La otra cara de la Navidad

De este tema ya bastante escribí en dramas que representé en nuestras iglesias en Cuba cuyas fotos y videos no sé si algún día recuperaré pues se encuentran, junto a los propios dramas escritos, en manos del aparato policial de la Seguridad del Estado cuando confiscó nuestras laptops el 21 de junio de 2014. Tal vez cualquier día hasta me entero que los guiones que escribí están siendo montados por grupos de teatro en cuarteles del Minint o el Minfar en Cuba. Ya sabemos que los árboles de Navidad más grandes que se han colocado en Cuba, tras largos años de prohibición de las festividades, fueron los del Comité Central del PCC, aunque este año particularmente parece que no los han puesto. En uno de aquellos dramas hasta me atreví a representar mi propia versión para Cuba del clásico ¨Cuento de Navidad¨ de Charles Dickens.

El establishment cubano tendrá sus razones para dejar este año al árbol de Navidad fuera de sus adornos de la temporada, casi arrojándolo por completo a la iniciativa privada que desde hace algún tiempo intenta ser su mejor pulsador, aunque a veces parezcan cohabitar juntos. Yo tampoco este año he armado arbolito. Y no se debe a razones de índole ideológica o religiosa como algunos que desde hace años la emprenden contra una tradición donde también pulsan cristianismo y paganismo desde el mismo origen de la festividad, tal vez ni yo mismo pueda explicar las razones de cómo incluso teniendo chicos en casa no me motivé este año, aun teniendo disímiles posibilidades de conseguirlos de diversos tamaños, luces y colores (ni siquiera nos motivamos a colocar una guirnalda, ni luces dentro o fuera de casa). Es contraproducente cuando en Cuba hubo años en que sin condiciones llegué a cortar simplemente una rama de pino que llené con adornos de papel preparados por mí mismo.

Hasta algunos hermanos de la iglesia se han sorprendido de que su familia pastoral no haya puesto este tipo de adornos alegóricos. En nuestro barrio nuestra casa contrasta sin adornos con todas las del vecindario, aunque tal vez muchos de nuestros vecinos ni siquiera visitan nunca alguna iglesia. No sé qué responder a los hermanos de la iglesia que por simple curiosidad me han preguntado. Es que tal vez las razones escapen hasta a nosotros mismos, y digo nosotros pues cualquier otro miembro de nuestra familia podía haber tomado la iniciativa que ninguno de los otros le habría quitado, pero nadie lo hizo y pareciera que es que a todos nos ocurra lo mismo. Y el denominador común de todos en casa, y precisamente nuestro contraste con los demás hermanos de la iglesia, y absolutamente con todos en el barrio, es que somos cubanos.

Tal vez en nuestro subconsciente pesa demasiado el hecho de saber que nuestros padres, abuelos, hermanos, allá lejos en la isla continúan sobreviviendo con tantas libertades pisoteadas; sin certeza de que hayan podido preparar algún plato especial para estos días de fiesta; sin tal vez la posibilidad incluso de colocar un árbol; y sea el espíritu de ellos el que se prolongue en nosotros en la distancia. El hecho de saber que nuestra gente en Cuba vuelve a vivir otra navidad sin libertad y sin comida nos impide disfrutar las nuestras plenamente.

Pero no podría decirse por ello que no reine en nosotros el espíritu navideño. Ayer hablé de esto en mi sermón dominical cuando abordé la otra Navidad, no la de risas, canciones y colores, sino la otra, quizás le haya aguado la fiesta a alguien, aunque no era mi propósito, pero no hablé del muy conocido Nunc dimittis de Simeón en Lucas 2:29-32, sino de lo dicho por él más adelante, en tono mucho más bajo, tal vez solo al oído de María, otras palabras menos populares y difíciles de digerir, pero tan reales como las primeras: ¨He aquí, éste está puesto para caída y para levantamiento de muchos en Israel, y para señal que será contradicha (y una espada traspasará tu propia alma), para que sean revelados los pensamientos de muchos corazones¨ (Lucas 2:34-35).

Puede ser que muchos amigos y hasta familiares se hayan extrañado de mi falta de comunicación en un día tan especial. No es que les hubiese olvidado, ni mucho menos que no pasásemos un día extremadamente navideño. Por el contrario, es que le cedí todo el Día de Navidad mi teléfono a mi hija Rachel de 9 años, ella pasó feliz toda la jornada hablando con otra niña cubana refugiada como ella en otro punto distante de USA. Fue la manera en que ambas, sin otros niños a su alrededor, pudieron pasar primero literalmente horas conversando, y luego jugando como si estuvieran lado a lado a través de Roblox. La otra niña refugiada cubana en este momento está de homeless con su mamá, pasando juntas las que tal vez sean una de las peores navidades de sus vidas. A diferencia de Rachel la otra niña no vino a USA acompañada de ambos padres, ni siquiera con algún otro hermano, solo con su madre soltera a quien se le hace difícil obtener de momento un trabajo que no choque con sus prioritarios deberes como madre, ni que le permita obtener el dinero suficiente como para pagar una renta. En Cuba tenían su propio apartamento pero la persecución en su contra les hacía la vida cada vez más imposible, por lo que prefirieron venir de homeless, para empezar, a USA, que continuar viviendo todo el tiempo mancilladas a cambio de tener un apartamento en Cuba.

La vida de los refugiados cubanos como para la de cualquier refugiado de otro país suele ser dura, sobre todo en los primeros tiempos, y especialmente si solo se trata de una madre soltera y una niña, como sucede en este caso. Nuestra salida es un exilio por más que el régimen nos despida de Cuba en un teatro mal montado en el aeropuerto simulando que solo salimos de visita, y hasta se molesta en recordarnos con ¨cortesía¨ que según su actual Ley migratoria ¨podemos estar hasta dos años de viaje¨ -porque según el establishment que desgobierna Cuba en ese país no existen ni presos, ni mucho menos refugiados políticos; retórica que no solo los medios nacionales cubanos se encargan de propagar sino que incluso hasta algunos medios norteamericanos amplifican. Mi familia, llegada como refugiada a USA en agosto de 2016 ha tenido entrevistas con algunos de estos medios que luego nunca fueron publicadas por contradecir sus discursos desinformativos.

Los refugiados cubanos no somos tan populares como los sirios o iraquíes, y nuestras realidades de origen podrán ser bien diferentes, pero somos tan refugiados unos como los otros, aunque esto no le encaje a medios como CNN: en noviembre de 2016 fuimos entrevistados para el show ‘United Shades of America’ de Kamau Bell para su capítulo ‘Inmigrants and refugees’, pero no nos incluyeron. En julio de 2017 se tomó el trabajo de venir a nuestra propia casa un equipo de NPR, aparté mi tiempo y dediqué dos horas, pero tampoco ellos escucharon lo que querían oír, recuerdo todavía la cara de espanto de la productora cuando puse el ejemplo del pastor Ramón Rigal que no quería que sus hijos fuesen más a la escuela porque allí les obligan a gritar ¨Pioneros por el comunismo, ¡Seremos como el Ché!¨¨. Y el rostro de la periodista no se desfiguró por lo que le conté que obligaban a hacer a los hijos del pastor, sino porque yo me atrevía a cuestionar a uno de sus íconos, el Ché Guevara. No me extrañó que dos semanas después me avisaran que habían perdido el tiempo pues el audio no se había grabado y no podrían publicar nada. Un importante medio cristiano al que dediqué mi mañana del viernes 17 de noviembre para una entrevista en sus estudios en DC y al cual di la primicia del secuestro al que todavía se encuentra impunemente sometida la Oficina de la Junta de Misiones de la Convención Bautista Occidental todavía no ha publicado ni un minuto.

La Navidad es también la historia del mesón lleno y del establo como único lugar para que naciera el niño. Es también la del totalitario Herodes que incurrió en un genocida infanticidio, se extiende al episodio del niño Jesús refugiado con su familia en Egipto dando inmediato cumplimiento a las advertencias proféticas que diera el anciano Simeón a María. Pero así como esas circunstancias transitorias convergieron en el cumplimiento de los propósitos divinos para traer luz a las tinieblas; también en nuestras historias se manifestará la otra Navidad de gozo y paz. Porque como bien nos demostrará el Niño, en la cruz, luego del quebrantamiento viene la exaltación.

El vaticanista Giuseppe Rusconi se hace eco de nuestro Informe enviado por el Instituto Patmos al Alto Comisionado de la ONU para el examen Periódico Universal al cual deberá presentarse Cuba en mayo de 2018

El domingo de 17 de diciembre de 2017 los esfuerzos que realizamos para que el mundo conozca acerca de las violaciones a la libertad religiosa que continúan sucediéndose en Cuba tuvieron la satisfacción de ser citados por el prestigioso vaticanista Giuseppe Rusconi quien se ha hecho eco en su muy conocido y consultado blog “Rossoporpora” de nuestro Informe enviado por el Instituto Patmos al Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra para el Examen Periódico Universal al cual deberá presentarse Cuba en mayo de 2018:

 http://www.rossoporpora.org/rubriche/vaticano/746-cuba-liberta-religiosa-di-la-da-venire.html

Agradezco en lo personal al vaticanista Giuseppe Rusconi, y lo hago extensivo de parte de nuestros valiosos colaboradores dentro y fuera de Cuba; pero especialmente doy las gracias a nombre de todos quienes en Cuba sufren toda clase de violaciones a sus libertades religiosas y de creencias, que van mucho más allá de los conceptos de tolerancia religiosa o libertad de culto.

Gracias por la solidaridad. Es un gesto digno de la época navideña en la que nuestro deber debe estar más que nunca con los más desfavorecidos y vilipendiados, imitando el ejemplo de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

Pbro. Mario Félix Lleonart Barroso

El derecho de Luis Manuel Otero Alcántara a creer y a practicar su creencia

Otra flagrante violación a las libertades religiosas tuvo lugar en Cuba este 14 de diciembre de 2017 al ser interrumpida la peregrinación que Luis Manuel Otero Alcántara realizaba al Santuario de San Lázaro, según informó su esposa Yanelys Núñez Leyva. Otero Alcántara fue detenido por órdenes de la Seguridad del Estado de Cuba, instancia que reiteradamente incurre en violaciones a las libertades religiosas y de creencia. El arresto ocurrió en la dirección de Carlos III y Belascoaín, alrededor de las 10:30 pm, y fue llevado a la estación policial de Aguilera, en Lawton, luego que iniciara su práctica religiosa que tenía como objetivo trasladarse penitentemente hasta ese lugar de culto para la tradicional festividad que se celebra cada 17 de diciembre. Es evidente que su arbitraria detención tuvo como propósito mantenerlo encerrado durante el transcurso de la celebración.

Se esté o no de acuerdo con la creencia religiosa de Luis Manuel, todos deberíamos estar de acuerdo en su total derecho a creer y a practicar lo que cree. Es muy injusta y arbitraria la violación de su derecho, que es el derecho que tenemos todos en definitiva, el derecho que suscribe uno de los principios bautistas fundamentales: ¨el derecho a creer o a no creer; y a creer de la manera que se entienda¨. Todo aquel que tenga una creencia religiosa en Cuba (¿quién no la tiene?) debería ponerse del lado de Luis Manuel, pues ponerse del lado de Luis Manuel es colocarse del lado del derecho propio.

Ceder o no ceder, he ahí el dilema

Como reconoce un reciente artículo publicado por The Economist titulado Cuba’s leaders are trapped between the need for change and the fear of it (Los líderes cubanos están atrapados entre la necesidad de cambio y el miedo a ello): (https://www.economist.com/news/americas/21732152-new-study-shows-just-how-weak-castros-economy-cubas-leaders-are-trapped-between) la retirada planificada de Raúl Castro no es total ya que permanecerá como primer secretario del Partido Comunista gobernante durante tres años más. El anunciado como su sucesor en el gobierno, el ingeniero de 57 años Miguel Díaz-Canel, quien ya ha asumido muchos deberes públicos, solo poseerá como presidente una autonomía limitada. Según The Economist él es solo uno de entre un grupo de burócratas y generales del partido que constituyen el verdadero poder en Cuba, reemplazando constantemente a la generación histórica que están muriendo.

Esta nueva generación, la de Díaz-Canel, enfrenta un dilema agudo. A pesar de la ayuda de Venezuela, que ahora ha caído a la mitad de su nivel máximo, Cuba sigue siendo incapaz de producir gran parte de la comida que consume y paga a su pueblo solo unos salarios miserables. Las reformas de mercado con las que Raúl romanceó fueron mucho más tímidas que las de China o Vietnam y ahora parecen estar en retirada. Cuando Obama visitó Cuba en 2016, ofreciendo apoyo a los empresarios el régimen entró en pánico y desde entonces frena a las pequeñas empresas para detener lo que Raúl llamó “ilegalidades y otras transgresiones”. En otras palabras, el establishment quiere una economía de mercado sin capitalistas o negocios que prosperen y crezcan. No parece estar cerca de abordar las múltiples tasas de cambio (que van de un peso por cada dólar para las importaciones oficiales a 25 para la mayoría de los salarios y precios) que distorsionan ridículamente la economía.

El estancamiento puede dejar intacto el control político del régimen, su prioridad primordial. Pero esto ignora un problema fundamental. Desde la década de 1980, la economía cubana ha perdido terreno en relación con los de otros países de América Latina, como lo muestra un estudio publicado en noviembre de 2017 por el Banco Interamericano de Desarrollo. Su autor, Pavel Vidal, fue uno de los asesores económicos reformistas de Raúl y ahora se encuentra en la Universidad Javeriana en Cali, Colombia. Él ha ideado estimaciones hasta ahora no disponibles internacionalmente comparables para el PIB de Cuba desde 1970 calculando un tipo de cambio promedio que toma en cuenta el peso de las diversas tasas en la economía.

Vidal encuentra que el PIB por persona en Cuba en 2014 fue de solo $ 3,016 a la tasa de cambio promedio, apenas la mitad de la cifra reportada oficialmente y solo un tercio del promedio latinoamericano. Teniendo en cuenta el poder adquisitivo, el PIB por persona fue de $ 6,205 en 2014, o un 35% por debajo de su nivel de 1985. Vidal continúa comparando a Cuba con otros diez países de América Latina cuyas poblaciones son similares en tamaño. Mientras que en 1970 Cuba era el segundo más rico, solo detrás de Uruguay, en 2011 (el último año para el cual hay datos disponibles) estaba en el sexto lugar en ingresos por persona, después de haber sido superado por Panamá, Costa Rica, República Dominicana y Ecuador. Según Vidal el declive de Cuba se debe principalmente a la falta de inversión aunque una población que se encoge y envejece también juega su papel. También según él, las ¨reformas¨ se quedaron cortas.

Para Díaz-Canel y sus colegas reformistas, el mensaje es claro: la aceleración del cambio conlleva riesgos políticos, pero no hacerlo involucra a los económicos. Ceder o no ceder, he ahí el dilema en el que por cualquiera de las dos opciones que opten, es irreversible el conteo regresivo.

Fines no pertinentes

“Quien acepta el mal pasivamente está tan mezclado con él como quien
ayuda a ejercerlo. Quien acepta el mal sin protestar, realmente está
cooperando con él.
Cuando la gente oprimida acepta de buen grado su opresión, sólo sirve
para darle al opresor la justificación necesaria de sus actos.
Con frecuencia el opresor sigue adelante sin advertir su mal, envuelto
en su opresión, tanto tiempo como los oprimidos lo aceptan”
Martin Luther King Jr.

Pastores por la paz

El autor, junto a uno de los vehículos de la caravana ¨Pastores por la Paz¨ ubicado frente al controversial edificio de J #555. Este controversial edificio fue citado por un artículo de AP el 27 de marzo del 2017 bajo el título de ¨Lejos del pasado oscuro, evangélicos crecen en Cuba¨; para resaltar que la situación de libertades religiosas en la Isla había mejorado; pero la controversial historia del lugar realmente lo niega…

El 7 de diciembre representantes del Instituto Patmos fuimos recibidos en la Comisión Internacional de Libertad Religiosa de los EE.UU (USCIFR) en Washington DC para transmitir una importante denuncia de violación a la libertad religiosa en Cuba:

La Oficina de la Junta de Misiones de la Asociación Convención Bautista de Cuba Occidental se ubica en los altos de J #555, Vedado, Habana. Es parte de un edificio histórico cuyo propietario legítimo es la Home Mission Board de la Southern Baptist Convention (Junta de misiones Domésticas de la Convención Bautista del Sur de los EE.UU). El 16 de octubre de 1967 ante el notario Dr. Fernando Auñón y Calvo se protocolizó un poder otorgado por este dueño legítimo a la Asociación Convención Bautista de Cuba Occidental accesible en el Archivo Nacional de Protocolos Notariales de Ciudad con el número de expediente 259, en este se declara a la Asociación Convención Bautista de Cuba Occidental (ACBCOcc) como su ¨apoderado verdadero y legal¨ para representarle y le entrega ¨toda capacidad para conducir, administrar y hacerse cargo de todos los asuntos, negocios e intereses¨ en Cuba. Este poder incluía a todas las propiedades que hasta ese momento poseía en la isla la Southern Baptist Convention, incluyendo el edificio de J #555. Fue una movida necesaria para evitar la confiscación de estas propiedades que tenían como dueño a una entidad norteamericana puesto que el grupo en el poder estaba expropiando toda propiedad con estas características.

Por su vecindad con la Universidad de La Habana, a apenas unos metros de allí, este constituía uno de los edificios más estratégicos de los bautistas cubanos, con presencia en Cuba desde fines del siglo XIX. Al triunfo de la Revolución el lugar funcionaba como residencia estudiantil para los universitarios bautistas de provincia que se trasladaban a estudiar a la capital. Funcionó como lugar de conferencias históricas que el Dr. Luis Manuel González Peña dictaba y que se hicieron famosas por sus cuestionamientos a los postulados marxistas leninistas que fueron importados y se adueñaron de la alta Casa de Estudios. Compilaciones de algunas de estas conferencias se convirtieron en libros, como ¨Preguntas a la Evolución¨ en el que el Dr. González Peña se atrevía a cuestionar incluso la teoría de la evolución química de Oparin. Sin lugar a dudas que por tales ¨atrevimientos¨ el fue juzgado sumariamente en abril de 1965, en la ¨Primavera Negra Bautista¨, siendo condenado junto a decenas de otros pastores bautistas a largos años de prisión bajo la acusación de espiar para una potencia extranjera.

No bastando la movida legal del poder otorgado por la Home Mission Board de la Southern Baptist Convention a la ACBCOcc, y ante el peligro de que aun así confiscasen esa propiedad tan estratégicamente ubicada (el terreno de lo que antaño fuera el Colegio Bautista en Yaguajay permanece ocupado hasta hoy), la ACBCOcc trasladó hasta el lugar a la Iglesia Bautista ¨William Carey¨. Indudablemente este edificio era un blanco de interés para el sistema político totalitario, y nunca dejó de serlo. El traslado de la iglesia a la propiedad la salvó de confiscación, pero esa iglesia fue sometida a prioritario bombardeo ideológico, influencia política que tuvo efectos y dio lugar a que en la escisión de 1986 de cuatro iglesias que fueron separadas de la ACBCOcc se encontrara esta, que a partir de ese momento se convirtió en una de las puntas de lanzas de iglesias usadas por el sistema político para realizar proselitismo en su favor, convirtiéndose, por ejemplo, en uno de los cuarteles para visitas políticas como las de ¨Pastores por la Paz¨, etc.

En el controversial reportaje de Andrea Rodríguez publicado el 27 de marzo del presente año bajo el título de Lejos del pasado oscuro, evangélicos crecen en Cuba; para resaltar que la situación de libertades religiosas en la Isla había mejorado se ponía precisamente como ejemplo a esta iglesia ubicada en el controversial edificio de J #555, y a sus actividades.  Aunque el edificio no era propiedad de la iglesia sino de la ACBCOcc, por supuesto que el sistema siempre amparó a una iglesia que respondía a sus intereses en detrimento de la ACBCOcc que ha tolerado con recelos, especialmente porque esta es una de las asociaciones evangélicas cubanas que nunca accedió a formar parte del Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), otra de las entidades evidentemente manipuladas por el sistema político. La iglesia radica en la planta baja y por desidia de esta por una parte, y por el interés del gobierno por la otra, las plantas altas fueron llenándose de personas ¨particulares¨ que ocuparon ilegalmente para vivir lo que en otro tiempo fueran los dormitorios de los estudiantes bautistas de la universidad, quienes no tuvieron más opciones que ser admitidos por las residencias estudiantiles de la propia Universidad como las ubicadas en F y 3ra, o 12 y Malecón, si es que eran aceptados por esta.

La ACBCOcc no quedó de brazos cruzados y estableció litigio contra los ocupantes ilegales. Los tribunales fallaron a principio de los ´90 en favor de la ACBCOcc pero este fallo no tuvo ningún efecto pues los encargados de hacer valer la ley se lavaban las manos diciendo que aunque eran ocupantes ilegales no tenían otro lugar que ofrecer a los ocupantes y que por tanto no los podían obligar a salir. La ACBCOcc por lo menos pudo recuperar dos de los antiguos dormitorios que convirtió en una oficina, la de su Junta de Misiones. Y esta oficina de la Junta de Misiones radicó allí hasta que  el 6 de julio de este año algunos de los ocupantes ilegales de otros apartamentos del tercer piso rompieron la pared medianera entre ambos apartamentos clausurando la puerta de entrada con un pestillo. Todos los bienes muebles que estaban dentro de la propiedad, incluyendo caja fuerte, computadoras, y documentos permanecen también en sus manos hasta el momento.

El Pastor Karell Lescaille, Director de la Junta Misionera se personó allí en las primeras horas del viernes 7 de julio, y al intentar abrir la puerta de la oficina descubrió que estaba obstruida desde adentro, siendo imposible abrirla. Los vecinos se negaron a dejar entrar al Pastor alegando que ellos habían ocupado dicho apartamento pues era usado por la ACBCOcc para ¨fines no pertinentes¨. De inmediato la ACBCOcc realizó denuncia formal a la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), específicamente en la Unidad de la PNR de Calzada en el Municipio Plaza de la Revolución. Los líderes convencionales fueron instruidos en volver a la propiedad y entrar a tomar posesión del apartamento e intentar restaurar la pared. Con tal objetivo acudieron hasta allí varios pastores y líderes pero los ocupantes se negaron a retirarse del mismo formando un ambiente de escándalo y alteración de orden. La ACBCOcc también se puso en contacto con la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos (OAAR) del Partido Comunista de Cuba. Pero ni las gestiones ante la PNR ni ante la OAAR han dado respuestas satisfactorias a pesar de haber transcurrido más de cinco meses, a no ser evasivas que demuestran complicidad con estas personas ¨particulares¨ acostumbradas desde hace años a la impunidad por sentirse respaldados por el poder, o incluso tal vez por encontrarse bajo sus órdenes directas.

Además de la posición estratégica del edificio parece ser que la Junta de Misiones de la ACBCOcc también constituye un blanco del sistema. En los últimos años dicha Junta ha estado muy activa a nivel nacional realizando una labor multiplicadora de gran alcance evangelístico con mucha influencia en las comunidades donde trabaja. Cada vez suele ser mayor el número de misioneros que reclutados por esta Junta trabajan en misiones domésticas. A ello se suma que la Junta ha ampliado su objeto de misión al mundo entero incluyendo entre sus objetivos el envío de misioneros al extranjero, como ya se ha concretado en casos como el de Colombia, país al que ya fueron enviadas tres familias en calidad de misioneros bautistas tal y como reconoció la visa colombiana estampada con claridad en sus pasaportes.

Puesto que los mecanismos nacionales lejos de dar algún resultado han demostrado durante estos cinco meses de ocupación el amparo a la impunidad, hacemos un llamado a todas las instancias nacionales e internacionales que puedan cooperar para que la Oficina de la Junta de Misiones de la ACBCOcc vuelva a funcionar recuperando sus bienes muebles e inmuebles, e incluso para que todo el edificio de J #555 vuelva a sus legítimos dueños. Puesto que la ACBCOcc recibió poder legal de la Home Mission Board de la Southern Baptist Convention para tramitar en situaciones como estas, pero no ha conseguido hacerlo con efectividad, recomendamos a la Southern Baptist Convention que finalmente vuelva a tomar cartas en el asunto y solicite al gobierno de los EE.UU. que le respalde en sus gestiones.

 

@TheEconomist: Mi lectura cubana al ensayo The Stand dedicado al 500 Aniversario de la Reforma Protestante (V)

En el ensayo The Stand publicado por The Economist dedicado al 500 aniversario del estallido de la Reforma Protestante (https://www.economist.com/news/essay/21730868-stand) se afirma que dondequiera que los gobernantes desmesurados chocan con las personas que demandan su derecho a la libertad religiosa, el espíritu divisivo y dinámico de Lutero seguirá siendo una inspiración. Esto por cuestiones asociativas nos traslada al panorama cubano donde las autoridades políticas aferradas al poder por casi seis décadas mantienen a raya a toda forma política de oposición condenando a la ilegalidad a quienes se atreven a discrepar pero teme y mira con recelos el crecimiento de las denominaciones protestantes reconociendo sin dudas los argumentos que The Economist expone. El Estado cubano prácticamente ha hecho una copia al calco del sistema chino para la represión religiosa. Si China tiene su Administración del Estado para las Atenciones Religiosas (SARA), Cuba tiene su Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos (OAAR); si China tiene su Three-Self Patriotic Movement (TSMP) Cuba encuentra la versión de este en el Consejo de Iglesias de Cuba (CIC).

Dada su preocupación por el fenómeno del crecimiento protestante el gobierno chino está aplicando su ¨Operación Disuasión¨ mediante la cual intenta ¨guiar¨ a los creyentes que asisten a iglesias no autorizadas a las que el Estado controla y manipula. Similar operación llevan a cabo los órganos de la Seguridad del Estado de Cuba que intentan mantener bajo su control a las denominaciones protestantes con reconocimiento legal en el Registro de Asociaciones del Ministerio de Justicia (MINJUS) que este aparato represivo manipula para conseguir de ellas lo mismo que intenta el Partido Comunista chino con sus homólogas; mientras hace todo lo posible por frenar el crecimiento, reprimir, e incluso si fuese posible destruir a los movimientos protestantes de nuevo tipo (equivalentes a las Shouwang de China).

Si bien el porcentaje de la población cubana que profesa alguna modalidad de creencia protestante constituye apenas entre un 10 o un 15% (similar al de la población mundial),  este constituye sin embargo el movimiento religioso cubano en mayor efervescencia y con un sorprendente crecimiento exponencial. El 8% de los evangélicos, unas 30 denominaciones, están afiliadas al CIC, organización políticamente comprometida con el sistema equivalente al TSMP de China; y que tiene como referente internacional al Concilio Mundial de Iglesias (CMI). Otro 80% de las denominaciones evangélicas sin embargo simpatiza con la Alianza Evangélica Mundial (AEM) pero ha visto negado sus intentos de fundar con reconocimiento legal la Alianza Evangélica Cubana (AEC) que le tendría como referente, aunque ya en la práctica existe extraoficialmente; su principal oponente es precisamente la OAAR que ha invalidado todo intento de solicitud; e incluso ve con malos ojos y obstaculiza que los líderes de estas denominaciones evangélicas celebren reuniones de oración o de confraternidad entre ellos, a pesar de lo cual sus líderes colaboran y mantienen todo contacto posible.

El rechazo de la OAAR a la AEM es una secuela de la época de la guerra fría cuando esta representaba a las iglesias evangélicas del bloque capitalista mientras que el CMI representaba a las del campo socialista constituido por muchas iglesias que los regímenes comunistas consiguieron manipular para intentar controlar a las masas. Esto explica el porqué de las frecuentes delegaciones internacionales que visitan a Cuba representando al CMI, que sobrevivió al bloque político en el cual se generó, pero no de la AEM, para quienes la OAAR niega reiteradamente el visado religioso pero con la cual, sin embargo, simpatiza y posee lazos la mayor parte de un movimiento protestante cubano cada vez más dinámico, que crece, y consigue apoyo popular en la misma medida que las opciones políticas de cualquier tipo pierden el atractivo y carecen de respuestas para sus necesidades.

Las autoridades políticas tanto de China como de Cuba tienen fuertes razones para mirar y tratar con recelo a los movimientos religiosos protestantes que crecen en sus poblaciones y en considerarlos una verdadera amenaza. No en balde, como recuerda el ensayo de The Economist en la excelente síntesis histórica que incluye, después de la guerra civil inglesa grupos religiosos como los Diggers o los Levellers exigieron el sufragio universal y la propiedad común de la tierra. En 1647, uno de ellos, Thomas Rainsborough, dijo en los debates de Putney con Oliver Cromwell, el puritano que había encabezado el parlamento, que “El hombre más pobre de Inglaterra no está obligado a someterse, en sentido estricto, a un gobierno en el que no ha tenido voz”. Los Diggers se dispersaron, pero la idea de que la igualdad ante Dios implicaba una democracia plena echó raíces. Esta resistencia fue la que precisamente impresionó a John Locke e influyó en sus escritos sobre la libertad de conciencia, que fueron los cimientos del liberalismo inglés, y la Ley de Tolerancia de 1689, que formalizó la aceptación legal de las sectas no conformistas. Las formas participativas en que las iglesias no conformistas a menudo eligieron a sus líderes finalmente pasaron a la sociedad en general. Según David Martin, sociólogo británico de religión citado en The Stand “Las iglesias eran escuelas de democracia”, y sus similares chinas y cubanas, en momentos cruciales de las historias de estos países, no tienen por qué ser la excepción.

@TheEconomist: la Fe protestante ha sido políticamente más exitosa en la oposición que en el poder (IV)

Tal vez lo más interesante del ensayo The Stand publicado por The Economist a propósito del 500 aniversario del estallido de la Reforma Protestante (https://www.economist.com/news/essay/21730868-stand) sea su afirmación de que la Fe protestante ha sido políticamente más exitosa en la oposición que en el poder. Las denominaciones históricas establecidas por los misioneros, por ejemplo, fueron fundamentales en la caída del apartheid en Sudáfrica. Historias similares abundan: “En Kenia durante la década de 1980, cuando se prohibió toda actividad de oposición, los líderes de la oposición eran, en efecto, eclesiásticos”, dice Paul Gifford, profesor emérito de religión en la Escuela de Estudios Orientales y Africanos de Londres.

Los lugares donde el protestantismo está más vivo y parece políticamente más sobresaliente -donde sus iglesias continúan discutiendo acerca de quién tiene la razón y qué significa la Biblia, emitiendo declaraciones y contraestructuras tal como lo hizo Lutero- son a menudo aquellos en los que ha conservado su condición de perseguido. El crecimiento de la fe evangélica en China, por ejemplo, tiene lugar en un contexto de desaprobación del que parece sacar fuerza. En 2015 el pastor Wang Yi emitió sus propias 95 tesis sobre “Reafirmar nuestra postura sobre las iglesias en casa” (las Shouwang), congregaciones fuera del control del gobierno. Reiteró la necesidad de la libertad de conciencia y de permitir que las iglesias caseras se independicen, al tiempo que protestan contra la distorsión de las Escrituras y atacan a las iglesias aprobadas por el estado que comulgan con las autoridades del Partido Comunista.

@TheEconomist: Las vidas transformadas por el mensaje #protestante transforman el entorno (III)

Según admite The Economist en su ensayo The Stand dedicado al 500 aniversario del estallido de la Reforma Protestante (https://www.economist.com/news/essay/21730868-stand) las vidas transformadas se caracterizan por cambiar también su lugar, como ha sucedido con los creyentes pentecostales de Almolonga quienes han traído nuevas energías a su pueblo. Donde antes la prisión estaba llena y los borrachos se desplomaban en las calles, ahora hay un zumbido de prosperidad. Una escuela secundaria que se abrió en 2003 envía a algunos de sus graduados, todos miembros del pueblo K’iché indígena, a universidades nacionales; Oscar, el hijo del Sr. Riscajche, quien preside la junta escolar, afirma su deseo posible de que algún día alguno de sus estudiantes trabaje en la NASA.

Los eruditos han sido sorprendidos por el boom protestante del mundo en desarrollo. Hasta cierto punto, este crecimiento entre los pobres del mundo marca una pérdida de fe en los credos políticos y seculares. The Economist señala que entre 2000 y 2017, el crecimiento anual de 1.9% en el número de musulmanes se debió principalmente a una población en expansión, pero que una parte significativa de la expansión del pentecostalismo del 2.2% anual se debió a la conversión religiosa.

Su énfasis en la experiencia personal hace que el pentecostalismo y creencias similares sean culturalmente maleables; su simplicidad y capacidad para prescindir del clero les da una agilidad que se adapta a las personas en movimiento. Tienden a erosionar las distinciones de fe basadas en la etnia o el lugar de nacimiento lo que hizo de este tipo de protestantismo una fuerza modernizadora. The Economist cita a Peter Berger, académico de la Universidad de Boston, recién fallecido, quien describe a los evangélicos como “la única religión importante que, en el centro de su piedad, insiste en un acto de decisión personal”. Su mezcla de individualismo distintivo y comunidades fuertes y de apoyo la convierte en “un paquete muy poderoso”. Para algunos sociólogos, tales ideas evocan el fantasma de Max Weber, cuyo libro “La ética protestante y el espíritu del capitalismo”, publicado en 1905, postulaba que el capitalismo moderno era la consecuencia involuntaria de un “ascetismo interior” en los comienzos de la modernidad protestante.

Kevin O’Neill de la Universidad de Toronto es citado por su aseveración de que “En Guatemala, la iglesia pentecostal es casi la única organización funcional de la sociedad civil”. Casi todos los centros de rehabilitación de drogas en la ciudad de Guatemala, de los cuales hay más de 200, son administrados por voluntarios pentecostales. En toda América Latina, hay indicios del impacto socioeconómico de la fe. Un estudio reciente de hombres brasileños realizado por Joseph Potter de la Universidad de Texas descubrió que la fe protestante se asoció con un aumento en las ganancias de los trabajadores durante un período de 30 años, especialmente entre personas de color y menos educadas. En la misma Almolonga, en la primera década de este siglo, los granjeros en promedio ganaban el doble que los de la aldea siguiente, donde el protestantismo no había despegado. Los escépticos lo atribuyen al suelo más fértil o a los nuevos métodos de cultivo pero según Berger, “Max Weber está vivo y goza de buena salud en Guatemala”.