Celebraciones por el aniversario 4 del Instituto Patmos

El texto bíblico de 1 Juan 2.8b: ¨Porque las tinieblas van pasando y la verdadera luz ya alumbra¨ sirvió de lema para celebración el 11 de febrero en Villa Clara, Cuba, del Aniversario 4 del Instituto Patmos

Bajo la dirección de Leonardo Rodríguez y Matilde González, coordinadores en el centro de Cuba del Instituto Patmos; en la tarde de este sábado 11 de febrero tuvo lugar en Villa Clara,  una de las celebraciones que se llevan a cabo durante este mes relacionadas con el aniversario 4 de dicho Instituto, cumplido el pasado 2 de febrero. Previamente tuvieron lugar las fiestas de aniversarios de dos congregaciones que han sido siempre apoyo fundamental para el trabajo de Patmos desde su mismo inicio: el pasado sábado 4 en la Iglesia Bautista Ebenezer, en Taguayabón, que se reunió para celebrar su 78 aniversario (recordemos que en ocasión de su cumpleaños 74 fue que se organizó Patmos); y en la Iglesia Bautista Resurrección, en la localidad rural de Rosalía, en las entrañas de Cuba, el viernes 10.

Pero el evento de este sábado 11 fue muy especial pues estuvo dedicado por completo a reevaluar el trabajo ininterrumpido de los pasados cuatro años; a la vez que nos lanzamos a nuestra iniciada quinta temporada replanteándonos nuestros objetivos permeados de diálogo interreligioso que incluye católicos, protestantes, organizaciones fraternales y representantes de la sociedad civil. En esta ocasión, el profesor Amador Blanco (activo laico católico) realizó una breve reseña sobre la Carta Universal de los DD.HH. y de los protocolos internacionales; Félix Llerena, joven bautista y coordinador de Patmos en la región occidental disertó acerca del trabajo de los jóvenes y de su publicación juvenil Nota del Cielo; el masón Armando Pérez presentó y repartió entre los presentes algunos ejemplares del más reciente número de la hermana revista Convivencia; y finalmente, representando a los movimientos de nuevo tipo, y a las mujeres, la apóstol Cristina María Rodríguez cerró el evento con una disertación bíblico teológica sobre la visión y la postura del hombre frente a los obstáculos que imponen otros hombres en detrimento de las libertades humanas. Como auténtica fiesta el evento cerró música: el cantautor cristiano Alberto Pérez dedicó una canción, y todos los asistentes terminaron cantando la mítica Guantanamera.

Pero es solo el comienzo. El quinto año que inicia Patmos no por gusto coincide con los 500 de la Reforma Protestante. Nos parece que muchas lecciones podemos extraer los cubanos, creyentes o no, de aquel movimiento que transformó al mundo entero, comenzando por Europa. Y Patmos intentará ayudar en ello. Pero nuestras celebraciones de aniversario 4 no terminan; y además de las que tienen lugar dentro de la isla de Cuba, que son las más importantes; ya se anuncia un eco en el exilio: el próximo 24 de febrero, coincidiendo también con una fecha patria significativa, en la iglesia Estrella de Belén, en Hialeah será presentado el libro: ¨Entre la aceptación y el rechazo: El reto de vivir en Cuba¨, de Raudel García Bringas. Haciendo referencias a la isla mediterránea de Patmos este instituto sin paredes se empeña en seguir aportando, como Juan de Patmos, visiones de esperanza para nuestra atribulada isla de Cuba.

No le tengo miedo al capitalismo

Solo me ha faltado trabajar en el Trump Hotel, pero aunque lo intenté yendo a entrevista de trabajo, fui rechazado. Desde hace unos meses me interné con mi familia en lo profundo del capitalismo para conocer cómo se vive de veras en este sistema que tan malo nos pintaron en Cuba desde chiquitos; porque aquello en Cuba ya lo sufrimos en carne propia demasiado y sabemos lo que da, y lo que no da.

Entre sermón y sermón de domingo he trabajado entre semana sin complejo ninguno con el delantal puesto en restaurantes; y he experimentado lo que significa llegar hasta el agotamiento extremo después de un largo día de trabajo en una factoría. Con mucho gusto he vivido la bendita experiencia de vida de las personas que ministro cada domingo. He probado la práctica paulina de también construir tiendas y puedo certificar que Martí estuvo muy acertado cuando dijo que el trabajo ennoblece.

Es uno de los ejercicios que mejor estoy disfrutando en mi vida sin denostar de mis años de activismo social en Cuba en defensa de los Derechos Humanos, ni de tres años intensos de diplomacia ciudadana intentando hablar a nombre del cubano de a pie lo mismo en Washington, en Bruselas que en la ONU. Por otro lado resulta un acto de obediencia insoslayable para con Dios que bien claro dice que si alguno no provee para los suyos ha negado la fe y es peor que un incrédulo. Sin hablar de nuestro deber de no desamparar al Instituto Patmos, nuestro hijo de cuatro años, en el que siguen interactuando en Cuba valientes coordinadores y colaboradores, y para el cual, hoy por hoy y en medio de su cuarto aniversario de existencia, somos los únicos contribuyentes.

En medio de todo esto pienso en tanta gente buena en Cuba que ahora mismo lo único que quisiera sería trabajar en paz por un salario decoroso, y a veces puede ser que mis coworkers no se percaten, pero entre mis gotas de sudor rueda alguna lágrima mientras ruego a Dios por ellos. Claro que no le tengo miedo al capitalismo, le estoy echando ganas. Siento miedo por mi pueblo, eso sí, demasiadas décadas ya fingiendo como si trabajara para un Estado que finge pagarles, y que día a día, semana tras semana, mes tras mes, año tras año, les va robando la vida y esperanzas.

Patmos entra en su Año 5 en el Año 500 de la Reforma Protestante

Tarja que logramos colocar por unos meses en uno de los sitios en que se reunió la iglesia Bautista de Taguayabón durante el tiempo en que su templo le fue vedado.

Este dos de febrero la iglesia Bautista de Taguayabón, en Cuba, cumplió 78 años de organizada, y el Instituto Patmos, que se organizó en la celebración de su aniversario 74 arribó a su cuarto cumpleaños entrando así a su quinto año de existencia. Esta noche de sábado en el poblado de Taguayabón su iglesia bautista festejará 78 años de trabajo ininterrumpido, porque ni siquiera dejó de trabajar cuando el régimen, desafiando a Dios, se atrevió a colocar un sello oficial en su puerta entre el 15 de noviembre de 1963 y el 31 de diciembre de 1964, luego de confiscar todo el mobiliario, que nunca fue devuelto.

El Instituto Patmos por su parte seguirá adelante con su trabajo dentro de la isla y sus objetivos muy bien definidos: el ejercicio del diálogo interreligioso; la incidencia política; el monitoreo y defensa específica de las libertades religiosas; así como la educación en general de los Derechos Humanos Fundamentales consagrados en los treinta artículos de la Declaración Universal. Y lo continuará haciendo mediante iniciativas tales como: Foros, Talleres, Conferencias, Ferias de Literatura, Festivales, Exposiciones y Conciertos que procuran el máximo de participación ciudadana.

Resulta muy significativo para Patmos que en su quinto año de existencia la Reforma Prostestante conmemore el 500 Aniversario de su estallido. Dedicaremos el máximo posible de nuestros esfuerzos a extraer lecciones que pueden ser útiles para los cubanos, creyentes o no. Apartando todo cuanto dividió, aisló y mató intentaremos ser herederos de lo mejor de la reforma y la contrarreforma. Dejando a un lado los errores, limitaciones, pecados y desaciertos de Lutero, Erasmo, Calvino, Zwinglio, Servet, Castelio, Loyola, nos apropiamos de todo lo digno que a pesar de su naturaleza humana nos legaron. Solo en relación al tema de la Libertad y de la Democracia mucho se puede aprender de la  Reforma como fase histórica de transformación hacia el Estado de Derecho. La Reforma formuló a la sociedad la pregunta: ¿Cuán libre es el ser humano? y su influencia sigue ejerciéndose hoy en día sobre los movimientos reformistas en todo el mundo, particularmente el islámico, y sobre el desarrollo de la sociedad cívica democrática. ¿Por qué su consideración no habría de aportar algo a los cubanos?

¡En buena hora 78 Aniversario de la iglesia Bautista de Taguayabón, cuarto del Instituto Patmos y 500 de la Reforma Protestante! ¡SOLI DEO GLORIA!

Premio Patmos al Dr. Oscar Elias Biscet en 499 Aniversario de la Reforma Protestante.

El Dr. Biscet y su esposa Elsa acompañados de representantes del Instituto Patmos en la entrega del Premio.

El Dr. Biscet y su esposa Elsa acompañados de representantes del Instituto Patmos en la entrega del Premio.

El Instituto Patmos, en Cuba, se ha sumado por estos  días a las celebraciones que han tenido lugar por todo el mundo en homenaje a los 499 años de la Reforma Protestante.

Este domingo 30 en La Habana el pastor Carlos Sebastián de Armas, historiador de la Asociación Convención Bautista de Cuba Occidental dictó una Conferencia en relación a este magno evento. Y se realizó la entrega del Premio Patmos, otorgado esta vez al Dr. Oscar Elias Biscet, cubano consecuente con su fe cristiana y que mucho ha sufrido por ello. Este mes el Dr. Biscet también fue galardonado en España con el Premio HO 2016 que convoca, la asociación HazteOir.org pero trascendió que no le permitieron salir de Cuba para recibirlo en Madrid. Puesto que se otorga dentro de Cuba, el Premio Patmos si fue recibido directamente por el Dr. y espera contribuir a empujar para que la totalidad de sus derechos sean respetados, incluido el de ir a recibir el Premio HO 2016 en España.

El Dr. Biscet ha colaborado con Patmos desde su fundación en 2013. Se destaca su participación en dos de sus foros, como el dedicado al Origen de la Vida, coauspiciado por el Seminario ¨Luis Manuel González Peña¨ en el cual con sus intervenciones defendió la posición Creacionista; o el dedicado al Derecho a la Vida coauspiciado por la orden católica de los Capuchinos en la ciudad de Santa Clara, en el cual fue el panelista a quien correspondió defender el derecho a nacer, contrario a la posición abortista.

Placa entregada por el Instituto Patmos al Dr. Oscar Elias Biscet

Placa entregada por el Instituto Patmos al Dr. Oscar Elias Biscet

Pero más que por su relación estrecha con Patmos, Biscet fue el seleccionado como Premio 2016 por su posición ejemplar como cristiano y ciudadano cubano que desde su cosmovisión cristocéntrica anhela lo mejor para Cuba y para el mundo entero. Cuba necesita de hombres y líderes como él, así como de mujeres y líderes como su esposa Elsa Morejón, también presente junto a él en el evento.

El Premio Patmos se viene entregando desde hace tres años coincidiendo siempre con el Día de la Reforma Protestante. En 2013 el premiado fue el profesor Amador Blanco Hernández, laico católico fundador de la Comisión de Derechos Humanos ¨José Martí¨ de Cuba a fines de la década de los ´80.

El laico católico Amador Blanco Hernández fue el premiado por Patmos en 2014

El laico católico Amador Blanco Hernández fue el premiado por Patmos en 2014

Y en 2014 se otorgó al sacerdote católico José Conrado quien por muchos años se ha destacado dentro de la sociedad civil de Cuba por el ejercicio de un ministerio eclesial que no obvia que los derechos de sus feligreses sean respetados.

El P. José Conrado fue el premiado por el Instituto Patmos en 2015

El P. José Conrado fue el premiado por el Instituto Patmos en 2015

80 cumpleaños de Václav Havel

havel

El 5 de octubre el ex presidente checo Václav Havel estaría cumpliendo ochenta años. Con justicia será recordado en Chequia más allá de esa fecha y hasta finales del año. El día del aniversario en una asamblea en la céntrica Plaza Wenceslao en Praga, participarán personalidades de la vida pública de ese gran país que aprecian el legado del fallecido primer presidente de la República Checa, y que quieren que sus principios democráticos sigan presentes en la sociedad checa y en su política exterior. El evento será inaugurado por Václav Malý, gran amigo de Havel y el obispo que fue voz de las manifestaciones de noviembre de 1989 contra el comunismo.

Sigue leyendo

Mi experiencia en el II Encuentro de Pensamiento para Cuba celebrado por el Centro de Estudios Convivencia

Pensando a Cuba en el trabajo con mi equipo

Pensando a Cuba en el trabajo con parte de mi equipo en el Centro de Estudios Convivencia

El penúltimo domingo antes de Pentecostés aparentemente no fui a la iglesia. Delegué en hermanos jóvenes capacitados y dispuestos quienes garantizaron la realización de la Escuela Dominical y el Servicio nocturno. Yo por mi parte, en compañía de otros colegas del Instituto Patmos, asistí a la invitación realizada por el Centro de Estudios Convivencia para su II Encuentro de Pensamiento para Cuba. Pensé que asistiría a una experiencia académica enriquecedora, y lo fue incluso muy por encima de mis expectativas. Pero fue mucho más que eso. Es cierto que la mente estuvo 100% involucrada pero el proceso traspasó sus límites e involucró a parte significativa de mi espíritu. No podía ser de otra manera en el ambiente propiciado por el efectivo equipo de Convivencia y la sabia dirección del laico católico Dagoberto Valdés. 

En mi caso particular asistí no sólo a un auténtico think tank sino al complemento que necesitaba a la experiencia mística que Dios me proveyó con la asistencia de mis carceleros un mes atrás durante la visita a Cuba del presidente Barack Obama. Me quedó muy claro que antes de aspirar a la lustración y purificación de la nación cubana debo pasar por la mía propia. Pude asomarme a lo profundo de mi alma y observar perplejo cuan dañado me encuentro tras los cuarenta años de mi vida expuesto a un entorno en extremo reactivo, por más que afortunadamente también haya tenido siempre a mi disposición el antídoto de Dios, y por más que intente dedicarme a Su Obra. Solo trasladandome un mes atrás al momento de mi arresto en la experiencia citada, me encuentro consciente ahora de las altas dosis de ira que han pretendido dominarme exponentes de restricciones, incapacidades y compulsiones adquiridas sin dudas a lo largo de años duros que conforman mi horrorosa cadena personal de engramas. Debo confesar que en aquel momento hablé con ira inusual a los policias envíados, sin tener en cuenta que también resultan victimas significativas de un sistema en extremo aberrante.

Dios lo puso todo en su lugar. Otros hermanos que estaban mejor preparados que yo para ministrar a otros en la iglesia, lo hicieron; y a mí, que necesito mayor conciencia y purificación de mis pecados me llevó a pensar en Cuba y a descubrirme un poco más a mi mismo. Como para poner a prueba todas las lecciones aprendidas este fin de semana en Convivencia el primer reto que tuve al primer amanecer tras mi regreso fue responder o no a las provocaciones de alguien azuzado quien sabe por qué demonios quien machete en mano me desafiaba, gritando a la vez una sarta de ofensas e improperios. Debo confesar que todo lo aprendido se tambaleó por un instante pero me siento feliz de no echar por la borda experiencias tan valiosas. Así como lo está haciendo conmigo, la Providencia Divina también se encargará de poner a la nación en su lugar y nos hará conscientes de todos de nuestros pecados nacionales, se detendrá nuestra caída libre a través de esta espiral descendente e iniciaremos el ascenso. Pero permitamosle que primero continúe haciendolo individualmente en nosotros. ¡Gracias Convivencia por propiciarlo!

Aniversario Tres de Patmos. Cuarta Parada: Céspedes, Camagüey. Joanna Columbie, una mujer profeta

Los coordinadores de Patmos con Joanna Columbie, en su casa en Céspedes

Los coordinadores de Patmos con Joanna Columbie, en su casa en Céspedes

Sigue leyendo

Aniversario Tres de Patmos. Segunda Parada: Las Tunas. Los Bautistas Bereanos.

Yoaxis y Mario, coordinadores de Patmos, junto a Reina y Daniel Josué Pérez, líderes de los bautistas bereanos en Cuba. En el aniversario 19 de su reorganización.

Yoaxis y Mario, coordinadores de Patmos, junto a Reina y Daniel Josué Pérez, líderes de los bautistas bereanos en Cuba. En el aniversario 19 de su reorganización.

El domingo 21 de febrero las iglesias bautistas bereanas, en el oriente de Cuba, en su sede principal, en el poblado de Arroyón, Chaparra, Las Tunas, celebraron el aniversario 19 de su reestructuración que tuvo lugar el 23 de febrero de 1997. 71 años estarían celebrando si el régimen comunista no se hubiese lanzado con todo en contra de ellos a principio de los ’60. El pastor Daniel Josué Pérez, luego de haber servido por tres pastorados en la obra de Los Pinos Nuevos decidió en el año 1997 reorganizar el rebaño disperso que misioneros norteamericanos habian fundado y de los cuales su padre llegó a ser uno de los primeros frutos, y el líder nacional mas prominente de este grupo evangélico en Cuba. Sigue leyendo

Aniversario Tres de Patmos. Primer Parada: Mayabeque; Partido Pro-Derechos Humanos de Cuba

Diap8 Sigue leyendo

Aniversario Tres de Patmos: Gira en Solidaridad con la iglesia perseguida en Cuba

El autor, celebrando a nombre de Patmos con los bautistas bereanos en Arroyón, Chaparra, Las Tunas

El autor, celebrando a nombre de Patmos con los bautistas bereanos en Arroyón, Chaparra, Las Tunas

Sigue leyendo