Semblanza de un padre

IMAG0005-001A estas horas, este día de los padres, Raúl Borges Álvarez de seguro estará viviendo algo similar a lo que sufre desde hace diecisiete años reclamando por la prisión de uno de sus dos hijos a quien el sistema ni siquiera concede la posibilidad de libertad condicional, que por ley correspondería, ¡todo por la dichosa política! En la iglesia de Santa Rita intentan reunirse cada domingo para asistir a misa y luego desfilar con un gladiolo, como en varias otras iglesias del país, madres, hermanas, hijas, amigas, de otros muchos presos penalizados por discrepancias políticas; según estadísticas actualizadas de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y de Reconciliación Nacional (CCDHRN) son alrededor de setenta y un prisioneros cuya lista se encuentra disponible. Las mencionadas mujeres son las conocidas como “Damas de Blanco”. Otras mujeres igual de valientes identificadas como “Ciudadanas por la Democracia” lo hacen en otros sitios. Pero Raúl, como otros padres, hermanos, amigos, no admite quedar inerte ante el valor de estas mujeres e intenta acudir a demostrar también su indignación.

Los últimos once domingos han sido como una batalla, brigadas enteras enviadas para contrarrestar estas fuerzas civiles y pacíficas arremeten contra ellas y ellos cual si fuesen vulgares delincuentes a quienes es preciso sofocar. Para Raúl no ha sido fácil. Además de ser septuagenario, hace apenas unos años fue sometido a dos intervenciones quirúrgicas complicadas, una a corazón abierto, 31 de agosto de 2010, y otra por infarto cerebral periférico, en marzo de 2012. Pero nada de esto es más grave para él que la injusta prisión de su hijo, razón por la cual, unido a todo lo demás que hace todo el tiempo, hará lo posible por intentar llegar junto esas otras centenas de personas que por todo el país exigirán la liberación de presos como su hijo Ernesto Borges Pérez. Ni su edad ni su condición física serán una limitante para que intente romper el cerco de vigilancia que comienzan a colocarle desde jueves o viernes, y luego, si lo logra, no se sentirá disminuido para ser lanzado como a otras y otros, a los camiones u ómnibus dispuestos para transportarles luego a calabozos o a lugares aislados y lejanos; ni para ser esposado y golpeado, sin importar si el blanco escogido para el puñetazo es su pecho cicatrizado, como aquel que le asestaron hace cuatro domingos.

Pero el amor de un padre no es de desdeñar al lado del de una madre por más que algunos insistan en que padre puede ser cualquiera pero que madre hay una sola. Raúl es la refutación de esta errada propuesta. Y en el amor de un padre dispuesto a lo que fuere por conseguir la libertad de un hijo a quien se considera injustamente prisionero, aquellos que intentan someter a fuerzas civiles por violencia encontrarán una fuerza irresistible por más que se recrudezca el enfrentamiento. Uno de los propios agentes de la seguridad del Estado de Cuba así se lo reconoció a César, el otro hijo de Raúl, cuando fue a advertirle que no se responsabilizan por la vida de su porfiado padre y no obstante admitirle: “aunque si yo estuviese en su lugar también haría lo mismo”.

¿Por qué los golpes?

golpizaLos golpes contra manifestantes pacíficos en La Habana han sido noticia por ocho domingos consecutivos. En uno de las primeras jornadas el hijo del líder sindical Jesús Menéndez fue arrastrado por varios metros en el suelo sin importar siquiera su condición de septuagenario. El séptimo domingo, entre golpes y golpes, sobresalió el reintento de asesinato a Raúl Borges Alvarez, esta vez con un piñazo certero contra su pecho, sin importar, (o precisamente por), su cirugía del corazón. No en balde, respecto al mismo Raúl, ya advirtieron oficiales de la Seguridad del Estado a su hijo Ernesto en la prisión, y a su hijo Cesar en la calle, sobre la posibilidad inminente de su muerte por padecer también de “pancreatitis crónica”, la misma causa de muerte de Juan Wilfredo Soto García el 8 de mayo de 2011, tras una golpiza policial el 5; porque claro, puede ser lo más natural del mundo morirse luego de recibir una golpeadura, especialmente si se posee algún antecedente de salud, y ya se sabe que el área del páncreas es otra de las zonas preferidas para los golpeadores.

Algunos tuvimos la esperanza de que tras el anuncio de normalizar relaciones entre EE.UU-Cuba se acabaran, o al menos disminuyeran los golpes, ahora comprobamos que lo que ocurre es precisamente lo contrario. Pareciera que la bestia se siente más fuerte para golpear con impunidad. Asi lo confirman los 641 arrestos en mayo, la cifra de detenciones de disidentes más alta de los últimos diez meses, y en ellas siempre, de una u otra manera, está involucrada la violencia. En las golpizas y actos de repudio contra las Damas de Blanco no ha importado a las autoridades políticas ni siquiera el descarado uso para transportar a los verdugos, de buses traídos a Cuba por la Caravana “Pastores por la Paz” no precisamente para tales fines, suponemos.

Experiencias como la reciente VII Cumbre de las Américas en Panamá demuestran que el régimen experto en golpes está dispuesto a exportar esta modalidad de intolerancia a cualquier sitio del mundo a donde se le reciba. La comunidad internacional puede comprobar que el sistema que por sobrevivencia accede a conversar con su enemigo histórico, con la potencia mundial, con el “imperio”, no lo está para con su propio pueblo, y menos si de aceptar diferencias se trata. Es a golpes y a porrazos como suele resolver cualquier asunto con sus ciudadanos.

Lo peor es que muchos en la población han asimilado este modus operandi aprendido del papá Estado y es así que prefieren resolver cada problema, con razón o sin razón, a golpes. Cualquier ciudadano o ciudadana en Cuba, por más pacífico o pacífica que sea, está expuesto o bien a los golpes que provienen directamente del Estado o a los de cualquiera de sus muchos frankesteins, “sus hombre nuevos” evocados por Guevara, quienes prefieren tomar a sus prójimos como sacos de entrenamiento de boxeo antes que dialogar y resolver así las diferencias. Y es que los golpes sobran cuando faltan las palabras, y más las razones.

Pregunta 14 de 30: ¿Por qué pretende negar el acceso a las Iglesias al grupo femenino pro Derechos Humanos conocido como Damas de Blanco?

Damas de Blanco en La Habana el primer domingo tras anuncio de restablecimiento de relaciones entre Estados Unidos y Cuba

Damas de Blanco en La Habana el primer domingo tras anuncio de restablecimiento de relaciones entre Estados Unidos y Cuba

Un hecho relevante tuvo lugar en Miami hace apenas unos días: exprisioneros políticos inauguraron un monumento a Laura Pollán. Como líder de las Damas de Blanco, Laura fue víctima de muchos actos de repudio, detenciones y hasta de intentos de asesinato, su muerte todavía es un capítulo pendiente de investigación. Nuestra preocupación por el grupo femenino pro-derechos humanos que continúa la obra de esta insigne mujer ocupa la pregunta catorce de un total de treinta (http://cubanoconfesante.com/?p=733) que presentamos el año pasado en Washington cuestionando las supuestas libertades religiosas en Cuba invitados por Solidaridad Cristiana Mundial (CSW).

El pasado domingo, el primero tras el reinicio de relaciones entre EE.UU. y Cuba anunciado el 17 de diciembre, fue un día de prueba para determinar si se mantenía intacta la naturaleza represiva del régimen, demostrada apenas siete días antes del sorpresivo anuncio contra este emblemático grupo femenino mientras el mundo libre celebraba el septuagésimo sexto aniversario de proclamada la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Al menos este primer domingo, tras mucho tiempo sin poder hacerlo en paz, este notorio grupo femenino realizó marchas por la libertad de los presos políticos al salir de misa sin producirse actividades represivas. A la salida de la misa de la Iglesia de Santa Rita, en La Habana, unas sesenta mujeres marcharon por la quinta avenida. Fue tal el júbilo por ello que en Matanzas el Padre Santana dio gracias a Dios durante su homilía por, según afirmó, haber cesado los domingos de represión contra las Damas de Blanco. Es esto lo que se supone debería suceder, pero a ciencia cierta no sabemos si solo se trata de una tendencia rapaz ante la efervescencia del momento, entendiéndose que por estos días los ojos del mundo están sobre la isla.

Sin embargo, según la Comisión de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional lidereada por Elizardo Sánchez, ese mismo día, en Santiago de Cuba, otra agrupación femenil, las Ciudadanas por la Democracia, sí sufrieron la represión habitual. De treinta y seis mujeres que se disponían a acudir a misa, solo la mitad logró hacerlo, mientras las dieciocho restantes fueron detenidas y abandonadas en sitios lejanos a sus hogares. Mientras cualquier mujer o agrupación de ellas sea impedida de participar en servicios religiosos o simplemente de ejercer su derecho a la libre asociación nadie podrá insinuar que en Cuba existen por fin las anheladas libertades religiosas. Ese será el mejor monumento que se le podrá dedicar algún día a nuestra Laura.

Repaso a las Treinta Preguntas sobre Libertad Religiosa en Cuba: 5. ¿Por qué no ha rendido cuentas por la ola represiva que tuvo lugar durante la visita del papa Benedicto XVI durante la cual centenares de personas fueron detenidas arbitrariamente o amenazadas, y de la cual aún permanecen en prisión y amenazados a severas penas Sonia Garro y su esposo Ramón Alejandro Muñoz?

(Por Mario Felix Lleonart, enviado a la Comisión de Justicia y Paz del Vaticano:
pcjustpax@justpeace.va)

Cuando pienso que de la visita de Benedicto XVI a Cuba han transcurrido ya más de dos años me lleno tanto de asombro como de indignación. Pero que el tiempo ha pasado inexorablemente nadie puede negarlo. Han sucedido tantas cosas. Tan solo en lo relacionado al ámbito eclesiástico del Vaticano, además de la reciente histórica canonización de Juan XXIII y de Juan Pablo II, tuvo lugar hasta un cambio de Papa, también histórico. Ante los ojos asombrados del mundo el Benedicto XVI que estuvo en Cuba dejó de serlo para volver a ser simplemente Joseph Razinger, dedicado, comprensiblemente, solo a la oración, ceniza y penitencia, dejando su lugar en el papado a Mario Bergoglio, convertido en Francisco I.

Tengo la fe que entre los rezos y avemarías de Razinger ocupe intensos momentos un matrimonio negro que, como secuela de su visita a Cuba, permanece confinado desde entonces en cárceles cubanas, sin que siquiera haya mediado un juicio, justo ni injusto. Siendo como fui victima también de aquella ola represiva, donde centenares de personas incluidas en la lista negra del sistema, mi esposa y yo estuvimos detenidos domiciliariamente en un edificio rodeado por fuerzas de la Seguridad del Estado de la ciudad de Alamar donde vivía un colega pastor a quien visitábamos, me parece increíble que esta otra pareja permanezca tras las rejas desde entonces. ¿Será entre otras razones por no tener blanca la piel como nosotros? La realidad es que aunque el tiempo y el Papa hayan pasado, Sonia Garro y Ramón Alejandro Muñoz siguen recluidos, y sus victimarios gozan de la mayor impunidad del mundo; salvándose incluso de escándalos tan mayúsculos como del descubrimiento en el canal de Panamá de una carga ilegal de armas escondidas bajo azúcar en buque de bandera norcoreana; y dándose el lujo de celebrar, presidiendo y todo, hasta una Cumbre Celac, donde otra ola represiva, también en absoluta impunidad, volvió a tener lugar.

En septiembre de 2013, y pareciéndonos ya entonces demasiado tiempo, mi esposa y yo viajamos desde Cuba a Washington invitados por Solidaridad Cristiana Mundial (CSW), enarbolando treinta preguntas de entre un cumulo de muchas otras que también habríamos podido agregar, y en las que la represión durante la visita de Benedicto XVI a Cuba y el confinamiento del matrimonio negro, ocuparon el quinto cuestionamiento. Más de medio año ha pasado desde entonces y lamentablemente la vigencia de nuestras treinta preguntas, incluyendo esta quinta, más que mantenerse intacta, aumenta su valor, dado el añejamiento del tiempo. La única señal emitida desde entonces por los carceleros fue un falso amago de juicio casi a fines del 2013 luego de lo cual otros asuntos, sin lugar a dudas trascendentes también, como el paradigmático caso de Alan Gross, objeto de nuestra pregunta trece, ocupan casi toda la atención.

Pero afortunadamente Sonia y Ramón Alejandro no se encuentran en el triste saco de los casos anónimos (¿cuántos habrá?) con los que el régimen se ensaña y muestra sin mascaras su verdadera naturaleza retorcida. Una campaña internacional crece en la misma proporción de la impunidad de los victimarios y terminará por liberar al matrimonio. No en balde en esta misma hora es probable que en el silencio místico de su reservado cuarto hasta un expapa rece por ellos; a pesar del silencio de un Vaticano cuyo trono tal vez por ello mismo abandonara, entre otras sonadas razones.

Hoy, cumpleaños 64 de Laura Pollán

Celebrar el cumpleaños de alguien tan especial como Laura Pollán en Cuba se convierte en un pecado que el régimen de los hermanos Castro no tolera. Ahora mismo en su sede en Neptuno en Centro Habana hay toda una cacería humana. Las mujeres que lograron llegar, unas cincuenta, y que desde varios días antes tuvieron que moverse hasta allí, unas veintiocho

desde Oriente, ahora mismo están rodeadas por hordas que la seguridad del Estado manipula para agredirlas y gritarles toda clase de improperios. A otras que intentan llegar las cazan y golpean, de ello me llegan ahora mismo decenas de testimonios.

El Estado que fue establecido por Dios para velar y cuidar a sus ciudadanos trastoca lo que debería ser su propósito e incentiva la violencia. Hace dos años, en el primer aniversario de la muerte de Orlando Zapata Tamayo intenté dar custodia a las damas Juana Oquendo y Lilian Castañer para que pudiesen llegar a su té literario y yo mismo fui cazado por esas hordas y conducido hasta la estación de PNR en Santiago de las Vegas, junto al periodista independiente Hector Julio Cedeño quien ahora mismo lleva más de una semana detenido en el VIVAC por tomar una simple foto.

Hoy no podré llegar hasta la sede de las Damas de Blanco a celebrar el cumpleaños de Laura Pollán que sigue presente entre nosotros. No me dejarían llegar de cualquier modo, y sé que me mi nombre se encuentra en esa lista negra de personas mandadas a matar y aprovecharán el primer momento que tengan para darme uno de esos golpes que al paso del tiempo resultan ser mortales, como sucedió a la propia Laura, mordida y aruñada apenas unos días antes de su intempestiva muerte. Pero ayer al mediodía pude encontrarme con su líder Berta Soler y además de ratificarles mis oraciones mi esposa Yoaxis Marcheco y yo le hicimos entrega de cerca de 50 devocionarios «Cada Día» editados por el Ministerio Reforma www.ministerioreforma.com dedicado al sensible tema de «Mujer y violencia» para acompañarnos durante todo el mes de marzo. Ojalá que las que han podido llegar ya estén leyendo por adelantado algunos de los devocionales mientras esa jauría de lobos aúllan frente a su sede. Yo ahora mismo oro por ellas y ruego a Dios que pronto llegue el día en que este régimen despótico que por alguna razón la ha tomado especialmente contra las mujeres desparezca por completo.

EL DEBER Y EL DERECHO A LA VIOLENCIA

El VI Congreso del PCC desde su inaugural desfile militar y el Informe Central presentado por el General de Ejercito demostró que la Moción que presenté hace apenas unos días en la 102 Asamblea de la Asociación Convención Bautista de Cuba Occidental es totalmente pertinente. No en balde previamente se afirmó que sería el asunto más polémico a tratar. Ante el tema sobre el que giraba: mujeres golpeadas, actos de repudio, detenciones arbitrarias y reclusiones domiciliarias; la propuesta era bien moderada y en espíritu de diálogo: escribir cartas al Primer Secretario del Partido y al Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular manifestando preocupación ante este tipo de actos que no contribuyen a la paz de la nación. La Asamblea determinó no tomar partido al respecto devolviendo el asunto a la mesa para ser archivado en carpeta, espero que no por demasiado tiempo.

La fuerza de la Moción evidentemente no habría la misma si dejaba de pertenecer a este simple cura de aldea que soy yo y se convertía en decisión de mi Asociación. La Convención Bautista de Cuba Occidental, única organización de la que formo parte, tiene a su haber un historial de más de cien años de quehacer y su origen mismo en la persona del prócer Alberto J. Díaz representa desde sus orígenes un carácter profético propio de una evangelización genuina a la que no deberíamos renunciar ni ante las mayores presiones ni ante los más halagüeños «gestos de aprecio y concordia». Como bautista espero aún que mi Asociación concientice su valor moral así como su respaldo divino para poder expresar cualquier preocupación nacida de su ética cristiana ya que, como se ha pronunciado en otras peticiones, «constituimos y nos reconocemos parte integral del pueblo cubano, junto al cual permanecemos y vivimos» y «constituye un deber ineludible expresar nuestra discrepancia a todas las instancias pertinentes del gobierno de nuestro país». Sin embargo, al menos por ahora, la Asociación determinó postergar este asunto y la Moción solo sigue siendo mía.

A título individual, dada la urgencia, publiqué mi petición en mi blog Cubano Confesante, la cual fue replicada por otros numerosos blogs a los cuales agradezco la amplificación de mi débil y temblorosa voz. Es claro que las autoridades tuvieron acceso a ella aún desde la celebración de la Asamblea misma a través de sus informantes. No sé si la respuesta habría sido otra si la Asociación hubiese suscrito mi Moción, de lo que no me cabe duda es que el régimen ha dado su respuesta con claridad en el Informe Central al VI Congreso del Partido.

El pastor mario y sara marta

El último acápite del Informe dejó explicito el objetivo del PCC respecto a las asociaciones religiosas que ha privilegiado legalmente:

«… continuar eliminando cualquier prejuicio que impida hermanar en la virtud y en la defensa de nuestra Revolución… a los que forman parte de las iglesias cristianas, entre las que se incluyen la católica, las ortodoxas rusa y griega, las evangélicas y protestantes; al igual que de las religiones cubanas de origen africano, las comunidades espiritistas, judías, islámica, budista y las asociaciones fraternales, entre otras. Para cada una de ellas la Revolución ha tenido gestos de aprecio y concordia.»

Luego de hacer mención del cuentagotas proceso de excarcelación que declaró concluido y en el cual resaltó la mediación de la Iglesia Católica, en el penúltimo párrafo definió lo que concibo como la respuesta concreta a mi propuesta:

«… lo que nunca haremos es negarle al pueblo el derecho a defender a su Revolución, puesto que la defensa de la independencia, de las conquistas del socialismo y de nuestras plazas y calles, seguirá siendo el primer deber de todos los patriotas cubanos.»

El General fue claro. Todos sabemos en que consiste ese derecho y a la vez primer deber a ser ejercido en nuestras plazas y calles: el de la violencia. Ya hace bastante tiempo hemos convivido con ella solo que ahora ha tenido el visto bueno formal del partido único de donde puede afirmarse que, lejos de eliminarla como recomendábamos, el régimen la ha orientado oficialmente otorgándole su respaldo y reconocimiento total. Ya esta historia resulta harto conocida, es el procedimiento tradicional de todas las dictaduras y tan viejo como la esclavitud de Israel en Egipto. Para su propio pesar la experiencia vuelve a repetirse: nuevamente Faraón se endurece.

Como una muestra fehaciente de que el Estado cubano ha legalizado la violencia en las calles no hubo que esperar a que terminara el Congreso del Partido. El lunes 18 en horas de la tarde se remetió nuevamente contra nuestra hermana Sara Marta Fonseca Quevedo y su familia. Esta vez se les arrastró literalmente por las calles del Reparto Río Verde bajo proclamas y consignas y al momento en que escribo estas líneas, minutos antes de la sesión de clausura del Congreso, Sara se encuentra todavía desaparecida. El martes 19, en Santa Clara, fue un grupo de mujeres asociadas bajo el emblemático nombre de Rosa Park las victimas de la defensa del «pueblo».

Ya que el sistema ha definido muy bien las posiciones, ahora que ha quedado claro lo que puede ser frío o caliente respecto a la ética del Evangelio de Jesús, ojalá que los creyentes comprometidos de veras con el Reino puedan también adoptar posiciones definidas y no tibias, por cuanto sabemos que a lo tibio Cristo lo vomitará de su boca. O nos quedamos con los «gestos de aprecio y concordia» que la bestia que sube del mar ofrece al falso profeta, o recibiremos los efectos del derecho, y deber, del «pueblo», uniformado o no, que continuará dando rienda suelta a la violencia, ahora alentado como resultado de este VI Congreso del Partido.

Pbro. Mario Félix Lleonart Barroso

MOCIÓN PRESENTADA EN LA 102 ASAMBLEA ANUAL DE LA CBCOcc EL PASADO VIERNES 25 DE MARZO POR EL PBRO. MARIO FÉLIX LLEONART BARROSO

POR CUANTO nuestra misión fundamental: el anuncio de las Buenas Nuevas incluye la denuncia del pecado sea cual sea su nombre, cométalo quien lo cometa y cuéstenos lo que nos cueste tal comportamiento profético;

POR CUANTO los profetas, Juan el Bautista, nuestro Señor Jesucristo y los apóstoles nos dieron el ejemplo en tal misión complementaria de un anuncio que lejos de excluir la denuncia la incluye;

POR CUANTO la historia del cristianismo está repleta de buenos ejemplos a seguir y de malos ejemplos a desechar respecto al cumplimiento o incumplimiento de la misión profética de la iglesia;

POR CUANTO la historia bautista ha sido muchas veces la de un pueblo radical en el cumplimiento de su misión, y que nosotros somos bautistas;

POR CUANTO la Alianza Bautista Mundial de la que formamos parte nos recuerda que sus cuatro propósitos fundamentales son: la evangelización, la ayuda a los necesitados, la unidad de sus miembros y la defensa de los derechos humanos;

POR CUANTO la historia de nuestros orígenes en Cuba en la persona de Alberto J. Díaz no divorcia de la misión evangelizadora una genuina preocupación por la realidad nacional, sino todo lo contrario;

POR CUANTO, en palabras de Justo Anderson, ¨El pueblo Bautista, consciente de haberse involucrado pasivamente en las injusticias sociales en ciertos sectores del mundo está despertando de su letargo social a la luz de su principio fundamental de que solo Cristo es Rey y Juez de la Iglesia y de la conciencia, y que de su éxito en incorporar esta inquietud social sin dejar de hacer lo otro dependerá en gran parte la influencia futura de la denominación¨;

POR CUANTO la historia de Cuba en las últimas cinco décadas ha sido una historia de penalización a la discrepancia de ideas en la que los bautistas unas veces hemos sido perseguidos y otras tolerados, de lo que resulta un ejemplo fehaciente la CARTA ABIERTA A TODOS LOS QUE AMAN A NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO CON AMOR INALTERABLE de nuestro directivo convencional y líder histórico Homero Quintín Carbonell González;

POR CUANTO independientemente de que los bautistas hayamos sido perseguidos o tolerados siempre ha existido algún cubano perseguido de conciencia y la libertad de conciencia es precisamente uno de los principios bautistas fundamentales y que nuestra Asociación ha expresado más de una vez que ¨constituimos y nos reconocemos parte integral del pueblo cubano, junto al cual permanecemos y vivimos, es un deber ineludible expresar nuestra discrepancia a todas las instancias pertinentes del gobierno de nuestro país¨;

POR CUANTO en los últimos meses se han venido suscitando hechos que no contribuyen a la paz de la nación, tolerados por el Estado que a la luz de Romanos 13.3 debía existir para fomentarla;

POR CUANTO este tipo de actos se incrementa por días a lo largo y ancho del país, en los denominados ¨actos de repudio¨ y en detenciones de carácter arbitrario, tal y como lo demuestra el pasado mes de febrero en el que fueron reportados a diversos organismos de la ONU cerca de cuatrocientos detenidos y alrededor de 70 reclusiones domiciliarias, entre los que específicamente el pasado 23 de febrero estuvo detenido uno de nuestros pastores (quien les habla), al ser forzado a abordar un auto de matricula privada HFA 554 por cinco de estos individuos vestidos de civil y sin identificar, y luego a permanecer detenido por 26 horas sin comunicación ni constancia oficial de tal detención, por el simple acto evangélico de interceder a favor de dos mujeres indefensas que eran objeto de similar agresión;

POR CUANTO tales hechos podrían ser el germen de una indeseada guerra civil que estamos llamados a evitar como agentes de reconciliación;

PROPONGO:

Que se escriba carta a nombre de esta Asamblea al Primer Secretario del PCC y otra al Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular expresando nuestra preocupación respecto a estos hechos que no contribuyen a la paz de la nación; tal y como se ha insistido en misivas anteriores respecto a nuestra posición como bautistas ante otros asuntos, e insistir en ellas sobre la promoción del respeto a las discrepancias de ideas a fin de que realmente vivamos quieta y reposadamente en una Patria como la que soñó Martí con todos y para el bien de todos.

Que para la confección de tales cartas sea creada una comisión escogida por esta Asamblea que en un plazo prudencial sea capaz de recoger el espíritu de los POR CUANTOS que anteceden esta moción