezar a leer nuestra realidad, y hacerlo de una manera muy crítica, entendiendo la crítica como reflexión, para saber dónde estamos y cuál sería nuestra misión… vamos a sentarnos a discutir sobre cómo cambiamos las cosas, porque realmente no están dando cuenta de ese ecumenismo que queremos, cuyo objetivo fundamental es transformar la realidad, permitir que crezcan el ser humano y la vida humana por encima de todas las cosas y ver cómo Dios se mueve en la historia. ”

No es coincidencia la visita y declaraciones de estos reverendos justo tras el sendo informe de Solidaridad Cristiana Mundial en agosto, de su traducción al portugués y publicación por parte de Anajure en octubre, y finalmente del reciente informe de la organización católica internacional Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN). Han venido los de rimbombantes nombres en auxilio caritativo del desprestigiado estado cubano precisamente en el área religiosa donde tan acertadamente está siendo cuestionado. Esta visita es un eco del esfuerzo cabildero que los representantes del CIC realizaran en febrero pasado en un viaje sin penas ni glorias por Washington, según reconoce la edición del Granma (http://www.granma.cu/cuba/2014-11-04/para-poder-ejercer-un-cambio), y que en su momento fue puesto al descubierto (Cubano Confesante, post del 24 de febrero, y otros blogs: http://religionrevolution.blogspot.com/2014/02/se-presentaran-en-el-congreso-de-los.html).

Pero se trata solo de lo que ya se ha descrito como organizaciones de nombres estrambóticos y rimbombantes que se atreven a hablar no solo a nombre de iglesias que no les han dado la palabra sino incluso, y esto es sacrilegio, a nombre de Dios. Así como nuestro José Martí criticara en su momento el comportamiento de un clero cómplice y a pesar de ello diera aliento a la esperanza reconociendo: “No amigo mío, hay otro Dios” se hace menester advertir al mundo que en Cuba peregrina también otra iglesia evangélica que al igual que las confesantes en la Alemania nazi se oponen a la dócil unidad eclesial que requieren los totalitarios de turno. Pero nos ayuda saber que no estamos solos puesto que contamos no solo con hermanos como los de CSW, Anajure, AIN; sino también con los de otras prestigiosas organizaciones de presencia mundial, aunque a ninguna de ellas se les permita la entrada a la isla (pregúntese de las 4 visas negadas hasta al prestigioso evangelista latinoamericano Alberto Mottessi), como el Consejo Internacional de Iglesias Cristianas o la Alianza Evangélica Mundial, que existen para demostrar que ese denominado Concilio Mundial de Iglesias, engendro y herencia de regímenes políticos ya desaparecidos y de los que el sistema cubano constituye uno de los últimos y cadavéricos reductos, no poseen el monopolio de la fe, sino al parecer, con siempre excepcionales Hromadkas, todo lo contrario.

Al fondo de John McCullough la campaña publicitaria en pro de la liberación de espias cubanos en USA

Al fondo de John McCullough la campaña publicitaria en pro de la liberación de espias cubanos en USA

Polonia y Cuba: contrastes en libertades religiosas

Servicio Evangélico al aire libre en el centro de Varsovia

Servicio Evangélico al aire libre en el centro de Varsovia

Entre las libertades y oportunidades que se abrieron para Polonia tras la caída del comunismo están las de las religiones. Las pude saborear durante mi estadía por dos semanas en este país resucitado.
El 17 de mayo de 1989, aún antes de las elecciones parcialmente libres los polacos obtuvieron algo que en Cuba todavía no tenemos: el Parlamento aprobó la ¨Ley sobre las garantías de la libertad de conciencia y fe¨. A partir de tal momento las iglesias tuvieron imprentas, emisoras de radio, canales de televisión, cines, teatros, instalaciones para hacer filmes; facilidades impositivas y aduanales, y se les devolvieron las propiedades que habían sido confiscadas.
Lo impresionante es que en una nación tradicionalmente católica quienes poseen otras creencias tienen las mismas oportunidades pues existe total separación Iglesia – Estado. Tal vez como muestra de ello no fue casual que mi primer encuentro con religiosos polacos fuera con una pareja de Testigos de Jehová el 2 de junio, la misma tarde de mi arribo a Varsovia . En breve intercambio me confirmaron que cuentan en Polonia con todas las garantías legales. Enseguida recordé por contraste a los de Cuba, excluidos legalmente hasta hoy desde los duros años ´70. Incluso pude comprobar que también los movimientos apostólicos han llegado a Polonia con todos sus derechos garantizados. Hoy en Cuba estos grupos constituyen el mayor blanco de la represión del régimen, son tratados como una peste por la Oficina de Atención a los Asuntos religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, que no solo les niega todo espacio legal, sino que realiza en su contra una burda campaña que intenta ganar como cómplices a líderes de las denominaciones reconocidas durante encuentros manipuladores a las que con cierta periodicidad son invitados. Crean lo que crean estos movimientos neopentecostales, merecen el mismo reconocimiento legal del que gozan las organizaciones reconocidas.
En el centro de Varsovia junto al Metro, uno de los sitios más concurridos de la ciudad, pude participar en servicios religiosos al aire libre, espacio de confluencia en el que colaboran diversas iglesias evangélicas que incluye una excelente labor social compartiendo alimentos con las personas más desfavorecidas. Espacio alcanzado con todas las garantías legales, adicional a los programas que realizan en sus templos. También por contraste no pude evitar recordar a mi consiervo Abel Pérez con su ¨Alcance Victoria¨ (Victory Outreach) que ha tenido que arrebatar con sus propias fuerzas, y la protección divina, un espacio en el malecón habanero para realizar sus servicios, en contra de la voluntad de las autoridades políticas quienes no solo no le ofrecen ninguna posibilidad legal para realizarlo, sino que impiden a esta valerosa congregación la obtención de un local.
Las librerías cristianas, ausentes totalmente en Cuba, pueden encontrarse por cualquier sitio sin ninguno de sus libros censurados por voluntad estatal. Momento especial fue mi visita a la Sociedad Bíblica en Varsovia, sin homóloga aún en Cuba donde estrictamente las iglesias deben conformarse y adaptarse a la Comisión Bíblica del Consejo de Iglesias de Cuba.
Los tiempos de mártires cristianos victimas del comunismo, como el caso paradigmático de Jerzy Popieluszko, gracias a Dios quedaron en Polonia definitivamente atrás. Uno de los momentos más emotivos fue mi visita al sitio de sepultura de este sacerdote vilmente asesinado el 19 de octubre de 1984 . El lugar constituye un mensaje al mundo de los excesos a los que pueden llegar estos regímenes. En mi visita oré y pedí fuerzas a Dios por si tuviere que pasar también por el trago amargo que en definitiva constituye el privilegio del martirologio; y evoqué a nuestros Laura Pollán y Osvaldo Payá, por solo mencionar los más recientes.
En mi visita a los astilleros de Gdansk, donde un sindicato independiente de obreros inició el movimiento que derribó desde sus cimientos al mismo régimen que se autoimponía como su representante, quedé impresionado por el monumento dedicado a la memoria de tal epopeya. Y de este sitial, además de las sólidas columnas elevando tres anclas crucificadas que conmemoran a quienes murieron en la famosa huelga, lo que me deslumbró fue la estampa del Salmo 29.11 en el muro que le separa de las fábricas: ¨Jehová da poder a su pueblo; Jehová bendice a su pueblo con la paz ¨, verso bíblico al cual el premio Nobel Czeslaw Milosz cedió el lugar de honor para el que se pedía un verso suyo.
Por todo ello cuando al atardecer del 11 de junio fui recibido en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores de Polonia, otrora cuartel general de la Gestapo alemana en el nefasto período de la ocupación nazi, no pude dejar de agradecer a la viceministra Beata Stelmach por recibir a nombre del Ministro Radoslaw Sikorski a un cura de aldea de la Cuba profunda como yo, por contraste repudiado por las autoridades políticas de su propio país y que contradictoriamente debían existir para velar por sus derechos si realmente se comportasen como servidores públicos. Aproveché para felicitar a su gobierno por todas las garantías que hoy ofrece a todos los religiosos polacos, fuere cual fuere su religión, tal y como pude percibir durante mi breve estancia entre sus plazas y calles.
En mi regreso a Cuba vuelvo totalmente empoderado para realizar todo cuanto esté a mi alcance para lograr en Cuba lo que han conquistado los polacos, entre tanto llega el establecimiento del Reino que resolverá definitivamente todos los problemas humanos, donde por fin morará la justicia total, tanto para los polacos como para los cubanos.

A propósito de cuentas congeladas, en el Día de los DDHH

Me sorprendí días atrás cuando el régimen de Cuba salió en defensa del CLAI a quien supuestamente el gobierno norteamericano había congelado cuenta bancaria en Miami que debía utilizarse para Congreso de esta asociación de iglesias a celebrarse en territorio cubano el próximo año. Cual si el moribundo sistema cubano no hubiese sido un probado violador de la libertad religiosa en sus más de 50 años de permanencia en el poder intentó a estas alturas engañar a alguien en el mundo dándoselas de paladín de la libertad religiosa. El raulismo lanzando piedras olvidándose de su maltrecho tejado de vidrios.
No es posible en un post, porque se necesitan libros, y ya hay algunos, para detallar tanta violación a los derechos de la libertad religiosa en Cuba. Pero a propósito de cuentas congeladas es hora ya que el régimen cubano permita acceder a su cuenta bancaria a la Primera Iglesia Bautista La Trinidad de Santa Clara. Esta iglesia con 105 gloriosos años de historia en esta ciudad central de la isla no puede acceder desde hace algunos años a una cuenta bancaria que abrió desde hace 24 años. Alrededor de 27000 USD, donativos en su mayoría de iglesias hermanas en EE.UU permanecen inaccesibles para esta iglesia que los necesita para su funcionamiento y especialmente para concluir la reconstrucción de su templo que desde hace años se viene realizando.
Hablo con toda propiedad. Mi esposa Yoaxis Marcheco y yo desde 2006 servimos como profesores en el Seminario Luis Manuel González Peña que esta iglesia fundó en el 2000 y que, a propósito, no ha obtenido el debido reconocimiento jurídico a pesar de que si cuenta con todo el respaldo, no solo de la iglesia, sino de la Asociación Convención Bautista de Cuba Occidental a la que estamos afiliados, y a pesar de realizar los trámites que la misma Caridad Diego Bello, Jefa de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos recomendó hace unos meses en reunión sostenida con esta iglesia. Se constata la necesidad que tiene el Seminario de que la iglesia pueda acceder a su cuenta.
Sospecho que nuestra presencia como profesores en el Seminario tiene algo que ver con esta cobarde presión política o chantaje. Pero estoy seguro que son más las causas de la burda represalia. Es bien sabido que el Rector del Seminario, pastor jubilado de la iglesia tras más de veinte años de abnegado trabajo, y quien nunca accedió a presiones ni chantajes, ni como pastor de la iglesia ni como líder histórico de la Convención, el Reverendo Homero Carbonell, tampoco ha sido santo de la devoción de las autoridades políticas, como lo prueba su famosa carta hecha pública en el culto magno de su jubilación el Día de la Reforma Protestante, 31 de octubre de 2010. Como si fuera poco, su encantadora esposa Migdalia, y su hijo Asbel, líder de adoración de la iglesia, también son profesores en el Seminario, y su otro hijo Daniel es uno de los más destacados músicos de la iglesia, y un reconocido compositor de la música cristiana en Cuba. De no ser nosotros la causa de esta arbitrariedad, cuál entonces. El pastor actual de la iglesia, el Rev. Juan Carlos Mentado, en el corto tiempo que lleva en la dirección de esta iglesia ha sido un líder solicito y cumplidor de sus deberes. Yo también un día lo fui. No dudo que con los procederes tan violatarios a las libertades de su iglesia en un poco de tiempo más este apreciado hermano pase a formar parte de esta lista negra en la que ya nosotros nos encontramos. Dios no lo quiera.
Preocupado por la cuenta del Clai contacté con funcionarios de la Oficina de Intereses de los EE.UU quienes me informaron de la disposición de su gobierno a colaborar con esta asociación de iglesias latinoamericanas para esclarecer este malentendido, y acerca de lo cual ya se habían dirigido al Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), lo cual me alegra mucho ya que concedo losl mismos derechos que defiendo a estos hermanos. Espero que el Clai pueda también reaccionar en solidaridad nuestra y no se deje engañar por este sistema que es harto conocido como violador de las libertades religiosas. Ojalá que su Congreso en Cuba el próximo año sirva para condenar proféticamente tantas arbitrariedades contra tantos creyentes en nuestro país pues lamentablemente la cuenta congelada de la Primera Iglesia Bautista La Trinidad de Santa Clara es un asunto más entre tantos otros que constituyen flagrantes violaciones a la libertad religiosa en Cuba.
Como simple profesor del Seminario Luis Manuel González Peña de la Primera Iglesia Bautista La Trinidad de Santa Clara agradezco a todos aquellos que al enterarse de la acusación que el régimen cubano, como supuesto defensor del Clai realizaba a los EE.UU, y que reaccionaron por contraste ante la arbitrariedad de la conocida cuenta inaccesible para la iglesia en Santa Clara. Ante la necesidad de esclarecer un poco más los detalles me decidí a hablar y para los que quieran sumarse, en este Día Internacional de los Derechos Humanos, derechos de los que los bautistas en nombre del señorío universal de Cristo que proclamamos hemos sido siempre defensores, estoy lanzando la campaña en Twitter que utiliza como emblema la etiqueta #DescongelenLaCuenta. Hasta que descongelen la cuenta ya que, al menos yo, voluntariamente, no me pienso marchar del Seminario.

LA UNION Y EL OSTRACISMO

El pasado 23 de febrero los medios informativos oficiales del país dieron a conocer la reunión efectuada entre miembros del Comité Central y el Gobierno con los principales líderes de denominaciones religiosas y organizaciones fraternales, este suceso fue bien difundido y además concluido con la frase de Esteban Lazo donde dejaba clara la unidad existente entre la jerarquía gubernamental con la eclesial. Es bueno saber que ellos están unidos, como también resulta bueno saber que se cuidan los intereses mutuamente. En un excelente post escrito por el presbítero Mario F. Lleonart el autor expresa la evidente hipocresía que impera en estas reuniones, así como la doble moral, defecto de nuestra sociedad que lamentablemente también ha permeado nuestras iglesias. Una unidad que solo salvaguarda la deteriorada imagen del régimen cubano con respecto a las diferentes religiones y afianza su dominio sobre ellas y a la vez asegura el desarrollo sin trabas de algunas metas trazadas por las instituciones religiosas, tales como, permiso para viajar al exterior, construcción o reparación de templos, legalización de iglesias, concesión de visas religiosas a extranjeros, adquisición de automóviles y algunas otras.

Mientras releo la nota aparecida en el Granma sobre este suceso y algunos artículos publicados en internet, entre ellos el ya citado del pastor Mario F., comparo las diferentes posiciones y reflexiono en mi experiencia que es la de alguien que jamás estará incluida en esa estrecha relación Iglesia-Estado tan sutilmente lograda por el régimen cubano. La otra cara de la moneda parece oscura y luce solitaria y es que para quienes no brindamos al poder una sonrisa cómplice nos espera todo lo contrario a lo que los jefes religiosos logran con su coqueteo. Confieso que desconocía el significado del término ostracismo hasta ahora que sufro en carne propia los resultados de esta estrategia que los órganos de la Seguridad del Estado en Cuba aplican con mucha eficacia, es duro sobrevivir a la prueba del aislamiento, a la soledad, es todo un desafío mantener firme un ideal en medio del rechazo de muchos de los que nos rodean.

La política del ostracismo es la actual medida que la Seguridad del Estado aplica contra mi esposo, mi familia y la comunidad de fieles que pastoreamos. Los logros son evidentes, lo percibimos en una iglesia vecina de otra denominación que no hace tanto trabajaba hombro con hombro junto a nosotros en beneficio del evangelio y que en el presente ha roto toda relación, como si fuéramos apestados, algo peor que leprosos, no puedo olvidar que Jesús besó a los leprosos, a los marginados de su tiempo, a los de más baja condición, a ninguno rechazó, cuanto más a quienes al aceptarle se ganaban la condición de ser llamados hijos de Dios. Supimos también del temor infundido por parte de un colega pastor a un posible donante para la reparación del techo de nuestro templo, desviando su deseo de cooperar con la restauración, dejándole ver que su ayuda al pastor Lleonart dificultaría en gran manera su entrada a la isla en un futuro, cosa no menos cierta, porque tal y como dicen muchos, el pastor Mario está marcado y cualquier vínculo con él es perjudicial para la realización de planes y proyectos que necesiten el visto bueno del Estado. Las presiones de la Policía Política han incidido también en el grupo de Alcohólicos Anónimos de la localidad, que por años fue acogido en los locales de nuestra iglesia apoyados por el pastor Mario F. a quien ellos califican como un triple A, aunque este grupo tiene en sus preceptos no participar de controversias políticas, ha salido de nuestras instalaciones adoptando así una posición en favor de un régimen que paradójicamente aun no reconoce legalmente a su organización. Las campañas en nuestra contra se ven reflejadas además en la imposibilidad de participar en el Retiro espiritual Tres Días con Cristo No. 8, al que habíamos asistido en anteriores oportunidades en La Habana, pero al que este año se impuso la condición para recibir el permiso de su celebración, de nuestra no asistencia. Una hermana de la iglesia nos reporta que a un encuentro de damas en el que había participado años antes, a celebrarse a fines del presente mes en el campamento Canaán (Miller, Placetas), se le ha dicho que esta vez no puede asistir por su pertenencia a nuestra congregación. Así las cosas, vamos siendo llevados a la soledad fría y lamentable, muchos, aun siendo evangélicos ya nos han excomulgado y los que aun permanecen junto a nosotros, son amenazados todo el tiempo, es dura la prueba del aislamiento, solo la fuerza que Dios infunde puede ayudar a soportarlo.

Así en medio de una iglesia cada vez más unida al régimen, marchar contracorriente es difícil, pero las alentadoras promesas bíblicas me reconfortan: aunque tu madre y tu padre te dejasen con todo yo estaré contigo, con esta premisa, no hay ostracismo, ni sentimiento de soledad que nos abrume.

EL REPORTE DE LA CBN

Es necesario tener presente que la lucha ideológica contra las iglesias no ha terminado, pues no hay evidencias de modificaciones en la concepción filosófica del país que lo corrobore, solo que ahora se presenta con nuevas modalidades mas difíciles de superar. (Documento La justicia engrandece a la nación. 1ra. Iglesia Bautista La Trinidad de Santa Clara. 8 de mayo de 1999. Refrendado por su Pastor Homero Quintin Carbonell González.)

Si bien me chocó la reciente declaración del dominico brasileño Frei Betto de que la Revolución cubana es una obra evangélica debo admitir que más escandalizado quedé al leer la hoja impresa que alguien, tan alarmado como yo, extendía ante mis ojos con toda intención. Era una impresión del reporte de Stan Jeter, productor de la CBN News, bajo el título Pope’s Visit Dawn of a New Era in Cuba? del pasado1 de febrero (www.assistnews.net/Stories/2012/s12010159.htm) que hacía eco a palabras de evangélicos cubanos. No creo que el problema esté en Stan Jeter, sino en las fuentes que seleccionó para referirse a la realidad del cristianismo cubano, Cualquiera que dé credito a estas declaraciones llegará a la conclusión, como Frei Betto, de que Cuba se ha convertido en la Meca del evangelio, un reservorio natural del Reinado Milenial de Jesucristo. Según las fuentes citadas por Jeter las autoridades cubanas se están entendiendo con el evangelio para beneficio de toda la familia cubana y de toda la nación. Según dichas fuentes las autoridades están abriendo las puertas para que los cristianos expresen su fe en Jesús publicamente.

El reporte indaga respecto a la realidad del vivir la fe en Cuba a propósito de la inminente visita del Papa Benedicto XVI. Los referentes que se están teniendo en cuenta como hitos antes de esta próxima visita suelen ser siempre por lo menos dos: el cambio constitucional en 1992, cuando el Estado Cubano al menos oficialmente dejó de ser ateo y se declaró laico; y la visita del otro Papa, Juan Pablo II, en 1998. Lo que ocurre hoy en materia de religión en Cuba supuestamente es consecuencia de aquel viraje constitucional de 1992 y de los resultados de la anterior visita papal. En el tomar exclusivamente tales referentes, obviando el languidecer de esta isla en todas las áreas, se encuentra precisamente el problema de abordar el asunto llegando necesariamente a conclusiones engañosas. El golpe de timón del ’92 no fue más que un cambio de estrategia del régimen cubano abocado a toda costa en su sobrevivencia, en tal sentido el opio con el que antes había que barrer pasó a ser el opio utilizable para adormecer a unas masas cada vez más inquietas. Para el régimen la religión siguió siendo solo eso, el opio de los pueblos. Lo que se inició en el ’92 no fue sino que las iglesias y creencias religiosas en general tuvieron la oportunidad, como tantas otras veces en la historia, de constantinizarce, y como siempre en tales casos, muchos se montaron sobre dicha ola convirtiéndose en los sacerdotes y profetas del mismo régimen que antaño les persiguiera, pero que ahora necesitaba adulación, o por lo menos ayuda en la engorrosa tarea de enajenar al pueblo. Quedar al margen de dicho proceso de entreguismo donde el régimen ni siquiera pide loas ya que se conforma con la abstención y el silencio, significa convertirse en hereje y recibir la consecuente satanización, no ya del régimen en sí sino de las propias jerarquías religiosas, encargadas de limar cualquier aspereza y allanar el camino del entendimiento. La conclusión es lógica: mientras el Estado otorgue reconocimiento y proporcione todas las prebendas que suele, mientras permita predicar a un Jesucristo divorciado de la realidad circundante, no importa el resto. De esta manera las iglesias o la religión en general, entiéndase sus jerarquías, se convierten en cómplices de todos los desmanes que el régimen genere, y la separación Iglesia-Estado constituye una cómoda excusa de connivencia.

Sin embargo Stan Jeter pudo haber tenido acceso a otras fuentes, o puede aún tenerlo si lo desea. Comprobará entonces que en materia de religión en Cuba existen dos opiniones encontradas. Una leal al régimen, como la que citó, y esto no constituye nada nuevo en la Historia como ya se ha dicho, y otra, crítica, profética e inconforme, no dispuesta a repartir el opio que le piden. No daré las referencias de tan cerca, no llamaré la atención de Stan Jeter acerca de la existencia de blogs alternativos como Cubano Confesante, que en cada post intentan proponer un evangelio que libere de todo lo que oprime y agobia, levantándose como voz disidente, aportando constantemente evidencias, datos, hechos que refutan totalmente el punto de vista ofrecido en el reporte de CBN News, aunque lógicamente no proveniente de las estructuras clericales. No es necesario para Stan Jeter escarbar tan al fondo. Existen de sobras otras referencias más oficiales como para no conformarse con el punto de vista expuesto en su reporte, tan a tono con un sistema que a las claras justifica y apoya la fuente consultada. Estoy pensando en toda una tradición de inconformidad que ha tenido lugar sobre todo en el seno de la iglesia católica, mucho más homogénea que las estructuras protestantes y por ende más factibles para emitir declaraciones, que después del ’92, viene desde la famosa declaración de la conferencia de Obispos de Cuba: El amor todo lo espera (1993), y continúa con innumerables publicaciones capaces de hacer frente al monopolio informativo del régimen, en el ejemplo paradigmático del Centro de Formación Cívica y Religiosa de la Diócesis de Pinar del Rio con su revista Vitral (mayo, 1994 – abril, 2007). Estoy pensando en la propia visita del otro Papa y en la reiteración de su elocuente frase: No tengan miedo. Pienso en las palabras de Pedro Meurice en el marco de dicha visita a Santiago de Cuba.

Pero también en los ámbitos protestantes, y a pesar de sus estructuras más heterogéneas, se han levantado voces de una inconformidad lógica con el evangelio que se predica. Tal fue la causa en 1999 de la negativa oficial de la Asociación Convención Bautista de Cuba Occidental de participar en la denominada Celebración Evangélica a la que convocaba el Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), y por ende el gobierno mismo, a todas las instituciones evangélicas cubanas, y que tras celebraciones en cada una de las provincias concluyó en un acto especial en la denominada Plaza de la Revolución en evidente declaración publica de fe en el Sistema. Aunque hubo otras denominaciones que también se negaron a participar fue la referida Convención Bautista la que más resaltó y dió lugar a la confección de documentos discrepantes entre los que sobresalió el documento La justicia engrandece a la nación, emitido por la centenaria 1ra. Iglesia Bautista La Trinidad de Santa Clara, el 8 de mayo de 1999 y que circuló refrendado por su Pastor Homero Quintin Carbonell González quien desde entonces siempre reapareció como una voz discrepante en el contubernio de las iglesias con el régimen, y esto ha pesar de los altos cargos que ostentó por más de cincuenta años de ministerio ininterrumpido. Más recientemente, el 31 de octubre de 2010, en culto especial de despedida por su jubilación Homero hizo publica su Carta Abierta a todos los que aman a nuestro Señor Jesucristo con amor inalterable, la misma constituye una auténtica denuncia de las violaciones por parte de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central como mecanismo de control y presión sobre las manifestaciones religiosas cubanas de las que el pastor Homero, a propósito de sus altos liderazgos en la Asociación Convención Bautista de Cuba Occidental, fue testigo durante dėcadas. Lamentablemente ni el documento de 1999, La justicia engrandece a la nación, ni la Carta Abierta a todos los que aman a nuestro Señor Jesucristo con amor inalterable encontraron eco en medios tan influyentes como la CBN News que ahora sorprendentemente sí se hace eco de palabras de jerarquías eclesíales del momento en abierta complicidad con el régimen, y en evidente ilustración del tan repetido pasaje de Apocalipsis 13 de las dos bestias, política y religiosa, en contubernio a lo largo de la historia de la iglesia.

Es bueno que se sepa que están unidos

Cuando el pasado jueves 23 de febrero el periódico Granma y el Noticiero Nacional de Televisión hicieron pública la reunión, celebrada un día antes, entre jerarcas de denominaciones religiosas cubanas y de organizaciones fraternales, con representantes del régimen cubano, mucho pueblo se alarmó al descubrir la comunión existente entre sus líderes religiosos y políticos. Tal concordato coloca en un mismo plano a unos y a otros. Esteban Lazo, miembro del Buro Político del Comité Central del Partido y vicepresidente del Consejo de Estado lo resumió todo al declarar con claridad: Es bueno que se sepa que estamos unidos. Granma lo confirma al decir que estas reuniones se convocan anualmente para reflejar la unidad del Gobierno cubano y las instituciones religiosas y asociaciones fraternales.

Tales imágenes y declaraciones colocaron en una posición difícil a muchos de estos cleros. En el pasado algunos de estos líderes se mostraron críticos con el Consejo de Iglesias de Cuba acusándole de entreguismo al gobierno, algunas de sus denominaciones todavía hoy no pertenecen a esta agrupación ecuménica. Lo cierto es que ya la pertenencia o no al CIC no determina el grado de sometimiento al régimen que se canaliza realmente a través de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central encargada de castigar o premiar según el comportamiento que se solicite. Es más, hace tiempo ya que el gobierno descartó el uso del CIC como mecanismo de control. Al CIC lo único que le queda es la fama. El gobierno ya no le necesita tanto. Su propia Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos se las ingenia para controlar y sus métodos de premios y castigos están resultando sumamente efectivos. En encuentros como estos es que se hacen peticiones, como las de años anteriores, en que se pidió a los líderes eclesiales que realizasen los cambios necesarios en sus estructuras religiosas que les permitiesen perpetuarse en el poder, materia en la que estos funcionarios políticos tienen tanto que enseñar, y la razón es obvia: ya a ustedes les conocemos.

Tras retornar a sus propias instituciones, como en oportunidades anteriores, buena parte de estos líderes intenta quitarse tanto polvo de encima, colocados entre la espada y la pared, entre el pueblo y el Dios al que dicen servir y los príncipes humanos a quienes demuestran su verdadera servidumbre. Caímos en una trampa -dicen- estamos en el deber de asistir como representantes de ustedes a las reuniones a las que somos citados por las autoridades y luego allí nos toman las fotos y vídeos que luego se publican con las declaraciones de los políticos alardeando de su intimidad con nosotros. Lo cierto es que esto comentan en sus oficinas, en sus confortables autos o pasillos, pero ninguno se atreve a desmentir públicamente a la manos que lamen, como Lazo o Caridad Diego, jefa de la Oficina que les da las ordenes. Todo lo contrario, en la práctica evidencian la certeza de las declaraciones de los políticos. Algunos de estos jerarcas, críticos en el pasado al CIC, sonrisa de oreja a oreja frente a Lazo o Caridad, pero con un discurso diferente ante su feligresía, muestra de su doble rasero, han llegado al colmo de prohibir la asistencia de sus miembros a cualquiera de las actividades de las iglesias en que pastoreo, o de relacionarse como solían, no solo conmigo, sino con cualquiera de los hermanos que han permanecido firmes en nuestra congregación, ya que podemos resultar un peligro para sus priorizados intereses si Caridad Diego se entera. Para ellos es preferible que sus feligreses posean mejores relaciones con los miembros de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), que muchas veces hasta ellos mismos dirigen, que con hermanos en Cristo con quienes han cultivado relaciones por años y cuyas casas incluso apenas pueden estar separadas por una puerta.

Ni los mismos funcionarios de las oficinas del régimen se tragan el comportamiento amoral de estos mercaderes de la religión que truecan por platos de lentejas los principios del Reino que estaban llamados a vivir. Algunos de estos políticos han confesado estar perfectamente convencidos de que muchos de estos santurrones de cuello blanco que en su presencia aparentan ser más incondicionales al régimen que ellos mismos al darles la espalda demuestran su verdadera devoción, que ellos conocen y explotan muy bien, la ávidez por un confort y estilos de vida cada vez más alejados, por cierto, de la mayor parte de sus sufridas feligresías.

Es triste el panorama de estas élites que se las dan de representar el Reino de los cielos en Cuba pero que en la práctica solo demuestran sumisión y complicidad con el mismo régimen que extorsiona a las masas que ellos estaban llamados a ministrar a cambio de prebendas y salarios. La reciente reunión es sin dudas una certera confirmación del grado de constantinización de las organizaciones religiosas cubanas. Pero no quepa dudas de que el hacha está a la raíz de los árboles y de que Jesús volverá a echar a los mercaderes del templo, esos que se han dejado marcar para poder comprar y vender, mientras que por falta de visión su pueblo perece. Pero sí, Lazo, mientras ese día se acerca es bueno que se sepa, aunque ni ustedes mismos se lo crean realmente, que están unidos, por lo menos en el fango de la misma relación hipócrita de su concubinato.